Mostrando entradas con la etiqueta Elda. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Elda. Mostrar todas las entradas

25 de abril de 2017

Cultura concede una prórroga para acabar con el «caos» en el almacén del Arqueológico de Elda (Alicante)

El plazo finalizó hace una semana pero el inspector de la Conselleria ha constatado la buena predisposición municipal en cumplir lo requerido. El nuevo compromiso es finalizar los trabajos antes del verano.
El antiguo salón de actos alberga desde hace nueve años los materiales pendientes de clasificación y análisis. 
El Ayuntamiento de Elda (Alicante) ha pedido a la Conselleria de Cultura más tiempo para finalizar las obras de adecuación del sótano del Museo Arqueológico y, de este modo, poder ordenar todos los fondos que desde hace nueve años se encuentran arrumbados en el clausurado salón de actos de la vieja Casa de Cultura. El plazo finalizó hace una semana y ayer el técnico inspector de Patrimonio Mueble de los Servicios Territoriales de la Conselleria de Cultura visitó las instalaciones. Quería entrevistarse con el concejal de Patrimonio Histórico, Amado Navalón, y comprobar in situ el estado de los trabajos. Algo que hizo en presencia de la jefa del Servicio de Patrimonio y Cultura de Elda y del director del Arqueológico.

El inspector regresó a Alicante con una buena impresión de la visita, y ahora el Ayuntamiento va a solicitar formalmente una prórroga hasta el próximo mes de agosto. Para ello se va a presentar un informe sobre lo ya he hecho y lo que se pretende realizar al objeto de acabar con la imagen de «caos» que presenta el almacén desde la primera legislatura de la exalcaldesa popular Adela Pedrosa.

FALTA DE ESPACIO
Fue la propia Conselleria de Cultura la que, a finales de enero y mediante documento oficial, requirió al Ayuntamiento para que adecentara el almacén del Museo. Allí se ha ido guardando durante los últimos nueve años el material arqueológico pendiente de ser analizado y aquellas piezas que no pueden exhibirse en las salas de los pisos superiores por la falta de espacio.

Los servicios territoriales de la dirección general de Patrimonio Cultural llegaron a advertir a los responsables municipales que, de no reunir el edificio unas óptimas condiciones para garantizar el buen desarrollo de su actividad, el Arqueológico de Elda se podría quedar fuera de la Red de Museos de la Comunidad Valenciana. Pero este extremo se antoja ya muy improbable por el interés que está demostrando el Ayuntamiento en acondicionar las dependencias. Incluso el director del Arqueológico se ha comprometido a ordenar, en el nuevo plazo previsto, el valioso legado histórico que se encuentra esparcido por todo el suelo del sótano.

26 de marzo de 2012

Descubren el principal acceso a la ciudad ibero-romana de El Monastil (Alicante)

Las últimas excavaciones sacan a la luz una entrada monumental con escalinata que conserva los goznes de un portón y miles de piezas cerámicas iberorromanas
Los últimos trabajos desarrollados en el yacimiento de El Monastil han permitido sacar a la luz un nuevo hallazgo, el primero desde que hace dos años se descubrieran los hornos de la alfarería romana que se considera que fue la primera fábrica industrial del Valle de Elda. Si bien las últimas fases se han centrado específicamente en la recuperación de aquellos elementos más amenazados por su degradación, en esta ocasión los trabajos, por los que asimismo se ha procedido a la restauración de siete departamentos -viviendas- del barrio sur, han aflorado una escalinata monumental que, construida hace más de dos mil años, habría sido el principal acceso al poblado.

Se trata de un hallazgo que, más allá de su valor arqueológico en sí, tiene un importante valor científico por cuanto a que ha permitido recuperar una información muy precisa sobre la vida en el poblado iberorromano del Monastil, el yacimiento que, según destacó el arqueológo municipal Juan Carlos Márquez, responsable del proyecto para su puesta en valor, "mejor explica la historia antigua del Valle de Elda". La escalinata, que data de la misma época que los hornos, habría sido así la principal entrada, una vez traspasada la muralla, al poblado.

El último escalón conserva los goznes que en su día se utilizaron para anclar el portón de acceso, una muestra más del valor que los moradores del Monastil, ya protegido por la muralla, otorgaban a la seguridad, según explicó el arqueólogo. Las excavaciones han permitido asimismo sacar a la luz miles de piezas cerámicas ibero-romanas que ya están siendo analizadas y catalogadas.

Esta nueva fase, que se ha desarrollado durante los últimos seis meses, ha permitido asimismo avanzar en la consolidación del denominado barrio sur , una de las zonas más complejas del yacimiento por sus dificultades de acceso. Concretamente, se han logrado salvaguardar otras siete viviendas, que fueron habitadas durante dos etapas, entre los siglos III a.C y el VI d.C. Los trabajos se han acometido gracias a un nuevo programa Emcorp, con financiación de la UE y el Servef, que ha permido contratar durante seis meses y con un presupuesto de 118.000 euros, a un equipo interdisciplinar de once personas, entre peones, arqueólogos y restauradores.

Diez años de trabajos de recuperación
Los trabajos acometidos durante estos seis meses y que oficialmente culminarán el próximo 31 de marzo representan una nueva fase de un amplio proyecto dirigido a poner en valor el yacimiento del Monastil, con el objetivo de hacerlo visitable. Las excavaciones de esta fase han permitido retomar la labor realizada entre 1950 y 1970 por voluntarios del Centro Excursionista Eldense.

La continuidad de los trabajos, tanto de consolidación como de excavación, volverá ahora a quedar a expensas de financiación, con la mirada puesta en la concesión de un nuevo programa Emcorp, según destacó el concejal José Mateos. Aunque fue hace diez años, en 2002, cuando comenzaron las actuaciones de restauración en el yacimiento, los trabajos adquirieron una mayor continuidad a raíz de los programas europeos a los que se tuvo acceso desde 2009.

Con aquellos elementos con mayor riesgo de desaparición por su avanzada degradación como prioritarios, los trabajos desarrollados durante estos últimos diez años han permitido sacar a la luz y salvaguardar el tempo paleocristiano que, se cree, habría sido una sede episcopal, la alfarería romana, la muralla bimilenaria que rodea el yacimiento y más de la mitad de las 72 viviendas que en su día conformaron la ciudad del Monastil.

(Fuente: Información / P.Guzmán)

8 de enero de 2012

El MARQ prepara la puesta en valor del yacimiento de El Monastil (Alicante)

Técnicos del Museo Arqueólogico de Alicante trazarán la ruta para convertir el yacimiento eldense en un parque visitable como La Alcudia o Lucentum


Técnicos del Museo Arqueológico de Alicante (Marq), de la Diputación Provincial, se encargarán de desarrollar el plan director que marcará la senda a seguir por el yacimiento arqueológico del Monastil de cara a su puesta en valor y futura musealización. El Ayuntamiento de Elda dio luz verde en la última sesión plenaria al convenio con la Diputación, que permitirá sentar las bases para que El Monastil se convierta en en parque visitable con el mismo planteamiento que La Alcudia de Elche o Lucentum en Alicante. 
En la actualidad los trabajos se centran en las viviendas
de la ladera sur.

Aunque está previsto que el plan director vea la luz a lo largo del ejercicio 2012, las actuaciones en El Monastil quedarán supeditadas a las posibilidades de una situación económica no precisamente favorable. Con todo, y mientras se sigue avanzando, gracias a los fondos europeos de los programas Emcorp, en la consolidación de aquellos elementos que acusan una mayor degradación, lo fundamental es "no quedarnos parados" y este plan "será la base de todo", según destacó el concejal de Patrimonio Histórico, José Mateos. El edil destacó la importancia que implica el desarrollo de este plan director por cuanto a que sin él "no estaríamos en disposición de solicitar ninguna subvención".


El desarrollo correrá a cargo de arqueólogos especializados del Marq y la comisión de seguimiento estará integrada por representantes municipales, de la Diputación y del Museo Arqueológico de Alicante. 

El templo y la alfarería
La futura musealización del yacimiento del Monastil pretende configurarse como el primer reclamo, dada su ubicación estratégica, a la entrada a la ciudad de Elda, con el templo paleocristiano, que se cree fue una sede epicospal, y la alfarería romana que, configurada por tres hornos y con más de 2.000 años de antigüedad, habría sido la primera fábrica del Valle, como grandes ejes del parque arqueológico. 

Recuperación de las casas de la ladera sur
Mientras, y gracias a la concesión de distintos programas Emcorp, se sigue avanzando para salvar aquellos elementos que presentan un mayor riesgo de desaparición por su estado de degradación. Tras la consolidación del templo paleocristiano, la alfarería y la muralla bimilenaria, los trabajos se centran ahora en la recuperación de las viviendas íberas y romanas que, divididas en dos barrios, conformaban la ciudad de El Monastil, habitada durante más de 3.500 años, desde el segundo milenio antes de Cristo hasta el siglo VI d.C. En estos momentos, las actuaciones se localizan en 20 viviendas ubicadas la ladera sur del yacimiento. En esta fase, que se prolongará hasta marzo, se incluirán asimismo trabajos de excavación que retomarán la labor realizada entre 1950 y 1970 por voluntarios del Centro Excursionista Eldense.

(Fuente: Diario Información / P. Guzmán)

19 de octubre de 2011

Retoman las excavaciones en el yacimiento íbero-romano de El Monastil (Alicante)

Esta nueva fase de trabajos incluirá, más allá de la recuperación de las viviendas del barrio sur, trabajos de excavación que retomarán la labor realizada entre 1950 y 1970 en este yacimiento íbero romano de Elda (Alicante).
Después de un parón de varios meses, mientras se estaba a la espera de financiación, la actividad ha vuelto al yacimiento arqueológico del Monastil de Elda. La concesión de una subvención de 118.000 euros garantizará la continuidad durante seis meses de los trabajos de recuperación, permitiendo acometer una nueva fase de un proyecto que, en último término, pretende convertir al yacimiento eldense, declarado Bien de Interés Cultural, en un parque arqueológico visitable.
Los trabajos se centrarán en la ladera sur del yacimiento.
Por medio de esta subvención, concedida por el Servef y financiada en un 80% por fondos europeos, se ha podido contratar a once personas que se encontraban en situación de desempleo, entre peones, técnicos arqueólogos y un restaurador, mientras que la concejalía de Patrimonio Histórico aporta personal propio, materiales y servicios específicos de infraestructura, con un presupuesto previsto de 11.500 euros. 

Los trabajos, que han comenzado este mes de octubre y se prolongará hasta finales de marzo, se localizarán en esta nueva fase en la ladera sur del yacimiento, acometiendo la recuperación y consolidación de los muros de otras 20 de las 72 viviendas ibéricas y romanas que conforman la "ciudad" de El Monastil, habitada durante más de 3.500 años, desde el segundo milenio antes de Cristo hasta el siglo VI d.C., según explicó ayer el arqueólogo municipal Juan Carlos Marquez, coordinador del proyecto global para la puesta en valor del yacimiento eldense. A diferencia de las últimas actuaciones, esta nueva fase incluirá, más allá de la recuperación de las viviendas del barrio sur, trabajos de excavación que retomarán la labor realizada entre 1950 y 1970 por voluntarios del Centro Excursionista Eldense.

Un proyecto global para frenar la degradación del yacimiento eldense

Los trabajos que acaban de comenzar forman parte de una serie de actuaciones que comenzaron en el año 2000, de la mano de un diagnóstico que advirtió del riesgo de desaparición del yacimiento por su avanzada degradación. A partir de ese momento, y siempre a expensas de financiación, se ha ido priorizando la consolidación de aquellos elementos más amenazados, permitiendo por el momento haber salvado la muralla, la alfarería, el templo y más de la mitad de las viviendas. 

(Fuente: Diario Información)