Mostrando entradas con la etiqueta Asociación El Patiaz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Asociación El Patiaz. Mostrar todas las entradas

10 de julio de 2013

La necrópolis islámica de Tauste sorprende con el hallazgo de un resto del Paleolítico

Se trata de una pieza bifaz de sílex tallada perteneciente al Paleolítico Medio o Superior, utilizada por el hombre de Neandertal (150.000 al 30.000 a.C.). En la campaña, que se extenderá hasta finales de julio, también se han encontrado hasta el momento 10 esqueletos adultos. En el proyecto participan voluntarios de arqueología y antropología de la Universidad de Zaragoza.
En la actuación, impulsada por la Asociación Cultural “El Patiaz”, trabaja un equipo de voluntarios de arqueología y antropología de la Universidad de Zaragoza bajo la dirección del arqueólogo Francisco Javier Gutiérrez González y el asesoramiento del catedrático de Historia Medieval de la UZ, Carlos Laliena Corbera.
El pasado lunes, 1 de julio, comenzaron los trabajos de excavación de la necrópolis musulmana de la localidad de Tauste, que en su cuarta fase se llevarán a cabo durante todo el mes en el solar situado en la avenida obispo José Mª Conget, nº 74. 

Durante los primeros días se llevaron a cabo la eliminación de los restos de las construcciones del siglo XX. Según informan desde la propia excavación, los trabajos han sacado a la luz, a unos 40 centímetros de profundidad, un pavimento de yeso y una capa de grava apisonada, correspondiente a una cochera agrícola del siglo XX, cuando en esta zona estaban las eras donde se trillaba la mies. Inmediatamente debajo de esta capa de zahorra aparecieron restos humanos, tal y como estaba previsto. Desde el primer momento, se corrobora su pertenencia a la época islámica en Tauste -de comienzos del siglo ocho a inicios del siglo doce de nuestra Era-, dado que la forma de enterramiento es inconfundible: todos ellos colocados de costado y con la cara orientada hacia La Meca. 

En el cuarto día de la excavación se hallaron diez individuos adultos con un estado de conservación es bastante variable, debido a que estaban cortados o a escasos centímetros de aquel pavimento y han sufrido un proceso de aplastamiento.

UNA PIEZA DE SÍLEX DEL PALEOLÍTICO

En la capa de zahorra apareció un hallazgo sorprendente. Se trata de una pieza bifaz de sílex tallada perteneciente al Paleolítico Medio o Superior, utilizada por el hombre de Neandertal (150.000 al 30.000 a.C.). 

No es la primera vez que aparece una pieza de características semejantes en Tauste. Ya el pasado mes de marzo, se encontró una punta musteriense, también tallada, y que procedería de la cantera municipal de donde se viene extrayendo grava desde hace décadas. Esta cantera está situada a seis kilómetros del casco urbano, entre la carretara Tauste-Ejea y el río Arba.

OBJETIVOS DEL CAMPO DE TRABAJO 2013

La Asociación Cultural “El Patiaz”, en su apuesta por la promoción e investigación del patrimonio histórico y cultural, ha sido determinante para poner en marcha este campo de trabajo de verano, en el que estudiantes y voluntarios tienen la oportunidad de aprender y practicar mientras colaboran en la investigación de este importante yacimiento, una de las necrópolis más antiguas de España, tal y como determinaron las pruebas de carbono 14, que situaron una de las tumbas en el siglo VIII (la tumba islámica datada más antigua de Aragón). 

Se trata pues de un yacimiento de extrema importancia e incalculable valor que puede cambiar toda la concepción histórica en torno a la presencia musulmana en Tauste. Hasta ahora se consideraba dicha presencia meramente anecdótica, mientras que el hallazgo de este cementerio viene a demostrar la existencia de una población estable y asentada en este lugar. El arqueólogo Francisco Gutiérrez estima una capacidad mínima de unos 4.500 enterramientos en esta necrópolis, que además presenta al menos dos niveles, lo que revela que era extensa en superficie y en periodo de ocupación.


Aún quedan tres semanas más de excavaciones arqueológicas, tras las cuales se llevará a cabo un análisis antropológico de los restos hallados a cargo de la antropóloga Miriam Pina, que realizará un estudio básico de los individuos, con determinación de edad, estatura y sexo, además de un análisis paleopatológico de los restos. En la tercera campaña, realizada en octubre de 2012, este análisis dio lugar al extraordinario hallazgo de una trepanación en uno de los cráneos exhumados, práctica de índole quirúrgica o ritual consistente en agujerear el cráneo con instrumentos líticos o metálicos (y cada vez menos frecuente en época medieval). La regeneración del hueso sugiere que el individuo sobrevivió a la trepanación.

VISITAS AL YACIMIENTO

Durante las fechas de excavación, se realizarán visitas al yacimiento para el público interesado en contemplar de cerca las tumbas abiertas en el solar. 
Los interesados pueden ponerse en contacto con la Oficina de Turismo de Tauste, ubicada en el Edificio de la Cámara (Cuesta de la Cámara, 10), teléfono 660 78 94 31, correo electrónico turismotauste@gmail.com.

CAMPAÑA DE CROWFUNDING

Dada la falta de apoyo económico por parte de las instituciones públicas, la Asociación Cultural “El Patiaz” lanzó una campaña de microdonaciones para conseguir financiación y no dejar caer en el olvido una de las investigaciones más relevantes de la historia de Tauste. Sigue abierta la línea de aportaciones particulares para financiar este proyecto en la cuenta de la Asociación, Bantierra, nº 3191 0215 12 4117981417.

5 de noviembre de 2012

Encuentran una necrópolis islámica del S. VIII en Tauste (Zaragoza)

En esta intervención han aparecido 12 sepulturas, pero por los testimonios orales de los vecinos y la densidad de los enterramientos, la necrópolis podría extenderse en 20.000 metros cuadrados, por lo que se estima una capacidad de unos 4.500 enterramientos.
La necrópolis descubierta en Tauste data de los Siglos VIII a XII
y se ha localizado en el patio de una vivienda particular.
Foto: Asociación EL PATIAZ.
Las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en la necrópolis islámica de Tauste (Zaragoza) han sacado a la luz doce nuevas tumbas correspondientes a ocho adultos y cuatro niños, lo que demuestra la alta densidad de esta necrópolis.

En declaraciones a Europa Press, el arqueólogo y director de la excavación, Francisco Javier Gutiérrez, ha explicado que ésta es la tercera campaña que se desarrolla en la necrópolis islámica de Tauste, que data de los siglos VIII a XII.

Los trabajos en este espacio comenzaron a iniciativa de la Asociación Cultural El Patiaz que "recogió informaciones en el pueblo sobre la aparición de esqueletos que el conocimiento popular identificaba"como personas que fallecieron debido a "una posible epidemia de cólera en el siglo XIX, pero se observó que por sus características", con los cuerpos enterrados "del costado derecho y mirando a la Meca", se trataba de enterramientos islámicos y la primera cata realizada en 2010 confirmó esta hipótesis.

En esta tercera ocasión, se ha intervenido en el interior del patio de una vivienda particular donde "hemos encontrado ocho individuos adultos y cuatro niños". La excavación ha concluido pero ahora se analizan los esqueletos que se encuentran en la sede de la asociación, para determinar edad, sexo y posibles enfermedades que pudieran ser la causa de la muerte de esa persona.

Gutiérrez ha señalado que "los testimonios orales que hemos podido recoger en los últimos años hablan de varios solares en los que han aparecido huesos" en la localidad y, tras las excavaciones y estos testimonios, se ha comprobado que la densidad de los enterramientos es mayor de la que inicialmente se pensaba, de unos 20.000 metros cuadrados, por lo que se estima una capacidad de unos 4.500 enterramientos situados en dos niveles lo que también "ratifica la larga ocupación en el tiempo".

Sobre las características de las tumbas, el arqueólogo ha resaltado "la pureza del enterramiento" y que los cuerpos mantienen "la postura habitual en todas las necrópolis islámicas: están de costado derecho, con las piernas estiradas y los brazos recogidos en el pecho y la cara mirando al sureste hacia la Meca".

Asimismo, en la presente campaña se ha encontrado "un fragmento de cerámica de entre los siglos X y XII", algo "no habitual" porque el ritual de enterramiento "dice que no podían llevar ajuar", sino que tenían que llegar a la tumba "puros e iguales para el juicio divino", de modo que esta pieza es "de quienes iban a velar a sus muertos".

"EXCAVAR SOLARES MÁS GRANDES"
En el futuro, "sería interesante conseguir excavar solares más grandes" para hallar nuevas tumbas ya que en estas tres campañas se han encontrado veinte enterramientos, así como delimitar "concretamente" el espacio que ocupa la necrópolis, que comenzaría "en la salida de la puerta de la ciudad, hacia Zaragoza, o en la calle Alfonso I el Batallador, en el lado este, pero habría que delimitarlo en los otros puntos cardinales para conocer la extensión exacta".

El arqueólogo ha subrayado que la Asociación El Patiaz financia estos trabajos, con la colaboración del Ayuntamiento para la maquinaria de las excavaciones, "pero el impulso es de la sociedad civil, de los asociados".

En las labores de análisis que comienzan ahora colabora la antropóloga Miriam Pina, "que realizará un estudio básico de los restos para identificar sexo, edad aproximada, enfermedades" para conocer así"cómo era la población de entonces".


CUATRO ESQUELETOS COMPLETOS
La antropóloga Miriam Pina ha precisado que cuatro de los doce esqueletos que analiza están "completos" y su labor se centra "en ver los huesos, realizar un estudio biométrico para determinar su estatura", observar el cráneo, la pelvis, los dientes para conocer su sexo y edad "y tener información sobre las tumbas".

De los restos encontrados, "uno tiene una trepanación en el cráneo, un agujero que se curó en vida y está cicatrizado" y que le pudo causar" alguna enfermedad del cerebro. Es muy curioso", ha comentado.

Este análisis "requiere unos cuantos días de trabajo en las instalaciones" de la asociación, aproximadamente un mes, aunque no se podrán desarrollar estudios "más profundos" por la falta de financiación,"pero esperemos que algún día colabore con nosotros alguien que lo permita", ha afirmado Gutiérrez. Cuando concluya el estudio, los esqueletos se entregarán al Museo de Zaragoza.
(Fuente: Europa Press)