Mostrando entradas con la etiqueta Xábia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Xábia. Mostrar todas las entradas

28 de junio de 2016

Recuperan el yacimiento de la Cueva de las Brujas de Benitachell (Alicante)

En el proceso han salido a la luz interesantes restos cerámicos y material constructivo de época ibérica hasta los primeros pobladores cristianos, destacando la presencia andalusí.  Abandonada a finales del siglo XIII pasó a convertirse en guarida de bandoleros
El yacimiento fue localizado en 1987 en el Tossal Gros por Joaquin Bolufer.
La concejalía de Cultura de Benitachell apuesta por retoma las excavaciones de la Cueva de las Brujas y poner en valor el patrimonio arqueológico municipal. La primera fase de los trabajos ha sido conducida por los arqueólogos Miquel Sánchez y Josep Ahuir, y se ha centrado en la limpieza del área con seguimiento arqueológico ya que la cueva se hallaba cubierta de maleza.

En el proceso han salido a la luz interesantes restos cerámicos y material constructivo que se enviarán al Museo Arqueológico de Jávea, donde se unirán a los hallazgos de excavaciones anteriores. “En este yacimiento tenemos presentes algunas de las culturas que han pasado por este municipio, desde los íberos hasta los primeros pobladores cristianos, destacando la presencia andalusí. Su recuperación nos puede decir muchas cosas de la vida cotidiana de nuestros ancestros” ha apuntado Manolo Segarra.
La cueva, que formaba parte de la alquería del Abiar y cuya primera ocupación data de cerca de 2200 años, fue utilizada como corral y vertedero en el periodo ibérico, romano y andalusí. Las excavaciones del 2001 ya sacaron a la luz interesantes hallazgos como cerámicas ibéricas pintadas, sigillatas y otras importadas de la zona de la Campania italiana. Entre ellas cabe destacar una pieza completa de cerámica íbera. Está en el Museo Arqueológico de Jávea y aparece también en el cartel promocional del yacimiento.


El yacimiento fue localizado en 1987 en el Tossal Gros por Joaquin Bolufer. Según la historiografía local, a finales del siglo XIII, ya abandonada, pasó a convertirse en la guarida perfecta de bandoleros. La leyenda también sugiere que los contrabandistas ahuyentaban a la gente haciéndoles creer que allí habitaban brujas. Para ello derramaban azufre que producía misteriosas llamas alrededor de la cavidad. Sería, por tanto, el miedo lo que llevó a los habitantes de El Poble Nou de Benitatxell a llamarla “Cova de les Bruixes”.

RUTAS GUIADAS
Cuando finalicen los trabajos arqueológicos, la cueva se abrirá por primera vez en la historia al público. Se creará, además, un espacio de interpretación y divulgación de una cueva que, como una cápsula del tiempo, puede ayudar a comprender la vida cotidiana de nuestros ancestros. De momento, desde el departamento de Turismo se han organizado unas rutas guiadas hasta la entrada. Comenzarán este mismo viernes, 1 de julio, a las 18:30. Con todo, la ruta guiada histórica y etnológica de la Cova de les Bruixes, se unirá este año al interesante programa de rutas estival que incluye la Ruta de los Acantilados y la de Terra del Moscatell. Las reservas deberán realizarse en el departamento de Turismo o llamando al teléfono 966493646.

(Fuente: Xábia al día)

7 de noviembre de 2012

Investigan las pinturas rupestres del Paleolítico Superior halladas en una cueva de Alicante

Las pinturas y grabados se han encontrado en el interior de cavidades oscuras de la Cova del Comte, algo de lo que no se conocen precedentes en el Mediterráneo, ya que en el arte rupestre levantino siempre se han encontrado en abrigos encarados al exterior. Además estas pinturas triplican la antigüedad de las conocidas hasta ahora (16.000-18.000 años).
La Cova del Comte, en Pedreguer (Alicante), escondía en sus entrañas un tesoro que puede convertirse en una de las joyas del patrimonio cultural prehistórico mediterráneo. Eso es lo que, al menos, asegura el grupo de cinco expertos arqueólogos que durante los últimos meses ha llevado a cabo un primer estudio promovido por la Fundació Cirne de Xàbia, que se dedica a la investigación y divulgación del patrimonio.
Los arqueólogos Josep Casabó, Juan de Dios Boronat, Ximo Bolufer, Marco Aurelio Esquembre y Pasqual Costa observan las pinturas de la Cova del Comte.
Foto: Fundación Cime
Y es que en el interior de una gran galería a la que sólo se puede acceder reptando unos 30 metros por un resquicio abierto en la roca desde la primera sala de la cueva, se han localizado restos arqueológicos y varias manifestaciones de arte paleolítico realizadas entre el año 16.000 y el 18.000 antes de la actual era. Entre ellas, hay tanto grabados como pinturas.

La relevancia de lo descubierto en el interior de la gruta radica en varios factores. Por un lado, "en la existencia de pinturas rupestres en el interior de cavidades oscuras", algo de lo que no se conocen precedentes en el Mediterráneo, ya que el arte rupestre levantino siempre se ha encontrado en abrigos encarados al exterior, según el arqueólogo Juan de Dios Boronat. "No estamos hablando de un caso más de arte rupestre levantino, del que ya tenemos centenares de ejemplos; este es un caso extremadamente raro, y más en la vertiente mediterránea; además, triplica prácticamente la edad del arte levantino", remarcó el también arqueólogo Josep Casabó.

Pinturas y grabados
Otra de las peculiaridades que hace única a esta cueva es que combina el arte pictórico con el del grabado, según apuntó el presidente de la Fundació Cirne, Enric Martínez. Éste remarcó que ahora es cuando realmente va a empezar el trabajo de investigación, pues los arqueólogos sospechan que la cavidad aún puede deparar más sorpresas positivas a poco que se siga trabajando en ella. "La cueva es muy grande, y ahora toca encender la luz e ir milímetro a milímetro mirando las paredes", señaló. Y es que "esto no es el final; es el principio".

El estudio de la cueva promovido por Cirne ha sido desarrollado por los arqueólogos Josep Casabó, Juan de Dios Boronat, Ximo Bolufer, Marco Aurelio Esquembre y Pasqual Costa.
El alcalde de Pedreguer, Sergi Ferrús, explicó ayer que su gobierno no dudó en "poner todos los medios" al servicio de esta investigación, "visto el entusiasmo del equipo" de arqueólogos ante el reto de sacar a la luz todo lo que la Cova del Comte esconde.

24 de mayo de 2012

El Montgó, banco de pruebas para la Arqueología del futuro

La cueva del Barranco del Migdia ha bajado a Xàbia para que el Montgó revele sus secretos arqueológicos de hace más de 4.000 años.
Los hallazgos calcolíticos han sido escaneados en 3-D.

La Fundació Cirne de Xàbia muestra ahora los hallazgos de este yacimiento valenciano, que esconde una necrópolis del periodo calcolítico. La exposición se titula Art i Mort al Montgó. La Cova del Barranc del Migdia y sorprende, sobre todo, la reproducción a tamaño natural de las paredes de piedra en las que hay pinturas rupestres de estilo esquemático.

Las pinturas y la cueva se pueden así hasta tocar. De otra forma, sería difícil trasladar al gran público, principalmente a los alumnos de colegios e institutos, la singularidad del yacimiento. La cueva está en los acantilados de la escarpada cara sur del Montgó. Su acceso es complicadísimo. Y luego hay que reptar por un estrecho pasadizo. El lugar, que tiene mucho de mágico, pues al mediodía se cuela un haz de luz del sol que ilumina toda la gruta, estaba predestinado a convertirse en la prehistoria en un referente sagrado. El panteón que los arqueólogos descubrieron en 2009, en la primera campaña de excavaciones, así lo ha confirmado.

La exposición, que se puede visitar en la sede de la fundación de la avenida d'Alacant de Xàbia, ha contado con una subvención de 69.504 euros del Ministerio de Cultura. Antes la Fundació Cirne lo había financiado todo: las tres campañas de excavaciones y una investigación arqueológica en la que se ha recurrido a las técnicas más modernas de escaneado en 3D. La Cova del Migdia es un banco de pruebas de la arqueología del futuro.
El presidente de Cirne, Enric Martínez, explicó ayer que Art i Mort al Montgó combina paneles divulgativos de todo el proceso de excavación, vitrinas en las que se muestran los hallazgos y, como elemento más novedoso, la reproducción de la cueva. "Nuestro objetivo era bajar la cueva al pueblo". Los alumnos que entren en esa gruta virtual se sentirán como auténticos hombres prehistóricos. Se les entregará una unidad didáctica y, entre otras actividades, pintarán arte esquemático.

Mientras, el arqueólogo y director del Museo Soler Blasco de Xàbia, Joaquim Bolufer, recalcó que este yacimiento es único. Su singularidad radica en esconder una necrópolis asociada a pinturas rupestres. 

Por su parte, el también arqueólogo Marco Aurelio Esquembre anunció que todo el equipo está ultimando un documental sobre la Cova del Migdia que se presentará en un festival internacional de cine arqueológico.

Pero no acaba ahí la proyección del yacimiento. El experto en documentación arqueológica Dani Tejerina está trabajando "un programa informático que nos permitirá recorrer la cueva". Será como un videojuego.
(Fuente: Levante / A. Padilla)