Mostrando entradas con la etiqueta Universidad de Castilla La Mancha. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Universidad de Castilla La Mancha. Mostrar todas las entradas

31 de octubre de 2016

Digitalizan el patrimonio arqueológico de Ciudad Real en tres dimensiones

Durante la primera fase que se desarrolló el pasado mes de junio, se digitalizaron lugares tan significativos y emblemáticos como la Motilla del Azuer, Calatrava La Vieja, Calatrava La Nueva, los tres molinos históricos de Campo de Criptana, la Plaza de Toros de Ciudad Real y el santuario de la Virgen de las Nieves de Almagro.
Los investigadores trabajan con el escáner 3-D de última generación. FOTO: J.JURADO
Un grupo de arqueólogos estadounidenses pertenecientes a la Universidad de Florida del Sur (USF) en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha y de la mano del arqueólogo Victor Manuel Lopez-Menchero, trabajan en la segunda fase del ‘Proyecto La Mancha’, que consiste en digitalizar en tres dimensiones (3D), algunos de los enclaves del patrimonio histórico y cultural de la provincia de Ciudad Real y que después quieren extenderlo al resto del territorio castillano-manchego.

En esta segunda fase del proyecto que ha comenzado este mes de octubre, el equipo de seis personas de la Universidad de Florida del Sur está realizando labores de digitalización del castillo y la presa romana de Consuegra, el yacimiento arqueológico de Alarcos, la Puerta de Toledo en Ciudad Real y el Cerro de las Cabezas de Valdepeñas. Todo pertenciente a la provincia de Ciudad Real salvo Consuegra, que pertenece a Toledo. Según Herbert Maschner, director del ‘Proyecto La Mancha’ y del Centro para la Virtualización y las Tecnologías Espaciales Aplicadas (CVAST), la idea es seguir aumentando las fases y trasladar este proyecto a todo el patrimonio cultural y arqueológico de Castilla-La Mancha.

La idea de realizar este proyecto de digitalización del patrimonio surgió cuando Herbert visitó Castilla-La Mancha y el arqueólogo Victor López-Menchero, de la Universidad de Castilla-La Mancha, le mostró el “magnífico” legado arqueológico que posee la región. Al conocerlo, Herbert mostró interés por enseñar los entresijos de La Mancha por todo el mundo a través de la digitalización 3D, “la idea es que la gente de cualquier lugar del planeta conozca el desconocido patrimonio castellanomanchego y darlo a conocer, entonces nos decidimos por emprender este proyecto”.

MÉTODO EMPLEADO
Los investigadores de la Universidad de Florida del Sur, usan dos métodos para la digitalización en 3D de yacimientos o edificios.

Por un lado está el escáner láser terrestre; y por otro los drones. Con el escáner terrestre los arqueólogos consiguen hacer un registro 360 grados de un punto concreto ya sea una una habitación o una zona exterior.

A raiz de ahí van moviendo el escáner para que una vez producido se pueda hacer una visita virtual del espacio, como si estuviéramos dentro de un castillo por ejemplo, pero a través del ordenador. Por su parte, el dron, permite medir el terreno a través de la fotogrametría, una técnica para obtener planos de grandes extensiones de terreno por medio de la fotografía aérea. El dron hace un análisis exahustivo de la orografía y del terreno donde se encuentra el edificio o yacimiento a digitalizar sobrevolándolo.

La combinacion de ambas técnicas, el uso del dron y el escáner láser, permite tener una gran precision y una buena cobertura de los sitios que pretenden digitalizar. El arqueólogo de la UCLM, Victor Manuel López-Menchero, nos pone el ejemplo de el uso combinado en los castillos. “En el caso de los castillos, al ser tan extensos, debemos de utilizar ambos métodos: con los escáneres de tierra hacemos una información precisa del edificio desde el terreno, pero no puedes alcanzar lugares que están muy altos, esa información nos la proporciona el dron”, indica el arqueólogo.

Los escáneres crean unos puntos digitales tras haber analizado el yacimiento y a través de la concentración de millones de estos puntos, se crea una imagen. “Desde lejos parece una imagen sólida, pero si ampliáramos la imagen, veríamos los puntitos”, apunta López-Menchero.

VISITAS E INVESTIGACIÓN ON LINE
Según Herbert Maschner, la diferencia principal entre la digitalización en tres dimensiones y la manera tradicional, es que cualquier persona en todo el mundo puede tener “la experiencia” de visitar un yacimiento arqueológico de Castilla-La Mancha sin importar el lugar donde esté.

Además, el director del proyecto afirma que también supone una mayor rapidez de cara a estudios arqueológicos, ya que desde el ordenador, los investigadores pueden estudiar el yacimiento sin tener que desplazarse in situ al objeto de estudio, pudiéndolo realizar desde sus propias casas. Otra finalidad del ‘Proyecto La Mancha’ es fomentar el turismo en estos espacios en los que han trabajado.

En Castilla-La Mancha es la primera vez que se hace un trabajo a tan gran escala. La UCLM había iniciado algunos proyectos de fotogrametría en algunos lugares, “pero nunca se había hecho nada a esta escala”, según López Menchero. “La UCLM tenía un nivel de precisión medio en sus trabajos y ellos tienen un nivel de precisión extremo, lo analizan todo milímetro por milímetro”.

Pueden visitar su página web  donde van colgando todo el patrimonio de la provincia digitalizado, pudiendo realizar un paseo virtual por los lugares más emblemáticos.

13 de abril de 2015

Medios electromagnéticos desvelan restos arqueológicos en la plaza de toros de Sta. Cruz de Mudela (Ciudad Real)

La geofísica aplicada a la arqueología ha permitido el hallazgo de restos arqueológicos en la plaza de toros de Santa Cruz de Mudela, conocida con el nombre de Las Virtudes. En este proyecto se han empleado tecnologías como el georadar, la tomografía eléctrica y el "Nano-Tem", empleado por primera vez en Arqueología.
 Así, bajo el subsuelo de la plaza, se ha encontrado los muros de un edificio de al menos ocho metros de longitud por uno de alto además de otros materiales como algún ajuar personal, tejas y cerámicas. Elementos que en la actualidad están en proceso de investigación con el fin de determinar la cronología del yacimiento, por lo que se prevé que no sea hasta dentro de dos meses cuando se cuente con los resultados definitivos que determinen la época.
 

El proyecto, realizado desde la Universidad de Castilla-La Mancha en coordinación con el Ayuntamiento de Santa Cruz de Mudela y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, ha contado con el trabajo de un equipo altamente cualificado, formado por José Luis Sánchez, arqueólogo que ha dirigido la parte relacionada con la geofísica, Víctor López Menchero, que inició los trabajos de restauración y documentación histórico-artística y del arqueólogo Miguel Ángel Hervás, además del profesor Jesús Sánchez Vizcaíno y del ingeniero Óscar Merlo. Profesionales en el mundo de la historia y la arqueología que iniciaron los trabajos hace aproximadamente algo más de un año, tiempo en el que se ha trabajado en la ermita, en la plaza de toros y en los jardines perimetrales que rodean este Conjunto Histórico-Artístico.


MEDIOS ELECTROMAGNÉTICOS Y ELÉCTRICOS
Para el hallazgo se han empleado diferentes métodos, tanto electromagnéticos como eléctricos. Es el caso del georadar. Una técnica, explica José Luis Sánchez, que se ha utilizado en los últimos meses para encontrar la tumba de Cervantes en el Convento de las Trinitarias, de Madrid y que «permite estudiar grandes zonas de terreno en poco tiempo». Se ha utilizado además otras técnicas como la tomografía eléctrica y el nanotem, ésta última usada por primera vez en patrimonio para la detención de restos arqueológicos.

La plaza de Toros se remonta al S. XVII y es de planta cuadrada.


La geofísica aplicada a la arqueología es una herramienta «importante que ayuda a tener una visión de subsuelo de yacimientos creando mapas de estructuras que permiten conocer las zonas más importantes del yacimiento». De tal forma que «de no haberse hecho la geofísica se hubiera tenido que excavar en todo el entorno, algo imposible por los millones de euros que hubiera supuesto». 


CATAS EN EL 2% DE LA SUPERFICIE DE LA PLAZA
En este sentido, explica que la plaza tiene 1.400 metros cuadrados, pero «se hicieron catas de 20 metros cuadrados, lo que supone aproximadamente tan solo un dos por ciento de la superficie». Y es que, «justo en ese porcentaje se dio con el sitio y el metro que anunció la geofísica». De lo contrario, «se tendría que haber sondeado o excavado toda la plaza, por lo que este proceso ha permitido ahorrar tiempo y dinero».

 OTROS YACIMIENTOS

El sistema de la geofísica se ha empleado también en el yacimiento de la Bienvenida, en Almodóvar del Campo y en el yacimiento arqueológico de Castillejo del Bonete, situado en la localidad de Terrinches, aunque Sánchez lamenta que los lugares a nivel provincial y nacional en los que se ha utilizado esta técnica «son muy escasos» en comparación a otros países.

«Después de muchos años de excavaciones, algunos arqueólogos han empezado a darse cuenta que sirve y tiene una salida», argumenta el arqueólogo, quien resalta además que este tipo de hallazgos ayudan a revitalizar el turismo y la economía de la zona, pues «no solo es una cuestión científica sino que la arqueología también está destinada a tener un uso social y económico».
(Fuente: La Tribuna de Ciudad Real / Ana Pobes)

17 de septiembre de 2014

Descubren ocho nuevas dependencias de época almohade en Calatrava la Vieja (Ciudad Real)

Junto a las ocho dependencias de la época almohade, también se ha descubierto una amplia zona de patios y corrales situados al noreste del yacimiento. Los restos demuestran una ocupación continuada más allá de los límites del alcázar al menos hasta el siglo XV
Las excavaciones han contado con la colaboración de un grupo de alumnos de Humanidades de la UCLM.
Foto: EL DIGITAL CASTILLA LA MANCHA
Los trabajos arqueológicos realizados durante la última campaña de excavaciones en el yacimiento Arqueológico de Calatrava la Vieja, en Carrión de Calatrava (Ciudad Real), han permitido descubrir ocho nuevas dependencias de la época almohade. La alcaldesa de Carrión, Ana María López, ha dado a conocer este hallazgo durante la clausura del curso de especialización en arqueología.

Junto a las ocho dependencias de la época almohade, también se ha descubierto una amplia zona de patios y corrales situados al noreste del yacimiento.

Las excavaciones han estado dirigidas por los arqueólogos Manuel Retuerce y Miguel Ángel Hervás, que han contado con la colaboración de estudiantes de Humanidades de la Universidad de Castilla-La Mancha.

OCUPACIÓN CONTINUADA
Los restos exhumados permiten ofrecer una imagen de los modos de vida de los habitantes de este sector del yacimiento entre finales del siglo XII y principios del XIII y demuestra una ocupación continuada más allá de los límites del alcázar al menos hasta el siglo XV.

En la campaña de este año también se han realizado los calcos de la pared oriental del aljibe y de una parte de la pared septentrional, por lo que el proceso de documentación empezará antes de fin de año para completar los trabajos bajo el conjunto de ´graffiti´ del interior del antiguo aljibe islámico del alcázar.

La campaña ha estado financiada por el Programa de Subvenciones para la realización de Proyectos del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico y se ha desarrollado mediante un curso de especialización en arqueología para quince universitarios gestionado por Baraka Arqueólogos.

(Fuente: El Digital Castilla La Mancha)

19 de agosto de 2014

Descubren una necrópolis islámica en Alcázar de San Juan (Ciudad Real)

Se trata de una pequeña parte de una necrópolis musulmana con siete tumbas, en las que los cuerpos se encuentran depositados de lado y mirando hacia el Sureste –hacia La Meca- sin ajuar funerario y en unas estrechas fosas, conforme al ritual musulmán. También se han encontrado gran cantidad de restos de cerámica de la edad de cobre y una inscripción romana en un pequeño fragmento cerámico.
Equipo de voluntarios que han trabajado en las excavaciones de Piédrola. Foto: Alcázarenelmundo.com
Las primeras excavaciones realizadas por 13 voluntarios alcazareños y técnicos de la Universidad de Castila La Mancha en el paraje de Piédrola en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) han dado sus frutos encontrando una necrópolis islámica. Se confirma así la hipótesis que en este lugar se asentaron diferentes civilizaciones, desde el calcolítico hasta hoy.

PERFECTA CONSERVACIÓN DE LOS RESTOS Los restos encontrados en esta necrópolis, que cuentan con más de 1000 años de antigüedad, están en perfecto estado de conversación y el hallazgo podría ser uno de los más relevantes por su valor histórico. El Ayuntamiento lo pondrá en conocimiento del Ministerio correspondiente y solicitará ayudas para continuar con la investigación, con la pretensión de transformar Piédrola en parque arqueológico.

Desde que el pasado año se iniciaran los estudios documentales y la investigación en torno al paraje de Piédrola, que revelaron la importancia histórica de este entorno en el que, con toda seguridad, se asentaron diferentes civilizaciones durante el calcolítico, edad de bronce, romana, edad media y hasta hoy, no se había encontrado un hallazgo tan importante como éste, por voluntarios locales y técnicos de la Universidad.

Se trata de una pequeña parte de una necrópolis musulmana; son 7 tumbas, en las que los cuerpos se encuentran depositados de lado y mirando hacia el Sureste –hacia La Meca- sin ajuar funerario y en unas estrechas fosas, conforme al ritual musulmán; como explicaba el director del proyecto de Piédrola e investigador de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) Víctor López Menchero.
Una de las sepulturas encontradas. Foto: ATALAYAR

Los restos encontrados confirman que “donde se encuentra una ciudad de los muertos, está próxima la ciudad de los vivos. Esto confirma que en Piédrola se asentó una pequeña aldea musulmana, probablemente dedicada a la agricultura por la existencia de agua a escasos 3 metros de profundidad y como está documentado en la Carta Puebla de Alcázar de San Juan”.

También se han encontrado gran cantidad de restos de la edad de cobre, como cerámica, con más de 4000 años de antigüedad y una inscripción romana en un pequeño fragmento de cerámica, algo que, según comentaba el director del proyecto, es totalmente excepcional.

GRAN EXTENSIÓN DEL YACIMIENTO
Todas estas evidencias hacen que casi podamos arriesgarnos a decir que Piédrola es “el yacimiento más importante del centro de La Mancha”, resaltando su importancia a nivel regional y nacional; especialmente por el buen estado de conservación de los restos que, a pesar de encontrarse a una escasa profundidad, no han sufrido daños aunque se encuentren en un olivar y en un terreno que siempre ha sido campo de labor. Pero no sólo por esta circunstancia, aseguraba López Menchero, también por la gran extensión de este yacimiento, abarca un kilómetro cuadrado de terreno, y porque evidencia la existencia de diferentes asentamientos, de forma continua. El más reciente, las canteras de piedra para la construcción de ruedas de molino.

"VARIAS VIDAS DE TRABAJO POR HACER"
En las excavaciones han participado 13 voluntarios alcazareños, estudiantes y licenciados en historia, historia del arte o arqueología que han participado de la alegría del hallazgo. “Intuíamos que había restos musulmanes importantes, pero nunca esperábamos encontrar esta necrópolis”, aseguraba el director del proyecto que también apuntaba que, en Piédrola, “hay varias vidas de trabajo por hacer”, incluso cientos de años. 

La presidenta del Patronato Municipal de Cultura, María Jesús Pelayo, reiteró el compromiso del consistorio para continuar con la investigación que, ha sido posible gracias al convenio suscrito con la Universidad de Castilla La Mancha y el apoyo de la Junta.



Fuente: Lanza Digital-Marta Romero / Vídeo: Alcázar en el Mundo /

28 de enero de 2014

El Instituto de Arqueología Ibérica de Jaén recibe documentación con más de 500 piezas catalogadas

El profesor de Prehistoria de la Universidad de Castilla La Mancha Juan Pereira ha donado al Instituto de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén (UJA) toda la documentación relativa a su tesis sobre la cerámica ibérica andaluza, en la que están catalogadas más de 500 piezas ibéricas de cerámica, de los museos arqueológicos de Madrid, Jaén, Córdoba, Granada, Sevilla y Huelva, fotografiadas y dibujadas a mano en la primera mitad de la década de los años 80.
Los profesores Arturo Ruíz (UJA) y Juan Pereira (UCLM) examinan la documentación.
"Se trata de la base documental de dibujo y fotografía de mi tesis doctoral, sobre la cerámica ibérica andaluza, concretamente del Valle del Guadalquivir, cuyo objetivo final era ayudar a un estudio más sistemático y completo que permita a los investigadores una mayor precisión en los materiales que encuentren", ha manifestado el Pereira.

En su opinión este traspaso de material científico debe ser "el último paso" de toda investigación, porque así "se consigue que toda esa documentación esté disponible para el resto de la comunidad científica, catalogada y conservada". 

LUGAR DE REFERENCIA
Por su parte, el director del Instituto de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad jiennense ha destacado la vertiente historiográfica del centro "que le da la posibilidad de convertirse en un lugar de referencia para estudiosos de los materiales que otros investigadores han elaborado". 

A su vez, ha dicho esperar que esta donación abra las puertas a la recepción de documentación antigua sobre la cultura ibérica y que otros investigadores también puedan ceder el material del que dispongan y no utilicen. "Con el tiempo, muchos materiales se pierden o estropean y este tipo de documentación como la donada ahora, con fotografías y dibujos realizados a mano, se convierte en determinante para que dispongamos de un archivo sobre la cultura de los iberos", ha apuntado Ruiz.
(Fuente: 20 Minutos / Europa Press)

21 de octubre de 2013

Comienza la excavación de dos nuevas estructuras en la Cueva Pintada de Gáldar (Gran Canaria)

Hacía once años que no se llevaba a cabo ninguna excavación en el interior del complejo. Los trabajos tienen un presupuesto de 40.000 euros y sus objetivos prioritarios son profundizar en el conocimiento arqueológico de las dos construcciones, garantizar su conservación y restauración  y revertir toda la información que se obtenga a los visitantes del centro y al conjunto de la sociedad.
El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, gestionado por el Cabildo de Gran Canaria en el municipio de Gáldar, inicia estos días una nueva e importante campaña de excavación (la primera en once años) en dos de las estructuras interiores del emblemático yacimiento.

La excavación de las estructuras 12 y 53 del yacimiento prehispánico tiene como objetivos prioritarios profundizar en el conocimiento arqueológico de las dos construcciones, garantizar su conservación mediante las tareas de consolidación y restauración necesarias y revertir, con posterioridad, toda la información que se obtenga a los visitantes del centro y al conjunto de la sociedad. Mientras duren los trabajos, el público podrá seguir y contemplar su evolución en el marco de las visitas guiadas habituales.

Líneas de investigación interrumpidas

Con esta nueva iniciativa, el Plan de Investigación del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada retoma una de sus principales líneas de actuación: las excavaciones arqueológicas, interrumpidas tras el período de construcción y apertura del centro museístico. Desde 1987, se han desarrollado en Cueva Pintada 14 campañas de excavación, la última, en el año 2002.

Con un importe de 40.000 euros, los trabajos serán acometidos por la empresa Arqueocanaria y supervisados por responsables del centro y por Jorge Onrubia Pintado, profesor de la Universidad de Castilla La Mancha.

Según el coordinador general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario, Larry Álvarez, “además del cumplimiento del papel que como centro de investigación debe desempeñar este museo, la reanudación de los trabajos arqueológicos repercutirá en el discurso expositivo de la Cueva Pintada”. “Precisamente, uno de los objetivos de la intervención será la de incorporarla -mientras dure- al discurso museográfico del recinto”.

Estas áreas se incorporarán a los itinerarios turísticos
Así, los trabajos de la estructura 53, muy cerca del itinerario que habitualmente siguen los visitantes, se incorporarán a las visitas guiadas y la información obtenida se trasladará a los guías en un intento por ampliar los contenidos didácticos que ofrecen.

Hasta ahora, esta parte del yacimiento estaba completamente cubierta por el derrumbe de la edificación, por lo que resultaba poco entendible para el conjunto de los visitantes. La intervención prevista comprende el “desescombro” de media vivienda, al objeto de mostrar su interior y seguir desentrañando los procesos que explicarían la formación del yacimiento. En ese sentido, permitirá a los técnicos valorar directamente los depósitos arqueológicos que contiene, así como su potencial científico.

La intervención en la casa 12, algo más alejada de la pasarela, permitirá obtener nuevos datos sobre un contexto en el que se había intervenido parcialmente con anterioridad y que, ahora, arrojará luz sobre el contacto entre los antiguos canarios y los europeos, y, por ende, sobre la colonización de Gran Canaria.

Hallazgos
Cerca de esta segunda estructura apareció en su día un fragmento de tela de entre finales del siglo XV y principios del XVI, recuperado de entre un conjunto de materiales prehispánicos y otros de origen europeo, incluidas una moneda de cobre de Enrique IV (1425-1474) y cerámicas importadas de Sevilla.

Como explica el director del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, Iñaki Sáenz, “sin duda alguna, uno de los proyectos más necesarios y urgentes de esta campaña ha de ser el diseño de una herramienta capaz de gestionar toda la información disponible sobre todas y cada una de las casas prehispánicas hasta ahora documentadas en la zona arqueológica de la Cueva Pintada. Se trata básicamente de concebir y desarrollar un Sistema de Información Arqueológica entendido como un gestor documental que permita en el futuro la manipulación, conservación y consulta de la inmensa cantidad de datos de los que dispone el museo después de 26 años de investigaciones arqueológicas”.

(Fuente: InfoNorte Digital)

24 de julio de 2013

Encuentran la tumba de un ‘príncipe ibérico’ en la primera excavación de la necrópolis de Alarcos

Entre los seis túmulos abiertos por los alumnos de la Universidad de Castilla La Mancha en la necrópolis íbera de Alarcos (Ciudad Real), se encuentra el de un ‘Príncipe Ibérico’, uno de los personajes más importantes de esta sociedad, cuya tumba escalonada, estuvo seguramente adornada con algún tipo de escultura. Además de han encontrado una falcata y varias cuentas de collar.
Varios alumnos miden el túmulo principesco hallado en la necrópolis de Alarcos. Foto: EL CRISOL DE CIUDAD REAL
Alarcos es uno de los principales centros ibéricos de la provincia de Ciudad Real. Sí, también es medieval, árabe y cristiano, pero debajo de estos restos de la conquista y la reconquista, se haya lo que se conoce como un Oppidum un centro ‘urbano’ dentro de un mundo rural que ocupó el cerro entre el sigo VI y el II antes de Cristo. Quizás por esa situación, debajo de la gran urbe árabe, la parte ibérica de Alarcos es la más desconocida del yacimiento arqueológico de Ciudad Real, un desconocimiento que, en ocasiones, conlleva sorpresas como la ocurrida el pasado invierno con el descubrimiento de una necrópolis ibérica fruto de unas obras.

Una necrópolis única
El hallazgo tiene “muchísima importancia el ámbito geográfico de Ciudad Real”. Quien habla es Rosario García. Ella junto a David Rodríguez dirigen los equipos que se ocupan de las excavaciones, formados por alumnos de la UCLM y algunos graduados que están haciendo másteres y que deciden pasar dos semanas del verano buscando en el pasado histórico de Ciudad Real.

La importancia de la necrópolis viene marcada por la escasez. No hay ninguna en Ciudad Real que se conserve. Se sabe por ejemplo que bajo el pantano de Peñarroya hay una, o que se han encontrado cinco o seis tumbas sueltas en algunas excavaciones realizadas en Alhambra o en Argamasilla de Alba pero jamás una necrópolis íntegra.

Además, la relevancia viene marcada por lo que se ha descubierto en las apenas dos semanas que han estado investigando, las excavaciones terminaron el pasado martes. 

Entre los seis túmulos abiertos se encuentra el de un ‘Príncipe Ibérico’, uno de los personajes más importantes de esta sociedad, cuya tumba escalonada, estuvo seguramente adornada con algún tipo de escultura. Es un ‘príncipe ibérico’, así entre comillas, porque se trata de una nomenclatura de índole medieval pero que tradicionalmente se aplica a los grandes señores de los poblados ibéros, ya que era una sociedad en que la sucesión era familiar.

Esta tumba es la que más llama la atención del complejo, aunque no se hayan encontrado restos, porque puede hacer pensar que algunas de las esculturas encontradas hace años en Alarcos pueden pertenecer a ella, algo que este verano y otoño tendrán que investigar los arqueólogos junto al resto de piezas. 


Más hallazgos
En total han sido descubiertos seis túmulos, un enterramiento completo con urna, una falcata, “aunque apelmazada dentro de un amasijo de hierro y flechas”, varias cuentas y sobre todo la necrópolis en sí, que implica un apoyo más para construir el relato histórico del Alarcos ibero. Unas piezas a las que hay que sumar la falcata, descubierta durante unas obras este invierno y que puso sobre la pista a los arqueólogos.

Los iberos era un pueblo que incineraba a sus muertos, bien en la misma tumba o bien trasladaban sus restos a otro lugar. En las necropolis junto a los restos, llevaban ajuares con aquellos objetos más deseados por sus dueño para que les acompañase en la otra vida, lo que marca la diferencia con los pueblos que suelen estar abandonados y dónde el descubrimiento se circunscribe más a restos de viviendas, vajillas rotas, ajuares, huesos de animales comidos,… “Ajuares pequeños, cuentas, fíbulas, cinturones, escudos”, todo estos elementos son aspectos que se encuentran dentro de una excavación de este tipo. 


“Los iberos siempre tienen una necrópolis”, aunque hay aspectos que aún se desconocen de ellas. La principal pregunta es si enterraban a todo el mundo o había ciudadanos íberos que no contaban con ese derecho. Un elemento más que hace que la ‘tumba principesca’ llame la atención, porque el hallazgo muestra como la estratificación social que había en vida perduraba también la muerte.

“Cuando sale el enterramiento hay que ir muy despacio, abrir volver a cerrar y abrir el año que viene”. Es decir que todavía quedan años de investigación hasta que se sepa qué es lo que esconde realmente esta necrópolis. Se trata de una investigación en la que durante dos semanas se abre una zanja se dibuja lo que hay bajo tierra, en este caso una tierra que no ha sido tocada durante siglos, se sacan los objetos de valor y durante los otros 11 meses del año se estudian para finalmente, una vez, restaurados, poder ser exhibidos a la vista de todos en el Museo Provincial.

De hecho, con las excavaciones de Alarcos de este verano el Museo contará con una nueva joya dentro de poco, un túmulo al completo, con ajuar y los restos del difunto que podrá ser admirado en sus instalaciones cuando se reabran.

El Alarcos ibérico
“Alarcos es un oppidum, no se puede hablar de ciudad, pero es uno de los poblados más importantes”, de él dependían otros poblados más pequeños, explica Rosario García cuando se le pregunta por cómo era el Alarcos ibérico. “Era el centro económico,en el que hemos encontrado un almacén de grano” por lo que desde el cerro se redistribuiría a otras zonas.

Aquí en Alarcos vivían de “la agricultura y la ganadería” además era un centro de fabricación cerámica en la Meseta Sur, por lo que el comercio era importante. En Alarcos se han descubierto cerámicas griegas, lo que demuestra que había intercambio con otras culturas.

Más allá del plano económico, Alarcos, al igual que todo los pueblos iberos, era una sociedad guerrera. De hecho, en los ajuares funerarios más importantes son los que cuentan con armas, e incluso hay falcatas que cuentan con nielados, elementos decorativos que indican que se trataba de un arma decorativa, no destinada a ser usada en la guerra. Una espada de este tipo, encontrada durante unas obras, fue la que puso a los investigadores de la UCLM sobre la pista para indagar en busca de la necrópolis.
Fuente: El Crisol de Ciudad Real