Mostrando entradas con la etiqueta necrópolis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta necrópolis. Mostrar todas las entradas

18 de julio de 2017

Descubren una necrópolis prehistórica bajo otra visigoda en Sena (Huesca)

Un equipo de arqueólogos descubre un campo de urnas prehistórico de hace 3.000 años debajo de un cementerio visigodo del siglo V en la localidad oscense de Sena
Los arqueólogos y voluntarios trabajan contra reloj para recabar toda la información antes del próximo sábado. 
Una excavación arqueológica en una necrópolis visigoda en Sena (Huesca), ha revelado el hallazgo de un cementerio prehistórico anterior, perteneciente al rito funerario de los Campos de Urnas y que data aproximadamente del 1.000 a.C. Lo singular de los restos de cerámica encontrados en el asentamiento es que pertenecen a un rito importado de pueblos centroeuropeos y que en la península Ibérica se dio «de manera casi exclusiva en el noreste», explicó el arqueólogo Hugo Chautón, responsable de la asociación organizadora de la campaña, dedicada a la investigación arqueológica en la zona aragonesa de Los Monegros integrada por siete arqueólogos procedentes de universidades españolas en Guadalajara, Zaragoza y Madrid.

CAMBIOS CULTURALES
Los campos de urnas, que se encuentran ubicados en España en los territorios de lo que es ahora Aragón, La Rioja, Navarra, Cataluña o el norte de la Comunidad Valenciana, pertenecen a una época del paso de la Edad de Bronce a la Edad de Hierro, que conlleva una serie de cambios culturales muy relevantes «como son el paso a las inhumaciones en la cultura de la muerte» explico Chautón. «Dejaron de enterrar a los muertos y pasaron a incinerarlos. Los metían en urnas pequeñas en un agujero en el suelo», ilustró el arqueólogo.

El hallazgo de esta necrópolis prehistórica en el municipio monegrino de Sena fue posible gracias al descubrimiento de dos urnas y una tapadera en el mismo lugar en el que se ubicaba el cementerio visigodo del siglo V, objeto original de la excavación. «Teníamos indicios de que había algún tipo de asentamiento anterior cerca y este año hemos comprobado que estaba justo debajo de la necrópolis visigoda», señaló Chautón en cuanto a la campaña anterior, en la que ya localizaron algún fragmento de cerámica entre tumba y tumba.


Tal y como relató el arqueólogo, se trata de un hallazgo muy importante puesto que «va a permitir completar las investigaciones de los Campos de Urnas en los yacimientos que ya desde hace un siglo se han ido excavando en la zona» y que se une a los trabajos desarrollados por el mismo equipo en otra cercana necrópolis situada en Pallaruelo de Monegros, donde los iniciaron las excavaciones el pasado 27 de junio.

Las excavaciones concluirán este próximo sábado 22 de julio, lo que ha obligado a los profesionales a trabajar a contra reloj junto al voluntariado de la zona para recabar toda la información posible sobre esta necrópolis oculta entre restos visigodos antes de que venza el plazo. Tras lo cual quedará por delante todo un año para llevar a cabo analíticas, dataciones mediante carbono-14 y estudios de materiales.

9 de junio de 2014

Actuación de urgencia para proteger la necrópolis descubierta por las lluvias en Cástulo (Jaén)

La Junta de Andalucía ha realizado una excavación arqueológica de urgencia en la necrópolis de la Puerta Norte de la ciudad ibero-romana de Cástulo en Linares para proteger los restos de posibles expolios. Por otra parte, la Diputación de Jaén prevé que "éste mes" esté lista la cubierta que se decidió instalar para proteger el Mosaico de los Amores, unas obras que han causado el disgusto de cientos de visitantes que, desplazados ex-profeso para visitarlo, no han podido verlo pese a que éste fuera la imagen de la provincia en la pasada edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur 2014).
Marcelo Castro,  director de FORVM MMX, en el el área 2 de Cástulo. Foto: FORVM MMX
"Las lluvias de los últimos meses habían puesto al descubierto varias tumbas sobre las que hemos actuado de urgencia con el objetivo de asegurar el patrimonio de la antigua ciudad de Cástulo y evitar riesgos de expoliación", ha apuntado la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Yolanda Caballero, en un comunicado.

ENTERRAMIENTOS DESCUBIERTOS POR LAS LLUVIAS

En concreto, el arroyo provocado por las precipitaciones había dejado al descubierto tres tumbas de inhumación, una en sarcófago de piedra, otra en mampostería con sarcófago de plomo, y otra que consiste en una simple fosa excavada en la tierra; además, se puede apreciar un posible 'ustrinum' o pira funeraria, así como, al menos, otra tumba de incineración.

Por último, otra tumba de cámara había quedado al descubierto por la cárcava que, desde la Puerta Norte de Cástulo, desagua en el arroyo de San Ambrosio.
Mausoleo romano en Cástulo. Foto: Francisco Miguel Merino Laguna.
(redjaen.es)


LABORES PREVENTIVAS Y DE ACONDICIONAMIENTO
Las actuaciones se han centrado, en una primera fase, en realizar labores preventivas de conservación, así como en la extracción y transporte de las piezas al Museo Arqueológico de Linares. Posteriormente, se ha llevado a cabo una segunda fase, en la que los trabajos han consistido en el acondicionamiento y mejora de la zona afectada.

LA CUBIERTA DEL MOSAICO DE LOS AMORES
Por otra parte, la Diputación de Jaén prevé que "esté mes" estará lista la cubierta que se decidió instalar para proteger el Mosaico de los Amores,

Así lo ha apuntado la diputada provincial de Empleo, Promoción y Turismo, Ángeles Férriz, quien, a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa, ha explicado que la cubierta "ya está en pie", por lo que "este mes" cree que podrá estar culminada.


Estas obras de acondicionamiento han impedido las visitas in situ al mosaico, uno de los hallazgos más destacados de los que hasta el momento ha dado el yacimiento arqueológico de la ciudad ibero-romana de Cástulo, en la ciudad de Linares, pese a que fuera la imagen de Jaén durante la pasada Feria Internacional del Turismo (FITUR) celebrada en Madrid el pasado mes de enero; un hecho que ha provocado el disgusto y algunas reclamaciones por parte de los visitantes que se han desplazado desde entonces al yacimiento con la idea de verlo ya que el mosaico permanece tapado desde el pasado verano.

24 de junio de 2013

Hallan 19 enterramientos del siglo XVI y restos de cerámica en una ermita de Tavernes (Valencia)

Las catas descubren piezas de rosarios y joyas en la antigua cripta, que sirvió como fosa común cuando se abandonó el poblado en el XVII
Restos óseos encontrados en la vieja ermita de Sant Llorenç
de l'Alcudiola de Tavernes de Valldigna.
Foto: Las Provincias 
Las obras de acondicionamiento de la vieja ermita de Sant Llorenç de l'Alcudiola de Tavernes de la Valldigna se toparon hace unos meses con un importante enclave arqueológico que obligó a paralizar los trabajos. Localizaron restos de 16 enterramientos cristianos en lo que se pensaba que era un depósito de agua. Sin embargo, finalmente resultó ser la cripta de la antigua iglesia.

Fuera de estas dependencias se hallaron tres tumbas más, dos de niños y otra de una mujer, con lo que la cifra se eleva a 19. Los expertos dataron los enterramientos en el siglo XVI, y especialmente en el XVII, basándose en el abandono de esta antigua población situada entre Tavernes y Favara. En la prospección se localizaron restos de cerámica, joyas y piezas de rosarios.

Los expertos opinan que, al parecer, cuando se abandonó el poblado, se dejaron en la cripta los huesos de antiguos enterramientos. Esta hizo las veces de fosa común.

Los restos arqueológicos encontrados en el entorno de la ermita de Sant Llorenç de l'Alcudiola de Tavernes serán visitables cuando se ejecute el proyecto que pretende poner en valor histórico y turístico estos hallazgos.

Con el Plan Camps, Tavernes accedió a acondicionar la vieja ermita de Sant Llorenç de L'Alcudiola, que estaba en un grave estado de abandono. Las obras quedaron suspendidas al requerirse un estudio arqueológico de la zona. Se hizo una prospección con una inversión de más de 25.000 euros.

Gracias a esos trabajos se localizaron varios restos de enterramientos humanos, así como los cimientos de la antigua iglesia del desaparecido poblado de l'Alcudiola. Todos los hallazgos fueron catalogados y retirados de la zona. Ahora l'Alcudiola es una zona de estudio arqueológico y no se puede visitar.

La ermita de l'Alcudiola se encuentra en el término de Tavernes, pero estaba prácticamente abandonada. Se trata de una simple construcción de una sola altura y planta cuadrada. Allí se veneraba a Sant Llorenç, hasta que los vecinos dejaron de acudir para desplazarse a la ermita de Sant Llorenç que se construyó en el Racó de Joana.

En este espacio se encontraba el antiguo poblado de l'Alcudiola, uno de los que formaban la Valldigna y que desapareció. Se cree que en el siglo XVII y que los propios aldeanos habrían podido tratar de sepultar lo que allí se encontraba. Durante años, las romerías a esta ermita eran habituales, tanto por parte de vecinos de Tavernes como de Favara, pero ambas poblaciones abandonaron esta costumbre.

Ahora está en marcha el estudio arqueológico y un informe antropológico de los restos encontrados en l'Alcudiola.

Acondicionar el yacimiento
En el pleno del lunes, por unanimidad se aceptó solicitar una ayuda a la Generalitat para acondicionar este yacimiento y hacer posible que sea visitable. El coste del proyecto asciende a 30.000 euros, de los que Conselleria pagaría el 75% y el Consistorio el resto.

La idea es crear una pasarela que rodee las excavaciones y disponer un cristal en la ermita para que se pueda ver desde fuera la vieja cripta. Allí había parte de los restos encontrados para permitir a los visitantes que se hicieran una idea de cómo era l'Alcudiola. Una serie de paneles explicativos darían información extra sobre este paraje.

La edil de Contratación, Llum Sansaloni, apuntó en el pleno que la intención era hacer que este espacio fuera visitable para dar un valor más a los atractivos de la Vall.

(Fuente: Las Provincias / Carles Gimeno)

20 de noviembre de 2012

La mina "Cobre las Cruces" afectó a 49 yacimientos de la Edad del Bronce en Sevilla

La campaña de excavaciones de 2006 se saldó con el descubrimiento de toda una necrópolis asociada a los poblados de la Edad del Bronce. La Fundación Cobre Las Cruces presenta en Sevilla la publicación  que recoge los resultados de las excavaciones e investigaciones arqueológicas en los terrenos de la mayor mina a cielo abierto de Europa entre 1996 y 2011.
Vista aérea de la mina a cielo abierto de Cobre Las Cruces en Gerena (Sevilla)
Foto: Europa Press
Una publicación titulada 'Intervenciones Arqueológicas en el Área del Proyecto Minero de Cobre Las Cruces (1996-2011): de la Prehistoria a la Época Contemporánea', recoge los resultados de las excavaciones e investigaciones arqueológicas promovidas durante todos estos años en los terrenos de Gerena, Guillena y Salteras donde la empresa minera 'Cobre las Cruces', filial de la multinacional canadiense 'Inmet Mining', explota la mayor mina a cielo abierto de Europa.

El director gerente de la Fundación Cobre Las Cruces, Juan Román, la directora del Museo Arqueológico de Sevilla, Concepción San Martín Montilla, y el coordinador de las intervenciones arqueológicas y autor de la publicación, el arqueólogo Mark Hunt, presentan de hecho este lunes, en el propio Museo de Arqueología, los pormenores de esta publicación novedosa para el contexto del patrimonio histórico sevillano.



La necrópolis prehistórica de 'Las cruces'
Porque en el marco de las cautelas preventivas asociadas al proyecto minero, los equipos de arqueólogos han descubierto hasta 49 yacimientos históricos, muchos de ellos incluso asociados a los asentamientos humanos de la Edad del Bronce. Cabe recordar, en ese sentido, que en 2011 trascendía un estudio elaborado por el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla, con la participación del propio Mark Hunt, sobre la necrópolis prehistórica descubierta en 2006 en dos yacimientos del Coto Minero Las Cruces, cuya antigüedad se remontaría a finales del tercer milenio antes de Cristo según este informe.

Aquel estudio, recogido por Europa Press, parte de las excavaciones arqueológicas preventivas promovidas en 2006 en los términos municipales de Gerena y Salteras a cuenta del proyecto minero. Porque en el yacimiento SE-B del Coto Minero Las Cruces fueron localizados 12 enterramientos, dos de ellos en cista, con sus correspondientes restos óseos y vestigios de un ajuar formado principalmente por piezas metálicas y de cerámica. En el yacimiento SE-K, en este mismo entorno, los arqueólogos descubrieron 26 enterramientos con un número mínimo de 39 individuos y ajuares cerámicos, metálicos y "malacológicos". Las tumbas en cuestión habían sido formadas mediante lajas de pizarra (cista), fosas con cubierta de piedra o sencillamente fosas "sin cubierta conservada".

Descubrimientos en su contexto
El informe concluía que las inhumaciones prehistóricas del yacimiento SE-K serían "coetáneas" con las 27 cistas funerarias de la Edad del Bronce descubiertas entre 1992 y 1993 en la finca 'La Traviesa', en Almadén de la Plata (Sevilla), y con "la fase antigua" del poblado de El Trastejón, en Zufre (Huelva). Los ajuares de estas inhumaciones, especialmente las piezas de cerámica, tendrían además "cierta vinculación con las tradiciones de la Edad del Bronce de la Sierra Morena Occidental, suponiendo una de sus manifestaciones más orientales".

(Fuente: 20 Minutos / Europa Press)

29 de octubre de 2012

Localizan en Valencia el poblado íbero de Carmoxen

En la última fase de excavaciones se han localizado tres ánforas, probablemente fenicias, de los siglos IV y V a. de C. Junto con su cementerio (necrópolis) inmediato, en el Corral de Saus, el yacimiento de Moixent constituye uno de los conjuntos más completos y espectaculares del mundo ibérico.
El Dr. Aparicio Pérez con parte de su equipo examinan una de las piezas
halladas en la excavación. Foto: 
Las excavaciones arqueológicas que el Servicio de Arqueología de la Diputación Provincial de Valencia (SEAV) está realizando en la ciudad ibérica de Carmoxen, situada en término municipal de Moixent (Valencia), están dando sus frutos e iniciada la campaña de 2012, se han encontrado las primeras muestras de su trama urbana.

La ciudad, que se extiende por la ladera meridional de la Sierra de Engue elra en el Valle del Cáñoles, paraje conocido como Garmoixent o Gramogente en la actualidad, en la partida de La Solana, ocupa una superficie superior a los cien mil metros cuadrados. Junto con su cementerio (necrópolis) inmediato, en el Corral de Saus, constituye uno de los conjuntos más completos y espectaculares del mundo ibérico.

Situada en la cabecera del Río Cáñoles, valle que se extiende de oeste a este desde Albacete hasta la Ribera Alta, el paso más idóneo desde el Mediterráneo al centro peninsular y a Andalucía, de ahí que por aquí se trazara la Vía Augusta, forma conjunto con otras dos ciudades inmediatas, la Mola Torró o Sto. Domingo y el Frare. Cerca, la Bastida de les Alcusses, durante los siglos V y VI antes de Cristo, visible desde el Castellaret, compartió tiempo y debió mantener relaciones.

Paraje conocido desde principios de siglo
Desde principios de siglo es conocido este paraje por haberse encontrado en él uno de los más famosos tesoros de plata de época bárquida y, desde principios de los años setenta por las esculturas en piedra de época orientalizante, siglos VI y V antes de Cristo, que realizó la dirección del SEAV de la Diputación Provincial.

En esta necrópolis se enterraron los más pudientes habitantes del Castellaret, de ahí el interés de la Diputación Provincial por adquirir el poblado y la necrópolis por ser uno de los conjuntos más importantes del mundo ibérico.

El Castellaret ha sufrido graves alteraciones tras dos mil años de abandono y transformación en terrazas de cultivo, por ello las excavaciones ofrecen muchos inconvenientes a la hora de identificar lo que corresponde a hormas de los campos o a muros ibéricos, siendo las excavaciones labor imprescindible para su delimitación.

Su trama urbana, de asentamiento en ladera, debe ofrecer vestigios desde el siglo VI a la Romanización cuanto menos y los trabajos han ido en su busca.

Hasta el momento no había sido posible su localización. La excavación en profundidad y en extensión había permitido recoger ingentes cantidades de cerámica ibérica y de importación griega desde el siglo VI al I antes de Cristo, pero entre tierras probablemente deslizadas por la ladera.

El primer recinto amurallado
En esta campaña se ha encontrado, ya, el primer recinto murado, con tres lienzos de piedra en seco en el primer nivel, uno de los cuales forma medianera con un segundo recinto.

Con más de un metro de alzada el zócalo, el resto se levantaba hasta la techumbre con adobes, con restos claros de los mismos. Se ha datado en el siglo III-II antes de Cristo.

Un tercer nivel contiene una nueva trama urbana, bajo la primera naturalmente, datada provisionalmente en los siglos IV y V. Dos ánforas de adscripción greco-púnicas, más cerámicas ática de figuras rojas y negras nos remiten a los siglos IV y V.

La investigación, ya en curso, permitirá mayores precisiones, para la cual el Dr. Aparicio Pérez cuenta con la colaboración de Clara Zanón Pastor, Miquel Herrero Cortell, Nemesio Jiménez Jiménez, Laura Egido Alcaide y Paola Zincone.

24 de mayo de 2012

El Montgó, banco de pruebas para la Arqueología del futuro

La cueva del Barranco del Migdia ha bajado a Xàbia para que el Montgó revele sus secretos arqueológicos de hace más de 4.000 años.
Los hallazgos calcolíticos han sido escaneados en 3-D.

La Fundació Cirne de Xàbia muestra ahora los hallazgos de este yacimiento valenciano, que esconde una necrópolis del periodo calcolítico. La exposición se titula Art i Mort al Montgó. La Cova del Barranc del Migdia y sorprende, sobre todo, la reproducción a tamaño natural de las paredes de piedra en las que hay pinturas rupestres de estilo esquemático.

Las pinturas y la cueva se pueden así hasta tocar. De otra forma, sería difícil trasladar al gran público, principalmente a los alumnos de colegios e institutos, la singularidad del yacimiento. La cueva está en los acantilados de la escarpada cara sur del Montgó. Su acceso es complicadísimo. Y luego hay que reptar por un estrecho pasadizo. El lugar, que tiene mucho de mágico, pues al mediodía se cuela un haz de luz del sol que ilumina toda la gruta, estaba predestinado a convertirse en la prehistoria en un referente sagrado. El panteón que los arqueólogos descubrieron en 2009, en la primera campaña de excavaciones, así lo ha confirmado.

La exposición, que se puede visitar en la sede de la fundación de la avenida d'Alacant de Xàbia, ha contado con una subvención de 69.504 euros del Ministerio de Cultura. Antes la Fundació Cirne lo había financiado todo: las tres campañas de excavaciones y una investigación arqueológica en la que se ha recurrido a las técnicas más modernas de escaneado en 3D. La Cova del Migdia es un banco de pruebas de la arqueología del futuro.
El presidente de Cirne, Enric Martínez, explicó ayer que Art i Mort al Montgó combina paneles divulgativos de todo el proceso de excavación, vitrinas en las que se muestran los hallazgos y, como elemento más novedoso, la reproducción de la cueva. "Nuestro objetivo era bajar la cueva al pueblo". Los alumnos que entren en esa gruta virtual se sentirán como auténticos hombres prehistóricos. Se les entregará una unidad didáctica y, entre otras actividades, pintarán arte esquemático.

Mientras, el arqueólogo y director del Museo Soler Blasco de Xàbia, Joaquim Bolufer, recalcó que este yacimiento es único. Su singularidad radica en esconder una necrópolis asociada a pinturas rupestres. 

Por su parte, el también arqueólogo Marco Aurelio Esquembre anunció que todo el equipo está ultimando un documental sobre la Cova del Migdia que se presentará en un festival internacional de cine arqueológico.

Pero no acaba ahí la proyección del yacimiento. El experto en documentación arqueológica Dani Tejerina está trabajando "un programa informático que nos permitirá recorrer la cueva". Será como un videojuego.
(Fuente: Levante / A. Padilla)

22 de noviembre de 2010

Arqueología: El subsuelo de Málaga es la mayor necrópolis emiral

En el subsuelo de las calles Sebastián Souvirón y Olozaga yacen cerca de 200 cadáveres de entre los siglos VIII y IX hallados en apenas 300 metros de solar y en buen estado de conservación.

Cuando se trata de documentar el pasado musulmán de Málaga, el centro histórico se erige en fuente inagotable de información. A estas alturas no es de extrañar que tras cada nueva construcción que se emprende, el subsuelo eleve la voz para reivindicar su lugar en la historia. 

El pasado año las catas en los almacenes de la plaza Félix Sáez revelaron un cementerio islámico fechado en el siglo X con 90 cadáveres. A pocos metros los arqueólogos han ubicado su continuación, la primera y mayor necrópolis islámica hallada en la ciudad de época emiral, de entre los siglos VIII y IX, con 200 inhumaciones documentadas en apenas 300 metros cuadrados de solar. Entre las calles Sebastián Souvirón y Olozaga, el equipo de CIS Arqueología, comandado por Carmen Íñiguez trabaja ya en la tercera y última fase de esta operación, iniciada en 2007. 

"Después de la conquista cuando se establecen los musulmanes en la ciudad, las inhumaciones son aún muy precarias. Son fosas excavadas en línea de costa aprovechando la arena blanda", detalla Íñiguez. La primera vez que se constató la presencia de una necrópolis de esta características en la zona de costa fue en la excavación de Plaza de la Marina en 1988, " en niveles inferiores se documentaron unos cuantos enterramientos, lo que no sabíamos era el alcance y la extensión de la necrópolis. De la plaza de la Marina hasta aquí, en la calle Olozabal", añade la arqueóloga. 

A tres metros de profundidad respecto a la cota actual de calle, se encuentra este cementerio que se está excavando en su totalidad, junto a estudios de antropología física que permitirán determinar el sexo, la edad de los cuerpos en el momento de la muerte, además de las enfermedades. Aún así, por la patología que presentan los huesos se sabe que "algunos de los cuerpos adultos están afectados de brucelosis, conocida popularmente como fiebre del Malta", apunta la directora. 

Uno de los hallazgos que más ha sorprendido al equipo es la aparición de restos de las extremidades inferiores de un feto de seis meses de gestación. Significativo resulta también el hallazgo de inhumaciones mixtas: dos casos de madres enterradas con un niño y un bebé "y dos jóvenes masculinos abrazados y enterrados juntos a un tercer individuo asociado a esa tumba", añade Íñiguez . 

Algunos cuerpos presentan síntomas de daños por las posteriores construcciones de pozos sépticos y de agua potable. "Una vez que se abandona la necrópolis se colmata y se construye encima. En el siglo X toda esta zona se urbaniza, forma parte ya de la ciudad. Constituyendo un importante barrio de tipo artesanal" relata. Durante el proceso de excavación, en el que se han documentado cuatro niveles salió a la luz, en el primer nivel, un enterramiento mixto de humanos y fauna con fragmentos de huesos y cráneos , en el que, en principio se han documentado restos pertenecientes a bóvidos y équidos". 

Una vez realizado la mayor parte del trabajo de campo, los expertos han podido constatar datos cómo el tipo de enterramiento en consonancia con los usos de la época y religión. "Todos están enterrados siguiendo el ritual islámico: posición fetal con la colocación del cuerpo de cúbito lateral derecho y con el cráneo mirando a la Meca, "sur o sureste, en este caso, mirando al mar", sostiene Íñiguez. Se trata de tumbas simples, excavadas en fosas, no en cajas, y con sudario. "Tenemos muchos ejemplos de cuerpos que en el momento del enterramiento se sujetan con fragmentos de ladrillo o cantos rodados recogidos del Guadalmedina delimitando la cabeza, extremidades, cadera y mandíbula para que la boca no se abra", explica Íñiguez. 

Una zona de la necrópolis está totalmente sellada con materiales del siglo IX, preludio de lo que acontecería en periodos posteriores. "Entre finales del IX y comienzos del siglo X es cuando se ubica la necrópolis en la famosa Yabal Faruh Entre", recuerda la arqueóloga para referirse a la mayor fosa islámica de Málaga, que abarca desde el monte de Gribralfaro hasta El Ejido, y del siglo X al XV. 

En 2007, cuando se iniciaron las primeras catas salieron a relucir los restos de una fondac, una especie de alhóndiga de casi unos 300 metros de extensión, además de los vestigios de un barrio artesanal. "De Especerías hasta Atarazanas se llevó a cabo una de las ampliaciones urbanísticas más importantes en época islámica, constatada desde el siglo X al XV", relata. La documentación aportada por los Repartimientos relata cómo la alhóndiga se dona a una familia cristiana "y continúa siendo un mesón después de la conquista castellana", sostiene Íñiguez.
(Fuente: Málaga Hoy)

11 de octubre de 2010

Arqueología: Descubierta una necrópolis medieval en Santiurde de Toranzo (Cantabria)

El hallazgo fue notificado por un excursionista
Las obras ejecutadas en la localidad de Santiurde de Toranzo por la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Cantabria para la ampliación de una carretera regional han puesto al descubierto restos arqueológicos de una necrópolis medieval junto a la iglesia de San Jorge. Un excursionista, que contempló como vecinos del pueblo rebuscaban en el corte que habían dejado las máquinas y en el que se aprecian al menos tres inhumaciones y restos de huesos, avisó de la destrucción del patrimonio arqueológico a la Guardia Civil. La denuncia de inmediato se tramitó al Ayuntamiento y al departamento de arqueología de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria.
Las máquinas han destruído varias tumbas.
Tras la lógica paralización de los trabajos de desmonte con maquinaria pesada, se trasladaron hasta el lugar técnicos de Cultura para documentar el hallazgo arqueológico y analizar el alcance de la destrucción. Ayer se realizaron fotografías del corte, se analizaron las estratigrafías y se recogieron huesos humanos.
A expensas de estudios en profundidad, se trata de una necrópolis de lajas que puede datarse en época medieval, entorno al siglo XII, y que fue ubicada, como es habitual, en las inmediaciones del templo de San Jorge. Esta iglesia es una de las más antiguas del valle: está documentada ya en el siglo XI y custodia un retablo del siglo XVIII, versión historiada de la imagen de la Virgen de Guadalupe, pintada en México por José Ibarra en 1740.
Este tipo de cementerios medievales son muy comunes en Cantabria, sobre todo en el entorno de templos románicos. Se trata de tumbas que habitualmente no tienen ajuar y que excepcionalmente están asociadas a estelas funerarias de factura muy rústica.
Los arqueólogos de Cultura ahora emitirán un informe y requerirán al departamento de Obras Públicas que contrate un arqueólogo para que haga el estudio de lo hallado, siga las obras y documente la existencia de un posible osario.

11 de agosto de 2010

Los expoliadores se ceban con la necrópolis visigótica de Morón de la Frontera (Sevilla)

Hace seis meses fue descubierta una necrópolis visigótica en una finca dentro del término municipal de Morón de la Frontera, en concreto muy cerca de la carretera A-8125 que une esta población con la vecina Arahal. Se trata de restos arqueológicos que fueron encontrados por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) cuando estaban siendo expoliados por dos vecinos de Arahal.



Tras el primen examen, los arqueólogos de la Delegación Provincial de Cultura apuntaron que, posiblemente, "se estaba ante una importante y desconocida necrópolis de época paleocristiana o visigótica". En el informe posterior, los expertos señalaron además que en este yacimiento arqueológico existen muchos vestigios cerámicos de origen romano, por lo que concluyeron que sería necesaria una intervención de urgencia en el lugar y sus alrededores, dada la singularidad e importancia del mismo.

El hallazgo se produjo hace seis meses escasos.


Sin embargo, los meses han pasado y la excavación arqueológica de urgencia sigue sin tener fecha medio año después del hallazgo. Pese a que en un principio, se apuntó como fecha para empezar los trabajos el pasado mes de marzo, cuando se ejecutasen los presupuestos del año 2010, éstos se han ido demorando hasta tal punto que la necrópolis ha vuelto a ser expoliada en diferentes ocasiones durante los últimos meses.



En este sentido, en los meses de invierno se retrasó la intervención debido a las lluvias. Pero una vez que éstas han cesado, la respuesta desde Junta de Andalucía siempre es la misma. "Se empezará de un día para otro, pero de esto ya hace varios meses, con tumbas abiertas y al descubierto", se lamenta Francisco José Coronado, concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Morón de la Frontera.



Por ello, el edil del PP denuncia "la pasividad de la Delegación Provincial de Cultura y de su responsable con todos los asuntos patrimoniales de Morón de la Frontera y, en particular, con esta excavación arqueológica ya que siguen pasando los meses y no se producen avances".



Por razones de seguridad y dada la importancia que a primera vista tiene el hallazgo, este yacimiento arqueológico cuenta con constante vigilancia. Sin embargo, los efectivos del Seprona no permanecen en el lugar del hallazgo las 24 horas del día y alguna que otra lápida de gran importancia ha desaparecido de este antiguo cementerio debido al interés de los expoliadores por estas reliquias. Entre tanto, el Ayuntamiento de Morón de la Frontera pretende seguir con su lucha por protegerlos de la visita de unos turistas nada deseados.