9 de julio de 2018

La UMU saca a la luz el Martyrium de La Alberca

Arqueólogos, investigadores del Cepoat y alumnos de la Facultad de Historia de la Universidad de Murcia participan en la limpieza de este monumento tardorromano de la primera mitad del siglo IV
Es uno de los monumentos tardo romanos más importantes de la península.
Durante años fue saqueado en busca de tesoros, pero ahora los investigadores de la Universidad de Murcia (UMU) quieren recuperar y dar a conocer la historia del Martyrium de La Alberca. Muchos de los vecinos de esta pedanía de Murcia no son conscientes del valor que tiene este monumento tardorromano de la primera mitad del siglo IV, muchos otros no saben tan siquiera que existe cuando pasan cerca de la calle La Paz, pero esto precisamente es lo que se quiere cambiar gracias a la iniciativa en la que se ha empezado a trabajar. Para ello ya se han desarrollado dos campos de trabajo que se celebraron el pasado mes de junio y en los que participaron arqueólogos, investigadores del Cepoat (Centro de Estudios del Próximo Oriente y la Antigüedad Tardía) y alumnos de la Facultad de Historia, quienes han limpiado el terreno para sacar a la luz este tesoro.

Aunque es conocido como Martyrium de La Alberca, es más correcto hablar de mausoleo, ya que en los primeros se rendía culto a un santo y en éste no se han encontrado restos que así lo indiquen. Está considerado uno de los monumentos tardorromanos más relevantes de la Península Ibérica y siempre ha estado relacionado con el cristianismo, aunque existe un malestar generalizado entre los expertos por la escasa atención que se le ha prestado para preservarlo. El edificio tiene una planta rectangular con una cámara subterránea que era utilizada como cripta y en la que se encontraban los sarcófagos, cámara que contaba con unos contrafuertes para levantar la nave y en la que había cinco pilares de refuezo en cada una de las dos paredes exteriores.

MOSAICOS
La entrada está muy destruida y por ahí se baja por unas escaleras hasta la construcción subterránea donde está la cripta con cuatro tumbas y el recinto del ábside, con el que no había comunicación. Esa misma entrada está construida en piedra de sillería y de ella se pasaba a un vestíbulo previo en el que se encontraron restos de mosaico y unas pocas líneas de teselas blancas y negras.

José Antonio Molina, profesor de Historia Antigua de la UMU y miembro del equipo que está liderando el proyecto, explica que este mausoleo formara parte, probablemente, de una villa romana, entornos que se solían amurallar para huir de la represión de los gobernantes de la época y que contaban con sus propias zonas de cultivo. Una teoría que concuerda con la aparición en el mismo espacio de una alberca para almacenar agua, infraestructura hidráulica de grandes dimensiones que era visible a más de un kilómetro de distancia y que quizá fuera el origen del nombre actual de la pedanía.

Bajo el imperio romano (siglos IV y V) se produjo una gran ruralización y los habitantes huían de las ciudades, por ello surgió una época de esplendor de las villas romanas.

Molina, que participa en esta iniciativa junto a Rafael González, José Ángel Castillo y José Javier Martínez, resalta que toda esta zona está protegida, ya que el mausoleo forma parte del catálogo nacional al ser declarado Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional en el año 1931, de ahí que no se pueda construir en el entorno y que hace unos años fuera paralizada la obra de un nuevo edificio cuya estructura ha quedado junto al Martyrium de La Alberca.

En la Península Ibérica hay varios mausoleos romanos, aunque uno de los paralelismos más importantes se encuentra en la Cámara Santa de Oviedo o Cripta de Santa Leocadia al tener el mismo planteamiento que el de esta pedanía murciana.

Sin embargo, este martyrium no fue bien excavado porque tras descubrirse, en el siglo XIX, se creó una asociación para su explotación que casi significó la ruina del yacimiento, ya que su labor principal se centró en la depredación y búsqueda de tesoros que se suponían ocultos en el lugar.

Ahora, los investigadores de la UMU han recibido autorización del Ayuntamiento de Murcia y de la Dirección General de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma para llevar a cabo en esta zona obras de limpieza y acondicionamiento. «Gracias a ellas queremos que las estructuras sean más visibles y poder hacer estudios de los materiales y consolidar las estructuras si es necesario», indica el profesor José Antonio Molina, quien no pierde la esperanza de que las Administraciones se impliquen y hagan el lugar visitable con una cartelería adecuada que sitúe al ciudadano ante el gran monumento que es este mausoleo.

1 de julio de 2018

‘Reaparece’ en Jaén el busto de la Minerva de Encina Hermosa

Después de más de treinta años “deslocalizada”, la pieza ha sido encontrada en el interior de una caja de los almacenes del Museo Provincial de Jaén, junto a otras piezas descubiertas en el yacimiento durante la excavación de urgencia realizada en 1986.
La terracota ha pasado más de treinta años en una caja junto a otros objetos procedentes de la excavación.
El alcalde de la localidad jienense de Castillo de Locubín, Cristóbal Rodríguez, informóde la reciente “reaparición” del busto de Minerva, encontrado en 1986 durante las primeras excavaciones realizadas en el yacimiento arqueológico de la Cabeza Baja de Encina Hermosa (Castillo de Locubín) y que ha permanecido deslocalizada durante más de treinta años en los almacenes del Museo de Jaén.

Poco después de su descubrimiento durante una excavación de urgencia en 1986, se organizó una exposición temporal en el Museo Provincial de Jaén con los diferentes elementos hallados en el yacimiento de Cabeza Baja de Encina Hermosa. Con el desmontaje de la exposición temporal ya nunca más se volvió a saber del paradero del busto, ni de las otras piezas, contenidas en 37 bolsas que no pudieron ser catalogadas en los propios inventarios museísticos. Según informó Rodríguez, la imagen de Minerva ha reaparecido junto a los otros objetos de aquella exposición de 1986 en el interior de una caja desclasificada en los almacenes del propio Museo Provincial.

En las excavaciones de urgencia realizadas en 1986 aparecieron diversas terracotas de época romana, entre ellas el busto de la diosa Minerva junto a otra que representa el Rapto de Europa, ambas representaciones figurativas de la religiosidad romana durante el Alto Imperio y que formaron parte de la exposición cuyas piezas fueron “deslocalizadas”. La pieza está datada en el siglo II y mide 20,4 cm de alto y 15 cm de ancho.

6 de junio de 2018

Hallan en Mijas un asentamiento prerromano en excelente estado de conservación

La principal pieza encontrada en la Finca malagueña de Acebedo es un horno inédito en la provincia que procede del tránsito del mundo púnico al romano
El horno es la principal pieza encontrada y de más valor, por su tipología y estado de conservación. FOTO: IVAN GELIBTER
Un horno cuadrado en perfecto estado de conservación. Esa es la principal pieza hallada en la Finca de Acebedo en Mijas por un equipo de arqueólogos contratados por el Ayuntamiento de la ciudad; y que convierte este descubrimiento –según sus responsables– en un hito en la provincia de Málaga.

Hace unos meses, el Consistorio mijeño inició una serie de trabajos de prospección y estudio en los que en los próximos años serán los terrenos del gran parque de la Costa del Sol. Estas labores se iniciaban en el mes de noviembre en los más de 16.000 metros cuadrados de superficie en la zona protegida de influencia del yacimiento de la Finca del Acebedo en el núcleo de Las Lagunas, y que, tal como se anunció, permitirían conocer «la riqueza arqueológica de la zona como reclamo turístico y cultural de referencia en toda la provincia», explicaron entonces desde el Gobierno municipal.

HORNOS EN MUY BUENAS CONDICIONES
Sin embargo, el descubrimiento que ha hecho este equipo de arqueólogos ha superado de momento todas las expectativas. Así lo explica el jefe del departamento de Patrimonio Histórico del Consistorio, Juan José de la Rubia, que señala que hasta el momento han podido verificar parte de lo que ya intuía en el citado estudio geofísico realizado en la zona. De la Rubia destaca el hallazgo de dos hornos en muy buenas condiciones, así como de materiales que situarían este hallazgo como «uno de los pocos yacimientos existentes correspondientes a los primeros momentos de la presencia romana en la provincia», ofreciendo, a su juicio, un marco «único» de estudio del tránsito del mundo púnico al romano.

Precisamente, el experto sostiene que podrán conseguir una enorme información arqueológica a través del segundo de los hornos «gracias a su buena conservación». Según De la Rubia, éste aún mantiene la parrilla y la estructura de adobe al completo. Se trata de un horno cuadrado, un hecho «insólito» en la provincia de Málaga.

Desde Patrimonio informan también que ambas estructuras (los hornos) se corresponderían con dos tipologías distintas –y de dos periodos distintos de la Historia– así como añaden que se ha localizado una zona de necrópolis, confirmado la existencia de estructuras murarias, y localizado un silo de más de dos metros de profundidad cuya funcionalidad se encuentra aún en estudio.

De esta manera, y a falta de concluir los informes cronológicos, los hallazgos más antiguos datan al menos de hace 2.400 años y de diferentes culturas.


FUTUROS DESCUBRIMIENTOS
La otra protagonista del descubrimiento, Desiré Piñero –directora del proyecto de excavación arqueológica– explica también la singularidad de estos hallazgos profundizando en el más importante de ellos. «Es un horno de planta cuadrada que conserva el pasillo, cámara de combustión y la parrilla, algo poco habitual; y sí, se situaría como único en la zona y de la provincia de Málaga», coincide la investigadora independiente. «Aún tenemos por delante un arduo trabajo de estudio de los restos encontrados en la zona y que nos permitirán definir de forma más exacta la cronología de las piezas e infraestructuras encontradas en este terreno».

Lejos de acabarse con este descubrimiento, Juan José de la Rubia confirmó ayer a este periódico que los trabajos se mantendrán los próximos meses. «Hemos visto en los estudios más estructuras bajo la tierra. No sabemos de cuándo datarán ni cuál será su estado, pero esto es algo realmente apasionante», sentencia.

(Fuente: DIario Sur / Iván Gelibter)

5 de junio de 2018

Herramientas del Paleolítico encontradas en Madrid revelan la complejidad social de los primeros homínidos

Investigadores del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) (España), y del Laboratorio de Prehistoria de Tel Hai College (Israel), han comparado dos de los yacimientos arqueológicos más importantes asociados a los primeros homínidos: GBY (Israel) y Charco Hondo 2 (España).
Excavaciones en Charco Hondo 2 durante 2016. (Foto: Universidad Autónoma de Madrid).
Esta comparación les permitió entender que los primeros grupos de Homo estructuraron la producción de sus herramientas de manera estratégica; produciendo, acumulando y almacenando sus herramientas en los lugares donde les resultaban más ventajosas.

El trabajo, titulado “Life history of a large flake biface”, fue publicado por la prestigiosa revista Quaternary Science Reviews. Y se basa principalmente en el estudio de bifaces, herramientas talladas en piedra por las dos caras (como el famoso “Excálibur” encontrado en Atapuerca), propias del Paleolítico inferior y medio.

“Es la primera vez que somos capaces de entender que nuestros antepasados más remotos organizaron la producción de sus herramientas de manera industrializada, parecida, salvando las distancias, a como una empresa organiza hoy en día su producción”, apunta Javier Baena, Catedrático de Prehistoria de la UAM y primer firmante del trabajo.

La región de Madrid, sometida a una intensa actividad constructiva a lo largo de las últimas décadas, ha sacado a la luz yacimientos de enorme interés relacionados con la explotación del sílex, un tipo de roca ampliamente utilizado por los primeros grupos humanos para la elaboración de herramientas. Estos yacimientos han facilitado recientemente a los investigadores un mayor conocimiento de los primeros grupos cazadores-recolectores.

Concretamente, próximo al municipio de Vicálvaro, en el área de Los Ahijones, ha sido excavado en los últimos años el yacimiento de Charco Hondo 2. Este es un conjunto achelense de hace aproximadamente 300 mil años, en el que la explotación de rocas de sílex de grandes dimensiones proporcionó los soportes fundamentales para la elaboración de bifaces.

Pero a pesar del enorme volumen de materiales recuperados, este yacimiento destaca por la ausencia total de herramientas acabadas.

“Sin embargo, muchas de estas aparecen en otras zonas, posiblemente cerca de donde eran necesarias para, entre otras actividades, descuartizar elefantes y otros grandes mamíferos”, aclara Concepción Torres, doctoranda de la UAM y coautora del trabajo.

“Esta circunstancia nos ha permitido demostrar cómo la producción se produjo en contextos diferentes, dependiendo de las características y necesidades de cada lugar”, detalla la investigadora.

Por último, el artículo destaca el hecho de que esta organización de la manufactura de utensilios sea idéntica en contextos tan alejados como la Península Ibérica y Oriente Próximo, incluso desde fechas próximas al millón de años. Esto, concluyen los autores, demuestra que dicha conducta fue ya una seña de identidad en nuestros antepasados más remotos. 

(Fuente: UAM)

11 de mayo de 2018

El MAN celebra el centenario de la Cámara de Toya

El Museo Arqueológico Nacional se suma a la conmemoración de la Cámara Sepulcral de Peal con una muestra extraordinaria que incluye varios objetos en la llamada 'Vitrina CERO', un espacio que completa la exposiciones permanentes
Autoridades, representantes de la Universidad y de Amigos de los Íberos, etc., en el acto institucional celebrado ayer en Madrid. /  FOTO: IDEAL
El Museo Arqueológico Nacional (MAN) celebrará, hasta el mes de junio, el primer centenario como Monumento Histórico Artístico de la Cámara Sepulcral de la Necrópolis Ibérica de Toya, localizada en Peal de Becerro (Jaén). Y lo hace con una muestra de varias piezas que suelen estar guardadas y que ahora se exponen en la llamada 'Vitrina CERO', un espacio creado en octubre de 2017 que exhibe objetos que complementan las exposiciones permanentes del MAN .

La delegada del Gobierno en Jaén, Ana Cobo, el vicepresidente de la Diputación de Jaén, Manuel Fernández, y la alcaldesa de Peal del Becerro, Ana Rubia, participaron en el acto institucional organizado ayer en Madrid con motivo de esta celebración. También intervinieron la delegada de la Junta de Andalucía en Madrid, Candela Mora, y el director del MAN, Andrés Carretero, además del arqueólogo, Manuel Molinos, de la Universidad de Jaén. Entre el público asistente, una representación de la Asociación Amigos de los Íberos y de vecinos de Peal de Becerro.

«Que el Museo Arqueológico acoja este acto y se una a esta conmemoración supone ampliar los horizontes del conocimiento de nuestra importante cultura íbera, es tender otro puente entre nuestro pasado y el futuro», resaltó Ana Cobo, quien hizo hincapié en la colaboración entre instituciones para poner de relieve la valía de la cultura íbera y de su importancia en la provincia de Jaén. Por ello, Cobo indicó durante su intervención que la Cámara de Toya ha sido y seguirá siendo uno de los principales exponentes de un extraordinario legado histórico, distinguiéndose por su gran aportación al conocimiento de los ritos funerarios del pueblo íbero. «El Gobierno andaluz apuesta por este tesoro arqueológico, reconocido desde siempre, pero que ahora más que nunca, tenemos que hacerlo visible y suscitar interés para su aprovechamiento cultural y turístico», subrayó.

Por su parte, Manuel Fernández incidió en la importancia del descubrimiento de la Cámara de Toya, «inicio del próspero camino recorrido hasta identificarnos en el panorama nacional e internacional como un enclave con un patrimonio arqueológico íbero extraordinario y único». En ese sentido, el diputado provincial hizo referencia a actuaciones como el Museo Íbero, la creación del Instituto Andaluz de Arqueología Ibérica o el 'Viaje al Tiempo de los Íberos'; iniciativas que conforman «uno de los proyectos culturales más importantes de la provincia».

10 de mayo de 2018

La Cueva del Ángel eleva su datación hasta los 350.000 años

Los arqueólogos hallan unos dientes de caballo que sitúan el yacimiento al nivel del de Atapuerca. La noticia la dieron a conocer ayer el Ayuntamiento cordobés de Lucena y la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana
Parte del equipo de investigación en la Cueva del Ángel.
El Ayuntamiento de Lucena y la Fundación Instituto de Investigación de Prehistoria y Evolución Humana dieron a conocer ayer las últimas dataciones cronológicas procedentes de materiales arqueológicos hallados en la Cueva del Ángel. Se trata de unos dientes de caballo, localizados en una de las últimas campañas de excavaciones desarrolladas en el yacimiento, fechados hace unos 350.000 años.

El concejal de Cultura, Manuel Lara, y el director de la excavación, Cecilio Barroso, fueron los encargados de comunicar la noticia, haciendo constar que el hallazgo forma parte de un trabajo de investigación más amplio que próximamente será publicado en la revista Quaternary Geochronology con la firma conjunta de los arqueólogos e investigadores C. Falgueres, B. Ghaleb. O. Tombret, E. Ben Arous, A.M. Moigne, T. Saos, M. Frouin, Miguel Caparrós y el propio Cecilio Barroso, representando al Museo Nacional de Historia Natural de París, la Universidad de Quebec y Montreal, la Universidad de Burdeos, el Laboratorio de Investigación Arqueológica de la Universidad de Oxford y la propia fundación con sede en Lucena.

VUELCO CRONOLÓGICO
Según recoge este artículo científico, el estudio paleontológico de la Cueva del Ángel, sitio arqueológico situado en las faldas de la Sierra de Aras, reveló resultados de datación en un rango superior a los 350.000 años de antigüedad en el espacio conocido como "el hogar", dentro del pozo minero. "Esta nueva confirmación da un vuelco cronológico radical a la Cueva del Ángel, situándola a un nivel excepcional, sin comparación en Andalucía y sólo comparable a Atapuerca", en palabras de Barroso, que define al yacimiento lucentino como "un lugar único en el mundo".

Los investigadores han concluido esta cronología tras analizar un conjunto de dientes de caballo localizados en el interior de la cueva, en una zona de hogares, de cuatro metros de diámetro y tres metros de potencia de cenizas, donde se practicaron las primeras excavaciones arqueológicas. El análisis practicado a dichos materiales también permite a los autores afirmar que esa zona de la cueva conoció una ocupación de homínidos, sin interrupción, de 100.000 años, desapareciendo los vestigios de ocupación humana hace 180.000 años. "De un lugar con esa ocupación activa durante tanto tiempo seguido no existe nada parecido en la historia de la humanidad", confirmó también el director de las excavaciones arqueológicas.

Para Cecilio Barroso, toda la información que se va conociendo gracias a los estudios con participación de autores internacionales de prestigio, avalan la tesis de presentar a la Cueva del Ángel como "el mismo paraíso para los homínidos", pues hablamos de una "cavidad que permite que se mantenga el fuego, situada en una zona de clima mediterráneo con mucha cantidad de agua y una gran fauna, que invitaría a tener un modelo de vida muy alejado de los climas de Centro y Norte de Europa".

Desde el Ayuntamiento de Lucena y la fundación vinculada a la Cueva del Ángel se anuncia que este año se empleará la habitual campaña de verano de trabajos con voluntarios para concluir el inventariado de todo el conjunto de restos arqueológicos aparecidos en las diferentes campañas de excavación, una fase imprescindible previa a la remisión de dichos restos a la Junta de Andalucía, según marca la normativa vigente.

9 de mayo de 2018

Sale a la luz una aguja de oro en las termas orientales de La Alcudia

Investigadores de la Universidad de Alicante realizan un análisis por microscopía electrónica de barrido que determina que la pieza encontrada es de gran pureza
La pieza encontrada en La Alcudia
El proyecto "Astero" en La Alcudia de Elche cumple su segunda campaña con la excavación arqueológica que comenzó en 2017 y que repite este 2018. Está dirigida por el doctor Jaime Molina Vidal, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Alicante y comienza a dar sus frutos. Una aguja de pelo con terminación de oro acaba de aparecer en la zona de las termas orientales. Pero no es la única, otras cuatro más, en hueso, han sido desenterradas por los investigadores.

"Arqueología y socialización del conocimiento en La Alcudia de Elche. Las Termas Orientales y áreas circundantes (ASTERO)", con Jaime Molina Vidal, nombre completo del proyecto, se encuentra en mitad de la campaña y tienen previsto finalizar sobre el 14 de mayo.

(Fuente: Diario Información)

2 de mayo de 2018

Los hallazgos de cerámica constatan que Dénia fue una gran potencia comercial en el siglo XI

La taifa mantuvo intensas relaciones diplomáticas con la civilización Hammadid, en la actual Argelia y la ciudad santa de Kairuán
Los hallazgos cerámicos fueron presentados en la Universidad Yahia Fares, en Medea (Argelia), 
A cada nuevo descubrimiento, la taifa de Dénia deslumbra más. Con el belicoso Muyahid, su fundador, la taifa conquistó las Baleares y Cerdeña. El emirato alcanzó su apogeo militar. A Muyahid le sucedió su primogénito, Ali, a quien los cronistas de la época describieron como adocenado. No tenía la vena guerrera de su padre. Pero sí fue un sutil diplomático. Los hallazgos en el arrabal del Fortí de Dénia han confirmado que en los años de Ali la taifa se convirtió en una gran potencia comercial del Mediterráneo.

El director del Museo Arqueológico de Dénia, Josep A. Gisbert, subraya que la taifa mantuvo tratos comerciales con la Alejandría fatimí y también, en el Magreb, con la ciudad santa de Kairuán (Túnez) y la capital de la civilización Hammadid, la floreciente Al Qal'a de los Beni Hammad (Argelia). De esas ciudades del Magreb llegaron a Dénia cerámicas finamente decoradas. Son piezas de lujo. En las excavaciones en el Fortí, recuerda Gisbert, se halló un conjunto coherente de cerámicas. Eran muy similares a las halladas por los arqueólogos franceses en las campañas que realizaron a principios del siglo XX en Al Qal'a de los Beni Hammad. En el siglo XI, Dénia importó bronce de Alejandría (en una excavación se halló una tinaja con 170 piezas primorosamente labradas) y cerámica de la civilización Hammadid y de Kairuán.

«La arqueología y las fuentes nos confirman esa intensa relación comercial», afirma Gisbert, quien estos días ha acudido a la universidad Yahia Fares, en Medea (Argelia), para presentar los hallazgos cerámicos de Dénia. También ha aprovechado para visitar yacimientos y museos y seguir la pista de la suntuosa cerámica que los pudientes dianenses del siglo XI tenían en sus mesas y sus casas. Daniya, la taifa fundada en 1010, fue primero de fieros guerreros y luego de avispados mercaderes.