4 de octubre de 2022

Inician la primera excavación arqueológica en la isla de Portitxol, en Xábia (Alicante)

El Museo, la Fundación Cirne y la Universidad de Alicante comienzan las catas en una isla ocupada desde la Prehistoria y que tuvo su momento de gloria en los últimos estertores del Imperio Romano. Los expertos efectuarán cuatro sondeos arqueológicos localizados en los lugares donde parece haber estructuras antiguas, situados en la zona más alta y llana de la isla.
La isla de Portitxol en una imagen del Ayuntamiento de Xábia.

Adentrarse en el vértigo milenario de la historia siempre tiene algo de emocionante. Y eso es lo que está a punto de suceder en uno de los litorales de mayor simbolismo de la Marina Alta. El Museo de Xàbia y el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología y Patrimonio Histórico de la Universidad de Alicante iniciarán durante este mes de octubre la primera campaña de excavaciones arqueológicas en la isla del Portitxol. Esta intervención se enmarca dentro de un Plan General de Investigación, aprobado por la Conselleria de Cultura, que tendrá una duración de cuatro años.

El proyecto es posible gracias al espaldarazo económico del Ayuntamiento de Xàbia, así como a la colaboración de la Fundación CIRNE y a la familia Pons, propietaria de la isla.

La isla del Portitxol es un rico yacimiento arqueológico, con ocupaciones documentadas desde finales de la prehistoria hasta los siglos XIX e incluso XX. Aun así, fue en época tardo-antigua, entre los siglos IV y V cuando la isla estuvo habitada de manera más intensa, coincidiendo con los momentos de una gran actividad comercial testimoniada por las numerosas anclas encontradas al fondo marino del Portitxol, así como por el excepcional hallazgo del tesoro de monedas de oro hecho el verano pasado.

Problemas del BIC
Toda esta riqueza hizo que ya en 1980 se iniciara el proceso de protección de la isla, que fue declarada BIC (Bien de Interés Cultural) en 2018, cuatro décadas después. Y todo este tiempo no ha sido suficiente: problemas administrativos forzaron a que se tuviera que incoar de nuevo el expediente de preservación de esta costa en 2022.

Qué se va a excavar
Los trabajos de esta primera campaña se harán entre los meses de octubre y noviembre y consistirán en la cata arqueológica intensiva de toda la superficie de la isla y la realización de cuatro sondeos arqueológicos localizados en los lugares donde parece haber estructuras antiguas, situados en la zona más alta y llana de la isla.

Del mismo modo, se realizará alguna inmersión submarina para aclarar y recuperar algunos materiales arqueológicos localizados en las anteriores campañas subacuáticas hechas ya en el Portitxol.
(Fuente: La Marina Plaza)

Hallan en Málaga piezas con 2.700 años en el principal yacimiento fenicio occidental

En el Cerro del Villar se han recuperado piezas de cerámica del siglo VI a.C y posibles contenedores de salazones y vino. También se han delimitado los primeros caminos
Excavaciones en el Cerro del Villar de Málaga. FOTO: UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Las excavaciones realizadas en el Cerro del Villar de Málaga, el yacimiento fenicio mejor conservado del extremo occidente del Mediterráneo, han permitido el hallazgo de piezas de cerámica fenicia, griega y etrusca datadas hace 2.700 años.

Los trabajos dejan ver muros de grandes dimensiones a diferentes alturas y niveles, organizados de forma descendente, hacia los límites de la isla que existía en el antiguo delta conformado por el río Guadalhorce, y que evidencian un entramado urbano con una organización espacial aterrazada, ha informado este lunes la Universidad de Málaga, que ha liderado la investigación.

«No nos esperábamos que las primeras estructuras fenicias estuvieran tan accesibles y superficiales, a solo 40 o 50 centímetros del nivel del suelo», ha señalado el investigador del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Málaga José Suárez, que ha dirigido las excavaciones.

Los análisis previos de prospecciones geoarqueológicas, geofísicas y geomagnéticas ya mostraron este yacimiento, ubicado en el entorno del Paraje Natural de la desembocadura del río Guadalhorce, como uno de los sitios fenicios arcaicos mejor conservados del extremo occidente del Mediterráneo.

«Partíamos de que encontraríamos muchas estructuras fenicias y muy bien definidas y conservadas, pero los resultados han superado, sin duda, todas las expectativas», explica el profesor, que añade que por ahora se han analizado unos 350 metros cuadrados.

Ya se han recuperado piezas de cerámica del siglo VI antes de Cristo y posibles contenedores de salazones y vino, y se han delimitado los primeros caminos, así como muros de más de medio metro de ancho, que podrían identificarse como habitaciones, en las que se ve claramente cómo las partes más altas del asentamiento se comunican con las más bajas.

ORÍGEN DE LA CIUDAD DE MÁLAGA
También se han documentado restos arqueológicos de hace unos 2.700 años que atestiguan las actividades cotidianas realizadas en este asentamiento, origen de la ciudad de Málaga.

Destaca un trozo de ánfora de vino procedente de Extremo Oriente, del siglo VII a.C, la parte de un horno doméstico para la elaboración de tortas de pan o enseres relacionados con las prácticas pesqueras como pesas de red de plomo y restos de comida, en concreto moluscos marinos.

«Tenemos indicios para creer que también podrían conservarse restos de un embarcadero e, incluso, testimonios de temporales marinos e inundaciones fluviales», asegura Suárez.

Finalizadas las excavaciones, que se retomarán en agosto de 2023, el objetivo ahora es estudiar todos los hallazgos, en busca de aportar información sobre los espacios correctos para implementar, en el futuro, caminos que faciliten su acceso ante una potencial puesta en valor del yacimiento para su visita.

Se trata de un proyecto de cuatro años, ampliable a seis, liderado por un equipo de la Universidad de Málaga de unas treinta personas, bajo la coordinación del profesor José Suárez, y también participan investigadores internacionales de prestigio.
(Fuente: The Objective)

Concluyen las excavaciones en el enclave de Casas de Turuñuelo

El Instituto Arqueológico de Mérida (IAM) ha concluido el proyecto de I+D+i sobre el yacimiento tartésico de Casas de Turuñuelo con una campaña de excavación que revela la importancia del enclave, su riqueza arquitectónica y la necesidad de mantener una continuidad en los trabajos.
La investigación de la cabaña ganadera se ha centrado en su implicación económica en la vida tartésica.

El Instituto Arqueológico de Mérida (IAM), dependiente de la Consejería de Economía, Ciencia y Agenda Digital y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) del Ministerio de Ciencia e Innovación, han concluido el proyecto de I+D+i sobre el yacimiento tartésico de Casas de Turuñuelo con una campaña de excavación que revela la importancia del enclave, su riqueza arquitectónica y la necesidad de mantener una continuidad en los trabajos.

En concreto, el proyecto de investigación “Estudio de la hecatombe animal del yacimiento de ‘Casas del Turuñuelo’. La gestión de la cabaña ganadera y sus implicaciones socioeconómicas y rituales en época tartésica”, realizado por el Instituto de Arqueología de Mérida (IAM)-CSIC, ha finalizado con la ejecución de los trabajos programados y aportando datos reveladores que determinan la categoría del yacimiento como un asentamiento único en el valle medio del Guadiana en la fase final de la cronología tartésica (siglo V a.C).

Este proyecto ha sido cofinanciado al 80% por un importe de 148.227,20 euros por los fondos FEDER en el período de programación 2014-2020, dentro del Objetivo Temático 01 “Potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación”, dentro del marco de las actuaciones contempladas en el Programa para el Fomento de la Investigación Científica y el Desarrollo Tecnológico del VI Plan Regional de I+D+i (2017-2020), prorrogado en la actualidad.

El yacimiento arqueológico del Turuñuelo se localiza en el término municipal de Guareña, cerca de Yelbes, próximo a la necrópolis tartésica de Medellín. Los trabajos de excavación realizados han permitido catalogar esta nueva construcción en el conjunto de un total de 13 edificios localizados bajo túmulos en la confluencia del río Guadiana con alguno de sus principales afluentes.

La excavación del Turuñuelo está dirigida por los arqueólogos del IAM-CSIF Sebastián Celestino y Esther Rodríguez, y las campañas de excavación realizadas han permitido exhumar parte de un edificio de dos plantas, compuesto por un vestíbulo que da paso a varias estancias y un patio al que se accede por una escalinata monumental. Sobre el pavimento del patio se han registrado más de 50 animales sacrificados entre los que destacan especialmente los équidos.

CASO ÚNICO
Se trata de un caso único tanto por las características deposicionales como por el tamaño y variedad de la muestra faunística. El marcado carácter estructurado de los depósitos animales indica un alto componente de actividad ceremonial que se interpreta como la primera evidencia de una hecatombe en el Mediterráneo.

El extraordinario volumen de équidos localizados y la variabilidad observada indican una cabaña equina probablemente mixta, que pudo estar compuesta por caballos, burros o asnos y sus híbridos. Esto nos remite a una gestión ganadera especializada y eficiente que pudo estar orientada al transporte de mercancías, probablemente relacionado con el abastecimiento y/o su distribución.

El equipo investigador que actualmente trabaja en el yacimiento es multidisciplinar, abarcando todas las especialidades relacionadas con la reconstrucción y el análisis específico de los restos animales. Este equipo está compuesto por miembros del Instituto de Arqueología de Mérida del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAM-CSIC), del Instituto de Restauración y Conservación de la Generalitat de Valencia, de las Universidades de Extremadura (Facultad de Veterinaria, Escuela de Ingenieros Industriales), y por los equipos de Bioarqueología de las universidades de Barcelona, Valencia, Granada, del Instituto Milá y Fontanals del CSIC y del Instituto Carlos III-Universidad Complutense de Madrid.

En la actualidad, la dimensión del yacimiento y su enorme potencial han requerido la concesión de una subvención directa de la Junta de Extremadura al CSIC para darle continuidad a la investigación del yacimiento tartésico de Casas del Turuñuelo realizada por el IAM, al ser considerado como el mayor hallazgo arqueológico del último decenio en España y uno de los más importantes del Mediterráneo.

Esta nueva concesión directa cuenta con una inversión de 166.518 euros, cofinanciada en un 80% por el Programa Operativo del FEDER 2014-2020 de Extremadura, para la realización de una actividad subvencionable hasta 2023 que va a permitir desarrollar los trabajos de estudio, restauración y conservación en el laboratorio de los restos extraídos.

Los hallazgos encontrados en el yacimiento del Turuñuelo no solo han tenido una proyección científica internacional, sino que su divulgación ha adquirido una extraordinaria dimensión social por su difusión a través de redes sociales, con información disponible permanentemente actualizada, a través de la web https://construyendotarteso.com; en twitter, Construyendo Tarteso @CTarteso; o en Facebook, tartesoencomunidad.blogspot.com, como plataforma de difusión y socialización.

En definitiva, el yacimiento de Casas de Turuñuelo se ha convertido en un fenómeno científico y social que sigue creciendo y es incluso precursor de iniciativas emprendedoras entre la sociedad extremeña.

3 de octubre de 2022

Granada recupera el castillo de Huétor Tájar, un BIC del siglo XIV

Se trata de un yacimiento arqueológico en el que se han descubierto nuevas construcciones
Visita del diputado de Obras Públicas y Vivienda, José María Villegas al Castillo de Tájara. DIPUTACIÓN DE GRANADA FOTO: DIPUTACIÓN DE GRANADA

La Diputación de Granada trabaja en la recuperación del Castillo de Tájara de Huétor Tájar, un yacimiento arqueológico del siglo XIV declarado BIC en el que se han descubierto nuevas construcciones.

La institución provincial y el Ayuntamiento de Huétor Tájar financian por segundo año los trabajos de excavación e investigación arqueológica en el Castillo de Tájara.

La intervención se enmarca en el Programa de Conservación y Uso del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico Rural de la Diputación de Granada y permite avanzar en tareas de rehabilitación de un yacimiento catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), ubicado en la Casería de las Torres y donde se cree que en los siglos XIV y XV vivieron cerca de 300 vecinos.

La intervención que se realiza en el yacimiento para investigar la ubicación y la forma que tenía el castillo de Tájara.

El diputado de Obras Públicas y Vivienda, José María Villegas, ha visitado esta espacio junto al alcalde de Huétor Tájar, Fernando Delgado, y ha destacado que el objetivo de esta iniciativa es proteger espacios de gran valor histórico de la provincia.

Además, la actuación pretende aprovechar bienes como el Castillo de Tájara para el desarrollo económico, turístico y cultural del territorio y, en consecuencia, para frenar la despoblación.

Los trabajos de investigación desarrollados en el conjunto en el año 2020 permitieron localizar restos de muros, murallas y una posible torre puertas.

En las excavaciones actuales se han descubierto estructuras de la fortaleza que han subsistido al tiempo y a los cambios de uso por su solidez y por la dificultad para eliminarlas, datos que apuntan que el castillo era una fortaleza de planta cuadrangular con torre en cada esquina.

Además, el diputado ha precisado que en estos momentos se está limpiado el conjunto, a la par que se excavan varios puntos para posteriormente proceder a la conservación de los restos.

La restauración de la cisterna romana de La Calderona “encara su recta final”

La restauración, consolidación y puesta en valor de la cisterna romana de La Calderona, datada en el siglo I a.C. forma parte de los trabajos para rehabilitar este enclave de la antigua Obulco (Porcuna, Jaén). El proyecto tiene un presupuesto cercano a 1,7 millones de euros
Excavación en la zona donde se ubicará el edificio de recepción de La Calderona. AYUNTAMIENTO DE PORCUNA

El proyecto que se ejecuta en Porcuna (Jaén) para la restauración, consolidación y puesta en valor de la cisterna romana de La Calderona, datada en el siglo I a.C., “encara su recta final”. Así lo ha indicado a Europa Press el alcalde, Miguel Moreno, quien ha valorado la marcha de los trabajos para rehabilitar este enclave de la antigua Obulco. Tienen un presupuesto cercano a 1,7 millones de euros, de los que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana aporta el 70 por ciento a través del Programa del 1,5 por ciento Cultural, mientras que el Consistorio asume el 18 por ciento y la Diputación, el doce por ciento restante.

“Esperamos que para final de este año, principio del siguiente la obra pueda estar terminada”, ha comentado. Ha situado el nivel de ejecución en “cerca del 50 por ciento”, si bien ha matizado que ese porcentaje se corresponde con los trabajos de mayor envergadura, como forjado o pilotaje, de una intervención compleja en niveles subterráneos bajo construcciones actualmente en uso.

En este sentido, el regidor porcunense ha explicado que se prevé una mayor agilidad en las labores que quedan por delante, por ejemplo en la propia cisterna y en el túnel de acceso.

“Va a ser imponente”, ha asegurado Moreno, quien ha hecho hincapié en el carácter “único y singular” de la cisterna. Esta infraestructura fue uno de los principales depósitos de almacenamiento de agua urbano de la ciudad romana de Obulco, que se ha conservado en uso hasta el presente bajo las casas de la calle Padilla de la actual Porcuna.

Declarada Bien de Interés Cultural (BIC), está constituida por una galería de acceso o corredor y la cámara principal cubierta con grandes losas de piedras sustentadas por enormes pilares de bloques ciclópeos de piedra de la propia localidad.

Las obras, adjudicadas a la empresa Tragsa, comenzaron a ejecutarse en marzo de 2021, con una primera fase de intervención arqueológica en las áreas que ocuparán el edificio de recepción y el túnel a través del cual los visitantes podrán acceder al aljibe.

Esta actuación permitió sacar a la luz una calle romana desde la que se organizaban los espacios domésticos de varias casas con muros de más de tres metros de alzado, así como un horno de pan o un atrio muy completo, entre otros restos, que han sido incorporados al propio proyecto.

Se contempla, igualmente, una actuación arquitectónica para habilitar el túnel que permita el acceso subterráneo a la cisterna propiamente dicha y su adecuación para que sea visitable.

EL PROYECTO
El proyecto arquitectónico de La Calderona está dirigido por Pablo Millán y el proyecto arqueológico ha sido redactado por Pablo Casado, del Grupo de Arqueólogos e Investigadores de la Historia de Porcuna (Arqvipo).

Partiendo de la conveniencia de acceder al aljibe una vez se ha conocido el contexto de Obulco, habrá un centro de recepción de visitantes de unos 500 metros cuadrados. Pasando por diferentes espacios, permitirá un recorrido para comprender la lógica del agua en la antigua ciudad y los diferentes sectores del enorme yacimiento desde una privilegiada vista del territorio.

Después, llegará el momento de descender a la cota de acceso a la cisterna. La entrada del visitante a la cámara constituye uno de los objetivos principales de esta intervención, que presenta la complejidad de ser en niveles subterráneos bajo construcciones actualmente en uso. El acceso de los visitantes será aforado y controlado con el objetivo de garantizar la óptima conservación de este espacio del siglo I a.C.

La ciudad de Obulco, denominada Municipium Pontificensis Obulconensis por el apoyo a Julio César en la Guerra Civil Romana y tras la victoria de la Batalla de Munda, “es la más extensa de Hispania en el cambio de era a comienzos del Imperio”, con alrededor de 100 hectáreas amuralladas. Está declarada como BIC con la tipología Zona Arqueológica.

PLAN PATRIMONIAL AMBICIOSO
Los trabajos en la Cisterna de La Calderona están integrados en el “ambicioso” plan de arqueología y recuperación del patrimonio histórico que el Ayuntamiento de Porcuna viene desarrollando desde hace más de una década. Una “contundente apuesta” que beneficia la generación de empleo y el desarrollo de sectores emergentes de la economía local.

Ejemplos de esa investigación y restauración son las Carnicerías Municipales, actual Archivo Histórico y Oficina de Turismo; las Galerías del Pósito de Carlos IV (sede del Ayuntamiento) con futuras salas del Museo Arqueológico Municipal, la fachada sudoccidental del Anfiteatro Romano o la iglesia de Santa Ana, inaugurada recientemente tras su puesta en valor como Centro de Recepción de Visitantes de Obulco.

Esta labor continuará con otros proyectos que están en cartera, entre los que destaca la excavación del citado anfiteatro en el marco de la Inversión Territorial Integrada (ITI) de la provincia de Jaén.

30 de septiembre de 2022

Descubren un yacimiento del Neolítico final en Alhaurín de la Torre

Se trata de los primeros descubrimientos arqueológicos en el Cerro del Villar de Málaga. Uno de los hallazgos más interesantes lo constituyen hasta una decena de conchas marinas de diferentes moluscos.
El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, y el responsable de la excavación, José Antonio Santamaría. / M.H.

Una excavación ha permitido descubrir el que podría ser el yacimiento al aire libre del Neolítico final más antiguo de la Bahía de Málaga, donde se han hallado fragmentos de cerámica, sílex y piezas pulimentadas entre otro material, ha informado el ayuntamiento de Alhaurín de la Torre.

La intervención arqueológica en este término municipal ha posibilitado recuperar numerosas piezas de lo que fue un silo de la época del Neolítico final, hace unos 5.000 años.

Se han hallado y documentado fragmentos de cerámica, sílex, piezas pulimentadas, huesos, conchas marinas y una piedra sagrada (betilo) en un silo en la zona de Los Caracolillos.

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, y el responsable de la excavación, José Antonio Santamaría, han presentado este jueves estos fragmentos.

El hallazgo ha quedado documentado en un artículo publicado en una revista arqueológica especializada. Se ubica junto al camino de las Barrancas, de la zona de Los Caracolillos, donde los trabajos se han prolongado durante buena parte del verano.

La investigación ha permitido descubrir una subestructura en forma de hoyo, de 60 centímetros de profundidad y un metro aproximadamente de anchura, donde se han descubierto más de un millar de fragmentos de cerámica, así como algunas láminas de sílex, piezas pulimentadas, dos molinos de mano, restos óseos y semillas.

También destaca lo que podría ser un betilo o piedra sagrada erguida, que era venerada por los habitantes de la época, detalla el consistorio.

Se cree que aquellos moradores, de vida seminómada, usaban estas estructuras para dejar pertenencias o restos que no podían transportar consigo cuando desplazaban sus asentamientos a otros lugares; un enterramiento que tendría un carácter simbólico o ceremonial pero que en la práctica producía estos silos de residuos o basurero, muy útiles para la investigación arqueológica.

Uno de los hallazgos más interesantes lo constituyen hasta una decena de conchas marinas de diferentes moluscos (lapas, corrucos o almejas), en una ubicación que por aquel entonces distaba aproximadamente una docena de kilómetros de la línea costera.

Este hecho, junto con las semillas que se han podido encontrar, podría arrojar luz sobre la alimentación y el modo de vida de los pobladores de entonces.

Las piezas recuperadas serán depositadas en el Museo Arqueológico de Málaga, aunque el Ayuntamiento estudia la fórmula para exhibirlas y que puedan verlas los vecinos de Alhaurín de la Torre.

Los sedimentos y la tierra acumulada en la subestructura se enviarán a la Universidad para su análisis y se pretende realizar una prueba de radiocarbono en algunos de los restos orgánicos para su correcta datación.

El yacimiento se ubica en un enclave privilegiado, con excelentes vistas hacia la Bahía de Málaga y el valle, en lo que ya en ese periodo histórico pudo ser un lugar de cultivo y de pastoreo.
(Fuente: Málaga Hoy)

Alonso elude ingresar en prisión por destruir yacimiento de Chaves

El empresario leonés Victorino Alonso, también conocido como el "rey del carbón", ha conseguido que el Juzgado de lo Penal nº 1 de Huesca haya acordado la remisión definitiva de su condena a 2 años de cárcel por la destrucción del yacimiento prehistórico de Chaves, en la provincia de Huesca, y se aleje la posibilidad del ingreso en prisión solicitado por las acusaciones.
El yacimiento neolítico de la Cueva de Chaves fue totalmente arrasado.

El empresario leonés Victorino Alonso, también conocido como el "rey del carbón", ha conseguido que el Juzgado de lo Penal nº 1 de Huesca haya acordado la remisión definitiva de su condena a 2 años de cárcel por la destrucción del yacimiento prehistórico de Chaves, en la provincia de Huesca, y se aleje la posibilidad del ingreso en prisión solicitado por las acusaciones.

En su auto, al que ha tenido acceso EFE, el magistrado del tribunal oscense argumenta que en el plazo de tres años después de ser dictada la sentencia, Victorino Alonso no ha cometido ningún delito, condición que le fue impuesta para lograr la remisión definitiva de su condena.

Esta decisión ha sido criticada por la Asociación de Protección del Patrimonio Aragonés (APUDEPA), que ostenta una de las acusaciones a través de su letrada, Pilar Villelas, y que considera "vergonzosa" una decisión de la que responsabiliza a la "incompetencia" de la magistratura y del juzgado.

Esta asociación subraya que el nombre de Victorino Alonso, que se declaró insolvente para hacer frente a la indemnización de 25 millones de euros que se le impuso por la destrucción del yacimiento, aparecía en 2021 en los denominados Papeles de Pandora, con sociedades en Panamá vinculadas a él por un valor de 25 a 30 millones de euros.

Destacan sus responsables, además, que tanto el Juzgado de lo Penal nº 1 de Huesca como la Audiencia oscense se dirigieron al diario El País para solicitar dicha información, aunque señalan que desde entonces su actuación "ha sido casi nula".

Por esta razón, consideran que de ser una condena "ejemplarizante" por destrucción del patrimonio histórico y cultura la impuesta al empresario leonés, ha pasado a ser "una más de las muchas patentes de corso que tienen determinadas personalidades".

En su comunicado, APUDEPA advierte que el juzgado oscense no ha informado de la notificación de embargo de la finca de Bastarás, enclavada en el corazón del Parque Natural de la Sierra de Guara, que todavía está en manos de una sociedad vinculada a Victorino Alonso años después de hacerse pública la condena.

El embargo de esta finca, solicitada por la representación legal del Gobierno aragonés en el juicio, es, a juicio de esta asociación, "la última opción de que Aragón tenga una compensación por la destrucción del yacimiento".

Expresa, además, su preocupación ante la posibilidad de que las dilaciones del juzgado en hacer una notificación de embargo sobre la finca puedan hacer perder definitivamente la posibilidad de hacerse con ella.

La letrada de esta asociación ha informado a Efe de que interpondrá un recurso de apelación contra la decisión de remisión definitiva de la condena, a la que no se ha opuesto la fiscalía, para instar el ingreso en prisión del empresario leonés.

La arqueología española en Egipto se exhibe en el Arqua

Acoge hasta el 30 de diciembre una muestra que representa los principales hitos conseguidos en el país norteafricano - Cuenta con algunas figuras originales recogidas en las distintas investigaciones
Los visitantes observan varias piezas expuestas en vitrinas durante la inauguración celebrada ayer | IVÁN URQUÍZAR

Todos los entresijos de la investigación arqueológica española en Egipto ya se pueden visitar desde ayer en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática Arqua de Cartagena. Una muestra de acceso libre, coproducida con el Museo de Almería, y pionera ya que por primera vez en la historia de este país se visibiliza y se promociona la aportación española al conocimiento de la historia y del patrimonio cultural del antiguo Egipto.

Para ello, a través de la exposición de distintas piezas (algunas de ellas réplicas), 33 paneles y recursos audiovisuales e interactivos, reúne información de los once proyectos que actualmente se desarrollan en el país norteafricano.

En el recorrido expositivo se hace pues un repaso por la aportación de su investigación al conocimiento exhaustivo de esta cultura y a la conservación de sus bienes culturales.

En la muestra se incluyen algunas piezas originales de la colección egipcia del Museo Arqueológico Nacional, museo estatal del Ministerio de Cultura y Deporte, así como un grupo de reproducciones realizadas en el marco del proyecto de Qubbet el-Hawa, una de las excavaciones reseñadas en la exposición y que, tal y como explican los organizadores, suponen una espléndida demostración de las prestaciones que la tecnología 3D ofrece como herramientas de difusión y estudio del patrimonio arqueológico.

El que visite la exposición podrá encontrar amuletos, vasos de aquella época, estatuillas, figuras e incluso una espectacular máscara egipcia, además de producciones audiovisuales en la que los propios protagonistas explicarán al visitantes los entresijos de la investigación.

La exposición, inaugurada ayer, ya recibió a sus primeros visitantes en un recorrido guiado en el que gozaron de las explicaciones de una de las comisariadas de la muestra, Esther Pons Mellado, conservadora jefa del Departamento de Antigüedades Egipcias y Próximo Oriente del Museo Arqueológico Nacional, que se ha encargado de editar el catálogo de textos.

Los otros dos comisariados, también presentes en la inauguración de ayer, son Francisco Verdegay, historiador y vicepresidente de la Asociación de Amigos de la Alcazaba y Carlos Fernández, director del Museo de Almería. Fernández puso de relieve que "la exposición, así como las actividades que se realizaron en torno a ella", acogieron a un gran número de visitantes cuando estuvo expuesta en Almería".

La muestra permanecerá en el Arqua hasta el próximo 30 de diciembre.