Mostrando entradas con la etiqueta Gran Canaria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gran Canaria. Mostrar todas las entradas

28 de septiembre de 2018

Descubren muestras de orfebrería sobre moluscos en el yacimiento canario de Gáldar

El hallazgo evidencia el conocimiento de los antiguos canarios en el manejo de pintura sobre conchas de moluscos. Exigiría la misma precisión que cuando un médico usa un bisturí. Se trata de ocho burgaos  decorados con precisión quirúrgica.
La campaña de excavación arqueológica de 2018 en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada en Gáldar fue llevada a cabo en la estructura 61.
El Cabildo de Gran Canaria ha anunciado este jueves el hallazgo en la última excavación arqueológica llevada a cabo en la Cueva Pintada de Gáldar la existencia de ocho burgaos decorados de características realmente singulares.

Estas muestras ponen de relieve un género de piezas que desvela una concepción estética que va más allá de lo hasta ahora conocido en el mundo prehispánico insular y que destaca por implicar un trabajo artesano de una sutileza inédita.

Y es que alcalnzar la decoración de estos burgaos exige una destreza técnica que desposee a la pieza de su superficie para mostrar el nácar, dejando al descubierto una delicada estética que podría ser calificado de filigrana.

El presidente de los grancanarios, Antonio Morales (NC), apunta que tanta es la precisión que se exige, que los expertos que han abordado en el presente la tarea de imitar la técnica utilizada por los antepasados de la isla tan sólo lo han logrado con la ayuda de un bisturí.

Esta decoración diferencia claramente estos burgaos de los encontrados en este centro del Cabildo en campañas anteriores, caracterizados por incisiones que van trazando motivos lineales y geométricos en la superficie de la última espira o vuelta que muestran variadas composiciones, algunas muy simples y otras de mayor complejidad.

En estas ocho piezas la decoración realizada demanda gran precisión para eliminar las capas superficiales del molusco para dejar visible el nácar en la mayor parte de la concha.

A medida que se trabaja la superficie, también se va dejando una línea de esa capa externa, la que recorre la sutura entre dos espiras o vueltas, dando la impresión de un pequeño cordón que recorre la pieza de forma sutil.

El ejemplar más llamativo es, sin duda, uno de forma cónica, de dureza y tamaño considerable, que fue trabajado de forma concienzuda y posee un intenso pulido. Al día siguiente del impactante hallazgo se recuperó un ejemplar casi «gemelo», de menor tamaño pero de idéntica ejecución. Un mismo diseño, una misma factura que habla, con toda probabilidad, de una misma mano artesana.


Morales recalca junto al consejero de Cultura, Carlos Ruiz, que estos descubrimientos confirman la importancia del legado prehispánico y ayudan a comprender las dinámicas sociales que tenían lugar en el antiguo poblado de Agáldar. En esta línea, expone la necesidad de seguir apoyando la investigación para ahondar en el conocimiento y la difusión de este saber entre la ciudadanía.

187 NUEVOS REGISTROS
En cuanto al registro completo del material recuperado, ascienden a 187 nuevos registros clasificados en función del tipo de material: cerámica (principalmente prehispánica aunque también hay fragmentos de cerámica colonial) y entre la cual destaca una pintadera triangular, así como restos de fauna terrestre, marina y malacofauna, además de elementos variados de industria lítica (tallada y pulimentada) y algunos elementos metálicos.

La campaña de excavación arqueológica de 2018 en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada en Gáldar fue llevada a cabo en la estructura 61 y dio continuidad a los trabajos realizados durante las campañas emprendidas desde 2013 en este yacimiento arqueológico.

El trabajo de campo se realizó del 16 al 28 de julio, a lo que habría que sumar las dos primeras semanas de agosto, dedicadas exclusivamente al estudio y procesado de material recuperado, en el que participaron una decena de estudiantes de seis universidades españolas, incluidas las dos canarias.

Hasta la conclusión de esta campaña se desconocía la relación existente entre los dos espacios principales de la estructura 61. Uno de los frutos del trabajo de este año ha sido precisamente la confirmación de que sí fueron ámbitos conectados, lo cual ha permitido delimitar el espacio total conservado de esta estructura.

En la línea de alimentar la dimensión pública y volcada de manera decidida en la ciudadanía, los registros de esta última campaña también se incorporarán al Sistema de Información Arqueológica y Patrimonial, que dotará al Museo y Parque Arqueológico de un completo sistema documental y, además, de un portal web al que podrá acceder la comunidad científica y por el conjunto de la población.

(Fuente: ABC)

4 de junio de 2015

Documentan nuevos vestigios arqueológicos en El Paso (Gran Canaria)

Se trata de un grabado rupestre en un único panel de unos 50 centímetros de anchura en el que se representan varios grupos de semicírculos concéntricos. También se ha documentado un interesante grupo de canalillos y cazoletas emplazadas en la parte superior de un afloramiento rocoso.
El arqueólogo Jorge Pais junto a una de las piezas encontradas. FOTO: EL DIARIO
El grabado rupestre tiene como soporte una piedra suelta que ha sido rota y desplazada de su posición originaria debido, probablemente, a las numerosas obras que se han efectuado en las inmediaciones.

"Todo apunta a que el petroglifo formaba parte de una estación más grande que podría haber sido desmantelada por los trabajos de infraestructura que se ejecutaron hace varios años en la zona. De hecho, el panel presenta claras huellas --arañazos, roturas y golpes-- por haber sido retirado de su posición originaria por una pala mecánica", explica la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, María Victoria Hernández.


Hernández también señala que ante el grave peligro que corre de desaparición por saqueo o por nuevas obras al ser una roca suelta, el grabado será trasladado al Museo Arqueológico Benahoarita de Los Llanos de Aridane y adelanta que se hará una prospección intensiva del lugar para intentar localizar nuevos vestigios prehispánicos.

GRUPO DE CANALILLOS Y CAZOLETAS
El otro descubrimiento, separado por apenas 100 metros del petroglifo, consiste en un pequeño, pero llamativo e interesante, grupo de canalillos y cazoletas emplazadas en la parte superior de un afloramiento rocoso.

Las cazoletas son de planta circular y oval con diámetros que oscilan entre los 8 y 20 centímetros de diámetro. La profundidad es variable y oscila entre los 5 y 15 centímetros, si bien es preciso proceder a su limpieza al estar llenas de tierra y hierbas.

Como suele pasar cuando aparecen estos canalillos y cazoletas, éstos se encuentran en un lugar que constituye una atalaya natural desde la que se divisa una extensa panorámica.


ALERTA POR LA DESTRUCCIÓN DE VESTIGIOS
Ambos yacimientos están enclavados en una zona de gran potencialidad arqueológica, donde se han descubierto y estudiado infinidad de cuevas naturales de habitación, algunas necrópolis, grupos de cabañas, paraderos pastoriles y un buen número de pequeñas estaciones de grabados rupestres, tanto de técnica incisa como en picado.

"Estos hallazgos nos hablan de la extraordinaria riqueza del patrimonio arqueológico benahoarita, que sigue aflorando a la superficie, incluso en áreas que ya han sido prospectadas. Desgraciadamente, también hemos de hablar de la destrucción, consciente o inconsciente a que siguen sometidos muchos vestigios benahoaritas, que se destruyen o mutilan sin ningún tipo de rubor", concluye la consejera.

(Fuente: Universo Canario / FOTOS: El Diario)

17 de febrero de 2014

Descubren nuevas estructuras y materiales prehispánicos en la Cueva Pintada de Gáldar (Gran Canaria)

Los arqueólogos han descubierto una estructura excavada en la toba con cuatro pequeñas cuevas que podría tratarse de una antigua zona de almacenamiento. También han aparecido abundantes y diversos materiales prehispánicos (cerámicas, fragmentos de pintadera, útiles de piedra y hueso, restos óseos…) y coloniales (monedas portuguesas, cerámicas vidriadas, piezas de hierro y bronce…), pero la joya de la campaña ha sido una cerámica completa que, al parecer, tendría origen portugués y cuya antigüedad se remontaría a finales del siglo XV o a principios del XVI.
La última campaña en la Cueva Pintada retoma las excavaciones interrumpidas en 2002.
El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, gestionado en Gáldar por el Cabildo de Gran Canaria, no deja de sorprender a los investigadores. Una reciente excavación, cuyos resultados han sido presentados este viernes ha dejado al descubierto una estructura (la denominada 53) que nada tiene que ver con lo que esperaban encontrar los arqueólogos al inicio de la campaña.

Así, en lugar de una casa cruciforme similar al resto de las existentes en el yacimiento, se ha hallado una estructura excavada en la toba con cuatro pequeñas cuevas. Las primeras interpretaciones apuntan a que podría tratarse de una antigua zona de almacenamiento, la primera de este tipo documentada en el Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada.

Además, han aparecido abundantes y diversos materiales. Destacan elementos prehispánicos (cerámicas, fragmentos de pintadera, útiles de piedra y hueso, restos óseos…) y coloniales (monedas portuguesas, cerámicas vidriadas, piezas de hierro y bronce…), pero la joya de la campaña ha sido una cerámica completa que, al parecer, tendría origen portugués y cuya antigüedad se remontaría a finales del siglo XV o a principios del XVI.

NUEVA DIRECTORA DEL CENTRO
Durante la presentación también se ha hecho público el nombramiento de la nueva directora del centro, su hasta ahora conservadora Carmen Gloria Rodríguez Santana. Rodríguez sustituirá al frente del Museo y Parque Arqueológico a José Ignacio Sáenz, que cesa voluntariamente para centrarse en su labor como investigador.

La campaña cuyos resultados se han dado hoy a conocer ha supuesto retomar, más de una década después, el Plan de Excavaciones Arqueológicas de la Cueva Pintada, interrumpido en el año 2002. Hay que recordar que los orígenes del Parque Arqueológico se remontan a 1982, con un programa de investigaciones arqueológicas y de conservación de la cueva que da nombre al complejo.

NUEVAS TÉCNICAS ARQUEOLÓGICAS
Las recientes excavaciones han incorporado nuevas técnicas de documentación arqueológica como la fotogrametría y la micromorfología y exigido un gran esfuerzo de gestión, ya que se realizaron dentro de un museo abierto al público.

Sin embargo, no sólo no se interrumpieron las visitas durante la realización de los trabajos, sino que éstos se incorporaron desde un primer momento al discurso museológico, con visitas guiadas en el marco del programa ‘Patrimonio Abierto’, organizado por el Cabildo para la difusión de los bienes culturales con que cuenta Gran Canaria, y, en particular, en aquellos en los que desarrolla tareas de conservación y restauración, y, más recientemente, ‘Cueva pintada: de la excavación a la vitrina’, un recorrido destinado al público escolar y en el que la excavación sirve de excusa para acercar a los pequeños al apasionante mundo de la Arqueología.

21 de octubre de 2013

Comienza la excavación de dos nuevas estructuras en la Cueva Pintada de Gáldar (Gran Canaria)

Hacía once años que no se llevaba a cabo ninguna excavación en el interior del complejo. Los trabajos tienen un presupuesto de 40.000 euros y sus objetivos prioritarios son profundizar en el conocimiento arqueológico de las dos construcciones, garantizar su conservación y restauración  y revertir toda la información que se obtenga a los visitantes del centro y al conjunto de la sociedad.
El Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, gestionado por el Cabildo de Gran Canaria en el municipio de Gáldar, inicia estos días una nueva e importante campaña de excavación (la primera en once años) en dos de las estructuras interiores del emblemático yacimiento.

La excavación de las estructuras 12 y 53 del yacimiento prehispánico tiene como objetivos prioritarios profundizar en el conocimiento arqueológico de las dos construcciones, garantizar su conservación mediante las tareas de consolidación y restauración necesarias y revertir, con posterioridad, toda la información que se obtenga a los visitantes del centro y al conjunto de la sociedad. Mientras duren los trabajos, el público podrá seguir y contemplar su evolución en el marco de las visitas guiadas habituales.

Líneas de investigación interrumpidas

Con esta nueva iniciativa, el Plan de Investigación del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada retoma una de sus principales líneas de actuación: las excavaciones arqueológicas, interrumpidas tras el período de construcción y apertura del centro museístico. Desde 1987, se han desarrollado en Cueva Pintada 14 campañas de excavación, la última, en el año 2002.

Con un importe de 40.000 euros, los trabajos serán acometidos por la empresa Arqueocanaria y supervisados por responsables del centro y por Jorge Onrubia Pintado, profesor de la Universidad de Castilla La Mancha.

Según el coordinador general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario, Larry Álvarez, “además del cumplimiento del papel que como centro de investigación debe desempeñar este museo, la reanudación de los trabajos arqueológicos repercutirá en el discurso expositivo de la Cueva Pintada”. “Precisamente, uno de los objetivos de la intervención será la de incorporarla -mientras dure- al discurso museográfico del recinto”.

Estas áreas se incorporarán a los itinerarios turísticos
Así, los trabajos de la estructura 53, muy cerca del itinerario que habitualmente siguen los visitantes, se incorporarán a las visitas guiadas y la información obtenida se trasladará a los guías en un intento por ampliar los contenidos didácticos que ofrecen.

Hasta ahora, esta parte del yacimiento estaba completamente cubierta por el derrumbe de la edificación, por lo que resultaba poco entendible para el conjunto de los visitantes. La intervención prevista comprende el “desescombro” de media vivienda, al objeto de mostrar su interior y seguir desentrañando los procesos que explicarían la formación del yacimiento. En ese sentido, permitirá a los técnicos valorar directamente los depósitos arqueológicos que contiene, así como su potencial científico.

La intervención en la casa 12, algo más alejada de la pasarela, permitirá obtener nuevos datos sobre un contexto en el que se había intervenido parcialmente con anterioridad y que, ahora, arrojará luz sobre el contacto entre los antiguos canarios y los europeos, y, por ende, sobre la colonización de Gran Canaria.

Hallazgos
Cerca de esta segunda estructura apareció en su día un fragmento de tela de entre finales del siglo XV y principios del XVI, recuperado de entre un conjunto de materiales prehispánicos y otros de origen europeo, incluidas una moneda de cobre de Enrique IV (1425-1474) y cerámicas importadas de Sevilla.

Como explica el director del Museo y Parque Arqueológico Cueva Pintada, Iñaki Sáenz, “sin duda alguna, uno de los proyectos más necesarios y urgentes de esta campaña ha de ser el diseño de una herramienta capaz de gestionar toda la información disponible sobre todas y cada una de las casas prehispánicas hasta ahora documentadas en la zona arqueológica de la Cueva Pintada. Se trata básicamente de concebir y desarrollar un Sistema de Información Arqueológica entendido como un gestor documental que permita en el futuro la manipulación, conservación y consulta de la inmensa cantidad de datos de los que dispone el museo después de 26 años de investigaciones arqueológicas”.

(Fuente: InfoNorte Digital)

3 de noviembre de 2011

El Cabildo Canario abrirá al público el yacimiento arqueológico de Los Barros (S. IV d.C.)

El Cabildo de Gran Canaria, a través de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y Cultural invertirá cerca 50.000 euros en una serie de obras para garantizar la conservación de las estructuras arqueológicas halladas durante la construcción del centro comercial El Mirador, entre los términos municipales de Telde y Las Palmas de Gran Canaria. 
Excavaciones en el yacimiento de Los Barros.

Así lo anunció el consejero de Cultura, Larry  Álvarez durante una visita efectuada este jueves a la zona junto a Ambrosio Jiménez e Ígor Martínez, promotor y consejero delegado, respectivamente, de Parque Marítimo de Jinámar, empresa que no sólo ha financiado las labores de seguimiento arqueológico y de protección de los restos hallados en el curso de las obras de construcción del centro, sino que también ha asumido el coste de las actuaciones necesarias para la puesta en uso público del yacimiento (acondicionamiento de recorridos, paneles, trabajos de restauración y consolidación, así como las intervenciones arqueológicas cuyos resultados se incorporarán a la información que se ofrezca a los visitantes), siendo uno de los pocos ejemplos de iniciativa privada que, en Canarias, han apostado por la integración y activación de yacimientos arqueológicos en grandes obras.

“Al término de los trabajos, se habrán invertido unos  220.000 euros, que, en su mayor parte, habrán sido aportados por la promotora del centro comercial”, explicó Álvarez, quien agradeció el interés que en todo momento ha mostrado la citada empresa privada por preservar estos restos, de gran interés arqueológico.

No en vano, la datación del yacimiento realizada a través del fragmento de una pieza de madera procedente del quicio de una de sus construcciones lo sitúa en torno al siglo V d.C., “con lo que  Los Barros-El Mirador forma parte del reducido grupo de enclaves arqueológicos de Gran Canaria cuya antigüedad es anterior a los siglos X u XI de nuestra era”, anunció el consejero.

Las actuaciones previstas por el Cabildo incluyen obras de drenaje y canalización de aguas pluviales, consolidación y restauración de las construcciones arqueológicas, así como la cubierta con picón de estructuras y un tratamiento herbicida que frene la erosión por las plantas de este valioso patrimonio.
El consejero durante sus declaraciones en Los Barros.

Además, el Gobierno Insular ha incluido Los Barros-El Mirador en su Plan de Mantenimiento de Yacimientos Arqueológicos y Bienes Etnográficos “de modo que una vez abierto al público, podamos colaborar en el mantenimiento de las instalaciones”, subrayó el consejero, quien señaló además que “la facilidad de acceso al centro comercial, junto a la GC-1, y la disponibilidad de aparcamientos, pueden hacer de este yacimiento uno de los más visitados de la Isla”.

Varias casas y una cueva
Los trabajos (excavación, restauración y consolidación) desarrollados hasta el momento por el Cabildo, en coordinación con Parque Marítimo y una empresa especializada en Arqueología, han posibilitado la documentación de un amplio espacio doméstico integrado por distintas casas (construcciones de superficie) y una cueva artificial, en óptimas condiciones de conservación, al estar casi completamente cubiertas de sedimentos que sellaban su contenido arqueológico.

Una de las construcciones conservaba incluso restos de pintura mural roja que debía cubrir los paramentos interiores de la vivienda, semejante a la empleada, por ejemplo, en las casas de la Cueva Pintada de Gáldar. Sobre un suelo de tierra apelmazada, se encontró también un hogar acondicionado del que, además, se obtuvieron muestras para datación radiocarbónica. Como rasgos singulares destacan la presencia de abundantes restos vegetales (entre ellos, de palmera) en el relleno de estas construcciones que, según los técnicos, podrían haberse empleado en sus techumbres, así como novedades en lo que respecta a los materiales constructivos empleados, ya que en las viviendas de El Mirador se usaron sillares labrados en arenisca compacta.

Conjunto de interés
Todo ello hace de Los Barros-El Mirador, junto con Las Brujas, La Restinga o Risco Mediomundo, un testimonio de lo que antaño fue una intensa ocupación prehispánica en la desembocadura de los barrancos de Las Goteras y de Telde, un área de clima benigno y rica en recursos hídricos, tierras de cultivo y de pastos, vegetación, productos marinos…

En ese sentido, con el visto bueno del Cabildo, la entidad Parque Marítimo de Jinámar tiene previsto (a partir de 2012) iniciar también los trabajos de acondicionamiento para su visita pública de La Restinga, en Telde, Bien de Interés Cultural (BIC) y zona arqueológica de sumo interés próxima a otro espacio, donde también se ha constatado la presencia de restos de viviendas aborígenes y en el que la Corporación ya actúa, a través de su Consejería de Medio Ambiente, por ser un reducto del endemismo Lotus kunkelis. Éste contará con un centro de interpretación, actualmente en construcción, donde además de información ecológica del entorno se dará cuenta de sus valores arqueológicos.

El yacimiento de Los Barros-El Mirador, junto con el de La Restinga, sumado a la zona de interés científico y La Noria de Jinámar pueden hacer de toda la zona en un polo de atracción no sólo comercial sino también cultural y medioambiental, diversificándose así la oferta de ocio ofrecida a la ciudadanía de Gran Canaria y a sus visitantes.
(Fuente: Canarias 7)