Mostrando entradas con la etiqueta Universidad de Zaragoza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Universidad de Zaragoza. Mostrar todas las entradas

5 de septiembre de 2017

Los arqueólogos regresan al Cerro del Calvario de Tabuenca (Zaragoza)

Tras los buenos resultados de la excavación arqueológica de 2016, se desarrolla en Tabuenca un curso de arqueología práctica reconocido con 2 créditos de formación por la Universidad de Zaragoza.
El poblado está vinculado a la minería del hierro entre los siglos II aC y II dC.
Tabuenca vuelve a convertirse en el lugar elegido para continuar la investigación arqueológica sobre los paisajes mineros en la Antigüedad en el Sistema Ibérico desarrollada por el Grupo de Investigación URBS-IUCA de la Universidad de Zaragoza. Las actuaciones arqueológicas de 2016 en Tabuenca permitieron evaluar el enorme potencial científico que ofrece esta localidad en la que se sitúa el yacimiento arqueológico “Cerro del Calvario”.

El poblado está vinculado a la minería de los óxidos de hierro de la Sierra del Moncayo y a su transformación en metal en decenas de escoriales asociados a la presencia celtibérica y romana en este territorio. La actividad minero-metalúrgica documentada en la intervención de 2016 evidencia la producción de cientos de toneladas de hierro entre los siglos II a.C. y II d.C. en el entorno del asentamiento minero del Cerro del Calvario. Junto a esta actividad minero-metalúrgica, las excavaciones de 2016 en el Cerro del Calvario permitieron conocer el urbanismo del poblado, la cultura material y actividades relacionadas con la agricultura y la ganadería.

EQUIPO TÉCNICO
Los trabajos arqueológicos estarán dirigidos nuevamente por Óscar Bonilla Santander de la Universidad de Zaragoza y Begoña Serrano Arnáez de la Universidad de Granada. El equipo técnico estará formado por los arqueólogos Ángel Santos Horneros, Alicia María Izquierdo, Carlos Valladares Lafuente y la restauradora Miriam Pérez Aranda. En el curso participarán 14 alumnos de los grados de Historia y Arqueología de la Universidad de Zaragoza, la Universidad de Granada, la Universidad Complutense de Madrid, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Jaén, la Universidad de Alicante y la Universitè Sorbonne Nouvelle de París en Francia.

Durante las tres semanas de duración del curso las actuaciones arqueológicas se centran en prospectar de forma intensiva el entorno del Cerro del Calvario, las minas y los lugares de transformación del mineral en metal. Así mismo se continúa con la excavación arqueológica de los sectores 1 y 2 excavados parcialmente en la campaña del año anterior. En el curso de arqueología reconocido con 2 créditos ECTS por la Universidad de Zaragoza se están realizando prácticas de excavación, prospección y conservación preventiva de estructuras y materiales arqueológicos, talleres de topografía, limpieza, siglado, inventariado, clasificación, dibujo, digitalización y fotogrametría de los materiales y las estructuras arqueológicas documentadas.

PUERTAS ABIERTAS
Las actividades de investigación se combinan con una decidida apuesta por la difusión y la divulgación científica mediante una política de “puertas abiertas” a los trabajos arqueológicos en el Cerro del Calvario y con una visita guiada a la excavación arqueológica. El sábado 26 de agosto a partir de las 17:30 se realizarán en el pabellón municipal de Tabuenca talleres infantiles y conferencias para todos los públicos centradas en la temática del “juego y los espectáculos en la antigüedad”, totalmente gratuitas y abiertas para todos los públicos.

El proyecto está organizado y financiado por el Ayuntamiento de Tabuenca. Además cuenta con la colaboración del Grupo de Investigación URBS-IUCA de la Universidad de Zaragoza, el Grupo de Investigación ISTVRGI de la Universidad de Granada y la Asociación Cultural Villardajos.

Los avances de los trabajos arqueológicos se pueden seguir diariamente en la página de Facebook “Excavación arqueológica Cerro del Calvario de Tabuenca” en la que se publican las novedades del proyecto de investigación: https://www.facebook.com/cerrodelcalvario y en Instagram en el perfil “@cerrodelcalvario”.

16 de marzo de 2016

Bílbilis y Valdeherrera tendrán que buscar recursos propios para financiar sus excavaciones

El Gobierno de Aragón autoriza las excavaciones en los yacimientos de Bílbilis y Valdeherrera, aunque no financiará los trabajos por sexto año consecutivo. Los responsables insisten en las consecuencias negativas sobre la conservación del patrimonio, sobre la investigación y sobre la formación.
Seis años de recortes están favoreciendo el deterioro de lo excavado al no haber consolidación. FOTO: UNIZAR
La Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón ha autorizado la excavación arqueológica en los yacimientos arqueológicos de Bílbilis y Valdeherrera, ambos en Calatayud. Sin embargo, en la misma resolución sobre el primer emplazamiento, con fecha 18 de febrero se recuerda que "la financiación de la actuación correrá a cargo de recursos propios".

"Es una situación que se arrastra de la anterior legislatura, que estuvo en blanco, sin ninguna ayuda", recuerda el catedrático de Arqueología, Epigrafía y Numismática en la Universidad de Zaragoza y codirector de sendos yacimientos, Manuel Martín Bueno.

Los yacimientos de Bílbilis y Valdeherrera están considerados como Bien de Interés Cultural desde 1931 y 2008 respectivamente. Según Martín Bueno, dada esta categoría de protección jurídica, "nos sorprende que la Consejería que tiene las competencias y la obligación de conservar y financiar estas intervenciones no atienda sus compromisos".

Asimismo, el decano de los arqueólogos en la Comunidad reconoce que "estamos en momentos de recortes, pero seis años de sequía son demasiados". En este sentido recuerda que las consecuencias influyen en tres ámbitos. Por una parte de forma "inmediata" en la conservación de los restos exhumados, favoreciendo "el deterioro rápido" de lo excavado al no existir consolidación.

LA INVESTIGACIÓN TAMBIÉN SALE PERJUDICADA
Otro de los puntos perjudicados son las investigaciones que se desarrollan al mismo tiempo que los trabajos de excavación.

"Se nos llena la boca diciendo que hay que ajustar la formación al mercado de trabajo, pero si a nuestros estudiantes y licenciados no les damos la oportunidad de practicar sobre el terreno difícilmente vamos a tener unas personas suficientemente capacitadas", critica Martín Bueno.

Pero la situación que viven los yacimientos de Bílbilis y Valdeherrera no es única. Martín Bueno denuncia que "en Aragón la situación es catastrófica". Y destaca que "son los responsables de los proyectos los encargados de buscar fondos donde pueden".

Así, el codirector destaca las aportaciones de comarcas y ayuntamientos. "En nuestro caso aporta el de Calatayud, pero con unos recursos menores que los que puede tener la Administración que es la que tiene la competencia".

Para Martín Bueno, "estamos tirando a la escombrera nuestro pasado, que era brillante en conservación del patrimonio".

25 de noviembre de 2014

A punto de finalizar el vaciado del pozo romano del yacimiento arqueológico de Clunia (Burgos)

El objetivo es poder entrar en "Cueva Román", investigar su interior y preparar la reconstrucción. La campaña de este año ha incluido otras actuaciones como la datación de la necrópolis hallada junto al teatro.
La cueva presenta inscripciones, máscaras y todo tipo de símbolos, sobre todo en el santuario priápico. FOTO: BURGOS CONECTA.
Entre las distintas labores de investigación llevadas a cabo en el yacimiento arqueológico de Clunia en el año 2014, se encuentra el vaciado de uno de los múltiples pozos que permitían acceder al conjunto kárstico de “Cueva Román”. El objetivo último de esta intervención arqueológica es conseguir un acceso rápido a la cueva, que permitiera introducir equipos de topografía y fotográficos para un mejor conocimiento de ésta, así como facilitar futuras investigaciones.

Esta intervención arqueológica ha constado de tres fases: la primera ha sido la radiolocalización del pozo, la segunda la excavación arqueológica para encontrar el pozo y la tercera, labor que se está realizando en estos momento, el vaciado de dicho pozo hasta conectar con una de las galerías del complejo kárstico.

La primera fase, la radiolocalización del pozo, fue realizada en el año 2013 con el Grupo de Tecnologías en Entornos Hostiles de la Universidad de Zaragoza (GTE).


La segunda fase, la excavación arqueológica, se realizó durante el mes de agosto de 2014, en la que tras la excavación de una extensión de cinco por seis metros y a una profundidad de 2,5 m. se encontró la boca del pozo, excavada en la roca, dentro de un ámbito que se correspondería con una habitación subterránea. Cabe señalar que el pozo apareció, sin margen de error, en el lugar indicado por el GTE.

VACIADO DEL POZO
En la actualidad se está llevando a cabo la tercera fase, el vaciado de dicho pozo, y se encuentra a punto de finalizar. Se han extraído veintidós metros de relleno y puesto que el nivel freático se encuentra a veintisiete metros de la superficie se prevé finalizar el vaciado en breve. Tanto la excavación como vaciado del pozo han proporcionado material arqueológico que nos permiten datar la inutilización del pozo en torno al siglo V d.C.

En la excavación del vaciado del pozo han intervenido los arqueólogos Rosa Cuesta, Gerardo Martínez, ambos dirigidos por el codirector del yacimiento D. Francisco Tuset.

El presupuesto destinado este año a las labores de investigación en Clunia ha sido de 59.672 € distribuidos de la siguiente manera:
El presupuesto de la excavación del pozo ha supuesto 15.073 €.
Una vez finalizada la excavación del pozo, el Grupo de Tecnologías en entornos hostiles del Instituto de Investigación de Ingeniería de la Universidad de Zaragoza realizará un estudio del subsuelo de Clunia, especialmente de la denominada “Cueva Román” y su entorno. La inversión en este estudio asciende a 16.599 €.
El desarrollo de los trabajos de investigación de campañas anteriores; la datación de la necrópolis hallada junto al teatro romano; ponencias y asistencia a congresos y los gastos derivados de atender a los equipos de investigadores que se alojan en la Residencia ubicada en el yacimiento, han ascendido a 28.000 €.

10 de julio de 2013

La necrópolis islámica de Tauste sorprende con el hallazgo de un resto del Paleolítico

Se trata de una pieza bifaz de sílex tallada perteneciente al Paleolítico Medio o Superior, utilizada por el hombre de Neandertal (150.000 al 30.000 a.C.). En la campaña, que se extenderá hasta finales de julio, también se han encontrado hasta el momento 10 esqueletos adultos. En el proyecto participan voluntarios de arqueología y antropología de la Universidad de Zaragoza.
En la actuación, impulsada por la Asociación Cultural “El Patiaz”, trabaja un equipo de voluntarios de arqueología y antropología de la Universidad de Zaragoza bajo la dirección del arqueólogo Francisco Javier Gutiérrez González y el asesoramiento del catedrático de Historia Medieval de la UZ, Carlos Laliena Corbera.
El pasado lunes, 1 de julio, comenzaron los trabajos de excavación de la necrópolis musulmana de la localidad de Tauste, que en su cuarta fase se llevarán a cabo durante todo el mes en el solar situado en la avenida obispo José Mª Conget, nº 74. 

Durante los primeros días se llevaron a cabo la eliminación de los restos de las construcciones del siglo XX. Según informan desde la propia excavación, los trabajos han sacado a la luz, a unos 40 centímetros de profundidad, un pavimento de yeso y una capa de grava apisonada, correspondiente a una cochera agrícola del siglo XX, cuando en esta zona estaban las eras donde se trillaba la mies. Inmediatamente debajo de esta capa de zahorra aparecieron restos humanos, tal y como estaba previsto. Desde el primer momento, se corrobora su pertenencia a la época islámica en Tauste -de comienzos del siglo ocho a inicios del siglo doce de nuestra Era-, dado que la forma de enterramiento es inconfundible: todos ellos colocados de costado y con la cara orientada hacia La Meca. 

En el cuarto día de la excavación se hallaron diez individuos adultos con un estado de conservación es bastante variable, debido a que estaban cortados o a escasos centímetros de aquel pavimento y han sufrido un proceso de aplastamiento.

UNA PIEZA DE SÍLEX DEL PALEOLÍTICO

En la capa de zahorra apareció un hallazgo sorprendente. Se trata de una pieza bifaz de sílex tallada perteneciente al Paleolítico Medio o Superior, utilizada por el hombre de Neandertal (150.000 al 30.000 a.C.). 

No es la primera vez que aparece una pieza de características semejantes en Tauste. Ya el pasado mes de marzo, se encontró una punta musteriense, también tallada, y que procedería de la cantera municipal de donde se viene extrayendo grava desde hace décadas. Esta cantera está situada a seis kilómetros del casco urbano, entre la carretara Tauste-Ejea y el río Arba.

OBJETIVOS DEL CAMPO DE TRABAJO 2013

La Asociación Cultural “El Patiaz”, en su apuesta por la promoción e investigación del patrimonio histórico y cultural, ha sido determinante para poner en marcha este campo de trabajo de verano, en el que estudiantes y voluntarios tienen la oportunidad de aprender y practicar mientras colaboran en la investigación de este importante yacimiento, una de las necrópolis más antiguas de España, tal y como determinaron las pruebas de carbono 14, que situaron una de las tumbas en el siglo VIII (la tumba islámica datada más antigua de Aragón). 

Se trata pues de un yacimiento de extrema importancia e incalculable valor que puede cambiar toda la concepción histórica en torno a la presencia musulmana en Tauste. Hasta ahora se consideraba dicha presencia meramente anecdótica, mientras que el hallazgo de este cementerio viene a demostrar la existencia de una población estable y asentada en este lugar. El arqueólogo Francisco Gutiérrez estima una capacidad mínima de unos 4.500 enterramientos en esta necrópolis, que además presenta al menos dos niveles, lo que revela que era extensa en superficie y en periodo de ocupación.


Aún quedan tres semanas más de excavaciones arqueológicas, tras las cuales se llevará a cabo un análisis antropológico de los restos hallados a cargo de la antropóloga Miriam Pina, que realizará un estudio básico de los individuos, con determinación de edad, estatura y sexo, además de un análisis paleopatológico de los restos. En la tercera campaña, realizada en octubre de 2012, este análisis dio lugar al extraordinario hallazgo de una trepanación en uno de los cráneos exhumados, práctica de índole quirúrgica o ritual consistente en agujerear el cráneo con instrumentos líticos o metálicos (y cada vez menos frecuente en época medieval). La regeneración del hueso sugiere que el individuo sobrevivió a la trepanación.

VISITAS AL YACIMIENTO

Durante las fechas de excavación, se realizarán visitas al yacimiento para el público interesado en contemplar de cerca las tumbas abiertas en el solar. 
Los interesados pueden ponerse en contacto con la Oficina de Turismo de Tauste, ubicada en el Edificio de la Cámara (Cuesta de la Cámara, 10), teléfono 660 78 94 31, correo electrónico turismotauste@gmail.com.

CAMPAÑA DE CROWFUNDING

Dada la falta de apoyo económico por parte de las instituciones públicas, la Asociación Cultural “El Patiaz” lanzó una campaña de microdonaciones para conseguir financiación y no dejar caer en el olvido una de las investigaciones más relevantes de la historia de Tauste. Sigue abierta la línea de aportaciones particulares para financiar este proyecto en la cuenta de la Asociación, Bantierra, nº 3191 0215 12 4117981417.

15 de diciembre de 2012

Los análisis del yacimiento de Valdeherrera determinan que la presencia musulmana data del siglo IX

Se trata de una fecha posterior a la que las fuentes escritas y arqueológicas mantenían tradicionalmente y que se fijaba en el siglo VIII.
Un arqueólogos trabajo en uno de los restos del cementerio
de soldados musulmanes aparecido el pasado verano.
Los directores del Yacimiento Arqueológico de Valdeherrera (Calatayud, Zaragoza), Manuel Martín Bueno y Carlos Sáenz Preciado, han presentando este jueves los resultados de un estudio arqueológico y antropológico por el que se establece que la presencia efectiva de musulmanes en Calatayud data del siglo IX, una fecha posterior a la que las fuentes escritas y arqueológicas mantenían tradicionalmente y que se fijaba en el siglo VIII.

La concejal delegada del Yacimiento de Valdeherrera, Beatriz Arenas, que ha participado en la presentación del análisis científico, ha destacado la importancia de estos hallazgos que permiten aportar nuevos datos sobre la fundación de Calatayud.

Este nuevo dato cronológico, tal y como han explicado Manuel Martín Bueno y Carlos Sáenz Preciado, ha venido marcado por el estudio realizado sobre la aparición de una necrópolis de enterramiento de época musulmana, localizada durante el transcurso de las excavaciones realizadas en Valdeherrera por investigadores del Grupo Urbs de la Universidad de Zaragoza.

"Los análisis de carbono 14 radiocarbono utilizando la técnica de espectrometría de masas con aceleradores realizadas en Londres por el BioScience Innovation Centre (Beta Analytic Inc.), una vez calibrados, nos presentan un horizonte del 840-870, de ahí que vinculemos esta necrópolis con los sucesos derivados del control musulmán de estas tierras y la disputa existente entre sus distintas facciones", han concretado los directores del Yacimiento Arqueológico de Valdeherrera.

"De todo ello se deduce que la primera fecha concluyente que tenemos para una presencia efectiva de musulmanes en lo que hoy es Calatayud, tanto por las fuentes arqueológicas como por las fuentes escritas, habría que retrasarla hasta el siglo IX, alrededor del 840- 870 según la arqueología (C-14) y a los años 860-864 para lo que mencionan las fuentes escritas de Ibn Hayyan o los de 874-875 para Al-Udhí. En todo caso el siglo IX después de Cristo, en lugar del VIII (714) mantenido tradicionalmente hasta ahora", han concluido.

(Fuente: El Periódico de Aragón / Europa Press)

9 de septiembre de 2012

Paleontólogos desvelan un yacimiento del Cretácico en Estercuel (Teruel)

Han presentado un estudio donde se describe una nueva y variada paleoflora compuesta por fósiles de diferentes tipos de helechos, coníferas y angiospermas de especies tanto terrestres como acuáticas.
Los especialistas trabajando en el yacimiento de Estercuel.
Un grupo internacional de investigadores liderados por paleontólogos de la Universidad de Zaragoza ha presentado un estudio donde se describe una nueva y variada paleoflora compuesta por fósiles de diferentes tipos de helechos, coníferas y angiospermas de especies tanto terrestres como acuáticas.

Este nuevo yacimiento, situado en la localidad turolense de Estercuel, es uno de los pocos con plantas fósiles de esta edad a nivel mundial y los registros hallados en él son considerados de extraordinaria importancia para conocer la evolución de las floras en el planeta.

En este estudio han participado investigadores de la Universidad de Zaragoza, Universidad de Vigo, Universidad Nacional Autónoma de México, Universidad de Lund (Suecia) y del Museo de Historia Natural de París. Ha sido publicado en el último número de la revista Geodiversitas, y en él se describe una nueva y variada paleoflora compuesta por macrofósiles (hojas y estróbilos o piñas) y por microfósiles (esporas y granos de polen) pertenecientes a diversos grupos de plantas.

Esta abundante y diversa flora fósil pertenece a la parte más moderna del Cretácico Inferior (de unos 100 millones de años de antigüedad), y contiene fósiles de diferentes tipos de helechos, coníferas y hojas y granos de polen pertenecientes a primitivas angiospermas (o plantas con flores), tanto terrestres como acuáticas, que se desarrollaron en las orillas de los pantanos costeros del antiguo mar Tethys en la zona que ocupaba la actual provincia de Teruel durante esa época.

Estos registros de plantas fósiles, son considerados de extraordinaria importancia para conocer la evolución de las floras en el planeta, ya que durante este periodo de tiempo las angiospermas se encontraban en su fase de expansión y diversificación, que posteriormente las llevaría a convertirse en las plantas que en la actualidad dominan todos los ecosistemas terrestres actuales. Además, el nuevo yacimiento de Estercuel es uno de los pocos yacimientos con plantas fósiles de esta edad a nivel mundial, lo que le confiere una especial importancia científica.

Entre la paleoflora encontrada en Estercuel destacan varias especies como Klitzschophyllites choffatii, que era una angiosperma que poseía hojas muy llamativas, con márgenes profusamente dentados, y sobre todo la presencia de hojas de la especie Aquatifolia fluitans. Esta angiosperma acuática, emparentada con la familia de los nenúfares actuales, presentaba la peculiaridad de poseer un peciolo con un ensanchamiento central, a modo de flotador, que permitía que sus hojas pudieran desplegarse por encima de la superficie del agua.

La singularidad del hallazgo de esta especie en Estercuel radica en que, hasta el momento, este tipo de plantas sólo habían sido encontradas en un único yacimiento de la misma edad situado en el estado de Kansas, en el centro de los Estados Unidos, lo que indicaría una cierta relación entre estas dos zonas durante el Cretácico Inferior.

Además, los granos de polen de diversos tipos encontrados en los estratos del yacimiento también indican que estos ambientes fueron colonizados por otras plantas que, hasta el momento, se creían restringidas al norte de África y este de Suramérica durante esa época.

Todos estos datos implicarían que, al menos durante la última etapa del Cretácico Inferior, las islas del archipiélago que en esa época constituían la actual Península Ibérica habrían servido como puente para la dispersión de las floras entre diferentes áreas geográficas, que provendrían tanto del oeste del antiguo continente Laurasia, como del continente Gondwana situado al sur.

(Fuente: Servimedia / Aragón Press)

26 de agosto de 2012

Nuevos hallazgos en las ruinas de la Calatayud romana

En la denominada "Casa del Ninfeo"  de la ciudad romana de Bilbilis se han localizado una serie de tabernae (tiendas) que conformaban un frente comercial y en una de las cuales se encontró un basurero de ánforas,asimismo, se ha averiguado la ubicación de un horno o calera en el que se quemaron restos escultóricos y placas de mármol procedentes de las decoraciones de los principales edificios monumentales de la ciudad desmontados a finales del siglo II.
Las excavaciones en Bilbilis se han centrado en la "Casa del Ninfeo".
Foto: UZ
El Ayuntamiento de Calatayud ha apoyado de nuevo este año los trabajos de la XLIII campaña arqueológica en la ciudad romana de Bílbilis y la cuarta edición en la ciudad celtíbera de Valdeherrera, campañas que han finalizado hace unos días.

En las excavaciones, que se han llevado a cabo entre el 15 de julio y el 15 de agosto, han participado una treintena de estudiantes y licenciados en arqueología procedentes principalmente de la Universidad de Zaragoza, así como de Murcia, Salamanca, Valencia o Santiago de Compostela, entre otras. Todos ellos dirigidos por los profesores de la Universidad de Zaragoza, Manuel Martín Bueno y Carlos Sáez Preciado.

Durante la primera quincena de julio la campaña ha trabajado en Bílbilis en la denominada Casa del Ninfeo. Allí se han localizado una serie de tabernae (tiendas) que conformaban un frente comercial y en una de las cuales se encontró un basurero de ánforas, tal y como ha explicado el equipo directivo.

Asimismo, se ha averiguado la ubicación de un horno o calera en el que se quemaron restos escultóricos y placas de mármol procedentes de las decoraciones de los principales edificios monumentales de la ciudad desmontados a finales del siglo II.

Esta campaña arqueológica está permitiendo conocer "mucho mejor el proceso y evolución de la ciudad entre los siglos II y III", ha subrayado la concejal delegada de Yacimientos del Ayuntamiento de Calatayud, Beatriz Arenas.

Ciudad celtíbera de Valdeherrera
En el caso de la ciudad Celtibérica de Valdeherrera, las actuaciones se han centrado, principalmente, en los viales de la ciudad, descubriéndose dos calles de 6 y 8,40 metros de anchura. En el sector en el que se han efectuando las intervenciones corresponden a la ciudad construida a finales del siglo II a.C., que fue destruida durante las guerras sertorianas, hacia el 74 a.C.

Paralelamente, se han encontrado las aceras porticadas y las fachadas de las casas que serán excavadas en los años próximos. De la misma manera, se ha continuado trabajando en la necrópolis islámica descubierta en campañas anteriores.


Referencia de la Arqueología
   Para el equipo directivo, las excavaciones en Valdeherrera están permitiendo conocer mucho mejor el urbanismo de la ciudad y confirmar el enorme potencial del yacimiento llamado a convertirse en un punto de referencia de la arqueología del valle del Ebro.

Arenas ha destacado la importancia de estas campañas y ha reiterado el compromiso del Ayuntamiento con las mismas. "Queremos seguir contribuyendo al desarrollo de las investigaciones y excavaciones que consideramos importantes para la difusión de nuestro patrimonio y nuestra cultura", ha apuntado Arenas. Este verano el Ayuntamiento de Calatayud ha colaborado con 2.000 euros en el desarrollo de las campañas.

(Fuente: Europa Press)

11 de enero de 2012

Sobrarbe (Huesca) esconde los fósiles de sirenios más antiguos de Europa

El grupo Aragonsaurus de la Universidad de Zaragoza ha encontrado los fósiles de sirenios, o “vacas marinas”, más antiguos y completos de Europa en el Geoparque de Sobrarbe. Los restos datan de hace 45 millones de años, del Eoceno, y entre ellos se han descubierto tres cráneos en perfecto estado de conservación. Según los arqueólogos, el registro de restos de estos vertebrados en sus primeras formas en la península Ibérica es muy escaso.
Uno de los cráneos completos encontrados
En total se han localizado alrededor de 550 fósiles de sirenios, que son un grupo de mamíferos acuáticos y herbívoros o comedores de plantas, que por su aspecto son conocidos también como “vacas marinas”. Según los arqueólogos eran muy abundantes en el pasado, ocupando un área de distribución muy amplia, desde el oeste Atlántico hasta las costas euroasiáticas-africanas, lo que incluía el actual Geoparque de Sobrarbe, ya que no hay que olvidar que esta zona fue un brazo del Océano Atlántico.

El descubrimiento del yacimiento se debe al director de del Museo Paleontológico de Sobrarbe, Jesús Cardiel, que puso sobre la pista a la Universidad de Zaragoza y al equipo Auragosaurus, con quienes ha colaborado en el hallazgo. Los trabajos han sido dirigidos por la investigadora Ainara Badiola y aunque se han desarrollado a lo largo de varios años, se han realizado tres campañas arqueológicas, fue en 2010 cuando comenzaron a aparecer los restos más importantes, como el primer cráneo bien conservado.

Para Badiola la importancia del hallazgo reside en su antigüedad, ya que datan del Eoceno, con lo que son los restos de sirenios más antiguos de Europa. Además, según la investigadora, hasta la fecha solo se habían encontrado restos de sirenios correspondientes a Eoceno en Egipto, Pakistán, India o Norteamérica. En la península Ibérica se ha hallado restos en sus primeras formas, pero son muy escasos, y los más recientes se localizaron en Cataluña.

La investigadora confía en que el apoyo que hasta la fecha han tenido por parte del Gobierno de Aragón se mantenga y puedan desarrollar nuevas campañas de excavaciones en un futuro en este yacimiento del Sobrarbe.
(Fuente: Pirineo Digital)