1 de junio de 2020

Nueva campaña arqueológica en Alhambra (Ciudad Real)

Los trabajos -que comienzan este mismo mes- ayudarán a completar la fase de investigación de campo y a «reactivar la economía de Alhambra, ya que siete familias tendrán ingresos asegurados durante seis meses»
Las excavaciones se desarrollarán en un área no excavada de 600 metros cuadrados. 
El próximo 15 de junio se iniciarán nuevos trabajos arqueológicos de investigación en el vertedero meridional de la ciudad romana de Laminium, en el término de Alhambra. Trabajos que posibilitarán completar la fase de investigación gracias a la contratación de siete personas y que contribuirán «a reactivar la economía del municipio, ya que siete familias tendrán ingresos asegurados durante seis meses», comenta José Luis Fuentes, arqueólogo y director científico del proyecto.

«La arqueología como un antídoto permanente en los tiempos de crisis se revela como un motor más de desarrollo de la actividad económica en Alhambra» y que llega justo, continúa diciendo, cuando más se necesita. En una difícil situación económica provocada por el COVID-19 y que se ceba especialmente en los colectivos más vulnerables de los municipios más deprimidos como Alhambra, «dónde la tasa de paro y la escasez de recursos son los principales causantes de la despoblación que sufre desde hace décadas», lamenta.

Las contrataciones han sido posible gracias al Plan de empleo y garantías de rentas de Castilla-La Mancha, que cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo de la Unión Europea, y que ha sido otorgado a la Asociación Alhambra Tierra Roja, entidad promotora y responsable de activar las investigaciones arqueológicas en el municipio. Ello supondrá una inversión de 79.000 euros€ que será asumida principalmente por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación, que contribuirá con los gastos de seguridad social de los trabajadores y la Asociación Alhambra Tierra Roja como promotora del proyecto que realizará la contratación y gestión de los fondos y OPPIDA, entidad profesional dedicada a la investigación patrimonial y arqueológica, que viene aportando recursos humanos, científicos y económicos al proyecto desde su descubrimiento en 2017.

Las excavaciones arqueológicas se desarrollarán en un área no excavada de 600 metros cuadrados localizada en una parcela de 1.500 metros cuadrados, propiedad de la familia Gómez Torrijos en la calle Cuesta del Pozarrón. Esta parcela, explica Fuentes, ha sido cedida para facilitar las investigaciones arqueológicas, generar empleo en el municipio y completar una fase de contextualización de los innumerables objetos que en el solar han ido apareciendo a lo largo de décadas. Y es que, en los últimos años de investigación se han recuperado más de 200.000 fragmentos de una gran variedad de objetos como ánforas vinarias, aceite, salazones y frutos, lucernas, morteros, cerámica ibérica pintada de tradición, numerario, armas, fichas de juego, dados, cubiletes, elementos de hueso, metal y un amplio repertorio de piezas constructivas que fueron arrojadas murallas a fuera.

El destino actual de estos objetos es la sala de Antigüedad de la Colección Arqueológica de Alhambra, un museo localizado en dependencias municipales, que fue fundado por el actual presidente de la asociación Francisco Gómez Horcajada, con fondos recogidos por miembros de la asociación durante años.

¿Pero por qué es importante estudiar este tipo de vertederos? pues porque «en función de lo que tiraban podemos saber el grado de riqueza que tenían», comenta Fuentes. Es decir, los trabajos permitirán realizar más descubrimientos que irán en sintonía con un mejor conocimiento de la forma y estilo de vida de las clases sociales en las que se estructuraba la sociedad de Laminium en el siglo I d.C. Así por ejemplo, «el estudio de uno de los sondeos realizados en las campañas de 2017-2018 permitió hallar en tan solo 25 metros cuadrados, el conjunto de vajillas cerámicas con marca de alfarero más numeroso de la provincia de Ciudad Real que alcanza un volumen de 30 fragmentos», recuerda Fuentes.
Los vertederos acumulan cuentos de historias «en perspectiva ‘micro’ a través de miles de objetos amortizados y rotos que son rescatados para brillar nuevamente 2000 años después». Ahora, la misión de los arqueólogos es recuperar esa historia de crisis en tiempos de crisis.
(Fuente: La Tribuna de Ciudad Real / Ana Pobes)

31 de mayo de 2020

Los secretos del yacimiento de O'Donnell en Valladolid

Los trabajos en la excavación de la calle Constitución han permitido documentar una capilla de la que no se tenía evidencia, así como su uso funerario
Esqueletos encontrados en la excavación arqueológica de la calle Constitución / J. SANZ
La excavación realizada en la calle Constitución de Valladolid y que ha suscitado gran interés tanto en España como en Irlanda por la posibilidad de dar con los restos del noble Hugh O'Donnell ha permitido unos hallazgos arqueológicos cuya importancia va más allá de la búsqueda del héroe irlandés.

Así lo destaca una de las arqueólogas al cargo de estos trabajos, Olatz Villanueva, quien subraya la importancia de este estudio por los hallazgos tanto arquitectónicos de lo que un día fue el desaparecido convento de San Francisco, como óseos, al margen de sus identidades. «La historia de las personas anónimas también es importante», defiende al profesional en declaraciones a Europa Press.

En este sentido, Villanueva señala que estos trabajos arqueológicos han permitido documentar una capilla de la que hasta ahora «no se tenía evidencia», así como mostrar su uso a nivel funerario.

La excavación, que comenzó el pasado 18 de marzo y podría prolongarse hasta mediados de la semana próxima, tardó en avanzar debido a la interferencia de elementos de construcciones contemporáneos como tuberías, conducciones o cableado, si bien una vez superada esa fase han podido centrarse en el aspecto arqueológico para definir la estructura de la capilla del antiguo convento y los niveles de enterramientos, con bastantes restos humanos descontextualizados por intervenciones posteriores.

Más adelante han podido dar con enterramientos, algunos de ellos correspondientes a osarios y una decena de sepulturas en fosa o incluso con ataúdes, pues en al menos dos casos se toparon con huellas de la madera de estos féretros.

Aunque estos enterramientos podrían datarse de la Era Moderna, aún es pronto para establecer la antigüedad de los mismos, como reconoce la arqueóloga.

Sin embargo, ha sido la posibilidad de que entre las personas allí inhumadas esté el famoso 'Red' Hugh O'Donnell la que ha puesto el foco mediático sobre la excavación.


SIN DEDOS GORDOS EN LOS PIES
La ausencia de las falanges de los dedos de los pies de alguno de los restos humanos permitiría relacionarlos con los del 'rojo' Hugh, a quien se le amputaron después de que sufriera la congelación de los mismos en su huída del castillo de Dublín en enero de 1592, con 20 años, donde llevaba cinco confinado por designio de las autoridades inglesas en la isla, que buscaban evitar una alianza entre los clanes O'Donnel y O'Neill.

En cualquier caso, un análisis de ADN permitiría, si los restos encontrados correspondieran a los de O'Donnell pero se encontrarán incompletos, corroborar los lazos con sus descendientes, algunos de los cuales residen en España, lo cual requeriría de fondos para realizar estas pruebas.

El desarrollo de la excavación se ha visto condicionado, además, por la crisis sanitaria del coronavirus, que ha obligado a implementar medidas de distanciamiento entre los arqueólogos.

29 de mayo de 2020

Intervención arqueológica de urgencia en el Cabezo Roma de Huelva ante un posible expolio

Aunque este promontorio está fuera de la Zona Arqueológica de Huelva, al encontrarse en las inmediaciones de esta área, tanto la Junta como el Ayuntamiento verificarán este posible atentado contra el patrimonio de la ciudad y que podría haber afectado a una tumba protohistórica de los siglos VII-VI aC.
Yacimiento de Cabezo Roma. FOTO: DIARIO DE HUELVA
El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Huelva, Manuel Gómez Márquez, ha informado que el Consistorio de la capital tomará medidas conjuntamente con la Delegación Territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, a la que ha sido remitida una denuncia alertando de un posible expolio de restos arqueológicos en las inmediaciones del Cabezo Roma o también llamado Diputación. Ambas administraciones han puesto en marcha el protocolo de actuación necesario para intervenir de urgencia y valorar el hallazgo arqueológico, los posibles daños causados y arbitrar las acciones de protección que procedan.

Como ha apuntado el concejal, aunque este promontorio “está fuera de la Zona Arqueológica de Huelva -declarada BIC (Bien de Interés Cultural) por la Junta de Andalucía-, por lo que no está sometida a dicha protección, al encontrarse en las inmediaciones de esta área, nos hemos coordinado con la Delegación para que los técnicos de ambas administraciones verifiquen este posible atentado contra el patrimonio de la ciudad”.

“Además -ha explicado Gómez Márquez- hemos iniciado los trabajos para tomar las medidas pertinentes para proteger los hallazgos, el posible yacimiento arqueológico. El daño está pendiente de evaluación, pero aparentemente no parece revestir una gravedad extrema, aunque con estas valoraciones hay que ser cautelosos”.

Por tanto, ha incidido, “las Administraciones estamos trabajando, tratando de adoptar con la mayor celeridad las medidas que protejan este hallazgo, y seguiremos, por supuesto, informando de todo a la ciudadanía”.

Por su parte, el delegado territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Huelva, José Correa, ha precisado que su departamento, “al recibir hace unos días la denuncia del posible expolio, dio parte de las misma al Seprona y al Ayuntamiento de Huelva para investigar la importancia que tienen los actos denunciados y averiguar la autoría de una actividad no autorizada y delictiva, una barbarie con la que alguien ha buscado su enriquecimiento personal”. De resultas de dicho traslado, ha dicho, la Administración autonómica y la municipal “estamos en conversaciones con el Consistorio para realizar una intervención arqueológica de urgencia”, al objeto adoptar las medidas necesarias.


La denuncia, según el diario "Huelva Hoy",  podría hacer referencia al expolio de una tumba protohistórica, datada entre los siglos siglos VII-VI a.C.

28 de mayo de 2020

Los arqueólogos encuentran evidencias de una necrópolis castreña en Cálago (Vigo)

Se trata de restos óseos, ánforas romanas y cerámica medieval
Evidencias de la presencia de tumbas.
Los trabajos de excavación arqueológica en el yacimiento de Cálago (Vigo) ya han empezado a dar resultados en forma de hallazgos muy valiosos para la investigación.

El arqueólogo Mario César Vila apuntó que a diferencia de años anteriores donde actuamos en la croa y en la parte norte, decidimos centrarnos en la zona sur y "cambiamos la zona de trabajo porque en la anterior campaña hubo evidencias de que era una zona en la que se podían encontrar restos pertenecientes a una necrópolis. Evidencias que podrían indicar la presencia de tumbas con materiales graníticos".

El resultado del cambio de ubicación ha sido inmediato, "tenemos algunos restos que pueden corresponder a una tumba y a restos óseos que apuntan a ser de humanos. También tenemos materiales arqueológicos y una cantidad elevada de hallazgos castrexos, antiguos y medievales".

Reconoce Mario César Vila que estos hallazgos de restos óseos, ánforas romanas y cerámica medieval confirman la riqueza patrimonial de Cálago, "el horizonte cronológico es que ahora aparecen evidencias en una zona en la que no las esperábamos. El mapa de Cálago se va ampliando hacia el sur. Es un complejo arqueológico con un potencial enorme".

Gonzalo Durán también destacó que "en el segundo día ya tienen hallazgos espectaculares. Las perspectivas son mejores que en otras fases. Contábamos con el castro, el campanario y la croa y vemos pruebas de que era mucho más grande".

(Fuente: Faro de Vigo)

27 de mayo de 2020

Hallan el suelo original del claustro de Santo Domingo en Lorca

En un primer momento solo estaba previsto realizar unas catas, pero por la importancia del descubrimiento saldrá a la luz toda la superficie del claustro dominico del siglo XVII. El pavimento está formado por cantos rodados con sillares alineados de forma concéntrica
Excavación arqueológica en el claustro de Santo Domingo. / J. INSA / AGM
La excavación arqueológica previa a la operación de recolocación del claustro de Santo Domingo, desmontado como consecuencia de los terremotos de 2011, ha permitido hallar el suelo original de cantos rodados con sillares alineados de forma concéntrica. Los trabajos, financiados por la Comunidad Autónoma, «son de gran interés porque se conservan muy pocos restos de esta época en la ciudad» y más teniendo en cuenta las alteraciones que ha sufrido la zona a lo largo de su historia, dijo el arqueólogo Clemente López.

En el proyecto inicial solo se contemplaba la realización de catas arqueológicas, pero dado el interés del hallazgo se ha decidido profundizar en la excavación de toda la superficie del claustro dominico del siglo XVII, aunque eso retrase la colocación de los arcos.

Ahora falta por determinar si se dejará visible el suelo original o solo se documentará y protegerá adecuadamente. «Desde el punto de vista patrimonial sería muy importante para la ciudad dejarlo al descubierto, pero limitaría el uso de la plaza por los desniveles en su construcción para recoger el agua de lluvia», explicó el arqueólogo.


MONTAJE DE LOS ARCOS
Cuando concluya la excavación, que tienen un plazo de ejecución de un mes, comenzarán los trabajos de montaje del claustro. La estructura estaba anclada al edificio residencial anexo y tuvo que ser desmontada piedra a piedra tras los terremotos por riesgo de derrumbe. Después de nueve años guardados en un almacén, debidamente numerados, los arcos de piedra volverán a su lugar. La actuación tiene un presupuesto total de 250.000 euros. El proyecto se incluye en el Plan Director de Recuperación del Patrimonio Cultural.

26 de mayo de 2020

Importante hallazgo de una cabeza de mármol del siglo IV d.C. en Cástulo

Datada  en el siglo IV dC, se podría corresponder, según los primeros estudios, a una figura masculina del dios Marte o a la femenina de la diosa Minerva, documentada reiteradas veces en la ciudad romana próxima a Linares (Jaén).
La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha asistido este lunes en el Conjunto Arqueológico de Cástulo, en Linares (Jaén), al desenterramiento de una cabeza de mármol localizada en el yacimiento, que podría datar del siglo IV d.C., y que podría corresponder, según los primeros estudios, a una figura masculina del dios Marte o a la femenina de la diosa Minerva, documentada reiteradas veces en la ciudad romana de Cástulo.

“Volvemos a encontrarnos con un hallazgo que coloca de nuevo a Cástulo y a la provincia de Jaén en la primera línea de la arqueología y de la historia. Estamos ante una escultura que fue enterrada a posta para mantener su dignidad y simbolismo en el Cástulo de hace 1600 años”, ha señalado la consejera, acompañada en su visita por la secretaria general de Patrimonio Cultural, Macarena O’Neill.

En este sentido, Del Pozo ha indicado que el hallazgo “nos permitirá conocer mucho más la historia del conjunto arqueológico y una zona que, por su morfología no había sido tan estudiada hasta el pasado verano”. Así, ha explicado que los trabajos “continuarán y ampliarán en los próximos meses, dotando a Cástulo de los recursos necesarios para situar el yacimiento al nivel de su importancia histórica para Linares y para toda la provincia de Jaén”.

Asimismo, la titular de Cultura ha recordado que en la actualidad hay consignados 600.000 euros de la ITI de Jaén para el conjunto “pero estamos trabajando en aumentar la inversión con la reprogramación de fondos en las mesas de negociación y alcanzar los 4 millones de euros”.

La cabeza de la estatua será trasladada al Museo Arqueológico de Linares donde los técnicos procederán a su estudio en profundidad, ha explicado la consejera, que ha insistido en la apuesta del Gobierno andaluz por impulsar este conjunto arqueológico. En este sentido, ha detallado que se está trabajando en una superficie de 50 hectáreas y que seguirá avanzando porque para Cultura “es una prioridad seguir trabajando en Cástulo”.

El hallazgo se produjo hace unos días por debajo del nivel del pavimento de una calle principal de Cástulo, que conectaba la Puerta Norte (o Argentaria) con el centro urbano en época romana. En concreto, las excavaciones de pasado verano recuperaron un tramo de esa calle hasta llegar a su pavimento, aquel que discurre ante la fachada de un pórtico monumental presidido por un posible templo, que se construyó en la primera imperial (en tiempos del emperador Augusto, hacia el cambio de era), y estuvo en uso un largo período de tiempo, al menos hasta el siglo IV d.C., cuando fue desmantelada la mayor de edificio.

POSIBLE CONJUNTO ESCULTÓRICO
La cabeza ahora encontrada, como otros fragmentos anteriores que fueron hallados en el transcurso de las excavaciones, formaría parte del programa decorativo de este edificio imperial. De hecho, en el patio central de pórtico se han conservado diez basamentos que su día sostendrían otras tantas esculturas, tanto ecuestres en un lado, como «pedestres» en el otro.

Las últimas lluvias, así como la ausencia de una de las losas del pavimento de esa calle recuperada, arrastraron una mínima capa de tierra que ocultaba esta cabeza. Según los técnicos, esta cabeza fue intencionadamente enterrada y, aunque presenta daños en la cara, que apuntan a una expresa destrucción, se encuentra en buen estado para su estudio. En cuanto a la identificación, podría tratarse de una mujer con gorro o casco, que tal vez corresponda a la diosa Minerva o de la figura masculina del dios Marte.

25 de mayo de 2020

La Junta aprueba el estudio arqueológico del talud del castillo de Castro del Río

El estudio arqueológico en el talud nororiental de la fortaleza cordobesa tendrá un presupuesto de 75.229 euros y supondrá el paso previo a la recuperación del trazado de la muralla.
Castillo de Castro del Río.
La Comisión Provincial de Patrimonio de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, presidida por la delegada de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Cristina Casanueva, ha aprobado el proyecto para la consolidación del talud del Castillo de Castro del Río solo en cuanto al estudio arqueológico del talud y a la consolidación de los elementos del recinto amurallado.

Para continuar con las actuaciones sobre el castillo que ha acometido en los últimos años el Ayuntamiento de Castro del Río, se plantea ahora una intervención en el ángulo nororiental del recinto norte. Se trataría de llevar a cabo un trabajo de consolidación sobre el talud recayente a la calle Coso, ya que las estructuras defensivas prácticamente han desaparecido en superficie.

La intervención que ahora se proyecta contempla el reforzamiento del muro de contención existente en la calle Coso y el estudio arqueológico del talud, con el fin de analizar las estructuras enterradas. El proyecto conlleva a su vez la consolidación de los restos de muralla conservados y reducir los empujes del terreno. La cota máxima estimada de investigación arqueológica está entre -1,50 y -2,00 metros y cuenta con un presupuesto general de 75.229,32 euros.

La Comisión de Patrimonio considera plenamente justificada la decisión de realizar una intervención arqueológica en el talud con el doble objetivo de rebajar el nivel de tierras susceptibles de deslizamiento e investigar los restos del recinto amurallado y otros vestigios de interés. En función de los resultados de esta investigación, según la comisión, podría abordarse la recuperación del trazado de la muralla, tanto para mejorar la legibilidad del recinto como para ayudar a la contención de tierras del talud. La autorización del nuevo muro de contención queda pospuesta hasta que se ejecute la citada intervención arqueológica.


FORTALEZA DE LOS SIGLOS XIII y XV
El Castillo y recinto amurallado de Castro del Río tienen la consideración de Bien de Interés, están inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz y tienen un entorno de protección constituido por las parcelas y espacios que los circundan hasta 50 metros en suelo urbano.

El castillo ocupa un promontorio en el borde este del antiguo recinto de la Villa, en la parte más alta de la población, y en el extremo oriental del recinto amurallado, flanqueando una de las puertas de la población (Puerta de Martos). Se trata de una fortaleza construida en su mayor parte entre los siglos XIII y XV, en parte sobre una anterior alcazaba islámica.

Se encontraba cercado por edificaciones; a finales del siglo pasado se demolieron las del oeste, resultando junto con la plaza de San Rafael un amplio espacio libre para el acercamiento al monumento. La calle Coso (que continúa en la Cuesta de Martos) corresponde al acceso a una de las puertas del recinto de la Villa, hoy desaparecida. La trama urbana del entorno se construye mayoritariamente con viviendas de construcción tradicional popular –en parte renovadas- de dos y tres plantas de altura.

El conjunto del actual castillo se compone de un cuadrilátero con torres en las esquinas, que alberga un patio de armas, de 25 por 20 metros aproximadamente. Al norte se desarrolla otro recinto o barbacana que no presenta restos de torreones y parece ser una ampliación posterior. En general, la fortaleza presenta un aparejo formado por mampostería en la base y tapial en la parte superior, a veces reforzado con ladrillo.

23 de mayo de 2020

Denuncian la desaparición de las pinturas de la Cripta de San José en Cartagena

Desde el Ayuntamiento apuntan que la pintura que ha desaparecido por la humedad no era la original, que era una recreación que se hizo en el año 2007 por Puerto de Culturas para dar una mayor vistosidad a la cripta.
Cripta de San José en Cartagena. FOTO: MC
El Movimiento Ciudadano de Cartagena (MC Cartagena), junto con otros colectivos para la defensa del patrimonio han denunciado el pésimo estado de conservación de la Muralla Púnica, así como la inexplicable 'desaparición' de las pinturas alegóricas del interior de la cripta de San José. Afirman que ya trabajan en diversas iniciativas para evitar que el deterioro de algunas sea irreversible. "Apoyamos que se invierta en mantenimiento y recuperación del patrimonio y, por supuesto, lo hemos puesto en conocimiento de Bienes Culturales como paso previo a una denuncia por expolio ante el Ministerio de Cultura".

La concejal de Turismo y Empresa del Ayuntamiento de Cartagena, Cristina Pérez ha salido al paso de esta denuncia apuntando que la pintura que ha desaparecido no era la original, que era una recreación que se hizo en el año 2007 por Puerto de Culturas para dar una mayor vistosidad a la cripta.

La humedad provocada por las escorrentías que bajan del monte donde está ubicada la Muralla Púnica ha hecho que estas pinturas desapareciesen, por lo que ya se está trabajando con la UPCT para hacer un estudio de como evitar esta situación y si sería viable volver a hacer una recreación de las pinturas originales de la cripta.

Recuerda que fue en el año 2001 cuando Puerto de Culturas comenzó a trabajar en la recuperación de la Muralla Púnica y que desde entonces se ha estado trabajando en su mantenimiento y conservación.

Además afirma que "esta situación no debe de sorprender a MC porque es la misma que estaba cuando José López era alcalde de Cartagena". Es por lo que habla "de un ejemplo de bulo y de manipulación de fotos que no saben si responden a la mala fe de quien lo ha lanzado o al desconocimiento, pero no se puede ser tan imprudente de acusar de destrozar el patrimonio arqueológico de Cartagena".

La cripta funeraria parece corresponder a una construcción de finales del siglo XVII o comienzos del XVIII. Los restos de la muralla púnica aparecieron al buscar los restos de la ermita. Posiblemente pertenecía a la Cofradía de San José o a la de San Juan Nepomuceno, las dos más importantes que existieron en la ermita.

La decoración pictórica, realizada una vez llevados a cabo los enterramientos que acoge la cripta ya que el enlucido sobre el que se encontraban tapaba los nichos funerarios, se puede equiparar a las danzas de la muerte medievales.

Este tipo de criptas, habituales en la época, obedece a la función que tenían en la Edad Moderna las cofradías y hermandades de facilitar a sus componentes el tránsito hacia el ''Más Allá''. Así, los cofrades, que podían dejar en su testamento estipulado todo lo referente a su entierro, pagaban unas cuotas mediante las que, tras su fallecimiento, la cofradía se encargaba de su sepultura y de realizar las correspondientes misas en sufragio por su alma. La práctica de enterrar en las iglesias y en las criptas de las diferentes cofradías desaparecería en los primeros años del siglo XIX.

Jesús Giménez, portavoz adjunto de MC, calificaba de desolador la situación en la que se encuentra esta cripta y recuerda que "entre las reclamaciones planteadas al presupuesto para la conservación del patrimonio de la zona, destacan las de la DAPHNE, Asociación para la Defensa del Patrimonio de la Comarca de Cartagena que "ha señalado las omisiones presupuestarias más flagrantes en este documento para 2020 como el Fuerte de Despeñaperros, la capilla del Concejo de la Catedral, Cueva Victoria, la Muralla Púnica, la batería de San Leandro y los castillos de los Moros o La Atalaya".