28 de septiembre de 2022

Recuperan el hypocaustum de las termas romanas de Huerta Varona (Palencia)

Los arqueólogos han recuperado gran parte del hypocaustum y del horno que se encuentran «mucho mejor conservados de lo que se esperaba». También se ha recuperado el fondo de una de las piscinas, probablemente la de agua templada, situada junto a la sauna, y los baños en la piscina de agua caliente, que estarían directamente encima del hipocausto.
Las termas romanas más antiguas del norte, en Huerta Varona

El yacimiento arqueológico de Huerta Varona no deja de deparar sorpresas al equipo de investigadores vinculados al Instituto Monte Bernorio de Estudios de la Antigüedad del Cantábrico (Imbeac) que trabaja en Aguilar de Campoo sobre el terreno en los últimos veranos.

Los trabajos se han centrado en el Área 1, en las inmediaciones del mosaico que afloró en 2018. Allí han dado con las termas «más antiguas y mejor conservadas» del norte de España de las que se tiene noticia, con unos 2.000 años de antigüedad, pues los estudios a los que se ha sometido lo fechan a mediados del siglo I, al igual que el mosaico, que aún conserva sus colores. Dado su estado de conservación se trata de un yacimiento «excepcional» en el que es posible comprender cómo estaban construidas las termas rurales en la época del Alto Imperio.

Del mismo modo, su sistema de suministro de agua y de evacuación de aguas residuales (ingeniería hidráulica) se conserva «excepcionalmente bien». «Es un volumen de información enorme y con una calidad que hasta ahora no existía. Se trata de un avance realmente espectacular en el conocimiento de este tipo de arquitectura y de este momento temprano del Imperio Romano en su vertiente menos conocida: en una población rural», explica el director de la intervención, el doctor Jesús F. Torres.

En paralelo, se ha conseguido recuperar una gran parte del hypocaustum (el sistema de distribución de calor de la zona de sauna y la piscina de agua caliente) y del horno donde se generaba el calor que servía para calefactar los baños, que se encuentran «mucho mejor conservados de lo que se esperaba».

También se ha podido recuperar el fondo de una de las piscinas, probablemente la de agua templada, situada junto a la sauna, y los baños en la piscina de agua caliente, que estarían directamente encima del hipocausto. Esta conserva su forma original, con el suelo completo y el desagüe perfectamente conservado.

Asimismo, se han recuperado varios tramos del sistema de evacuación de aguas con las canalizaciones de hormigón hidrófugo (opus signinum) muy bien conservados. Tal es así que, «podrían seguir evacuando agua sin problema», señala Torres.

Por otro lado, los investigadores del Imbeac han podido encontrar materiales como los later columnaris y latericios (ladrillos de distintos formatos y formas), que son característicos de las termas y que formaban parte de la construcción original. También se han identificado algunas de las reparaciones efectuadas en los tres siglos que las termas debieron estar en funcionamiento.

El desgaste producido por la constante circulación del calor y la elevada humedad deterioraban los materiales constructivos del hipocausto rápidamente y era necesario realizar reparaciones de forma frecuente. Finalmente los baños fueron amortizados (desmontados y tapados completamente) y reconvertidos en un espacio para un uso completamente distinto probablemente en el siglo IV dC.

Todo esto demuestra la gran importancia que tuvo el asentamiento romano de Aguilar. Tras la toma del castro de Monte Bernorio, ubicado en Pomar de Valdivia, por las tropas del emperador Augusto durante las Guerras Cántabras, Huerta Varona supuso la continuación del poblamiento en esta comarca, una vez destruido el oppidum. Se convirtió en el centro de un área rural con sus servicios públicos, como estos baños con termas ahora recuperados.

EQUIPO
El Imbeac ha contado con investigadores y colaboradores de varias universidades nacionales y europeas, una becaria y un grupo de diez voluntarios. Además cuenta con la participación de la arqueóloga italiana Greta Bruno, especialista en arquitectura romana y mosaicos.

El Ayuntamiento de Aguilar, de la mano del Imbeac, ha realizado ya ocho campañas arqueológicas -los dos primeros años sondeos-. Los objetivos son documentar su estructura y trama urbana y poder comprender la historia de su ocupación y de sus habitantes, algo completamente desconocido hasta ahora.

Documentan la totalidad del granero romano de Proendos (Lugo)

La estructura tiene una anchura de cerca de 7,5 metros, por lo que cubre una superficie de unos 45 metros cuadrados. En la actual campaña se ha descubierto además que los límites del horreum estaba sellados con lajas de pizarra hincadas en el suelo.
En la actual campaña arqueológica se ha podido comprobar que los muros paralelos del «horreum» de Proendos desenterrados con anterioridad (al fondo de la imagen) se prolongan por debajo del terreno contiguo, que no se había excavado hasta ahora

La nueva campaña de excavaciones arqueológicas en el yacimiento romano de Proendos —en el municipio lucense de Sober— ha puesto al descubierto la totalidad del horreum o depósito de cereales que fue descubierto en esta localidad en el 2020. Tal como preveían los arqueólogos, se ha comprobado que la estructura continúa en el subsuelo de una finca privada contigua al terreno donde se encontraron los primeros vestigios de esta antigua construcción. La intervención comenzó el pasado día 19 y continuará a lo largo de esta semana.

El director técnico de las excavaciones, Francisco Alonso Toucido, señala que desde el inicio de la intervención se han exhumado íntegramente los siete muros paralelos de piedra que conforman el horreum, que se supone que sirvieron para sustentar una construcción de madera. «Cada un destes muros ten cerca de seis metros de lonxitude», explica. La estructura tiene por otra parte una anchura de cerca de 7,5 metros, por lo que cubre una superficie de unos 45 metros cuadrados. En la actual campaña se ha descubierto además que los límites del horreum estaba sellados con lajas de pizarra hincadas en el suelo.

Una vez que se han podido determinar las dimensiones de la estructura, en lo que resta de campaña está previsto ahondar en la excavación y retirar toda la tierra depositada entre los muros paralelos. En el entorno inmediato del horreum se han descubierto asimismo los restos de otras construcciones, de las que no se sabe por ahora si tienen una relación con el depósito de cereales ni si fueron edificadas en la misma época, es decir, en el siglo I de la era actual. «É probable que sexan dunha época posterior, cando o horreum xa estaba abandonado», dice Alonso.


Cerámicas y otras piezas
Al igual que en las anteriores campañas arqueológicas llevadas a cabo en el horreum, en las actuales excavaciones también se han podido desenterrar numerosos fragmentos de cerámica de la época romana y algunos otros materiales, entre los que figuran unas piezas de pizarra de unos veinte centímetros de longitud, en las que se practicaron unos orificios. Los investigadores aún no determinaron la función que pudieron tener estos elementos, pero creen que pudieron servir de pesos para afianzar una techumbre de paja seca, similar a la de las conocidas pallozas. En los trabajos se encontraron además algunas monedas y un fragmento de un molino manual de piedra. «horreum»

Aprovechamiento turístico de los nuevos hallazgos arqueológicos
El Ayuntamiento de Sober, que promueve el proyecto arqueológico de Proendos —financiado por la Consellería de Cultura— tiene previsto adquirir la finca particular en la que se realizan las actuales excavaciones. «Cando o terreo pase a ser de propiedade municipal, consolidaremos as estruturas que se están escavando na actualidade, igual que se fixo coas que se desenterraron nas anteriores compañas, para deixalas destapadas de forma permanente», explica el alcalde, Luis Fernández Guitián. La intención del gobierno local es abrir la totalidad de la estructura a las visitas turísticas, lo que ya se hizo a finales del año pasado con la parte que ya estaba exhumada.

La finca que comprará el Ayuntamiento tiene una superficie de 3.300 metros cuadrados y se cree que puede contener en el subsuelo los vestigios de otras antiguas construcciones. «A nosa intención é promover máis adiante outras escavacións para poñer ao descuberto as demais edificacións que se encontren na contorna do horreum», apunta a este respecto el regidor. «Quen sabe se non nos imos encontrar con outro depósito de cereais», añade.

Coincidiendo con el Día Internacional del Turismo, por otra parte, el Ayuntamiento organizó este martes una visita guiada para mostrar a todas las personas interesadas el estado actual de las excavaciones.

27 de septiembre de 2022

Los arqueólogos revelan el intenso flujo comercial entre Regina Turdolorum y el sur de Hispania

Los trabajos de las Universidades de Marburg, Viena y Cantabria revelan el intenso flujo comercial que existió entre la ciudad pacense de Regina Turdolorum y el sur de Hispania
Apareció un importante conjunto de ánforas de salazones de pescado en el edificio excavado en los límites de la trama urbana de Regina.

A principios de septiembre arqueólogos de las universidades de Viena y Marburg volvieron al yacimiento de Regina Turdolorum para continuar con el proyecto internacional que, en colaboración con la Universidad de Cantabria, pretende conocer detalles en relación al perímetro de la ciudad y al territorio que controlaba la antigua urbe romana.

Buscando los límites de la trama urbana por la zona sureste, los arqueólogos llevaron a cabo un sondeo de 4 por 7 metros tras detectar la pasada campaña interesantes anomalías en el terreno por medio de la resistividad eléctrica. Dada la ubicación y los resultados de intervenciones arqueológicas precedentes, se esperaba localizar estructuras de delimitación perimetral como una muralla o un foso defensivo. Sin embargo, conforme avanzaban las excavaciones fueron aflorando muros de notables dimensiones que pertenecieron a una edificación de naturaleza aún desconocida. Con el paso de los días y el avance de los trabajos se fueron encontrando respuestas muchas de las dudas que generaban dichas estructuras.

“Ha sido un descubrimiento sorprendente” apunta Felix Teichner, profesor de la Universidad de Marburg (Alemania). “Ha aparecido un importante conjunto de ánforas de salazones de pescado que se podrían datar en el siglo II dC. Procederían del sur de Hispania, en concreto de la zona gaditana. Estos hallazgos desvelan la importante relación comercial de una ciudad de interior como es Regina con las zonas costeras del sur. Ahora toca analizar los restos encontrados, cronología exacta y tipología de las ánforas y demás restos que se han exhumado, para saber si estamos ante un almacén o una taberna situada en los límites de la ciudad. Una vez tengamos las conclusiones plantearemos una hipótesis más definida sobre la naturaleza del edificio”.

El pasado sábado, dicha edificación, con muros de más 2 metros de altura, fue cubierta de nuevo para su protección a la espera de futuras intervenciones.

Paralelamente se realizó otro sondeo de menores dimensiones cuyos resultados han sido también positivos. Se localizaron estructuras cubiertas con pavimento hidráulico pertenecientes a una casa romana situada junto al decumano máximo, la calle principal de la ciudad. “Podría ser una especie de impluvium o una pileta. Sorprende su profundidad y también la calidad de la obra y los materiales utilizados” comenta Teichner. Los restos exhumados se encuentran en muy buen estado de conservación.

En las tres semanas de trabajo se han llevado a cabo también prospecciones en superficie en distintas localizaciones del territorio que controlaba Regina. En esta fase del proyecto y bajo la dirección de Günther Schörner, catedrático de Arqueología en el Instituto de Arqueología Clásica de la Universidad de Viena, los trabajos se han extendido a zonas aledañas a Regina como la cercana sierra de San Miguel donde se han detectado nuevos yacimientos relacionados con la minería en tiempos de la ocupación romana. Los trabajos en superficie se han realizado también en multitud de parcelas en el término municipal de Casas de Reina y otras localidades próximas. Se han encontrado una decena de nuevos yacimientos que no estaban catalogados. Además, se ha conseguido afinar la cronología y funcionalidad de los yacimientos ya conocidos. Schörner destaca que Regina “tuvo una intensa actividad agrícola en época prerromana y romana, los restos así lo evidencian. Es un lugar ideal para investigar. Hay mucho por descubrir y mucho por estudiar”.

Asimismo se han realizado prospecciones geofísicas en zonas próximas al yacimiento con el fin de determinar las posibles edificaciones de tipo agropecuario desde las que se controlaba el trabajo de las tierras. Estas prospecciones junto con las superficiales son las bases fundamentales de este proyecto que cuenta también con el apoyo fundamental de la Universidad e Cantabria de la mano del arqueólogo Jesús Ignacio Jiménez Chaparro. . El proceso se inicia con la localización superficial de materiales. Una vez localizado el yacimiento se procede a la la prospección geofísica y como último paso se puede proceder a unas excavaciones puntuales para confirmar datos.

Como novedad en esta fase del proyecto se han realizado pruebas paleobotánicas con el fin de conocer qué se cultivaba en Regina. Dos paloebotánicas de la Universidad de la Emilia Romana se han encargado de recoger muestras de polen de distintas épocas en distintas zonas del yacimiento.

La cooperación entre universidades es otra de las bases de este proyecto. Según Víctor Martínez Hahnmüller, uno de los directores del proyecto, “se han cumplido todos los objetivos científicos en esta fase del proyecto. Ahora toca analizar y estudiar todos los datos recopilados”. Cabe destacar que el proyecto ha tenido también un carácter didáctico. En las excavaciones han participado estudiantes de las Universidades de Viena y Marburg que han tenido en Regina su primera experiencia en lo que a trabajos de campo se refiere. En total, 32 personas han participado en los trabajos que concluyeron el pasado sábado y que han contado con un importante apoyo logístico por parte del Ayuntamiento de Casas de Reina. En el proyecto colaboran además la Fundación de Estudios romanos y el Museo Nacional de Arte Romano. En la próxima primavera se pondrá en marcha una nueva fase de este proyecto que se alargará hasta 2024 y que busca desvelar como se articulaba la ciudad de Regina con el territorio que controlaba.

El hallazgo de la Dama de Cádiz cumple 42 años

Su hallazgo no solo supuso un punto de inflexión en la historia de la arqueología y su protección, sino que está repleta de curiosidades como que el interior contenía el esqueleto de un hombre
Los arqueólogos que excavaron el sarcófago antropoide femenino / JOAQUÍN HERNÁNDEZ KIKI

Este 26 de septiembre se cumplen 42 años de uno de los descubrimientos más reveladores de la historia de Cádiz. Los 80 estaban aterrizando y sería una década cargada de sorpresas arqueológicas para la ciudad. Nuestro pasado emergió para contarnos que Cádiz siempre tuvo un gran peso en la historia de Occidente y uno de los secretos que reveló nuestro subsuelo fue el rostro de la Dama de Cádiz, que en realidad era el de un caballero.

En el solar de la calle Ruiz de Alda no daban crédito cuando la pala de la máquina excavadora se topó con los sillares que cubrían la silueta esculpida de una bella dama, que durante siglos aguardaría los restos de un personaje de gran poderío económico que, curiosamente, resultó ser masculino, tal y como demostraron hace dos años profesores de historia de la UCA.

"Ésta sí que era una tía guapa", fueron las palabras que 42 años atrás recibían al entonces director del Museo de Cádiz, Ramón Corzo, nada más llegar al terreno tras el aviso del hallazgo. Entonces supo que algo muy grande estaba a punto de ocurrir. En aquellos tiempos ni siquiera existía la Ley de Patrimonio Histórico, así que no hubo más control arqueológico que el de aquel golpe de suerte que permitió encontrar el bello sarcófago que pronto formaría la pareja eterna del sarcófago masculino en el Museo.

Y es que Cádiz también supo conectar muy pronto con este hallazgo y su propia historia. De hecho, fue tan sonada la noticia, que el traslado del sarcófago al Museo de Cádiz fue celebrado en todo su recorrido, desde que fue depositado en la cuba del camión, hasta llegar a su actual casa. La gene no paraba de saludar y vitorear al que sin duda sería uno de los hallazgos más importantes del siglo XX.

De vaciar aquel sarcófago se encargaron ya en el museo aparte de Corzo, los entonces jóvenes arqueólogos Carmen García Rivera; Ángel Muñoz; Francisco José Blanco; Lola López de la Orden; Antonio Sáez; Antonio Álvarez y Luis Parodi. Y lo hicieron con sumo cuidado, pues con cucharas del café lo vaciaron de arena hasta dar con el cuerpo que contenía aquel maravilloso sarcófago con el rostro esculpido de una bella mujer, que resultó esconder el cuerpo de un hombre.

El secreto mejor guardado: era un hombre
Uno de los hechos más sorprendentes, aparte del propio hallazgo, fue la manera en que durante décadas se mantuvo silenciado que el sarcófago femenino contenía el cuerpo de un hombre. Fue un equipo de investigadores de la UCA el que hace unos años lo demostró científicamente para terminar de dar sentido a aquellos estudios iniciales, y que ya puso sobre la mesa en el año 2020 que, efectivamente, era un señor. Eran huesos de un hombre, "no hay más que verlos", decían las investigadoras de la UCA que concluyeron el estudio -Mila Marcías y Ana Niveu-, como también lo comentó 42 años atrás un joven arqueólogo colaborador que luego fue director de la pinacoteca, Antonio Álvarez, quien señaló que "que se trataba de un esqueleto muy robusto que parecía claramente el de un hombre".

¿Por qué se ocultó a la sociedad?
Inicialmente en los años 80 se hizo un minucioso estudio de la osamenta que avalaban y compartían médicos y catedráticos, pero la verdad es que nunca trascendió ni lo ha hecho de forma oficial a la prensa ni a la opinión pública hasta 40 años después. El por qué se desconoce, y aunque Ramón Corzo dijo hace unos años que “entonces no le dimos importancia a este dato, ni hubo ningún interés en no decirlo”, puede que la verdad hubiera eclipsado el mágico hallazgo en el solar de Ruiz de Alda, cuando el maquinista que tuvo la suerte de toparse con los sillares que lo cubrían.

Un antes y un después en la arqueología
Aquel descubrimiento aquel 26 de septiembre de 1980 del sarcófago antropoide femenino, el mismo que hoy posa en el Museo de Cádiz junto al que en 1887 fue hallado en Punta de Vaca, el masculino, marcó un antes y un después en la historia de la arqueología.

Y no sólo por la trascendencia del hallazgo en sí, sino por los avances logrados en la metodología de trabajo. Y es que este descubrimiento fue un hecho fundamental de cara a la nueva normativa de excavaciones arqueológicas que se puso en pie dos años después, pues en 1985 se aprobó la Ley de Patrimonio que hoy conocemos.

Sin duda, la forma en que la maquinaria impactó con aquellos sillares que cubrían el sarcófago fenicio fue la prueba evidente de la necesidad de excavar un solar antes de construir y fue el momento en que la gente tomó conciencia de ello.
1980: Un año cargado de sorpresas

Apenas habían terminado de hacer el vaciado de aquel bello sarcófago en las dependencias del Museo de Cádiz cuando llegó otra historia increíble: el hallazgo de la galería semicircular del Teatro de Gades, el que podría ser el más grande y antiguo de toda Hispania. Meses antes se había descubierto la colosal estatua de Trajano de unos tres metros de altura en la basílica de Baelo Claudia.

1980 fue por tanto un año mágico, en el que Cádiz demostró su poderío histórico cuando era Gadir y cuando fue Gades, cuando los fenicios decidieron que éste era el punto ideal desde donde marcar un auténtico entramado comercial con el resto de ciudades fenicias de todo el Mediterráneo, y cuando el propio Balbo quiso proyectar en este enclave del sur del sur una ciudad que fuera el espejo donde la mismísima Roma pudiera mirarse.

El yacimiento de Higueruela (Albacete) alcanza una dimensión internacional

La Diputación de Albacete incrementa la cuantía del convenio para el proyecto que dirigen José Luis Simón García, del Instituto de Estudios Albacetenses-IEA-"Don Juan Manuel", Pedro Jiménez Castillo, del CSIC-Escuela de Estudios Árabes, y José María Moreno Narganes, de la Universidad de Alicante.
Visita del presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, al yacimiento de Higueruela.

Si la campaña de trabajo del año pasado en las excavaciones arqueológicas de la Alquería de La Graja, en la localidad albaceteña de Higueruela, deparó el gran descubrimiento de la primera mezquita rural de Castilla-La Mancha, este 2022 se ha centrado en la definición del espacio completo que ocupaba dicho hallazgo.

Así, se ha conseguido excavar una habitación colindante, cuya función todavía tratan de determinar. Además, según han informado desde la Diputación provincial, han conseguido encontrar la cantera de la que extraían las piedras que servían para la construcción de algunos edificios de la aldea.

Por otra parte, las labores en la casa número 15 están permitiendo avanzar en el conocimiento del urbanismo de la alquería y el uso de los espacios en las casas, completando datos sobre la arquitectura del lugar. De hecho, junto a la casa en la que ya se trabajó anteriormente, hay más de 1.000 metros cuadrados de excavación abierta.

Se dedicaban a la agricultura y la ganadería
Según han podido averiguar, en La Graja, hacia el año mil de nuestra era, vivió un grupo de personas dedicadas a la ganadería y al cultivo de cereales. La aparición este año de un almacén para el grano y un nuevo silo, están ayudando a confirmar la economía de esta sociedad, con fuertes lazos familiares y con una práctica religiosa muy importante, como atestigua la mezquita.

Tocaban música
Este año también se ha encontrado el fragmento de un yembé o tambor, indicando que de las manos de aquellos humildes ganaderos y agricultores, la música también sonó en este paraje de Higueruela. Mientras tanto, las incógnitas crecen con cada excavación. La Graja aún tiene mucho que decir sobre aquel tiempo conflictivo y de frontera llamado Edad Media.

Por ello, el proyecto ha alcanzado una dimensión internacional que, «sin lugar a dudas, nos enorgullece y se confirma como un enorme factor de atracción de riqueza y promoción a la zona«, como ha destacado el presidente de la institución provincial, Santiago Cabañero.

La Diputación aumenta su inversión
Cabañero también ha reiterado el compromiso de la Diputación, que apostó por esta investigación a través de la colaboración directa, con un convenio con el Ayuntamiento de la localidad que, de cara a este 2022, ha crecido un 50%, alcanzando los 15.000 euros.

«Tenemos el convencimiento absoluto de que cualquier inversión que hagamos en recuperar nuestro patrimonio y nuestra historia, revierte multiplicada en el territorio en forma de turismo, de generación de empleo, de dinamismo, de riqueza y también de marca», ha asegurado.

26 de septiembre de 2022

Jaén adjudica la intervención arqueológica del solar de la Plaza de Santiago

Los escritos sitúan en esta zona la iglesia de Santiago, que da nombre a la plaza y el antiguo palacio renacentista de los Benavides. Sobre los terrenos se construirá un edificio municipal que, entre otros, tendrá su uso dedicado a la UNED.
El solar de la plaza de Santiago será objeto de una próxima intervención arqueológica.

El Ayuntamiento de Jaén ha adjudicado, por 157.300 euros, los trabajos de intervención arqueológica en el solar de la Plaza de Santiago, en el casco histórico de la capital de la provincia.


El concejal de Cultura y Turismo, José Manuel Higueras, recuerda que todo ello se sufraga con cargo a la estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (DUSI) cofinanciada con fondos Feder que supone en total una inversión para este proyecto de 4,2 millones de euros, el 20% correspondiente al Ayuntamiento.

Las prospecciones han sido adjudicadas a la empresa Construcciones Calderón. Esta intervención permitirá, además, poder definir el aprovechamiento de la parcela de la plaza, que pasará de ser un espacio degradado a una zona con una nueva vida.

“En paralelo al trabajo de arqueología vamos a proceder a la redacción del proyecto sobre las memorias elaboradas por los técnicos municipales, un proyecto que depende en buena medida del resultado de estos trabajos. Aunque existe mucha documentación sobre la historia y los vestigios que hay en esta zona de la ciudad no tenemos evidencias de qué más puede hallarse, por lo que los trabajos en sí mismos serán muy valiosos desde el punto de vista documental a la vez que tendrán valor para configurar el edificio que finalmente se construya allí y sus equipamientos”, sostiene.

No en vano recuerda que los escritos sitúan en esta zona la iglesia de Santiago, que da nombre a la plaza y el antiguo palacio renacentista de los Benavides.
Sobre los terrenos se construirá un edificio municipal que, entre otros, tendrá su uso dedicado a la UNED, para lo que ya se ha firmado el oportuno protocolo entre el Ayuntamiento y la entidad docente.

Con la inversión prevista de 4,2 millones de euros, Higueras resalta que no solo se construirá este equipamiento, sino que también se procederá a la adecuación de las calles del entorno con criterios de mejora de accesibilidad y se procederá a habilitar una pequeña zona verde en sintonía con la regeneración del espacio urbano en el que se desarrolla este proyecto.

Esta intervención se suma a la de la construcción en la zona colindante del edificio de la Caja de Música y una zona ajardinada y de miradores, en calle Elvín, obra ya adjudicada por 2 millones de euros, y la de los trabajos arqueológicos de las ruinas de San Miguel, también adjudicadas por casi 350.000 euros.

23 de septiembre de 2022

La UJA lleva a cabo un seminario centrado en los cultos íberos

El Museo Ibero de Jaén acoge los días 23 y 24 de septiembre el Seminario Científico ‘Códigos divinos y experiencias visuales de lo sagrado en el culto ibero’.
Algunos de los ponentes en el seminario que se celebra en el Museo Íbero de Jaén

El Museo Ibero de Jaén acoge los días 23 y 24 de septiembre el Seminario Científico ‘Códigos divinos y experiencias visuales de lo sagrado en el culto ibero’. Esta iniciativa, llevada a cabo por el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la UJA, está enmarcada dentro de la conmemoración del ‘Día García y Bellido 2022’, una iniciativa enfocada a reivindicar la memoria de la arqueología íbera a nivel nacional, así como aportar nuevas ideas y propuestas de análisis.

En este seminario se ha propuesto una aproximación a las formas de conceptualización de lo sagrado en las sociedades iberas del sureste peninsular, con especial atención a los modos de personificar y simbolizar a la divinidad, por tratarse de un campo de análisis complejo que introduce en las estrategias y decisiones sobre la materialización de lo
intangible.

“La divinidad se representó en estas sociedades con símbolos sutiles, pero también con formas complejas, ricas iconográficamente, que hoy nos permiten analizar las interrelaciones entre cultura material, fenómenos visuales, percepción y comportamientos rituales. Aquí cobran especial interés, como categoría de análisis, las experiencias visuales de lo sagrado, cuyos ejemplos se constatan en espacios de culto de referencia en el Alto Guadalquivir, como el santuario de la Puerta del Sol de Puente Tablas (Jaén) y el santuario de la Cueva de la Lobera (Castellar). Dos casos prácticos que se incorporan a este seminario y que contribuyen a poner el énfasis en las complejas dinámicas del rito y en las categorías de percepción social, a partir de las cuales se construyen las subjetividades, las identidades colectivas, se crean historias, se configuran mitología, etc.”, explica la investigadora Carmen Rueda.

El programa de actividades ha comenzado este viernes con una visita al oppidum de Puente Tablas para la observación del equinoccio. Además de las distintas ponencias programadas, también incluye otras dos visitas el sábado 24, al propio Museo Ibero de Jaén y al santuario de la Cueva de la Lobera (Castellar), donde también se observará el equinoccio. Este seminario de desarrolla en el marco del proyecto estudio arqueológico integral del santuario ibero de la Cueva de la Lobera: nuevas estrategias de investigación desde la interdisciplinariedad (Proyecto ARQCULT).

22 de septiembre de 2022

Aparece una nueva muralla en Cabeza Ladrero

La campaña de excavación llevada a cabo en el yacimiento de las comarca aragonesa de las Cinco Villas ha revelado una estructura que alcanza cerca de los 230 centímetros de anchura, de la que se han conservado las primeras hiladas que corresponderían a la parte de la cimentación y primeras alturas. 
Imagen de la excavación en el yacimiento cincovillés. COMARCA DE LAS CINCO VILLAS

El yacimiento cincovillés de Cabeza Ladrero sigue dando sorpresas y, recientemente, se han conseguido encontrar los restos de una muralla realizada con sillares de gran tamaño. Este elemento ha surgido en una nueva zona de excavación, ubicada al este de la necrópolis allí localizada, donde se veían unos sillares de gran tamaño que parecían formar parte de un muro, que posee un metro de anchura.

Se trata de una construcción del tipo "de relleno. Es decir, a semejanza de un sándwich, y estaría formada por dos lienzos exteriores hechos con sillares de gran tamaño, sobre todo el exterior, que serían el equivalente al pan de molde, y el espacio entre ambos se rellenaría con material de diverso tipo, que, en este caso se realiza a base de hiladas superpuestas de sillarejo de tamaño pequeño y mediano de las que hemos podido contabilizar hasta cinco”, explica Ángel Jordán, director de la excavación.

Todo el conjunto forma una estructura que alcanza cerca de los 230 centímetros de anchura, de la que se han conservado las primeras hiladas, hasta un máximo de cinco, que corresponderían a la parte de la cimentación y primeras alturas. “Además, que es lo más sorprendente, hemos podido confirmar la presencia de esta estructura durante al menos 40 metros, incluyéndose, quizás, una posible torre”, precisa el experto.

La presencia de esta construcción en Cabeza Ladrero no sólo es interesante por sí misma, sino también “porque constituye un elemento urbanístico de primer orden, ya que, hasta ahora, sólo habíamos encontrado dos pequeños tramos de calles”, dice Jordán. Este elemento muestra la potencia económica que tenía esta ciudad en el momento de su construcción que, “debió de ser grande. Todavía la estamos estudiando, por lo que aspectos como su cronología no los tenemos cerrados”, puntualiza el arqueólogo. En este sentido, se ha podido detectar que en época romana alto imperial se realizó una importante intervención de aterrazamiento de la colina en esta zona, “construyéndose al menos tres habitaciones de características desconocidas”, indica Ángel Jordán. Del mismo modo, en lo que afecta a la muralla encontrada, “es factible pensar que su cronología puede ser temprana, o bien de los primeros momentos de la presencia romana en la ciudad”, concluye el director de la excavación.

Importancia del yacimiento
El yacimiento arqueológico de Cabeza Ladrero se sitúa muy cerca de la localidad cincovillesa de Sofuentes. Durante todo el verano se ha realizado una exhaustiva campaña de excavación con dieciséis estudiantes en formación que ha permitido ir realizando múltiples trabajos en ella.

El proyecto de Cabeza Ladrero nació en 2016 y, desde entonces, ha seguido impulsándose con diferentes campañas que han permitido seguir conociendo la necrópolis existente en la zona. Conscientes del potencia histórico, artístico y turístico de este yacimiento, la Comarca de Cinco Villas rubrica para su impulso y descubrimiento un acuerdo de colaboración dotado de 16.000 euros -con cargo a los presupuestos anuales de la entidad- para que puedan seguir impulsándose fases y formando a estudiantes. Un tipo de colaboración que la comarca también rubrica con la Fundación Uncastillo, gestora del proyecto que se está desarrollando en el yacimiento de Los Bañales, otro de los enclaves romanos por excelencia de la comarca.