9 de agosto de 2022

Sexta campaña arqueológica en la ciudad romana de Caraca (Guadalajara)

Este año se intentará localizar tumbas de la necrópolis y el manantial de agua

La sexta excavación en la antigua ciudad romana de Caraca, localizada en el Cerro de la Virgen de la Muela de Driebes, arrancará el próximo martes 16 de agosto y en ella trabajará un equipo integrado por 25 profesionales.

La investigación arqueológica ha recibido el apoyo de la Diputación de Guadalajara, que ha elevado hasta 25.000 euros el importe del convenio suscrito entre la entidad provincial y el ayuntamiento para hacer frente a la actuación en el municipio.

“Cada año vamos introduciendo diferentes investigadores en función de lo que se excava aunque siempre contamos con el georadar. De hecho, se hizo un georadar hace un mes para conocer la localización de las tumbas y no dar palos de ciego, marcando donde se van a hacer las catas”, ha explicado el alcalde de Driebes, Javier Bachiller, que apunta que se va a actuar en cerca de 350 metros.

Este año se va a seguir trabajando en la Necrópolis Tardorromana, que ya se abordó el año pasado, y en la búsqueda de un posible tramo de acueducto junto al manantial de Lucos, del que se supone que provenía el suministro de agua para los habitantes de Caraca.

“Lo que queremos es asegurarnos de su existencia y que deje de ser hipótesis y asegurar que llegaba de Lucos, que es lo que todo apunta”, ha añadido el alcalde, en tanto ha señalado que serán 25 personas las que trabajen en esta labor arqueológica en la zona, de las que 12 son peones contratados por el Consistorio.

Desde el descubrimiento de las ruinas de Caraca, ha afirmado Bachiller, se ha incrementado el número de turistas al municipio, por lo que el Ayuntamiento trabaja por dinamizar el potencial de esta antigua ciudad romana y su entorno: “Lo hemos notado muchísimo y está siendo sostenido en el tiempo, siendo mucho más intenso en la época estival”, ha señalado.

Coincidiendo con la campaña de excavación, del 16 al 31 de agosto, se ha organizado también una jornada de puertas abiertas que tendrá lugar el próximo 25 de agosto con dos pases, uno de mañana y otro de tarde, a las 11.00 y 19.00 horas, respectivamente.

“Hemos hecho una sala de exposiciones sobre Caraca y este año vamos a ampliar esta sala y colocar un ascensor para su acceso gracias a una subvención de la Junta”, ha señalado el alcalde, que ha indicado que también se está trabajado en otras actividades como “una ruta de senderismo sobre Caraca”.

8 de agosto de 2022

Hallan en Rielves (Toledo) un mosaico de una villa romana del siglo IV

Ha aparecido mientras el alcalde del municipio ofrecía declaraciones a los medios para explicar los trabajos de recuperación del yacimiento, que han comenzado este mes de agosto
Equipo de trabajo en el yacimiento toledano de Rielves.

El pasado lunes comenzaban en Rielves (Toledo) los primeros trabajos de recuperación que se realizan en el yacimiento de la villa romana 'El Solado'. Cuatro días después, mientras se presentaba ante los medios esta campaña con la que quieren recuperar y poner en valor el mismo, han dado con uno de los 19 mosaicos que albergó.

En el momento del hallazgo, el alcalde de la localidad -de unos 750 habitantes-, Luis Vicente Arellano, detallaba la historia de este yacimiento que se documentó en el año 1780, cuando los miembros del equipo de voluntariado juvenil que están trabajando en él comenzaban a aplaudir. Antonio, uno de los que participa en este programa, ha encontrado parte de uno de los mosaicos que alberga esta villa romana del sigo IV.

“Lo importante para nosotros es preservar el yacimiento y ponerlo en valor para nuestros vecinos y vecinas y quienes nos puedan visitar”, apuntaba Arellano cuando la ovación y la alegría por el hallazgo cortaban su intervención. “Lo han encontrado”, señalaban.

Los últimos trabajos que se hicieron en el yacimiento fueron en los años 60, precisa el alcalde, quien resalta que desde entonces la actividad agrícola no ha cesado en una parcela que el Ayuntamiento adquirió el pasado mes de septiembre para comenzar una campaña que ha dado sus primeros frutos a los pocos días de iniciarse.

“Sabíamos de su existencia, siempre hemos tenido la intención de recuperarlo”, agregaba Arellano sobre el yacimiento, donde en el mes de mayo se llevó a cabo un estudio de georradar -financiado por la Diputación de Toledo con 16.000 euros- que detectó diversas estructuras en las que han comenzado los sondeos arqueológicos.
“Pensamos que quizás se lo habrían llevado”

Gema Garrido, arqueóloga (Global Arqueología) y directora de la excavación, precisaba después que en estos primeros días realizaron una cata pegada al muro en el que se ha encontrado el mosaico pero no encontraron nada. “Pensamos que quizás se lo habrían llevado”, añade con una sonrisa de satisfacción tras comprobarse que el mosaico sigue ahí y que pueden seguir trabajando estos días para descubrirlo.

Hasta el momento, explica la arqueóloga, han realizado cuatro catas para verificar los datos recabados por el georradar en toda la parcela, ubicada a unos 3 kilómetros de Rielves. “En esta hemos encontrado justo lo que esperábamos y ahora tenemos que terminar de sondear el terreno”, apunta.

Por el momento, los más de 30 voluntarios y voluntarias que participan en el programa 'Verano Joven' de la Junta estarán hasta el próximo 15 de agosto trabajando en este yacimiento, pero el equipo de 'Global Arqueología' podría continuar “si hubiera que seguir excavando”.

Cadáveres de época visigoda

Rielves continuará redescubriendo su pasado en esta villa en la que en el siglo XVIII, con la excavación que se llevó a cabo por parte de Carlos III, se documentaron cadáveres de época visigoda. Confían en encontrar, después de tantos siglos, algunos de los mosaicos en un aceptable estado de conservación pese a las actividades agrícolas que se han desarrollado en la parcela. De momento, ya hay uno.

En el acto que han convocado ante los medios estaban también la vicepresidenta de Educación, Cultura, Igualdad y Bienestar Social, Ana Gómez, la diputada de Educación y Cultura, Cristina Cebas, y el concejal de Educación y Cultura de Rielves, Diego Ralo Aparicio.

Ana Gómez afirmaba que “es un momento para felicitarnos y demostrar que el trabajo de las entidades locales con la recuperación del patrimonio va a contar en todo momento con la ayuda de la Diputación de Toledo”, como es el apoyo a Rielves con esos 16.000 euros que han permitido financiar el estudio del georadar.

Aludiendo al descubrimiento en directo de ese primer mosaico, la vicepresidenta de la Diputación aseguraba que “debemos felicitarnos todos como toledanos y toledanas, porque es nuestra cultura y, sin duda alguna, es nuestra historia y es la historia de Rielves”.

También agradecía el interés del Gobierno municipal que dirige Luis Vicente Arellano “de poner en valor y sacar a la luz esta Villa Romana que, por un lado, contribuye a recuperar el patrimonio de nuestros municipios y, por otro, puede actuar como foco de atracción cultural y turística de futuro para el pueblo de Rielves”.

28 de julio de 2022

Excavaciones en el yacimiento de Fuente Álamo, en Alcalá la Real (Jaén)

Los jóvenes voluntarios que participan del campo de trabajo arqueológico han localizado una canalización de aguas y pavimento en buen estado de conservación.
Este año son veinte jóvenes los que participan del Campo de Trabajo. FOTO: AYUNTAMIENTO

El campo internacional de voluntariado arqueológico que se desarrolla hasta el 2 de agosto en el municipio jiennense de Alcalá la Real excava, como novedad, en el yacimiento de Fuente Álamo.

En esta nueva edición del Campo Internacional de Voluntariado, los trabajos de campo arqueológicos se están desarrollando en dos espacios diferentes pero complementarios entre sí, como es la antigua ciudad amurallada de la Fortaleza de la Mota y, como novedad, la atalaya de Fuente Álamo, uno de los elementos de comunicación y vigilancia que rodea a la ciudad en el territorio municipal.

Esta iniciativa es una de las más longevas en políticas de juventud y patrimonio del Ayuntamiento y que cuenta con la colaboración de la Junta de Andalucía a través del IAJ. Son 20 los voluntarios que participan en esta edición y que durante 15 días realizarán tanto trabajos arqueológicos como actividades de ocio, así como talleres por el municipio y visitas guiadas a las ciudades de Jaén y Granada.

En torno a los resultados preliminares de las actividades arqueológicas, se han encontrados diferencias entre las dos zonas. En el Cortijo La Torre, en el interior de uno de los espacios habitados, se ha localizado un nivel de pavimento en buen estado de conservación, fabricado en canto rodado y que se extiende por toda la superficie. En el extremo noreste se han realizado varios movimientos de tierra, que han consistido en catas para conocer el sustrato arqueológico y ver la evolución del terreno. Hasta ahora, se han hallado algunos niveles del terreno original, similares con campos de excavación de principios de este siglo, dando como resultado la localización de una maqbara en el exterior.

Por último, los voluntarios han actuado en el entorno de la Torre Atalaya, donde han podido documentar una serie de pavimentos que la rodean, los cuales presentan diversas formas y facturas, tanto en tamaño de las piedras como en su disposición. Por otro lado, en el interior del Conjunto Monumental de la Mota, se han desarrollado trabajos de limpieza de materiales, documentación y talleres con piezas arqueológicas, además de una aproximación a la metodología de trabajo de campo arqueológico.

El alcalde y concejal de Patrimonio, Marino Aguilera, ha visitado a los jóvenes durante las labores arqueológicas, valorando la doble oportunidad que ofrece la experiencia de vivir un campo de trabajo. “Los voluntarios se enriquecen con la aproximación al patrimonio y la convivencia durante 15 días, en tanto a nosotros nos dejan un extraordinario trabajo arqueológico que nos permite avanzar en el proyecto de rehabilitación del Cortijo La Torre”, ha apuntado Aguilera.

Sale a la luz parte de la puerta del antiguo Alcázar de Andújar (Jaén)

El arqueólogo andujareño, Maudilio Moreno, ha destacado "los sorprendentes resultados de la actuación, ya que se ha podido descubrir parte de la estructura del acceso al antiguo Alcázar, desde la muralla, así como la cimentación de la Fuente Sorda, algo más alta de lo esperado".
El Alcázar de Andújar. FOTO: AYUNTAMIENTO DE ANDÚJAR

Los trabajos arqueológicos que el Ayuntamiento de Andújar está llevando a cabo junto a la Fuente Sorda y hasta el Altozano Deán Pérez de Vargas han dejado al descubierto parte de la puerta del antiguo Alcázar.

El alcalde, Pedro Luis Rodríguez, acompañado de los ediles de Patrimonio, Turismo y Obras, han visitado la intervención arqueológica que ha consistido en el desmantelamiento de los jardines de esta calle para la realización de tres sondeos de metodología científica con el objetivo de revelar la configuración arquitectónica de la unión de la muralla medieval con el torreón.

El director de los trabajos, el arqueólogo andujareño, Maudilio Moreno, ha destacado "los sorprendentes resultados de la actuación, ya que se ha podido descubrir parte de la estructura del acceso al antiguo Alcázar, desde la muralla, así como la cimentación de la Fuente Sorda, algo más alta de lo esperado".

Igualmente, el regidor ha afirmado que esta apuesta del gobierno municipal "está permitiendo recuperar unos vestigios patrimoniales, que datan del siglo XII, con la intención de convertirlos en un nuevo reclamo turístico para el municipio".

En este sentido, Rodríguez, ha instado a la Junta de Andalucía a iniciar, lo antes posible, los trabajos en el Altozano Deán Pérez de Vargas, donde se encuentran los restos del Alcázar, "ya que fue un compromiso del delegado provincial y complementaría el valor histórico y cultural de esta zona del casco histórico de Andújar, Bien de Interés Cultural".

"Desde el Equipo de Gobierno vamos a seguir impulsando todas las acciones necesarias para difundir nuestra historia y revalorizar nuestro patrimonio, recuperando elementos perdidos, sin olvidar que este tipo de proyectos también contribuyen a la generación de empleo y riqueza en la ciudad", ha concluido el primer edil.

19 de julio de 2022

La Policía interviene 115 piezas arqueológicas de distintas épocas en un establecimiento hotelero de Jaén

Durante las obras en el Balnerario de Canena (Jaén) afloraron numerosas piezas arqueológicas os unas obras afloraron numerosos restos arqueológicos de épocas prehistórica, romana, íbera e islámica que los dueños tenían expuestos en el propio establecimiento.
Francisca Hornos y Jesús Estrella informaron de la actuación policial. 
FOTO: LA CONTRA DE JAÉN // ESPERANZA CALZADO

La Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía ha intervenido en un establecimiento hotelero de la provincia de Jaén 115 piezas arqueológicas de distintas épocas, desde la íbero-romana hasta la medieval pasando por la árabe. Proceden de diversas obras realizadas en las instalaciones, pero los propietarios no habían comunicado su aparición.

El delegado del Gobierno andaluz en funciones, Jesús Estrella, ha comparecido este martes para informar de esta actuación, junto al jefe provincial de la citada unidad adscrita, Alfonso Ortega, y la directora del Museo de Jaén, Francisca Hornos.

Ortega ha explicado que una de las funciones principales que tienen encomendadas es la protección del patrimonio histórico y, entre otras cosas, los agentes navegan por Internet para detectar posibles piezas que puedan ser expoliadas o compraventas.

Así fue como "compañeros de la jefatura de Almería detectaron que en el balneario de Canena, dentro de la publicidad del propio balneario, aparecía piezas que podían ser de interés cultural". Tras confirmar arqueólogos ese posible interés, se llevó a cabo una inspección "y se procedió a la incautación de las piezas".

El jefe provincial ha apuntado que, según los dueños del establecimiento, "las piezas procedían de los mismos terrenos del balneario", donde iban apareciendo "en las diferentes reformas que han sufrido las instalaciones" y "las tenían expuestas para que los visitantes pudiesen verlas".

En este sentido, ha destacado que las piezas estaban "en perfecto estado de conservación, expuestas al público, con lo cual la única falta que cometieron fue no comunicarlo a las autoridades culturales de la Junta".

MORALEJA
"La moraleja es que, aunque aparezca en terreno de nuestra propiedad, las piezas no son propiedad nuestra, sino de la administración, en general de los ciudadanos", ha manifestado el responsable de la unidad adscrita.

Ha precisado que "en este caso no conlleva ningún tipo de sanción porque no se ha apreciado mala fe". Por ello, "ni desde el punto de vista administrativo ni penal se va a proceder" contra los responsables del balneario, cuya colaboración para la incautación de piezas "fue total".

El delegado en funciones de la Junta ha precisado que, en total, se han intervenido 115 piezas, de las que una parte se ha trasladado al Museo Provincial y otra parte, por su tamaño y peso, se ha quedado en depósito en el lugar donde se han intervenido.

De las 88 que están en el Museo, 54 son de procedencia romana y 24, íbera, mientras que hay diez pendientes de datar. Las depositadas en el balneario también son en su mayoría de procedencia romana.

Estrella ha indicado que "evidencian varios tipos de utensilios típicos de la época, desde fragmentos de juguetes romanos, restos de ánforas, mosaicos...". Igualmente, hay partes de columnas y elementos asociados a la molturación, como morteros.

En definitiva, ha hablado de un "importante valor arqueológico y patrimonial" y ha puesto de relieve que, al margen de los cuerpos de seguridad y las administraciones, la conservación de esa riqueza del pasado compete a la ciudadanía en general.

CONTEXTO
Al hilo, ha subrayado la importancia de "evitar expolios", ya que "se deja de recibir información". "No sólo es importante lo que consigue, sino cómo se consigue, lo que hay alrededor de lo que se excava y eso se pierde cuando se expolia", ha comentado.

En esta idea ha hecho hincapié la directora del Museo de Jaén al señalar que "muchas veces no sabemos hasta qué punto cuándo se utiliza el patrimonio arqueológico descontextualizado podemos estar respondiendo ese libro de la historia".

"Por eso, cada vez que ingresa por orden judicial o por disposición de las fuerzas de seguridad o la Delegación elementos del pasado que llegan en un puzzle, completamente descontextualizados, nosotros tenemos la capacidad, tipo hospital, de regenerarlos y darlos al contexto", ha dicho.

De este modo, por ejemplo, en el caso de las piezas intervenidas ahora "se pueden observar los parecidos de ese mosaico con otros aparecidos en la provincia" o "valorar esos pequeños vasos de época íbero romana y ver dónde han salido y han sido documentados y dar todo su valor".

De ahí que haya resaltado el "trabajo diario de las personas que están vigilando por que se cumpla la ley". "Y aquí, con los medios que tenemos, procuraremos añadirle el valor del estudio y el conocimiento", ha comentado Hornos.

11 de julio de 2022

Hallan un enterramiento íbero en el yacimiento de Marroquíes Bajos de Jaén

Se ha localizado una fosa con dos urnas cinerarias decoradas en su interior se encuentran las cenizas de al menos dos personas de edad -por el momento- indefinida.

El Ayuntamiento de Jaén informa de que el equipo técnico y de voluntarios del campo arqueológico urbano que excava el yacimiento de Marroquíes Bajos ha hallado un enterramiento de origen íbero.

El grupo de arqueólogos ha puesto en conocimiento del Patronato de Cultura que en las excavaciones que se realizan esta primera semana de funcionamiento del campo de voluntariado se ha localizado una fosa con un enterramiento en dos urnas cinerarias decoradas.

El Consistorio jiennense ha explicado a través de un comunicado que en su interior se encuentran las cenizas de al menos dos personas de edad por el momento indefinida.

Los expertos fijan en la época íbera este hallazgo con lo que este yacimiento que el Ayuntamiento impulsa como parque arqueológico alcanzaría un valor histórico y arqueológico “incalculable” ya que sería el primer enterramiento íbero encontrado en el término municipal de Jaén. Además, este hallazgo suma una etapa histórica más a los restos que esconde el terreno.

Desde que el Consistorio en esta etapa de Gobierno promueve la puesta en valor de esta parcela situada en el barrio más joven de la capital, el de Expansión Norte, los técnicos, trabajadores y voluntarios de los tres campos arqueológicos realizados han encontrado restos del Calcolítico, de las épocas Visigoda y Romana y también Islámica, con lo que este descubrimiento íbero ratificaría además que este yacimiento ha albergado a pobladores de la ciudad de Jaén de forma ininterrumpida desde hace más de 5.000 años.

“Sabíamos de la importancia de apostar por poner en valor como parque arqueológico este espacio que nos está dando una importante información histórica y además nos va a permitir contar a la gente de Jaén y a sus visitantes cómo se vivía en la que ahora es la capital hace miles de años”, ha sostenido el concejal de Cultura y Turismo, José Manuel Higueras.

Higueras ha detallado que los voluntarios que excavan la parcela junto al equipo técnico y de arqueólogos han descubierto este enterramiento en una zona de rocas naturales que podría no haber sido elegida al azar para depositar los restos.

“Los voluntarios han participado de una forma muy entusiasta en sacar a la superficie estas urnas, puesto que tan solo una semana después de llegar han tenido la suerte de vivir en primera persona un momento que puede ser muy importante para la ciudad y para los investigadores”, ha explicado.

El Ayuntamiento contará en los próximos días con el apoyo de expertos de la Universidad de Jaén para datar exactamente estos restos y además conocer algunas curiosidades que rodean su aparición.

El III Campo Arqueológico de Voluntariado de Marroquíes Bajos reúne en esta edición a una treintena de voluntarios de distintos puntos, repartidos en dos turnos de 15 personas dirigidos por un equipo técnico. Tiene también un amplio programa de actividades de naturaleza y ocio, como un atractivo más para los participantes, que también tienen la oportunidad de disfrutar de Jaén, con su patrimonio histórico y su entorno natural.

Así, se celebran visitas guiadas para conocer el patrimonio de la ciudad de Jaén a través de sus monumentos y museos, además de su gastronomía. Entre estas, una visita guiada a la Casería de Jesús para realizar una cata de aceite, escalada con profesionales en el entorno natural próximo o una visita a las pinturas rupestres cercanas. Este año se suman nuevos patrocinadores como Casería de Jesús y Rocasur, además de los que continúan de ediciones pasadas: Somuvisa, Calderón, Agua Sierra de Jaén, La Marquetería, Asociación Cultural Marroquíes Bajos, además de Iuventa, que participará en las visitas guiadas.

El Parque Arqueológico de Marroquíes Bajos cuenta con una extensión de más de 8.000 metros cuadrados y constituye parte de uno de los asentamientos más importantes del sur peninsular, al ser el centro y origen del poblado Calcolítico.

En la actualidad trabaja en ella un equipo técnico del Ayuntamiento del que forman parte varios arqueólogos y una decena de operarios. Junto a ellos se incorporan de forma intermitente personal que procede de colaboraciones con universidades de distintos puntos de España y Andalucía, incluida la Universidad de Jaén (UJA).

1 de julio de 2022

Aparece un torculario de origen romano en el yacimiento de Jalón (Alicante)

  • El ayuntamiento y el museo han puesto en valor el horno alfarero de Les Hortes y ahora es visible desde la misma calle. También se han localizado dos balsas y un dolium con una inscripción numérica

La campaña de este año de estudio del yacimiento romano de Les Hortes realizada por el Museo Arqueológico y Etnológico de Jalón (Xaló) y la Universidad de Alicante se ha dado por finalizada. En total han sido tres semanas a lo largo de las cuales se ha actuado en dos de los tres sondeos que se abrieron en la fase 1. Los resultados han sido muy positivos, según ha explicado el director del museo, Ruben Vidal i Bertomeu, en lo que se refiere a la detección de restos arqueológicos, tanto de elementos arquitectónicos como de cultura material. Debe tenerse en cuenta que el yacimiento tiene una cronología que va del siglo I hasta el III o IV después de Nuestra Era.

Así, se han podido corroborar los indicios previos sobre el torculario, es decir, el área de prensado, dentro del sector productivo de la villa. Entre los hallazgos más destacados se encuentran los restos de dos balsas y también se ha documentado un dolium casi completo en el que hay un fragmento que tiene una inscripción numérica. Es probable que haga referencia a su capacidad. Sobre el torculario, lo que no se ha podido averiguar es si hacía las funciones de prensado de almazara para aceite, de lagar para vino o ambas cosas.

En cuanto a la ubicación de la parte urbana de la villa, a pesar de no conocerla en exactitud, sí que se han podido documentar cultural material perteneciente a elementos suntuarios que dan pistas de su existencia.

Esta actuación se enmarca dentro del plan de actuación sobre el yacimiento llevado a cabo por parte del Ayuntamiento de Xaló y del Museo arqueológico y etnológico de Xaló con el que también este año se ha realizado la limpieza, consolidación y puesta en valor del horno alfarero de las Huertas. Es un tipo de horno vinculado a la producción de ánforas y de materiales de construcción. Según ha explicado el concejal de Patrimonio, Gerard Fullana, «gracias a esta instalación, el vecindario puede ver en la misma calle los restos localizados».

La excavación que ahora acaba ha sido realizada por el museo de Xaló y el equipo arqueológico de la Universidad de Alicante. Y para poner el punto y final ayer jueves hubo una visita guiada y jornada de puertas abiertas para que la ciudadanía conozca de primera mano el resultado de los trabajos.

29 de junio de 2022

Los arqueólogos se inclinan por "Bora" como el nombre de Torreparedones

Un estudio de los responsables de los museos cordobeses de Baena y Cabra señala que el yacimiento no fue la colonia Ituci Virtus Iulia, sino otro lugar en el que hasta, probablemente, nacieron dos santas mozárabes siglos después de su fundación

A partir de ahora, el yacimiento arqueológico de Torreparedones debería comenzar a llamarse Bora. Varios estudios arqueológicos comienzan a afinar la hipótesis más plausible sobre el nombre de la ciudad romana excavada en el término municipal de Baena, de la que se sabe que formó un oppidum previo a la romanización y que incluso estuvo habitada en la época del emirato. Hasta ahora, y por la monumentalidad del yacimiento arqueológico, que disponía hasta de anfiteatro, siempre se optó por identificar a Torreparedones como la colonia Ituci Virtus Iulia, una de las ciudades romanas más importantes de la Bética identificadas por Plinio El Viejo. Pero son 43 monedas y una tubería de plomo las que parecen indicar que no, que Torreparedones no fue una colonia y que tampoco tuvo un rango administrativo tan importante. Eso sí, Bora habría sido tremendamente rica gracias al cultivo del cereal, tanto que sus habitantes se habrían permitido el lujo de construir un anfiteatro, una puerta monumental y un espectacular foro.

Un reciente estudio firmado por José Antonio Morena, del museo arqueológico de Baena, y Antonio Moreno Rosa, del de Cabra, sostiene como principal la hipótesis de que Torreparedones es Bora. La clave ha estado en el hallazgo, ya comentado por el arqueólogo Ángel Ventura, de una tubería de plomo en las termas orientales del yacimiento. Por las dos caras, la tubería tenía una inscripción: M . BOREN que podría aludir al nombre del artesano que fabricó la tubería pero también y quizás más probable, al nombre de la ciudad, Municipio Borense.

Esta es la tesis de Morena y Moreno en su nuevo estudio. Para cruzar esta inscripción se han basado también en el hallazgo a lo largo de los siglos de hasta 43 monedas acuñadas en la ceca de Bora. Las monedas se habrían encontrado principalmente en los alrededores de Torreparedones, siempre al sur del Betis y especialmente en lo que hoy es la provincia de Córdoba. Es decir, esa ciudad de Bora no debería haber andado muy lejos. 11 de esas monedas están en el propio museo de Baena. Se sabe que Bora acuñó moneda en los siglos II-I antes de Cristo con un busto femenino en el anverso y un toro en el reverso sobre el que figura la leyenda Bora. Es decir, se sabe que la ciudad ya tenía historia antes de la época de Augusto, similar al oppidum existente en Torreparedones.

Este nuevo nombre rebajaría la categoría que se le presuponía a Torreparedones y dejaría aún en el aire la localización de la colonia Ituci Virtus Iulia. Los expertos intentan afinar para saber si Bora fue o no un municipio como tal, algo que se podría afirmar por la M. de la inscripción en la tubería de plomo. “La epigrafía aparecida en el oppidum de Torreparedones nos indica que, por la tribu de sus ciudadanos, Galeria, y por la presencia de los magistrados municipales desde época augustea, esta población ostentó el ius adipis­ cendae civitatis romanae per magistratum, un elemento que confirmaría esta posible identificación”, señalan los autores.

Es más, es probable que se tratase de uno de los municipios nombrados por Plinio El Viejo en su descripción de todo el territorio que se extendería entre el sur del río Betis y el Océano. Según los autores, Bora podría corresponder al nombre de Ebora Cerialis. Este cognomen que se acompaña al nombre de la ciudad tendría una explicación por la importancia del cultivo de cereal en la zona. Los monumentos de Torreparedones están repletos de espigas de trigo.

Y como último refuerzo a su hipótesis está el caso del emirato. Torreparedones estuvo habitado durante Al Andalus. Y un estudio posterior de los libros sobre martirio de San Eulogio reinterpretan el lugar de nacimiento de las santas mozárabes Nunilo y Alodia. Traducciones posteriores del original aseguraron que habían nacido en Osca. En el texto original se señalaba lo que podría leerse como Bosca, que los autores corrigen ahora y señalan que la SC podría tratarse de una R, y que estas santas mozárabes, por tanto, habrían nacido en Bora, en las inmediaciones de lo que hoy es Baena.

“En este panorama, no cabe duda de que los argumentos que hemos presentado permiten considerar que quizás Torreparedones deba empezar a identificarse con la ciudad de Bora. Este enclave, que acuña moneda en época republicana, con una distribución coincidente con este territorio, podría ser la Ebora Cerealis pliniana”, concluye este nuevo estudio.