Mostrando entradas con la etiqueta Lancia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Lancia. Mostrar todas las entradas

1 de octubre de 2014

Un viaducto sobre la A-60 salvará los restos de la ciudad astur-romana de Lancia (León)

A falta del acuerdo definitivo con Patrimonio, todo indica que un viaducto sobre la autovía León-Valladolid salvará los restos de la ciudad astur-romana de Lancia, un yacimiento prerromano extraordinariamente rico en vestigios que se ha salvado gracias a la presión popular. Las obras de la autovía están paradas en este tramo desde 2011
Trabajos de excavación arqueológica en la ciudad de Lancia durante 2012.
La autovía León-Valladolid recupera el pulso en los nuevos presupuestos del Estado. Así lo confirmó ayer el senador leonés Luis Aznar quien ha remarcado el cumplimiento "de la palabra" dada días atrás por la ministra de Fomento, Ana Pastor, tanto al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, como al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván.

La recuperación de las obras conlleva de forma efectiva superar 'el problema' de la conservación de los restos de Lancia, un yacimiento prerromano extraordinariamente rico en sus vestigios y que finalmente será superado "en parte" con la creación de un puente que permitirá conservar los restos.

"Los restos de Lancia se salvarán con un puente a falta de un acuerdo final con Patrimonio pero que en sus términos generales ya está cerrado y el Gobierno recupera la obra en la León-Valladolid con 2,5 millones de euros en la parte leonesa del vial", ha remarcado el senador popular leonés.

"El presupuesto del Ejecutivo contempla el desarrollo del vial por la vertiente leonesa tras llegar a un principio de acuerdo con Patrimonio, para León es algo muy importante y es cumplir con la palabra dada y los compromisos adquiridos", también se ha remarcado.

PARALIZACIÓN DE LAS OBRAS
En abril del 2011 las obras de la León-Valladolid encallaban después de que la Comisión Regional de Patrimonio de la Junta de Castilla y León trasladase al Ministerio de Fomento su decisión de preservar el yacimiento de Lancia con la consecuente paralización de la autovía.


Una decisión con la que se apostaba por mantener el yacimiento y potenciar su estudio, obligando inicialmente a modificar el trazado de la autovía o buscar una alternativa después de que Patrimonio rechazase el informe previo del Ejecutivo, partidario de catalogar los restos y proceder a su enterramiento.

Un fallo que en su día aplaudió la plataforma Salvemos Lancia y que sin embargo pronto vio como fue sinónimo de un total y absoluto abandono del yacimiento que se ha visto afectado por las lluvias de los últimos inviernos así como de los expolios a los que ha estado expuesto por carecer de protección alguna.

Un yacimiento que, según han señalado arqueólogos y expertos, al igual que otros similares como el de La Olmeda podría ser un imán de atracción turística y el consecuente revulsivo económico para la provincia.

(Fuente: León Noticias)

18 de febrero de 2013

Localizan un campamento romano en Villaquilambre (León)

Mónica Castro descubre a través de satélite una fortificación que podría pertenecer a la Legio VII o la VI, para ello ha utilizado tecnología "Lidar" (Light Detection and Rangin ).
Ocupa cinco hectáreas. Es un nuevo campamento de la Legio VI o la VII, hasta ahora desconocido, situado a escasos metros de la villa romana de Navatejera. También está relativamente cerca de la necrópolis situada en el campus de Vegazana. 
Imagen de satélite donde se ve el rectángulo ocupado por el campamento romano a poca distancia de Navatejera.
Su descubridora es la arqueóloga leonesa Mónica Castro de Lera, que ha utilizado tecnología Lidar (Light Detection and Ranging ), desde satélite, para localizar este acantonamiento militar. El hallazgo ha sido tan precipitado y en pleno fin de semana, que esta historiadora se lo ha notificado por correo electrónico al Ayuntamiento de Villaquilambre. Las imágenes son categóricas. «Hablan por sí solas, pero hay que ser prudentes», afirma Castro.

«Es posible que hubiera un campamento temporal mientras construían el definitivo de León o bien se empleó como campo de entrenamiento o como puesto de avanzada», explica la investigadora. Sólo unas excavaciones permitirán determinar la importancia de este descubrimiento. Se trataría de un foso con empalizada, similar a la primera ‘muralla de tapines’ que erigió la Legio VII en León y de la que apenas se conservan restos a los pies de San Isidoro y en la casona de Puerta Castillo. Es una ‘fortificación’ que ocuparía la cuarta parte del campamento de la Legio VII que dio origen a León y con idéntica forma rectangular. La estructura está enterrada a más de un metro de profundidad en unos campos de cultivo; de ahí que hasta ahora no hubieran aparecido vestigios.

La ‘arqueología aérea’, que ha sido decisiva para localizar importantes construcciones romanas en toda la provincia, ha sacado ahora a luz este nuevo enclave. La rotundidad de las ‘marcas’ revela que fue ocupado durante un largo período de tiempo, según Castro. La historiadora, que ha ‘rastreado’ toda la ciudad con la misma herramienta Lidar, así como el campamento de Lancia y la ciudad romana de Puente Castro (Ad Legionem), no ha encontrado nada similar ni tan nítido. «En Lancia no se ven estructuras de esta magnitud», aclara. Tampoco en los ‘barridos’ que ha efectuado sobre enclaves de la ciudad donde aparecieron vestigios romanos. «Y esto es lo asombroso».

«Entre los restos romanos encontrados en el recinto de lo que fue el campamento de la Legio VI primero y de la Legio VII después, se han encontrado huellas de cuatro tipos sucesivos y superpuestos, cuya datación más antigua es augustea y pertenecen al acantonamiento definitivo tras las guerras cántabras. En ninguna parte de la ciudad han sido hallados restos anteriores. ¿Podrían ser estos?», se pregunta Castro.

El satélite además deja en evidencia dos interrupciones «muy marcadas» en los lienzos Este y Sur, que se corresponderían con accesos a lo que en opinión de Mónica Castro parece «un clarísimo recinto militar romano por su forma y dimensiones, independientemente de su uso exacto y su cronología».

3 de agosto de 2012

Terminan las excavaciones arqueológicas en el yacimiento Astur- Romano de Lancia (León)

En esta campaña han participado 25 estudiantes de arqueología de diferentes universidades españolas.
Trabajos de excavación 2012 en la ciudad astur-romana de Lancia (León).
Foto: Diputación de León
La Diputación de León ha dado por finalizadas las excavaciones arqueológicas que se han realizado durante el pasado mes de julio en la ciudad astur romana de Lancia y a las que la institución provincial ha destinado durante esta campaña, la decimosexta, 22.000 euros.

En estas excavaciones, dirigidas por Liz Guiral y Jesús Celis, han participado un total de 25 estudiantes de arqueología de varias universidades españolas y varios profesionales. La excavación pretendía estudiar uno de los edificios de Lancia, que se encuentra ubicado cerca del foro, frente del mercado y dentro del recinto propiedad de la Diputación de León. Esta construcción, que los arqueólogos consideran excepcional, cuenta con grandes sillares caídos sobre la calle y una decumanus también cercana al foro.

Este edificio, que contó además con cierres de opus latericium y seguramente con revestimientos de mármoles y rocas nobles, fue construido en varias fases. La última de ellas presentaba en su interior dos hornos de forma oval y cuadrada, cuya utilidad no está demostrada pero, según los expertos, podría tener que ver con una producción de alimentos para su venta, aunque no se descarta un uso doméstico. Los responsables de la excavación apuntan a que el edificio fue utilizado en un principio para otras funciones.

Por otro lado, las excavaciones también se han concentrado en otra de las fincas de la institución provincial, concretamente en el pago conocido como de Valdealbura. En este lugar se ha excavado parcialmente una escombrera o cenizal que procede de los depósitos acumulados por los astures y por los romanos en el Alto Imperio y que podrían datarse entre los siglos III a, C. y I d.C.

La excavación en esta campaña se ha centrado en los niveles de la II Edad del Hierro, que han aportado numerosos vestigios con importantes lotes de los huesos de los animales consumidos durante la vida del oppidum, -ahora en proceso de estudio por la Universidad de León- restos de cerámicas conocidas como de tipo celtibérico, bolitas celtibéricas, cerámicas a mano, fragmentos de objetos de hierro y fíbulas de bronce típicas de esta fase del yacimiento.

La peculiaridad de estos hallazgos muestra por un lado lo extensa e importante que debió ser la ocupación del lugar en época prerromana y, por otro, las relaciones de la cultura material hallada con el área centromeseteña, territorio de los vacceos.

El cenizal podría a tener cerca de cuatro metros de profundidad y tan solo se ha sondeado en 1,5 metros, por lo que será necesaria una intervención especialmente dedicada a completar dicha secuencia, que se considera fundamental para conocer la dieta y las costumbres de los astures lancienses.

(Fuente: ileon.com)

19 de abril de 2012

Fomento negociará una solución definitiva para el yacimiento de Lancia (León)

La plataforma Salvemos Lancia anuncia que luchará hasta que la ciudad astur-romana sea visitable.
Parte de las ruinas astur-romanas que Fomento tapa de forma provisional.
La lucha continúa. La plataforma Salvemos Lancia seguirá ‘combatiendo’ hasta que los restos de la ciudad astur-romana aparecidos en las obras de la autovía León-Valladolid sean visitables, según Mario Lozano, historiador y portavoz de la citada asociación ciudadana. Ello exigirá restaurar y poner en valor las construcciones aparecidas en uno de los mayores enclaves arqueológicos del país. Hasta entonces, mantendrán la vigilancia sobre el yacimiento y continuarán ‘presionando’ a las instituciones.

Fomento, según fuentes del ministerio, está dispuesto a negociar con la Junta una solución definitiva para Lancia. Sin embargo, en el contexto actual de ajuste presupuestario, resulta difícil que el departamento que dirige Ana Pastor pueda desviar una partida para sacar definitivamente a la luz unos restos que se esparcen desde Villamoros a Mansilla de las Mulas y cuya extensión total nadie se atreve a aventurar. Mientras tanto, el ministerio está a punto de tapar temporalmente los restos de la ciudad astur-romana con una capa protectora de geotextil y tierra. Sin embargo, los importantes hallazgos descubiertos en las obras de la autovía León-Valladolid han sufrido «daños irreparables», después de dos años a la intemperie, según Salvemos Lancia, que vigila estos días cómo se cubren con ‘lona’ y arena los vestigios romanos y medievales localizados en el verano del 2010. «Habrá que ver en qué condiciones quedan los restos», afirmó Lozano, para justificar la labor de seguimiento que realizan del yacimiento, donde ya se produjeron expolios. Pese a que Salvemos Lancia llevaba meses exigiendo que se taparan los restos, considera la medida eventual, para evitar que sigan expuestos a las inclemencias climatológicas. El objetivo final, tal y como defendió la Comisión de Patrimonio Cultural de la Junta, en su resolución del 14 de abril del año pasado, es compatibilizar «la conservación y lectura permanente y visible del conjunto de estructuras y elementos arqueológicos hallados con la efectiva construcción de la autovía León-Valladolid». El Gobierno central, por cierto, recurrió el cambio de criterio de la Junta, quien invalidó un acuerdo previo de la Comisión Territorial de León que permitía cubrir el yacimiento con una malla y que la A-60 pasara por encima.

Otra vez bajo tierra
Esta semana quedarán nuevamente ocultos los restos de un barrio industrial en el que existían fundiciones, la primera necrópolis de incineración localizada en León, un tramo de calzada romana, un horno de finales del siglo I dedicado a la cocción de tejas, otro medieval, unas termas y un edificio de planta basilical, entre otras construcciones aparecidas en el yacimiento conocido como Sublancia. La ciudad astur conquistada por los romanos ha resultado tener mayores dimensiones de las que imaginaban los historiadores.

Los hallazgos ratifican que en Lancia hubo población estable y de forma ininterrumpida desde el siglo I hasta el XVI, como se ha demostrado con el descubrimiento de un horno del año 1573. Las excavaciones también permitieron sacar a la luz los restos de los pobladores de la parte baja de Lancia. Aparecieron alrededor de 150 sepulturas de diversos estilos y épocas. La urnas funerarias resultaron ser auténticos tesoros. En su interior los arqueólogos rescataron monedas, lámparas, platos y una gran variedad de adornos, como pulseras, fíbulas, hebillas y torques.

(Fuente: Diario de León / Verónica Viñas)

29 de noviembre de 2011

Heridas irreparables en el yacimiento de Lancia (León)


El yacimiento de Lancia sufre ‘heridas’ irreparables. Aunque el Ministerio de Fomento cumpla su promesa de cubrir de tierra los restos antes de fin de año, las heladas y las lluvias han provocado ya «graves estragos», según denuncia Salvemos Lancia.
Arriba, el horno del XVI y derecha, tal y como está ahora;
 debajo, la misma zona del yacimiento en 2010 y ahora.
Foto: salvemos lancia
Esta plataforma lleva meses alertando sobre la delicada situación de los hallazgos afectados por la autovía León-Valladolid. Sin adentrarse en el yacimiento, cuyo perímetro está rodeado por una ‘cinta’ de seguridad, miembros de Salvemos Lancia han tomado fotos que prueban el deterioro de los restos localizados durante las obras de la A-60. «Sólo hay que ver cómo estaba y como está el horno del siglo XVI», asegura Mario Lozano, coordinador de Salvemos Lancia, para quien la medida de Fomento «llega tarde». «No podemos cuantificar exactamente los destrozos, puesto que no hemos entrado en el yacimiento, pero el daño ya está hecho», aseguró. Lancia critica que no se hayan exigido responsabilidad a los encargados de evitar que los restos se deterioraran.
«Esperamos que el método de cubrimiento del yacimiento sea eficaz en cuanto a su preservación a la par que permita una próxima consolidación de los restos, puesto que sólo esta solución, la consolidación, permitiría su conservación y futuras lecturas, tanto por parte de investigadores como del público en general», añadió Lozano.
La plataforma Salvemos Lancia reclama que se «dignifiquen» los restos y se pongan en valor. Con taparlos no es suficiente. Todo lo contrario. Sería, únicamente una solución temporal. La propia Comisión de Patrimonio Cultural de la Junta acordó el 14 de abril que los restos se protejan de forma «visible». Ello exigirá fuertes inversiones.
La plataforma que coordina Mario Lozano no sólo no se opone a la construcción de la A-60, sino que expresa su apoyo a la construcción de la futura autovía León-Valladolid y, ante la falta de proyectos alternativos que eludan el yacimiento, propone que se ejecuten los tramos entre León y Lancia y entre éste último punto y Santas Martas. Proponen que en Lancia los vehículos se desvíen a la carretera nacional 601 en los dos kilómetros que transcurren junto al yacimiento.
Las excavaciones sacaron a la luz un barrio industrial con hornos y fundiciones, la primera necrópolis de incineración localizada en León, un tramo de calzada romana, un horno de finales del siglo I para cocer tejas, otro medieval, unas termas y un edificio de planta basilical.
(Fuente: Diario de León / Verónica Viñas)

18 de octubre de 2011

"Salvemos Lancia" (León) se opone a que Fomento entierre los restos de la ciudad astur-romana


La Plataforma 'Salvemos Lancia' ha manifestado su "absoluto rechazo" a la posibilidad de que el Ministerio de Fomento entierre los restos hallados en 2010 en el yacimiento para continuar con las obras de la A-60 antes de que finalice el año y no ha descartado acudir a la vía judicial para impedirlo.
   Al respecto, el colectivo precisó que la Comisión de Patrimonio Autonómica estableció el día 13 de abril de 2011 que los restos deben preservarse y musealizarse sin que puedan ser enterrados bajo la Autovía, por lo que actuar en contra de dicha decisión podría ser constitutivo de delito.
La Comisión de Patrimonio estableció
en abril que los restos "deben preservarse
 y musealizarse".

   No obstante, confió en que dicha posibilidad sea "un malentendido" y que la decisión del Ministerio se refiera únicamente a la cubrición de los restos para facilitar su conservación, algo que la Plataforma reclama desde hace más de un año, hasta que se proceda a la restauración de los mismos "a la máxima brevedad posible".
   En este contexto, instó al Ministerio de Fomento a que termine el tramo León-Puente Villarente y reanude la construcción de la A-60 en Mansilla las Mulas, mediante la habilitación de un desvío de entrada y otro de salida a la N-601 para el tramo de apenas siete kilómetros que discurre entre las citadas poblaciones y que corresponde a la zona donde se encuentra el yacimiento, según informó la Plataforma 'Salvemos Lancia' en una nota recogida por Europa Press.
   Por otra parte, consideró que resulta "totalmente inexacto" culpar al yacimiento de Lancia del retraso en la ejecución de la A-60, dado que ningún tramo de la citada Autovía se ha inaugurado hasta el momento y el más largo, el comprendido entre Santas Martas y Villanubla, no tiene realizado el estudio de impacto ambiental.
   Finalmente, reiteró su exigencia de que se desvíe el trazado de la Autovía para que los restos sean conservados y musealizados correctamente e instó al Ministerio de Fomento a que realice, "a la mayor brevedad posible", el proyecto específico, que deberá ser autorizado por la Consejería de Cultura y Turismo como se establecía en la resolución de la Comisión de Patrimonio. De esta manera, se podría continuar con la construcción de la A-60 y compatibilizar la conservación y puesta en valor del patrimonio con la modernización de las infraestructuras.
(Fuente: Europa Press)

5 de septiembre de 2011

Fomento decide tapar el yacimiento de Lancia (León)

En la campaña de excavaciones se removieron más de 40.000 metros cuadrados de tierra, lo que convierte a Lancia en una de las mayores excavaciones arqueológicas de España.
La medida se adopta para preservar los restos de las
inclemencias del tiempo y del expolio.


El Ministerio de Fomento ha decidido salvar Lancia. En las próximas semanas tapará los restos arqueológicos aparecidos durante las obras de construcción de la autovía León-Valladolid. La decisión, según fuentes del ministerio que dirige José Blanco, ya ha sido comunicada a la Junta. De hecho, la Consejería de Cultura confirmó ayer que, con independencia de la solución final que se dé a los restos —puesto que el ministerio anunció que recurría ante los tribunales el acuerdo de la Junta de paralizar el trazado de la A-60 para proteger el yacimiento—, «en todo momento éstos deben estar protegidos, tanto frente a las inclemencias meteorológicas como frente a posibles expolios, y esto le corresponde siempre al promotor de las obras, en este caso el Ministerio de Fomento.

Es evidente que una de las posibles soluciones para llevar a cabo esta protección puede ser el tapado provisional de los restos, sobre todo si el ministerio piensa tardar en presentar un proyecto de conservación», según fuentes de la Consejería de Cultura. Fomento no quiso aventurar ayer la fecha en la que comenzará la cubrición del yacimiento, conocido como Sublancia, aunque podría ser cuestión de semanas.
Entre tanto, decenas de objetos que salieron a la luz en la excavación, como cerámicas, monedas e incluso esqueletos, han sido extraídos por una empresa arqueológica contratada por el ministerio y se encuentran en cajas precintadas y a salvo, a la espera de su musealización y de que la propia Junta determine qué hace con ellas —aunque por ley los restos deben ser depositados en el Museo de León—.
A la intemperie. Desde hace un año la plataforma Salvemos Lancia, que agrupa a asociaciones como Promonumenta, lleva reclamando a la Junta y al ministerio la protección y conservación de los restos. Expertos de este colectivo pronostican que las construcciones de época romana y medieval que han aparecido en Sublancia no soportarían un otoño lluvioso y menos aún otro invierno.
Fomento confirmó que ha pedido a la Guardia Civil que intensifique la vigilancia en el yacimiento. Hace un mes la Benemérita sorprendía a dos personas llevándose piezas de cerámica de Lancia. A pesar de que todo el enclave está delimitado por señales de prohibido el paso, la endeble valla de plástico que rodea el yacimiento no ha frenado a los expoliadores.
Aunque el perímetro está vallado la Guardia Civil ya ha detenido
a dos expoliadores.
Fuentes de Fomento quisieron dejar claro que «el ministerio está interesado en preservar los restos» y que la idea de taparlos partió de ellos. La Consejería de Cultura, no obstante, recuerda que «la solución del tapado o cualquier otra deberá ejecutarse de manera que no impida cumplir las prescripciones de la resolución de la Comisión de Patrimonio». Lo cierto es que la Comisión de Patrimonio Cultural de la Junta acordó el 14 de abril, invalidando la decisión previa de la Comisión Territorial, «la adopción de medidas correctoras que permitan compatibilizar la conservación y lectura permanente y visible del conjunto de estructuras y elementos arqueológicos hallados, con la efectiva construcción de la autovía Valladolid-León». Según este acuerdo, la cubrición de los restos sólo puede ser temporal.
Patrimonio y autovía. La solución parece difícil. Los expertos auguran que desviar el trazado de la A-60 unos 200 metros no evitará la aparición de nuevas construcciones romanas, dado el gigantesco tamaño que pudo tener la primitiva ciudad astur.
En la campaña de excavaciones se removieron más de 40.000 metros cuadrados de tierra, lo que convierte a Lancia en una de las mayores excavaciones arqueológicas de España. Ocupa 700 metros en línea entre las localidades de Villamoros de Mansilla y Mansilla de las Mulas. Las prospecciones desenterraron aquí un barrio industrial con hornos y fundiciones, una edificación con planta basilical, una necrópolis, unas termas y viviendas, que, curiosamente, están construidas de modo muy semejante a la arquitectura tradicional de esta comarca, con canto rodado en los cimientos, paredes de tapial y tejado a dos aguas cubierto de madera.
(Fuente: Diario de León)

29 de junio de 2011

Jesús Celis: "De las cien hectáreas de Lancia, se han excavado cinco"

El director del Instituto Leonés de Cultura (ILC), Jesús Celis,  ha hablado sobre las excavaciones en el yacimiento de Lancia, donde se asentó la ciudad astur-romana más importante de Iberia y donde se han hallado numerosos restos romanos, y por donde se ha trazado el paso de la autovía León-Valladolid.
Jesús Celis, director del Instituto Leonés de Cultura (ICL).
Jesús no entró en la polémica sobre la autopista y, como arqueólogo, se limitó a exponer las actuaciones que se están llevando, por parte del ILC, en los terrenos de Lancia que pertenecen a la Diputación de León. En este sentido, resaltó que, dependiendo de los permisos de la Junta, está previsto continuar los trabajos para el próximo mes de Julio, continuando así la labor que se viene haciendo desde hace 15 años.
Estableció tres líneas principales de actuación:
Han aparecido trozos de columnas y capiteles que indican una construcción importante que aún se desconoce qué era, pero que muestra que era algo importante y vinculado al foro. Posiblemente un templo o edificio de tipo similar.
Las termas, en la ladera: se encontró un frigidarium con un banco corrido que tiene toda la cubierta caída. Se va a descubrir el suelo.
Más hacia el oeste, parece que los astures, prerromanos o ya romanos, vertieron escombros en un foso de época prerromana. Es preciso ver que relación tenía este foso con el resto. Allí se han depositado no solo restos de la época romana sino también de la época astur. Han aparecido objetos, como fíbulas, y restos de maderas quemadas así como huesos que nos podrían indicar el tipo de alimentación de los pobladores de Lancia. Es posible, y así lo parece, que cuando Lancia fue conquistada, los hábitos de vertidos siguieron siendo los mismos que antes.
Y todo ello, para tratar de ir “completando el puzzle que supone Lancia”, esa civitas  en que, en la primera mitad del siglo I y hasta principios del siglo II, se impone la cultura romana y pasa de ser un poblado de cabañas a ser una verdadera civitas romana con todo lo que ello conlleva. Y era una ciudad bien equipada, con termas, etc.
La ciudad de Lancia víctima de las inclemencias y el abandono.
Esta ciudad de Lancia no tenía nada que ver con León (Regio) que era, en esa época, un mero campamento militar. Pero es curioso que en un radio pequeño de apenas 15 kilómetros, tengamos Legio, Lancia y Puente Castro, tres yacimientos importantes de la misma época. Y, un poco más allá, pequeños núcleos romanos siguiendo la I, vía romana, hasta el propio Sahagún.
Se calcula que la superficie ocupada por la Lancia urbana era de unas 90 hectáreas, más un pequeño poblado al lado, de otras 6 o 7, más escombreras, etc. Unas 100 hectáreas en total, aunque no todo estuvo siempre ocupado en su totalidad. De estas 100 hectáreas, solamente cinco, cuatro abajo y una arriba, han sido excavadas. En esta superficie había estructuras urbanísticas importantes, necrópolis, edificios privados, termas… y edificios ligados a la vía romana I de Antonino.
Es difícil, según Jesús Celis, llegar a saber cuánta población llegó a tener Lancia. Pero podemos suponer que en el siglo II y principios del III, periodo de esplendor de la ciudad, se llegó a unas 6.000 o 7.000 personas. Pero, asegura Jesús, “no se sabe, son solo cábalas”.
Aclara también Jesús que la ciudad pudo estar habitada ya en el paleolítico inferior y en el bronce antiguo, en la segunda edad de hierro, con los astures, en la época romana y tardorromana y, probablemente, por algunos hallazgos, en la época visigoda.
Desde mediados del siglo XIX se han empezado las excavaciones, aunque “siempre se supo que estaba allí”. Por otra parte, el expolio siempre estuvo presente e incluso se organizaban, en el siglo XIX, excursiones turísticas a Lancia para recoger objetos arqueológicos.
Como objetivos actuales de cara a los próximos trabajos, el Sr. Celis señala:
Estrafigrafía: desde cuándo y hasta cuándo estuvo ocupado el territorio.
Cómo era la ciudad, sin tener que excavarla del todo, ayudándose de las fotografías aéreas y del georadar. Ello parece confirmar los datos que se tenían, pero aportan mucho más detalles en cuanto a calles, foros, templos…. 
(Fuente: León 7 Días)

15 de abril de 2011

El yacimiento astur-romano de Lancia (León) se ha salvado

Patrimonio rechaza catalogar y enterrar los restos y obliga a completar la excavación ya en marcha / Fomento deberá acometer un nuevo trazado para la autovía
La autovía entre León y Valladolid sufrirá un nuevo retraso. El Ministerio de Fomento tendrá que buscar un trazado alternativo para salvar las excavaciones de Lancia, cuyo valor prevalecerá por encima del desarrollo de la infraestructura viaria.
El yacimiento astur-romano ha ganado la batalla contra la autovía.
La Junta de Castilla y León ha decidido este miércoles preservar este yacimiento tras el informe de la Comisión Regional de Patrimonio, lo que obliga a modificar el trazado de la autovía, que de otro modo no podrá llegar a León.
Patrimonio no acepta el informe previo del Ministerio, partidario inicialmente de catalogar los restos y proceder a su enterramiento para ser preservados de este modo, y opta por mantener el yacimiento y potenciar su estudio.
En su informe definitivo la Comisión Regional de Patrimonio de la Junta exige que las excavaciones ya en marcha sigan y que el yacimiento permanezca 'vivo'. ‘Salvemos Lancia’ ha aplaudido la decisión de la Junta aduciendo que ésta "era la única forma lógica de mantener y preservar una parte de la historia de los astures".
El dictamen a favor de Lancia será oficial en los próximos días.

El dictamen tendrá carácter oficial en los próximos días y conllevará un sobrecoste adicional para la autovía León-Valladolid que ya estana 'a las puertas' del yacimiento y a un paso de pasar por encima del mismo. Ahora, el Ministerio de Fomento deberá proceder a crear un trazado alternativo, con nuevas expropiaciones y replanteamiento de la obra.
Fomento ha evitado este miércoles realizar valoraciones a la espera de que el dictamen de la Comisión Regional de Patrimonio de la Junta se haga oficial.
Historia
El yacimiento arqueológico de Lancia ha sido excavado por reconocidos investigadoresya desde el siglo XIX. Sin embargo, tales estudios nunca se vieron acompañados de la adecuada consevación de los restos ni de supública apertura o visita, lo que ha dado lugar a que el yacimiento haya sufrido la pérdida de material histórico.
El yacimiento fue declarado BIC en 1994.

Precisamente la construcción de la autovía A-60 (León-Valladolid) sacó a la luz un destacado barrio industrial con hornos y fundiciones, una edificación con planta basilical y una necrópolis, entre otros múltiples restos, que dada la cercanía al yacimiento central de Lancia se interpretan como el emplazamiento que las fuentes documentales denominan "Sublancia".
El yacimiento fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Zona Arqueológica en 1994. Las referencias más antiguas se pueden rastrear ya en el siglo XVI y es reconocido desde el siglo XIX y XX por diferentes arqueólogos e investigadores. 
(Todas las noticias sobre Lancia aquí)
(Fuente: leonoticias.com)

30 de marzo de 2011

“Salvemos Lancia” irá a la UNESCO por la conservación del yacimiento romano.


Lancia fué una ciudad prerromana del siglo I a.C., famosa por albergar restos de la ciudad astur más grande de Iberia
La plataforma “Salvemos Lancia” instará a la UNESCO a tomar las medidas necesarias para preservar el yacimiento astur romano de Lancia, ubicado en Villasabariego (León), mediante el envío de un dossier que engloba el trabajo realizado durante los últimos años y los restos arqueológicos hallados en este yacimiento.
Ciudad Astur-Romana de Lancia, amenazada por la autovía León-Valladolid.
La plataforma pedirá asimismo la preservación de los restos hallados en Lancia ante el Ministerio de Fomento, el Ministerio de Cultura y la Diputación leonesa, ha anunciado  “Salvemos Lancia” en una nota informativa.
“Salvemos Lancia” ya ha planteado esta petición tanto ante la Consejería de Cultura de Castilla y León como ante el Procurador del Común, Javier Amoedo, los pasados días 21 y 25 de marzo, respectivamente.
En ambas peticiones, la plataforma ha adjuntado un anexo con 9.801 firmas recogidas en papel “de ciudadanos preocupados por el patrimonio y la cultura de todo el país y también del extranjero”, ha afirmado.
Lancia era un poblado prerromano del siglo I a.C., famoso por albergar restos de la ciudad astur más grande de Iberia, una gran urbe de unas noventa hectáreas de extensión con una importante historia bélica que vivió su época de mayor esplendor comercial coincidiendo con el asentamiento de la legión romana Legio VII, de la que posteriormente nació la ciudad de León.
Las últimas excavaciones han determinado que el yacimiento de Lancia conserva restos arqueológicos únicos, como es el caso de una “mutatio” o servicio de postas oficiales de la época augusta, la única que se conserva en la Península Ibérica y una de las pocas que se pueden encontrar en el territorio del antiguo Imperio Romano.
Calles muy anchas con viviendas, termas, mercados, hospitales, áreas de basureros, instalaciones industriales con hornos, asentamientos militares y una amplia necrópolis de más de doscientas tumbas completan el resto de la ciudad de Lancia, atendiendo tanto a los restos ya excavados hasta el momento como a las estimaciones realizadas.
Para saber más sobre el problema de Lancia, picha aquí.
(Fuente: ABC.es)

11 de marzo de 2011

Arqueología aérea: Hallan en León enclaves astures y romanos inéditos con vuelos de prospección

El campamento de la Legio VII no estaba aislado. Ángel Morillo, profesor titular de Arqueología Romana de la Universidad Complutense de Madrid, ha descubierto decenas de nuevos asentamientos romanos e indígenas, dos campamentos inéditos, torres de vigilancia y vías de comunicación que ofrecen un mapa más complejo del León romano. Es un trabajo de años. Los vuelos de prospección, autorizados por la Junta, le han permitido obtener «miles y miles» de fotografías aéreas de la provincia -que ha analizado una a una- para descubrir yacimientos que no figuran en el mapa arqueológico oficial.
Imagen aérea de la ciudad astur-romana de Lancia (León).
Los vuelos con avioneta han sido claves para certificar que los 10.000 habitantes -entre militares y civiles- acantonados en la Legio VII en el siglo I estaban perfectamente comunicados con otras ciudades de Hispania. En estos 'barridos' aéreos, Morillo ha localizado nuevas villas romanas, algunos castros indígenas (de astures) y un entramado viario que ha podido dibujar con exactitud. Procesar toda la información le llevará años; además, de visitar sobre el terreno los nuevos hallazgos. En algunos casos, dependiendo de la importancia de los enclaves, habrá nuevas 'lecturas' del subsuelo, mediante el georradar, e, incluso, excavaciones con pico y pala. Este ambicioso proyecto arqueológico aéreo no se ha limitado a León. De hecho, Morillo localizó en territorio asturiano un importante asentamiento militar romano que el Principado va a excavar próximamente.
El investigador considera que Google Earth, el georradar, así como los vuelos fotográficos, son «herramientas de primer orden» para la arqueología moderna. El historiador madrileño afirma que además de detectar con precisión nuevos yacimientos, estas herramientas «ahorran dinero público». «Ya no se excava a ciegas», dice. Como ejemplo, cita la polémica suscitada por la aparición de una 'nueva Lancia' en el trazado de la futura autovía León-Valladolid (A-60) o la villa romana hallada en Puente Castro, descubierta con motivo de la construcción de un vial en la Lastra. «Si previamente se hubiera hecho una prospección aérea se habrían ahorrado muchos problemas», asegura.
En el 2005 Morillo ya inició el 'barrido aéreo' del alfoz de la capital para descubrir restos arqueológicos que permitieran reconstruir hasta dónde extendía su influencia la Legio VII. Teniendo en cuenta que es el único destacamento que permanecerá hasta el final de la presencia romana en Hispania -junto a sus unidades auxiliares-, Morillo quería probar que el entramado urbanístico fue más complejo del que se había localizado hasta la fecha. Las fotografías aéreas le han dado la razón, aunque la investigación no está cerrada aún.
Los resultados, en Burdeos. En un principio, el historiador madrileño, ex profesor de la Universidad de León, pensaba abarcar únicamente el territorio que rodea la capital leonesa, en un radio de veinte kilómetros. Pero ha acabado prospectando toda la provincia, incluidos los pasos a Asturias, el Bierzo, Astorga, Lancia y el interior. Los vuelos también llegaron a Burgos y otras provincias de la Comunidad, aunque Morillo ha preferido centrarse exclusivamente en León. El historiador presentó estos descubrimientos en un reciente congreso sobre arqueología romana celebrado en Burdeos y pronto saldrá una publicación con los hallazgos. Morillo desvela que ha encontrado «muchas sorpresas». Sin dar las coordenadas de los nuevos yacimientos, reconoce que ha localizado villas romanas, asentamientos militares menores, encargados de vigilar las rutas, así como bases de apoyo y aprovisionamiento -granjas que surtirían de alimentos a los legionarios-. Como dato, explica que la vía que unía Lancia con el Ebro «se ve perfectamente» en las imágenes aéreas.
(Fuente: Diario de León)

5 de marzo de 2011

Patrimonio decidirá el futuro de la ciudad astur-romana de Lancia (León) a finales de mes

La ingente documentación remitida impidió que el asunto entrara en la Comisión de ayer viernes


No da tiempo. Fuentes de la Consejería han informado de que la ingente cantidad de documentación que han recibido de la Jefatura Territorial de Cultura -hace apenas dos semanas- ha impedido a los integrantes de la Comisión Cultural de Castilla y León llevar el asunto de Lancia a la reunión de ayer viernes. Es decir, la decisión acerca de la modificación o no del trazado de la A-60 a causa de los hallazgos en el yacimiento lanciense se demorarán al menos un mes. En cualquier caso, las mismas fuentes aseguran que la intención de la Dirección General de Patrimonio es que este asunto quede resuelto antes de las elecciones y señalan que se celebrará una comisión extraordinaria a finales de marzo en la que con toda probabilidad se tratará el tema de la autovía: «La intención de la Consejería de Cultura y Turismo es resolver este asunto cuanto antes y con el máximo rigor, por lo que espera que se trate en la siguiente comisión, que tendrá lugar a finales de marzo».
El yacimiento de Lancia está amenazado por la Autovía A-60
El acuerdo que tomen los miembros de este organismo será definitivo, por cuanto que se toma por mayoría, no por unanimidad. Y es que hay que recordar que esta 'patata caliente' ha llegado a Valladolid después de que la Comisión de Patrimonio de León no llegara a un acuerdo acerca de la conveniencia de respetar el trazado de la A-60 o bien instar a Fomento a modificarlo en virtud de los restos aparecidos en las excavaciones desarrolladas durante el verano.
Dos votos en contra . El voto contrario de dos de los integrantes de la Comisión -Luis Grau, director del Museo de León, y Jesús Celis, responsable del Instituto Leonés de Cultura y uno de los directores del yacimiento de Lancia- impidió llegar a la unanimidad necesaria para detener el dilema en la provincia. Ambos defendieron que la importancia de los descubrimientos hacía conveniente su conservación y la consiguiente modificación del trazado de la autovía. En el caso de Grau Lobo, las actas de la Comisión reflejan su voto en contra por el hecho de que «una obra nueva, más si es pública, no debe causar demérito o perjuicio a un elemento patrimonial que, como en este caso, se trata de un Bien de Interés Cultural, y en especial si existe alternativa para evitarlo». El director del Museo de León defendió que existían trazados o soluciones alternativas que evitarían la destrucción o «su soterramiento sine die y destacó que cabía recurrir a ellos para salvaguardar esa integridad. «Se trata de un emplazamiento arqueológico excepcional, por lo que no debe sorprender el hecho de que, tras constatar la evidencia de que los testimonios de su presencia se ven afectados decisivamente por el trazado elegido, deba optarse por variar ese trazado».
Por su parte, Jesús Celis, que ya presentó en el 2004 un escrito de alegaciones en contra del trazado presentado por Fomento, destacó en su voto en contra que la importancia de los restos descubiertos -hornos, talleres, una mutatio, unas termas, unos horreos y áreas de residencia- tendrían que llevar a la administración a replantear el trazado aprobado. Asimismo, destacaba que en el caso de que dicha modificación no fuera posible se debería contemplar la posibilidad de elevar la infraestructura viaria y que así ésta fuese compatible con la preservación de los restos arqueológicos y la ampliación de la investigación arqueológica.
La Comisión de Patrimonio acordó el 29 de enero de 2008 informar favorablemente las obras en el ámbito de delimitación de la zona arqueológica de Lancia. En dicha Comisión, se votó exigir a Fomento la puesta en marcha de excavaciones arqueológicas, si bien ninguno de los miembros de la misma dejó constancia de su oposición a las obras.
(Fuente: Diario de León)

6 de febrero de 2011

Lancia: el futuro del pasado, o del despropósito de lo innecesario.




Jesús Liz Guiral.
Catedrático de Arqueología
Universidad de Salamanca.



“El deterioro o la desaparición de un Bien del Patrimonio Cultural constituye un empobrecimiento nefasto del patrimonio de todos”.
(Convención para la protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural. UNESCO, París 16/11/1972,

¡y ya ha llovido!)
El patrimonio arquitectónico.... “Está amenazado por la ignorancia, el paso de la moda, el deterioro de todo tipo y la negligencia. La planificación urbana puede ser destructiva cuando las autoridades ceden demasiado fácilmente a las presiones económicas y a las demandas del tráfico motorizado”.(Carta de Amsterdam, 1975. Carta Europea del Patrimonio Arquitectónico. Consejo de Europa, Amsterdam 1975, punto 6. Y, yo creo, que 36 años es tiempo más que suficiente para darnos por enterados...)

Desde la relativa lejanía de Salamanca se oyen y se leen los sonidos de la nueva batalla. Otra vez Lancia. “Mala suerte, qué ciudad con tan mala suerte”, dicen algunas voces. Sin embargo yo creo lo contrario: sobrevivió a unos hechos bélicos que los autores antiguos nos relatan sin mucho empeño y sólo para magnificar la bonhomía, probablemente tan calculada como grandilocuente, de su conquistador, Carisio; continuó su vida y hasta fue capaz de hallar la forma de convertirse en una ciudad próspera durante más de un siglo; luego se apagó, igual que otras urbes en aquellos tiempos convulsos tardoantiguos, que asistieron a tantos cambios; se convirtió en olvido y cantera de materiales, en tierra de secano que los arados arañaron –lo hacen todavía-, siglo tras siglo; en objeto de codicia para expoliadores y amigos de lo ajeno y, a pesar de todo, ahí sigue resistiendo.

"NO SOMOS PROPIETARIOS DEL PATRIMONIO, SÓLO DEPOSITARIOS"
Ahora es el progreso de las comunicaciones, esa autovía que tanto necesitamos por razones de comodidad, economía y, sobre todo, seguridad en los desplazamientos, el que viene a poner a prueba al yacimiento arqueológico. El progreso, tiene gracia; en aras del progreso se derribaron en el pasado reciente muchas murallas antiguas que ahora tanto nos cuesta conservar. En León, como otras partes, también se asistió a ese estilo de “progreso”. Algunas ciudades tuvieron la suerte de contar con ciudadanos y gobernantes menos “progresistas” y no derribaron sus murallas. A los ojos de sus contemporáneos eran ciudades embridadas y maniatadas por sus muros, atrasadas y ancladas en el más oscuro pasado preindustrial y la rémora de sus murallas y puertas conservadas sólo una muestra fehaciente de su alejamiento de los criterios de modernidad y progreso reinantes. Ahora, algunas, son Patrimonio de la Humanidad. Otras no. El progreso.

No entraré, por elemental discreción, en la discusión –que podría ser fecunda y no exenta de jugosos comentarios- de la necesidad objetiva y cabal de pasar una infraestructura de este tipo al pie mismo de un “Bien de Interés Cultural” declarado por la Administración hace más de tres lustros; ni en el por qué se desoyeron todas las advertencias sobre la posibilidad de encontrar restos de una vía, una necrópolis, de instalaciones industriales y de habitación en ese lugar. Ahora nos encontramos ante unos hechos consumados, ante una nada agradable situación provocada por unas decisiones probablemente equivocadas; y esto último es importante, porque el problema es creado por decisiones humanas y no por el propio yacimiento, ni por la política proteccionista de unos restos arqueológicos que, además de intentar defenderse de los ataques durante siglos, a veces, como si fuera un mal sueño, parecen los culpables de todo.

Es quizá preciso recordar que, a veces, perdemos de vista que ya son demasiadas las circunstancias que no tienen remedio ni vuelta atrás en esta vida, como para que añadamos innecesariamente una más a la larga lista. Cuando intento explicar el modo de trabajar en Arqueología a mis alumnos no dudo en reiterar tantas veces como sea necesario –hasta la misma náusea si es preciso- el criterio de reversibilidad, esto es, que toda actuación sobre los materiales producto de nuestro estudio sea, si es posible, reversible. Así me lo enseñaron a mi y así lo trato de transmitir lo mejor que sé. Esto, que parece a todas luces deseable, no siempre puede conseguirse. El ejemplo más conocido por todos es el de la excavación, tras la que el ojo no especializado ve, en el mejor de los casos, el monumento exhumado y los objetos recuperados, mientras que el estudioso advierte éste y aquéllos, pero también lo que falta, esto es, los rellenos que lo cubrían y donde estaba la información –recuperada o no- de la historia de esos muros antes y después de su abandono. Sí, es cierto que a veces es necesario tomar una decisión, pero también es verdad que hacer algo irreversible cuando no es necesario es, simple y llanamente, una estupidez.

Con frecuencia me he encontrado en mi trayectoria profesional el falso dilema planteado por algunos entre la necesidad de construir un futuro y la necesidad de conservar el pasado. Me refiero a que es habitual en situaciones como estas escuchar frases más o menos bienintencionadas como: “no podemos hipotecar nuestro futuro para salvar unos simples restos del pasado de escaso valor monumental”. Dicho así, hasta parece cierto, pero, para ser sincero, tampoco conozco a nadie que haya pasado a la Historia por decir semejante tontería y sí a muchos por predicar y practicar todo lo contrario (quod non fecerunt barbari, fecerunt Barberini). Es cierto que a veces se presentan casos en los que es preciso tomar determinaciones muy comprometidas, pero éstos son contados y, desde luego, Lancia no es uno de ellos ya que, desde el principio del proceso –y eso es lo más extraño en estas también extrañas e ilógicas circunstancias- existen otros trazados alternativos previstos.

No creo que sea preciso recordar a estas alturas que no somos propietarios de nuestro Patrimonio Histórico-Arqueológico, sino simples depositarios que debemos asegurarnos de transmitirlo a nuestros descendientes, o responder por no hacerlo. Los mismos descendientes que, seguramente, cuando una infraestructura viaria de este tipo y en ese lugar ya no sea necesaria dentro de un tiempo –poco o mucho, qué más da, pero ese día llegará- se preguntarán por la cordura de quienes les precedieron. No es la lucha del pasado contra el futuro, sino una dudosa decisión presente que aniquila el pasado e hipoteca el futuro y, lo que es más grave, sin que exista una verdadera necesidad de ello ya que, desde el mismo anteproyecto de obra, existen alternativas mucho menos lesivas para el patrimonio de todos.

EL YACIMIENTO DE LANCIA ESTÁ AMENAZADO POR EL PASO DE LA AUTOVÍA A-60
No hace tanto tiempo, quizá no mucho más de setenta años, en España se quemaban algunos archivos, en unos casos porque podían molestar a “la verdad histórica” (así, con minúsculas y no importa a qué facción política o ideológica nos refiramos) y en otros porque ciertas mentes preclaras y supuestamente pensantes no los consideraban importantes y hacía falta más sitio para instalar el producto de la burocracia de ese momento. Ahora, afortunadamente, eso ya no podría pasar o serían considerados delincuentes quienes así lo hicieran. Hoy los archivos históricos parecen estar razonablemente a salvo, o, al menos, eso prefiero creer. Hora es de preocuparnos por los Archivos del Suelo. (Fuente: Lancienses)


4 de febrero de 2011

Jesús Liz: "Lancia alberga el único servicio de postas oficiales de la época augusta en la Península Ibérica"

Desde que el yacimiento fuera descubierto en el siglo XVI tan sólo se ha excavado el 5,5 por ciento del total de la urbe y sus alrededores.

El yacimiento de la antigua ciudad astur-romana de Lancia, situado en el término municipal de Villasabariego (León), alberga la única "mutatio", o servicio de postas oficiales, de la época augusta de la Península Ibérica y una de las pocas que aún se conservan del Imperio Romano.

Construido en el siglo I a.C en la época del emperador Augusto, el edificio servía de intercambio de correo oficial y fue utilizado para ese fin hasta el siglo IV d.C, ha explicado a Efe el catedrático de Arqueología de la Universidad de Salamanca, Jesús Liz, quien ha trabajado en esta zona desde 1997.

 Jesús Liz, catedrático de Arqueología de la Universidad de Salamanca.
Esta edificación es única en España, ya que hasta ahora existía una en el yacimiento de Mariturri (País Vasco) de la que se conservan únicamente las huellas de los muros, "pero ni una sola piedra".


Jesús Liz, que pronuncia hoy una conferencia en León, ha destacado la importancia de los restos que alberga este yacimiento, entre los que destacan varios edificios singulares que tienen una tipología poco habitual en otras excavaciones de Europa.

Lancia era un poblado prerromano del siglo I a.C., famoso por albergar restos de la ciudad astur más grande de Iberia, una gran urbe de unas noventa hectáreas de extensión con una importante historia bélica que vivió su época de mayor esplendor comercial con el asentamiento de la legión romana Legio VII, de la que posteriormente nació la ciudad de León.

Desde que el yacimiento fuera descubierto en el siglo XVI tan sólo se han excavado cinco de esas noventa hectáreas, una en la parte de arriba y cuatro en la de abajo, es decir, el 5,5 por ciento del total de la urbe y sus alrededores.


Yacimiento astur-romano de Lancia.
Las cuatro hectáreas pertenecientes a la parte de abajo han sido recientemente descubiertas como consecuencia de las prospecciones realizadas por las obras de la A-60, la autovía que unirá León con Valladolid, cuyo trazado atraviesa y amenaza el yacimiento, ha incidido.

Liz ha concretado que de los tres trazados posibles que se podían escoger para la construcción de esta autovía, el Ministerio de Fomento eligió "el que más afectaba al yacimiento", es decir, el que pasa por el centro de la urbe, a pesar de que el equipo de excavación presentó alegaciones a este proyecto explicando las dificultades arqueológicas.



Calles muy anchas con viviendas, termas, mercados, hospitales, áreas de basureros, instalaciones industriales con hornos, asentamientos militares y una amplia necrópolis de más de doscientas tumbas completan el resto de la ciudad, atendiendo tanto a los restos ya excavados hasta ahora como a las estimaciones realizadas.


"Da la impresión de que en esta ciudad todo el espacio no estaba ocupado con la misma intensidad", ha explicado Liz.

Las prospecciones eléctricas y magnéticas realizas en la parte superior han permitido descubrir zonas en las que los edificios están más apretados, "pero en seguida empiezan a espaciarse, de tal forma que no se puede comparar Lancia con otras ciudades en las que la población se calcula multiplicando el número de hectáreas por el de habitantes", como sería el caso de Pompeya (Italia).


"Teniendo en cuenta que las estimaciones más optimistas hablan de que en esa época hubo cuatro o cinco millones de habitantes en toda la Península Ibérica, la ciudad de Lancia, atendiendo a su escasa densidad de población, podría haber llegado a tener, como mucho, 5.000 habitantes", ha detallado.


Liz ha afirmado que, a pesar de no tener una gran población, Lancia, debió de ser durante los siglos I a.C. y II d.C una importante zona de éxito económico gracias al comercio con la Legio VII y a la explotación agrícola y ganadera del territorio, por estar situada entre los valles de los ríos Esla y Porma.

(Fuente: ABC)