Mostrando las entradas para la consulta Juan Campos ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta Juan Campos ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

30 de septiembre de 2012

Turóbriga aún guarda sorpresas

Los arqueólogos han descubierto el collegia iuvenum (colegio de la juventud) y un templo de Marte en este yacimiento de Aroche (Huelva). Turóbriga es uno de los pocos yacimientos que posee la planta de la ciudad completa.
A la izquierda planta de los colegios de la juventud. Abajo restos
del templo de Marte. 
Turóbriga, el yacimiento arqueológico romano del siglo I antes de Cristo localizado en Aroche (Huelva) es, aún, una caja de sorpresas. Desde 2004, cuando se realizaron las primeras prospecciones arqueológicas que hicieron aflorar la planta completa de una ciudad romana, el yacimiento no ha dejado de aportar nuevos datos gracias al trabajo que desarrolla el equipo de arqueología de la Universidad de Huelva bajo la dirección del catedrático Juan Campos.

Arucci Turóbriga, el único yacimiento romano visitable en la provincia de Huelva, ocupa seis hectáreas y, hasta el momento, es un campo abonado para la investigación, ya que sólo se ha excavado el 15% de su superficie. Las últimas novedades aportadas en torno a la ciudad tienen que ver con su denominación. “Se ha especulado mucho sobre si eran dos ciudades: Arucci y Turóbriga, pero finalmente hemos resuelto el misterio y lo que aparecía como Turóbriga es Arucci Turóbriga”, señaló Juan Campos, toponímico que ya recogía el historiador romano Plinio.


En la campaña de este verano se han localizado el campo de Marte, una estructura cuadrangular de 60 x 65 metros ubicada a las afueras de la ciudad y que albergaba las sedes de los colegios de la juventud (collegia iuvenum). “Hemos descubierto el podium de un templo con el epígrafe Marte Augusto Sacrum”, señaló Juan Campos.

“Los collegia iuvenum de las grandes ciudades romanas como Pompeya y la propia Roma eran elitistas. Iban los hijos de la aristocracia y desarrollaban ejercicios físicos y prácticas militares”, explica Campos. Los últimos restos arqueológicos descubiertos en un lugar anexo al foro apuntan a la existencia de un mercado, pero este punto está en fase inicial. “Hemos hallado un hueco en el muro del foro que sospechamos que conectaba la sala de los ediles con el mercado, pero hasta que no tengamos un registro más preciso no podemos afirmar con seguridad la funcionalidad del recinto”, aclara.


El elemento que mejor está interpretado y excavado por completo es el foro, un recinto cerrado de unos 50 x 40 metros. Se trata de un recinto de culto al emperador. En el templo y en las capillas se desarrollaba el culto imperial y en basílica, las funciones civiles. En la capilla están las cabezas de las emperatrices. También figura la sala de los ediles que se encargaban de controlar los pesos de la ciudad. En el yacimiento se descubrió el peso oficial de Turóbriga en forma de astrágalo. También se ha excavado una pequeña parte de las termas que, según los datos de las prospecciones geofísicas, son de grandes dimensiones. Ahora se está recreando el viario de la ciudad que está orientado al solsticio y actuando sobre algunas viviendas. “También pensamos que estamos ante lo que puede ser la muralla de la ciudad y sospechamos que hay restos de un teatro”, adelanta el arqueólogo. “Los últimos descubrimientos nos hacen pensar que estamos ante una ciudad mucho más grande de lo que pensábamos” sostiene el catedrático.

Arucci Turóbriga fue fundada en época de Augusto y en el siglo III de nuestra era comenzó su declive. Nació porque Roma tenía necesidad de proteger las extracciones de mineral de la cuenca. “La ciudad era un centro administrativo con una estrecha vinculación con Roma y un gran culto al emperador”, precisó Campos. Un lugar estratégico, con recursos agrícolas, mineros y bien comunicado.

En los trabajos se han invertido medio millón de euros financiados a través de diferentes proyectos europeos y con la aportación de las Administraciones central y autonómica. El Ayuntamiento de Aroche mantiene con recursos propios el yacimiento, un conjunto que está incorporado a la red de espacios culturales de Andalucía. “El lugar es de una especial belleza. En él se erige la ermita de San Mamés sobre la basílica romana y en plena sierra onubense”, destacó Campos. El yacimiento romano es uno de los pocos de Andalucía que posee la planta de la ciudad completa.


(Fuente: El País / Lucía Vallellano)

26 de junio de 2012

La Universidad restaurará el mosaico romano encontrado en Niebla (Huelva)

Se trata de una interesante pieza correspondiente a la época alto imperial, de la que se ha encontrado 20 metros cuadrados.
Detalle del mosaico cuando fue encontrado
en la ciudad de Niebla (Huelva).
La Universidad de Huelva restaurará el mosaico encontrado en Niebla junto al mercado a cambio de un depósito en la propia Universidad, donde quedará expuesto.

El rector de la Universidad de Huelva, Francisco José Martínez, junto con el delegado provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, Ángel Romero, y el catedrático de Arqueología de la Universidad de Huelva, Juan Campos, visitaron ayer el Centro de Interpretación Arqueológica Huelva, Ciudad Milenaria, en el que se ha depositado el mosaico de época romana.

De 2.000 años de antigüedad y con una dimensión de 20 metros cuadrados, se encontró mientras se realizaban unas excavaciones en una casa particular en Niebla. Además presenta una simbología europea que lo convierte en uno de los hallazgos más importantes después del encontrado por el arqueólogo Mariano del Amo. En este sentido, el trabajo de recuperación de esta joya arqueológica será llevado a cabo por los alumnos del Máster de Arqueología de la Universidad de Hueva.

El rector de la Universidad de Huelva ha catalogado este descubrimiento como un hecho importante y espera que pronto pueda exponerse para que los onubense puedan verlo. Martínez López ha destacado que tanto la institución académica, como la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, "no cesan en buscar fondos económicos para que la restauración y puesta en valor del mosaico se haga lo más pronto posible".

El delegado de Cultura, Ángel Romero, también valora positivamente este convenio que posibilitará la recuperación del mosaico y su exposición pública. Ángel Romero ha señalado que se va a programar visitas de centro de escolares para que puedan conocer cómo se lleva a cabo la restauración del mosaico.

El catedrático Juan Campos señala que la importancia del mosaico está en el hecho de poder contar con una pieza de un tamaño tan singular con respecto a otros de los que sólo se tienen unos fragmentos; en la actualidad, sólo se conservan en Huelva cuatro mosaicos procedentes de Niebla y uno de Tejada la Vieja.

ESte mosaico apareció en el seguimiento arqueológico que se realizaba para la construcción de una casa de nueva planta en el Altozano. La Delegación de Cultura llegó a un acuerdo con la Universidad de Huelva para que fuera ésta la que procediera a su extracción con el compromiso de que aquí se proceda a su restauración y al posterior depósito por un tiempo que aún está por concretar. Se trata de un mosaico que no está completo, el resto se desarrolla en la parcela colindante. Sin embargo lo que se tiene es de un gran tamaño, unos 20 metros cuadrados, pero está todavía por conocer sí bajo las construcciones actuales hay más del mosaico o éste, por el contrario, se haya perdido. Eso no se sabrá hasta que en el futuro se proyecten obras de nueva planta en las casas colindantes y lleven consigo actuaciones arqueológicas.

La decoración encontrada se piensa que debió pertenecer a una casa doméstica que bien podían corresponder al comedor o al despacho del propietario de ésta. Los temas son geométricos y florales y, aunque no se conoce cuál es el emblema de los propietarios de la casa, esa información puede estar debajo de las viviendas colindantes. El profesor Juan Campos señala que el mosaico corresponde al siglo I, de la época alto imperial.

Ahora se procederá a la restauración en el centro de interpretación del Cabezo de la Almagra, permitiendo que los visitantes puedan observar el trabajo que se realiza, además de la evolución del mismo. Los 20 metros cuadrados del mosaico se han troceado en unos 40 fragmentos para proceder a su restauración sobre un soporte móvil. Esto permitirá no sólo exponerlo en la Universidad de Huelva, sino que este pueda ser desplazado a otro lugar si así lo considera la Consejería de Cultura que es su propietaria.

Está previsto que los trabajos se realicen en unos tres o cuatro meses, con lo que se espera que pueda ser expuesto antes de final de año en el Centro de Interpretación del Cabezo de la Almagra.

La Universidad de Huelva tiene una gran experiencia de trabajos desarrollados en la ciudad de Niebla, donde se ha llevado 12 años de investigación. Fruto de ello es la carta de riesgo de Niebla elaborada por la propia Universidad de Huelva y la monografía dedicada a Niebla.

(Fuente: Huelva Información)

11 de diciembre de 2010

Las piedras secretas de Castrillo de los Polvazares (León)

Juan Carlos Campos es infatigable. Este aficionado a la arqueología, que descubrió los valiosos petroglifos milenarios que pueblan la Maragatería, ha localizado ahora decenas de cazoletas -”como se denomina en arqueología a un pequeño hueco artificial excavado en la superficie de algunas rocas-” en Castrillo de los Polvazares, reutilizadas en edificios que dan ese aspecto nobiliario a una de las localidades mejor conservadas de toda la provincia.
Cazoletas reutilizadas en edificios de Castrillo.
Según Campos -”cuyas opiniones son más que certeras, como han comprobado luego los profesores de la Universidad de León-”, cree que las enormes piedras en las que están grabadas las cazoletas fueron trasladadas desde el cercano castro preromano llamado de La Mesa o de La Magdalena.
Los enclaves exactos en los que Campos localizó las cazoletas son: la calle Real, en el crucero y en las mesas de piedra del parque. En total, más de 130, tal y como recoge en su blog en su blog tierradeamacos.blogspot.
Campos, que descubrió piedras con inscripciones prehistóricas a los pies del Teleno que resultaron ser petroglifos de la Edad de Bronce, de unos 6.000 años de antigüedad, únicos en el mundo, sigue ahora la pista de unos enigmáticos símbolos que se repiten en varias localidades maragatas.
Hay a cientos en lugares como Bonillos o Villar de Golfer. Son perforaciones alineadas que aparecen en algunas piedras cuyo origen se desconoce y que han sido reutilizadas en otras construcciones, desde casas a iglesias, cruceros, escaños... Lo curioso es que Campos también localizó estas cazoletas en la Catedral de León. Y no sólo eso; recientemente, encontró más de estos inquietantes círculos en el foro de Roma, concretamente en las escaleras de la Basílica Julia.
Enigmas. Algunos estudiosos consideran que los petroglifos son tableros de juegos de los hombres de la Prehistoria. Por ello, no deja de ser una espléndida jugada que Campos haya descubierto tanto los alquerques milenarios como los de la Catedral...
El hecho de que las cazoletas se hayan reutilizado en otros edificios, desubicándolas de su lugar original, es un obstáculo para poder averiguar qué signifiaban, así como su procedencia. Lo cierto es que algunas cazoletas están alineadas formando una retícula, igual que un tablero de ajedrez, pero otras dibujan círculos. De momento, siguen siendo un enigma...

24 de enero de 2023

Un comité de expertos decidirá el futuro los restos de Hacienda en Huelva

La mesa técnica convocada por la Junta de Andalucía estudiará la viabilidad de un nuevo proyecto en el edificio de Hacienda y el futuro de los restos arqueológicos encontrados en su construcción.
Reunión del comité de expertos para decidir el futuro de los restos de Hacienda. / M. G (Huelva)

La Junta de Andalucía abre un foro de debate con especialistas de las áreas de arqueología, arquitectura y geología, además del Ayuntamiento de Huelva y de entidades profesionales de las materias competentes, para decidir el futuro de los restos aparecidos en el solar del antiguo edificio de Hacienda en Huelva. La Comisión de Patrimonio anunció hace diez días que las obras de rehabilitación del edificio no incluirían la integración de los restos del puerto tartésico hallado en sus cimientos. La decisión encontró la oposición entre otros colectivos sociales de los arqueólogos que llevaron a cabo la excavación.

El plan proponía elevar la cota del edificio y cubrir el yacimiento con una cámara estanca al considerar que era inundable por encontrarse por debajo del nivel freático. A cambio se proponía su puesta en valor documental. La Junta, no obstante, ha decidido convocar un comité de expertos para, según la nota oficial, "estudiar la viabilidad de un nuevo proyecto en el edificio de Hacienda".

La Junta de Andalucía ha decidido no obstante abrir un tiempo de consulta con especialistas para "valorar las opciones de conservación de los restos del edificio de Hacienda". La delegada del Gobierno andaluz en Huelva, Bella Verano, acompañada del director general de Patrimonio de la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeo de la Junta de Andalucía, Joaquín Gallardo; y las delegadas territoriales de Economía, Hacienda y Fondos Europeos, Lucía Núñez; y de Turismo, Cultura y Deporte, Teresa Herrera, presidieron una mesa técnica creada para estudiar la viabilidad de un nuevo proyecto en el edificio de Hacienda.

A la mesa técnica han asistido la jefa de servicio de la Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Economía, Hacienda y Fondos Europeo de la Junta de Andalucía, María Dolores Arias; por parte del Colegio de Arquitectos de Huelva, Francisco Rodríguez-Pantoja y Francisco Javier Limón; el jefe de servicio de Urbanismo y la arqueóloga municipal del Ayuntamiento de Huelva, Francisco Javier Olmedo y Rocío Rodríguez, respectivamente; el jefe de Servicio de Bienes Culturales de la Delegación territorial de Turismo, Cultura y Deporte, Antonio Portero; el jefe del Departamento de Protección del Patrimonio Histórico, Pablo Guisande; el jefe del Departamento de Conservación del Patrimonio Histórico, Juan José Fondevilla, y una arqueóloga de la misma delegación, Rocío López; el gerente de Tragsa, Ignacio Antón, y una técnico de la empresa, Carmen Ramos Del Viejo; el director facultativo de la obra, Antonio López; el arquitecto de la obra, Antonio González, así como el arquitecto de la empresa, Alejandro Navarrete; la representante del grupo de gestión de patrimonio Ánfora, Olga Guerrero; los arqueólogos de la Universidad de Huelva, Javier Bermejo, Juan Campos, Juan Carlos Vera y Clara Toscano, y el geólogo y presidente de la Sociedad Geológica de España, Juan Antonio Morales.

14 de junio de 2022

El georradar arroja unos resultados «espectaculares» en la Fortaleza Alta de La Peña de Martos (Jaén)

La Universidad de Jaén (UJA) ha presentado hoy los resultados del estudio de georradar que se ha realizado dentro de los trabajos para la consolidación de la Fortaleza Alta de la Peña de Martos, unas conclusiones que el arqueólogo y catedrático de Historia Medieval de la UJA, Juan Carlos Castillo, no ha dudado en calificar de “espectaculares”
Emilio Torres Velasco, Víctor Torres Caballero, Juan Carlos Castillo y José Luis Serrano.


La Universidad de Jaén (UJA) ha presentado hoy los resultados del estudio de georradar que se ha realizado dentro de los trabajos para la consolidación de la Fortaleza Alta de la Peña de Martos, unas conclusiones que el arqueólogo y catedrático de Historia Medieval de la UJA, Juan Carlos Castillo, no ha dudado en calificar de “espectaculares” y que ahora se van a ir cotejando, entre otras cuestiones, con las fuentes escritas para ir profundizando en su “correcta interpretación”

El alcalde, Víctor Torres, ha recordado que el Ayuntamiento suscribió un contrato a principios del año pasado, tras un proceso de licitación pública, con la UJA con el fin de recabar la documentación necesaria a todos los niveles mediante programas de documentación cartográfica y fotométrica, protección, investigación, conservación y difusión para la consolidación de la Fortaleza Alta de la Peña de Martos


A partir de ahí, un equipo multidisciplinar muy amplio está desarrollando esta tarea sobre la Fortaleza Alta, atendiendo a todos los campos, desde el estudio de las fuentes documentales y bibliográficas hasta geología, biología, botánica o arquitectura medieval con estudios de campo y aplicando técnicas novedosas. En este contexto se ha presentado hoy los datos del estudio de georradar.

“Para poder conseguir financiación, para hacer actuaciones importantes y teniendo en cuenta las dificultades de acceso”, ha declarado Torres Caballero, es importante documentar bien el proyecto para conseguir esa financiación. “Tenemos que tener estudios solventes y contrastados y no dejen lugar a duda y tenemos que trasladar y, por tanto, para ello empezar a cuantificar económicamente, los recursos necesarios”, ha agregado.

En este sentido, Castillo ha informado que se han obtenido unos resultados “muy interesantes” en los que “no se puede descartar nada”. Así, ha destacado el alto valor de La peña: “La importancia del camino, de la fauna, de la flora, de la geología, de su historia… todo el paquete es muy importante”, ha precisado.

Según ha adelantado, el estudio de georradar ha detectado un volumen importante de unas estructuras, de manera que algunas pueden corresponderse con la iglesia de ‘Santa Barbula’ así como con la propia casa de la encomienda, entre otras. Ahora se va interrelacionar lo que recogen las fuentes, lo que sale en la prospección electromagnética y lo que sale de la primera aproximación excavación, entre otras cuestiones.

De este modo, se puede establecer una planificación mucho más precisa a modo de hoja de ruta de futuras y posibles actuaciones, si bien ya con el objetivo puesto que las primeras excavaciones comenzarán este mes de julio y la prospección en septiembre.

3 de febrero de 2023

Jaén es punto de encuentro para arqueólogos especializados en escenarios de batalla

Expertos de primer nivel participan en la II Bienal de Arqueología que gira en torno a la 'Arqueología del conflicto' y se celebra hasta el 4 de febrero en el Museo Íbero de Jaén y en la localidad de Mengíbar
La Bienal de Arqueología se desarrolla en el Museo Ibero de Jaén.

La ‘Arqueología del conflicto’ centra la II Bienal de Arqueología, que se celebra del 2 al 4 de febrero, organizada por el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén, la Cátedra Arqueólogo Manuel de Góngora – Empresa Familiar Calderón de la UJA y la Universidad Autónoma de Madrid. Durante los tres días de su celebración, los dos primeros en el Museo Íbero de Jaén y el tercer día en la localidad de Mengíbar, ponentes de nivel internacional procedentes de países como Argentina, México, Portugal o Reino Unido van a abordar la arqueología desde el punto de vista del conflicto.

El rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega, se ha referido a la temática escogida en esta segunda edición, retrasada por la pandemia, asegurando que “los conflictos son parte inherente al ser humano y fuente de transformaciones profundas a lo largo de toda la historia, desde el punto de vista político, como social o cultural. Por lo tanto, estudiar el pasado de estos conflictos es muy interesante, en este caso más si cabe porque encastra con una línea de investigación que desarrolla el Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la UJA desde el año 2000, centrada en el análisis arqueológico de la Segunda Guerra Púnica en el Alto Guadalquivir”, indicó.

Juan Gómez, que agradeció a todas las instituciones y entidades participantes su colaboración, destacó el nivel de excelencia de los ponentes que participarán durante los tres días de celebración de esta II Bienal de Arqueología, “cuyas conclusiones, estoy convencido, van a contribuir al avance en esta línea de investigación”. En este sentido, el Rector de la UJA recordó que, en 2019, en el ámbito de la arqueología, se decidió iniciar una estrategia de organización de grandes eventos, con el objetivo de visibilizar aún más la actividad arqueológica, una de las referentes en investigación de la UJA. “Entre las líneas de investigación destacadas con las que cuenta la Universidad de Jaén, que son bastantes, una es la arqueología por su nivel de calidad y por su larga trayectoria investigadora”, destacó.

El acto inaugural contó, además, con las intervenciones de: Isaac Sastre de Diego, director general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y Deporte, que en su intervención resaltó como características de los grupos de investigación de la Universidad de Jaén la transferencia de conocimiento que realizan, así como “la capacidad que tienen de entender que los avances del conocimiento y el desarrollo de nuevas metodologías debe tener un fin último, que es generar una sociedad de conocimiento que sea útil, en este caso sobre todo para el territorio en el que investigan; Jesús Estrella, delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén; José Manuel Higueras, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Jaén; Francisca Medina, vicepresidenta primera de la Diputación Provincial; José Santiago Palacios, vicerrector de Estudios de Grado de la Universidad Autónoma de Madrid; Juan Pedro Bellón, co-organizador científico de la bienal y subdirector del Instituto de Investigación en Arqueología Ibérica de la UJA; Jesús Calderón, socio delegado de Construcciones Calderón, que puso de relieve el alto nivel de los ponentes, recalcando la implicación de esta empresa en la organización de esta Bienal como una muestra más de la apuesta que realizan con el patrimonio Histórico, “que se refleje en las intervenciones en la Catedral de Jaén, la Abadía del Sacromonte o el castillo de Castell de Ferro, pero también en la puesta en marcha del arqueódromo del yacimiento de Puente Tablas”, señala.

Temática y programa
La arqueología del conflicto o arqueología de campos de batalla son ámbitos de la investigación que se centran en el análisis histórico y arqueológico de la historia militar, los ejércitos, la logística, las armas y sus transformaciones técnicas, tácticas y estrategias, pero también en la interacción de los conflictos con las transformaciones sociales derivadas de los mismos: los procesos de conquista. En este sentido, a través de las distintas charlas y ponencias, la II Bienal de Arqueología aborda esta temática desde perspectivas amplias, interdisciplinares, diacrónicas, pero también transversales, buscando una presentación de distintas realidades epistemológicas, metodológicas y, por supuesto, arqueológicas, vinculadas a estos ámbitos de la investigación. En concreto, el enfoque prioritario es la articulación del análisis de los eventos (batallas, asedios, asaltos, escaramuzas) respecto de dinámicas temporales más amplias y abiertas que se sitúan ante la amplitud de perspectivas que pueden correlacionarse con esta temática.

Sobre el programa de la II Bienal, está fundamentado en especialistas a nivel internacional, que van a incidir en una temática transversal, que además de la investigación también abordará otros aspectos, como los metodológicos, la transferencia social, la protección y gestión de este tipo de patrimonio. De este modo, la II Bienal cuenta con ponencias sobre la proyección social en la literatura de esta temática, como la del investigador británico Adrian Goldsworthy, uno de los máximos expertos sobre el ejército romano o autor de biografías tan mediáticas como la de Julio César; la presencia del Director General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes del Ministerio de Cultura, Isaac Sastre; la perspectiva de la antropología forense con el profesor Francisco Etxeberría o la presentación de novedades de investigación para la provincia de Jaén como la puesta en marcha del Proyecto Navas de Tolosa. Además, se van a realizar visitas al Centro de Interpretación de Iliturgi en Mengíbar o actividades de investigación sobre recreación histórica en esta misma localidad, gracias a la colaboración de su Ayuntamiento.

La II Bienal de Arqueología ‘Arqueología del conflicto’ cuenta con la colaboración de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Jaén, el Ayuntamiento de Mengíbar, el Grupo de Investigación del Patrimonio Arqueológico de Jaén de la UJA y el Grupo de Investigación ‘Polemos’ de la UAM.

29 de octubre de 2018

Arqueólogos de la UJA constatan un complejo monumental en torno al ‘Ianus Augustus’ en Mengíbar (Jaén)

La propia estructura del arco estaba acompañada de otros edificios, como una venta u otro edificio de culto. Además, han documentado la existencia de los cimientos de un puente sobre el río Guadalquivir.
Juan Pedro Bellón, María Isabel Moreno y Miguel Ángel Lechuga dieron a conocer los resultados de su trabajo.
Tras las últimas intervenciones realizadas en torno al ‘Ianus Augustus’, la puerta de entrada a la provincia romana de la Betica, localizado en Mengíbar, investigadores del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Íbera de la Universidad de Jaén van más allá y aseguran que se trata de un complejo monumental que sitúa al municipio jiennense “en el panorama de la arqueología a nivel nacional”.

Así lo ha afirmado Juan Pedro Bellón, que junto con Miguel Ángel Lechuga y María Isabel Moreno han dado a conocer en la Feria de "Tierra Adentro" los últimos resultados de las excavaciones realizadas en la zona. En este sentido, los arqueólogos de la Universidad de Jaén aseguran que la propia estructura del arco estaba acompañada de otros edificios, como una venta u otro edificio de culto. Además, han documentado la existencia de los cimientos de un puente sobre el río Guadalquivir.

“Esto es muy importante porque quiere decir que toda la viabilidad, cómo se gestionaba la frontera entre las provincias romanas de la Bética y la Tarraconense, pasaba por ese punto, por lo que seguramente habría magistrados destinados a controlar los productos y personas que pasaban”, explica Juan Pedro Bellón, que destaca “la enorme potencialidad” del lugar desde el punto de vista turístico y de proyección patrimonial.

SOBRE EL PROYECTO
Estos trabajos se enmarcan en el proyecto ILIT·AURO (Metodología para la investigación arqueológica de campos de batalla y asedios durante la Segunda Guerra Púnica: Iliturgi, Cástulo y Metauro), financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, que tiene, entre otros objetivos, el análisis del territorio de la antigua Iliturgi (Mengíbar, Jaén).

Dentro del estudio de la configuración del territorio histórico de Iliturgi en época romana, el análisis de la viabilidad era uno de sus componentes más interesantes, puesto que en el mismo confluían dos de las vías romanas más importantes de la península ibérica: la Via Heraklea y la Via Augusta, además de contar con el propio río Guadalquivir, navegable hasta Sevilla.

Distintos datos, indicadores y elementos señalaban la existencia del Caput Viae (el punto inicial) de la Via Augusta en esta zona, lugar en el que además existiría un monumento conmemorativo: el Ianus Augustus, un hito en el territorio que marcaba el inicio de la calzada y que servía de referencia para la división de dos provincias romanas: la Betica y la Tarraconense.

Gracias al Ayuntamiento de Mengíbar y a la Asociación Amigos de los Iberos, el equipo de investigadores de la UJA ha podido iniciar una serie de trabajos focalizados en un punto con indicadores claros sobre la presencia de estructuras romanas monumentales que confirmaron en mayo de este año 2018 el hallazgo del Ianus Augustus, la Puerta de la Betica, además de otros elementos vinculados a un complejo monumental de primer rango construido en tiempos, y en conmemoración, del Emperador Augusto.

15 de mayo de 2014

Arqueólogos de la UHU trabajarán para la recuperación del puerto y el castillo de Palos de la Frontera

La Universidad de Huelva (UHU) y el Ayuntamiento de Palos de la Frontera (Huelva) han firmado un convenio para llevar a cabo la segunda fase del estudio integral para la recuperación y puesta en valor del Puerto Histórico y del Castillo de San Jorge del municipio. Por otra parte, el arqueólogo estadounidense Barry Clifford dice haber localizado los restos de la nao "Santa María" en aguas de la costa norte de Haití.
Réplicas de las carabelas que llevaron a Colón en su primer viaje al Nuevo Mundo en el puerto de Palos de la Frontera.
Juan Campos, catedrático de Arqueología en la UHU y director del grupo de investigación 'Urbanitas: Arqueología y Patrimonio'  ha recordado que hace algo más de un año, en marzo de 2013, se realizaron sobre el terreno unas proyecciones geofísica, por parte de una empresa alemana, que contrastaron la existencia de "bastantes estructuras" del puerto antiguo, que es del que partieron las carabelas hacia América. 

PROSPECCIONES Y EXCAVACIONES ARQUEOLÓGICAS
Está previsto que estos trabajos de excavación se prolonguen durante dos meses, aunque posteriormente el trabajo de laboratorio será más duradero. El Consistorio palermo financiará esta segunda fase del estudio integral, dada la importancia histórica y referencial de los elementos, y a través de este grupo de investigación, la institución académica realizará un análisis de la documentación histórica, prospecciones geofísicas con georradar, prospecciones y excavaciones arqueológicas y estudio geomorfológicos y de reconstrucción de paisaje en los citados ámbitos. 

Por su parte, el rector de la Universidad de Huelva, Francisco Ruiz, agradeció al Ayuntamiento de Palos de la Frontera "el esfuerzo" por recuperar unos espacios con "tanta simbología" para la provincia como son el Castillo de San Jorge y el Puerto de Palos. Asimismo añadió que los resultados de este estudio integral serán de "gran utilidad en el futuro para ámbitos de interpretación de toda la zona". 

ESTRUCTURAS DE ÉPOCA COLOMBINA DISEMINADAS EN EL PUERTO
Ya en diciembre de 2012 Ayuntamiento y Universidad firmaron un convenio muy parecido a éste para abordar la primera fase de este estudio integral publicándose los frutos de aquellos trabajos en la edición de un libro, del que se hicieron 500 copias, que se presentó el pasado mes de marzo en el marco de la celebración de las Jornadas de Historia sobre el Descubrimiento. 

Esas primeras aproximaciones, que se hicieron con prospecciones geofísicas, sacaron a la luz una serie de anomalías que vienen a verificar, según el director del estudio, que "hay muchas estructuras diseminadas de época colombina en la ensenada del puerto histórico". Asimismo se ha conseguido recopilar también mucha documentación histórica inédita y ahora, con esta segunda fase del estudio, se podrá obtener un conocimiento más profundo de cómo era todo entonces y podrá hacerse una reconstrucción virtual que dará muchas pautas en la posterior recuperación del puerto y el castillo y la relación de estos elementos entre sí y con el entorno. 

RESTOS DE LA "SANTA MARÍA" HALLADOS EN HAITÍ 
Por otro lado, y preguntado por el posible hallazgo en aguas de la costa norte de Haití de los restos de la nao Santa María, una de las embarcaciones en las que viajaba la expedición de Cristóbal Colón cuando descubrió América en 1492, que uno de los principales investigadores arqueológicos submarinos de Estados Unidos, Barry Clifford, asegura haber encontrado, según ha explicado el propio investigador al diario 'The Independent', el catedrático de Arqueología de la Onubense ha asegurado que "no resulta extraño, pero otra cosa es que pertenezcan a la Nao Santa María". 

En esta línea, ha señalado que se trata de un lugar donde se vivió un intenso tráfico de barcos, por lo que habrá que esperar al resultado de las pruebas "para conocer realmente si se trata de esta embarcación". No obstante, asegura que por el lugar en el que se han hallado estos restos podría tratarse de este barco, ya que se encuentra frente al 'Fuerte Navidad', un asentamiento que Cristóbal Colón y sus hombres comenzaron a construir en la costa norte del actual Haití en la Navidad de 1492 y "nunca se ha creído que este asentamiento fuera creado con restos de la Nao Santa María".

7 de octubre de 2014

Sale a la luz el puerto del que zarpó Colón en Palos de la Frontera (Huelva)

Se trata de un hallazgo de importancia y relevancia internacional, pues arroja luz y abunda en el que es uno de los episodios con mayor trascendencia de la historia. Los trabajos han localizado la alota y el alfar, lo que permite determinar el lugar exacto del puerto,
Imagen aérea del hallazgo. Foto: FOTO: EL PAÏS
Nuevos hallazgos arqueológicos encontrados en el Puerto Histórico de Palos de la Frontera (Huelva), que incluyen los restos de la alota y el alfar, se consideran la evidencia física de su existencia. Al mismo tiempo, demuestran que del mismo salieron las naves descubridoras hacia América, con Cristóbal Colón a la cabeza, y que en este lugar se fraguó la Gesta Colombina.

Ya Enrique Martínez Ituño, cónsul de la Argentina, que, si bien desarrolló su carrera en Málaga, eligió Palos de la Frontera para vivir y entregarse a él, allá por 1908 hablaba de encontrar y recuperar este puerto histórico y con anterioridad se hablaba de su mal estado.

Y, aunque ya en 1992 se supo por datos indirectos que las infraestructuras portuarias se situaban en la zona conocida como la vaguada, no ha sido hasta hoy, 24 años después, cuando los trabajos de excavación dirigidos por el catedrático en Arqueología, Juan Manuel Campos han permitido constatarlo con evidencias históricas.

Las fuentes históricas dicen que este puerto de Palos estaba compuesto por cuatro elementos: el astillero, que no deja huella arqueológica; una fuente, La Fontanilla; un alfar y una alota, ha explicado Campos en rueda de prensa.

Además, ha precisado que ha sido en esta nueva etapa de trabajos cuando se han localizado los dos últimos, permitiendo con ello determinar el lugar exacto de la ubicación del puerto y por tanto de donde Colón salió hacia el Nuevo Mundo y completar su fisonomía.

Un puerto, ha dicho, que contrariamente a lo que muchos han pensado desde antaño contaba con calado más que suficiente para que las carabelas pudieran entrar en él. Era "un puerto natural, a salvo de los vientos y alejado de las corrientes y muy económico, porque permitía sin mucho trasiego la carga y descarga de mercancías".


UN ALFAR CON SIETE HORNOS
El hallazgo del alfar ha sido importante. Ya se han localizado siete hornos que hacen de él "un complejo único en España" en aquella época, en los que se producían cerámicas, ladrillos, tejas, alimentos y cal.

Y junto a ellos, los testares, lugares donde se abandonaban las producciones defectuosas, que revelan que se hacían en el lugar piezas de cocina y mesa de tradición moriscas y se imitaban cerámicas finas de otros lugares.

RESTOS DE LA ALOTA
Pero aún ha sido "más satisfactorio" encontrar evidencias y restos de la alota, un lugar multifuncional donde se producían las transacciones propias de "un puerto de carácter internacional y próspero" como lo fue el de Palos desde la segunda mitad del siglo XV y hasta principios del XVI, según avala lo encontrado.

"La alota era la aduana, y fue en ella donde Colón hizo los tratos necesarios para poder llevar su gesta a buen puerto", ha señalado Campos, quien ha precisado que "este hallazgo es el que más nos colma de satisfacción".

Han localizado una estructura con una gran nave central dividida en dos tres partes: la taberna con estructuras de combustión y orzas; el almacén y la fonda, que es la que está más limpia; junto a ellas aparece un gran muro, donde se supone se apilaban los ladrillos y las tejas.

MILES DE DATOS
Por delante queda aún un mes de excavaciones, tiempo tras el cual habrá que desarrollar un intenso trabajo de laboratorio para abundar en los "miles y miles de datos" encontrados e ir recopilando cada vez más información sobre este puerto histórico de Palos, que, entiende el catedrático.

Un puerto que, en sí mismo, sin restos arqueológicos, debería de ser "un lugar de primer orden, un sitio histórico".

Se trata del "centro neurálgico" de los lugares colombinos, de una importancia tal que es donde se gesta uno de los acontecimientos más importantes de la historia universal, el descubrimiento de América.

Pero las aspiraciones no quedan ahí, en lo histórico o científico. Desde el Ayuntamiento de Palos se aspira a su puesta en valor, a la recreación de estos espacios a partir de una primera recreación virtual que ya está realizando el equipo de investigación.

(Fuente: EFE / IDEAL)

22 de febrero de 2011

Los enigmas de la Catedral de León

Los grandes monumentos, en especial las catedrales, encierran misterios insondables. La de León, marcada por el estigma de una ruina catastrófica, contiene enigmas que expertos, arquitectos e historiadores han sido incapaces de aclarar desde una perspectiva científica.
No todos los misterios han sido tan fáciles de resolver como el del topo que destruía por la noche lo que los maestros constructores levantaban de día. En los años 90 la Universidad de León analizó el célebre topo de la puerta de San Juan y descubrió que era una tortuga laúd, cuyo origen aún es incierto. Pero, como casi todas las leyendas, el topo no es más que una metáfora de la debilidad de un templo que estuvo a punto de desplomarse en el siglo XIX y que, aún hoy, es un milagro que siga en pie. La Catedral se erigió en un solar ocupado por varias construcciones sucesivamente superpuestas en el tiempo, lo que condujo a reaprovechar los cimientos anteriores. Sin embargo, el templo gótico superaba ampliamente, en planta y alzados, a los primitivos edificios -las termas romanas y la catedral románica-. Para algunos expertos, este empeño en construir en este enclave obedece a que se trata de un punto telúrico, un lugar donde hay corrientes electromagnéticas.
La catedral estuvo a punto de desplomarse en el S. XIX
Aún hoy es un misterio qué se oculta bajo el subsuelo de la Catedral y por qué se tiró parte de la muralla romana, que discurre bajo el altar mayor, en lugar de ˜desplazar" el edificio. Todavía existe un paso de muralla en la zona septentrional y criptas que nunca han sido del todo exploradas. En la zona norte está la llamada cripta de Menéndez Pidal, descubierta por este historiador, que correspondería al caldarium de las termas, utilizada como cámara funeraria en la Edad Media, donde se conservan cinco sepulcros.
El ex concejal de Patrimonio Alejandro Valderas, archivero de la Universidad e investigador de la Catedral, considera «una locura» excavar el subsuelo del templo gótico, como se planteó hace unos años, pero es partidario de ˜barrer" el edificio con un georradar, para desvelar qué hay exactamente. Se sabe que en la magna restauración emprendida en el siglo XIX algunos pasadizos y túneles fueron cegados para reforzar la cimentación del templo. Si escondían algún secreto, el georradar sería el mejor método para descifrarlo.
Magos y alquimistas. Las vidrieras de la Catedral, el mejor conjunto medieval de Europa, han enfrentado a los expertos sobre un tema crucial: ¿se realizaron siguiendo un plan global?
Vidrieras de la catedral de León.
En los vitrales no sólo está representada la historia de la creación y los relatos del Antiguo Testamento -desde Adán y Eva al diluvio universal, Moisés o Sansón-, sino que hay temas mundanos, según ha escrito Máximo Gómez Rascón, responsable de Patrimonio de la diócesis de León, «para que el hombre pueda escoger entre la virtud y el vicio, el saber o la ignorancia...». Es una explicación que no convence a muchos estudiosos del templo leonés. El escritor Javier Sierra, que esta semana iniciaba en León la promoción de su libro El ángel perdido, que tiene como epicentro la catedral de Santiago, lleva años visitando la de León por el magnetismo que desprende este edificio gótico. A Sierra no le ha pasado desapercibida la vidriera de Simón el Mago y, como muchos historiadores, se ha hecho la inevitable pregunta: «¿Qué diablos pinta en un templo cristiano la -˜competencia-™ de Jesús?».
El historiador José Manuel Rodríguez Montañés, responsable de El Sueño de la Luz, el proyecto de divulgación de la actual restauración de la Catedral, considera fascinante que algunas de las vidrieras más luminosas son aquellas en las que se utilizó el amarillo de plata en el siglo XIV, un compuesto que se conocía un siglo antes y que es el resultado fallido de intentar convertir nitrato de plata en oro; es decir, el arte secreto de la alquimia. De hecho, en una de las vidrieras de la fachada sur aparece representado un alquimista con su matraz.
Los poderes ocultos están también presentes en mucha de la iconografía de la Catedral. Las propias gárgolas, según ha escrito la experta Ángela Franco, conservadora del Museo Arqueológico Nacional, «se inscriben en el marco general de la fantasía de los terrores medievales».
Mitra, Ra y dioses maléficos. En la Catedral de León parecen convivir varios dioses. Hay más de una alusión al dios Mitra, culto que había desaparecido muchos siglos antes de la construcción del templo, y cuyo ˜rastro" aparece esculpido junto a la capilla del Carmen. No deja de resultar chocante que Mitra haya quedado inmortalizado en este templo cristiano, teniendo en cuenta que durante el Imperio romano el culto a esta divinidad importada de Persia se desarrolló como una religión mistérica, organizada en sociedades secretas de carácter esotérico.
Vista superior de la nave central.
En el edificio también es posible encontrar al demonio Bafomet, un símbolo templario. Existe un bifaz bafomético en una ménsula del lado sur de la Catedral también conocida como la -˜cara que siempre mira-™; y otro Bafomet en la puerta de la capilla de Santiago. Existe una leyenda en torno a estos demonios. Una doncella enamorada de un templario le da un bebedizo para lograr ser correspondida. El caballero, en efecto, queda prendado de la joven y roba objetos sagrados de una iglesia para huir con su amada. El maestre de la orden convirtió entonces a ambos en piedra negra y les condenó a ir tomando distintas formas bafométicas en la Catedral de León durante diez siglos.
Ángel Morillo, profesor titular de la Complutense, y uno de los mayores expertos en arqueología romana de España, descubrió en la cripta de Puerta Obispo, a los pies de la Catedral, piezas relacionadas con el culto a Mercurio. Con seguridad, el complejo termal sobre el que se asienta la Catedral tendría en su día un ninfeo o santuario de culto a las Ninfas y otras divinidades curativas. Julia Álvarez, en su Tratado de las tres rosas , destaca una vidriera que representa a una mujer vestida de verde con los brazos en alto en la que se lee la leyenda: «sol ra» -”en alusión al dios egipcio del sol-”.
Ocultismo. El historiador leonés Gerardo Boto, profesor de Historia del Arte Medieval en la Universidad de Gerona, en un estudio sobre las enjutas de las capillas de la Catedral llama la atención sobre la sorprendente cantidad de jugadores de dados que aparecen en el templo. Hay también numerosas crónicas de clérigos jugadores y los castigos que sufrieron por ello. Fue tal la pasión por este juego que trascendió al folclore, como da cuenta la portada norte de la propia Catedral, conocida desde hace siglos como Puerta del Dado. El nombre alude a un milagro: un soldado de Flandes, jugador y borracho, una noche de mala suerte arrojó los dados a la Virgen e impactaron en la frente del Niño, que comenzó a sangrar. Otra leyenda similar cambia el personaje del militar por un vecino de Santa Marina. El juego de dados también está inmortalizado en una conocida vidriera de Nicolás Francés para la fachada septentrional, donde incluye una escena de taberna. Para algunos estudiosos los dados aluden a ciertos ritos ocultistas. No es el único juego presente en el templo, cuya planta es un damero perfecto. Juan Carlos Campos, el experto que descubrió los petroglifos de la Maragatería, ha localizado en la Catedral una decena de alquerques, antiguos tableros de juego tallados en las losas del claustro. El alquerque es un juego más antiguo que el ajedrez, las damas y el tres en raya.
¿Fue el "pie carolingio" la medida utilizada en su construcción?
Medidas y numerología. Para los amantes de la numerología, las distancias entre elementos arquitectónicos que se pueden encontrar en el interior del recinto no son casuales, sino que los constructores emplearon el famoso número de oro. Se trata de un número algebraico irracional (decimal infinito no periódico) que posee muchas propiedades interesantes y que fue descubierto en la antigüedad, no como unidad, sino como proporción entre segmentos de rectas. Por el contrario, algunos historiadores consideran que la medida utilizada en la construcción de la Catedral de León fue el pie carolingio (equivalente a 32,16 centímetros), mientras que en la de Burgos, por ejemplo, se empleó el pie castellano (27,86 centímetros). Casi cada piedra de la Catedral oculta una historia. En el claustro resulta curioso un singular -˜trío-™, que decora un capitel, integrado por Alfonso XI, su amante Leonor Ramírez de Guzmán y el obispo don Juan Ocampo. El sepulcro del infante don Alfonso, hijo de don Juan, fue objetivo de un demente en 1991, que rompió una vidriera para entrar en la Catedral en busca de vampiros.
Un personaje curioso es el green man (hombre verde), que aparece en el pórtico principal y en otros lugares. Es una creación extendida en la Edad Media y según el investigador M. MacDermott contiene vinculaciones con la India. Se trata de una cabeza humana rodeada de follaje y tallos que salen de su boca y de su nariz. En muchos lugares, incluida la sillería del coro, hay decenas de seres fantásticos y mitológicos: sirenas-ave, tritones, centauros, dragones, arpías con cabeza masculina o basiliscos. Saber cuál era la intencionalidad de los maestros que cincelaron a estos personajes inquietantes es difícil de averiguar. Lo que es seguro es que no están ahí de forma casual...

30 de enero de 2012

Botorrita (Zaragoza) desea recuperar el yacimiento celtíbero de Contrebia Belaisca

El Ayuntamiento de Botorrita desea recuperar el yacimiento de Contrebia Belaisca situado en esta localidad zaragozana y que se encuentra "en muy mal estado" a pesar de ser un yacimiento arqueológico "de primera magnitud", donde se encuentran los restos de la ciudad celtíbera.
Yacimiento celtíbero de Contrebia Belaisca .
Así lo ha explicado el alcalde de Botorrita, Juan Antonio Aliaga, al detallar que esta ciudad celtíbera "tuvo su apogeo entre el siglo IV y I antes de Cristo", ha sido declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y cuenta "con más de treinta hectáreas de superficie".
La ciudad "fue abandonada en el siglo I antes de Cristo y destruida por los romanos" y aún "contiene muchos vestigios de la época", como los bronces escritos que ayudaron a descifrar el idioma celtíbero, ha apuntado el alcalde.
El yacimiento también "ha sufrido en su historia reciente unos cuantos ataques directos", ha lamentado Aliaga, al recordar que se instaló "una fábrica en medio del propio yacimiento", un espacio que "lleva muchos años parados y está en muy mal estado".
"Da pena verlo, se cae el alma a los pies" y cuando algún investigador llega a Botorrita para conocer la antigua ciudad "la cara que se les queda es un auténtico poema".
El alcalde de este municipio desea aprovechar las subvenciones para el desarrollo de campos de trabajo y así intentar iniciar la recuperación de este espacio para lo que esta semana se reunirá con un arqueólogo del Gobierno de Aragón para analizar esta cuestión. FINANCIACIÓN
Además, "quiero recuperar una ayuda del 1 por ciento Cultural" del Ejecutivo central "que se perdió y nos corresponde" y elaborar una "memoria valorada" del proyecto de recuperación de la ciudad celtíbera.
Juan Antonio Aliaga ha observado, asimismo, que la adecuación de este espacio contribuiría a "revitalizar una ruta interesante" por la cercanía de Botorrita a municipios como Muel o Fuendetodos, localidad natal de Francisco de Goya.
Así, como primer paso, ha avanzado que el Consistorio va a situar un parque en el Casco urbano de Botorrita "alusivo al yacimiento", una zona que construirá con fondos europeos y a través del Plan de Infraestructuras y Equipamientos Locales de la Diputación Provincial de Zaragoza.
(Fuente: 20 Minutos)

26 de mayo de 2017

Comienzan los trabajos para recuperar la muralla medieval de Sabiote (Jaén)

Arqueólogos de la Universidad de Jaén han iniciado los trabajos de recuperación y puesta en valor de la muralla Oeste de Sabiote (Jaén), que incluyen una actuación de urgencia por derrumbe.
Cara exterior de la muralla de Sabiote en la zona donde se produjo el derrumbe. 
El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Diputación Provincial y el Ayuntamiento, contempla la realización de  sondeos arqueológicos en los lienzos de la muralla, que hasta ahora permanecía totalmente enmascarada por viviendas adosadas. Con objeto de facilitar su recuperación, el Ayuntamiento de Sabiote adquirió con anterioridad la propiedad de algunas de estas viviendas.

Los trabajos arqueológicos para la recuperación de la muralla de Sabiote comenzaron el pasado 8 de mayo por el equipo dela Área de Historia Medieval de la Universidad de Jaén, que dirige el profesor Juan Castillo Armenteros y que coordina en Sabiote la arqueóloga Victoria Gutiérrez Calderón, siguiendo las directrices arquitectónicas de Apolinar Marín y Manuel Campos.


Victoria Gutiérrez informó  que al proyecto inicial de recuperación de 63,6 metros lineales de la muralla de los siglos XIII-XIV se ha tenido que añadir una actuación de urgencia debido al derrumbe del lienzo en la zona denominada como “Arco Nuevo” y que afecta a 11,5 metros de la muralla situados bajo el arco del siglo XVIII que daba acceso a la ciudad medieval. Esta actuación de urgencia ha requerido de un nuevo proyecto de ejecución redactado por el arquitecto Juan Bautista Villar.

DERRUMBE 
Según Gutiérrez, el derrumbe se ha debido a que la muralla “estaba totalmente descarnada y eliminada casi por completo por la vivienda anexa, cuyos propietarios vaciaron completamente el interior de la misma para introducir el hueco de una escalera”. 

La actuación de urgencia consiste fundamentalmente “en eliminar esos elementos modernos y rehacer completamente el lienzo de manera que se diferencie de la obra original”. Para ello, el equipo de trabajo busca la cimentación de la muralla, de los que en algunos tramos sólo queda la base geológica “ya que se han eliminado todas las piedras”, dice Gutiérrez.  Sin embargo, en otros tramos si ha sido posible recuperar la cimentación bajo el pavimento de las viviendas “en las que además ha aparecido una atarjea sobre la que se apoya, y que aunque es de un momento posterior, creemos que discurre paralela a la muralla”. 

30 de octubre de 2010

Sobre las damas de Baza y del Cerro de los Santos, que ya son visitables en el Arqueológico de Madrid


Traemos a estas líneas a las otras dos grandes damas del arte íbero, que junto a la famosísima Dama de Elche,  vuelven a exhibir sus encantos en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid, y que además de complementar la entrada de ayer responde al comentario posteado por Manoli. (Aprovecho para agradeceros los comentarios que tanto me facilitan la labor divulgativa que pretendo con este blog.)
La dama de Baza (Granada)
Esta obra fue encontrada el 22 de julio de 1971 por el arqueólogo Francisco José Presedo Velo en el Cerro del Santuario, necrópolis de la antigua Basti (Baza), en la provincia de Granada (España).
Estaba dentro de una cámara funeraria de 2,60 m² y 1,80 m de profundidad, donde había además un ánfora púnica que se comunicaba con la superficie por medio de un embudo, a través del cual seguramente se hacían desde el exterior, libaciones como ofrendas líquidas. Esto indica que se profesaba culto a la persona allí enterrada.
Delante de la dama había un pequeño amontonamiento de armas quemadas y otros objetos que formaban la panoplia de un guerrero. Los arqueólogos han llegado a la conclusión de que puede tratarse del enterramiento de un importante guerrero

La dama oferente del Cerro de los Santos
El nombre de Cerro de los Santos (en el término de Montealegre del Castillo, Albacete)  proviene del siglo XIV pero no fue hasta mediados 1830 cuando se deforestó la zona y comenzaron a aparecer los primeros hallazgos. El primer informe oficial de descubrimientos data del 28 de junio de 1860, con el informe que Juan de Dios Aguado y Alarcón. En aquella época Vicente Juan y Amat realizó las primeras excavaciones vendiendo los descubrimientos (previa modificación de algunos para aumentar su valor y directamente falsificados otros) al Museo Arqueológico Nacional de España.

El Cerro de los Santos estaba situado cerca de una ciudad llamada Ello (posteriormente Elo) cuyos restos se encuentran en el Llano de la Consolación. En la parte superior del cerro, con forma de planicie, se hallaba el, en su interior albergaba diversas esculturas. Por su posición se la considera una aerópolis, al este pasaba la vía Heráclea y al oeste el camino para Cartago.
Ya en época de los romanos, al declarar Constantino 1 el Grande la religión cristiana como la oficial, el templo entró en declive hasta que en el año 399 Arcadio mandó destruir todos los templos gentiles de campos y ciudades. El templo del cerro de los santos fue quemado, habiendo quedado como huellas grandes masas de plomo derretido.
La primera campaña arqueológica fue llevada a cabo con el consentimiento del dueño del terreno, el Marqués de Valparaíso. En ella se excavó el templo y se descubrió la pieza más importante de las encontradas allí: la Gran Dama Oferente.
Se trata de una figura femenina de 1,30 metros de altura realizada en piedra caliza que se encontró en el santuario del Cerro de los Santos.
Se trata de una mujer con el gesto sagrado y atento de presentar un vaso con ofrendas. Quizá se trata del rito de iniciación de una muchacha noble. Los grandes ojos abiertos, dirigidos a un punto desconocido, introducen la percepción intensa del momento, su cuerpo hierático, mirada absorta…- se combinan para que el instante preparado y esperado perdure en la piedra.

25 de agosto de 2012

Autorizan las excavaciones en el yacimiento íbero del Cerro de la Merced, en Cabra (Córdoba)

El objetivo último es su puesta en valor. Durante tres años se van a suceder a una serie de campos de actuación que permita hacerlo visitable a través de un Centro de Interpretación. 
El primero de los tres campos de trabajo tendrá lugar entre los días
3 y 29 de septiembre. Foto: Radio Lucena  

La importancia de este enclave del siglo II a.C. estriba según el director del Museo Arqueológico Municipal, en que será la primera intervención de carácter científico que se hará en una de las más de 50 torres ibéricas de ese periodo que se encuentran diseminadas a lo largo y ancho de la provincia, tras dos sondeos que en la década de los años 70 del pasado siglo realizó Juan Bernier.


Una torre ibérica que se alzó en el término municipal egabrense en "una etapa muy interesante, ya que marca el momento de la romanización" según Moreno, y que por haber sido destruida por el fuego "ha sido uno de los elementos que ha llevado a interesarse por la misma a Quesada".

La aportación del yacimiento arqueológico del Cerro de la Merced "puede ser sustancial e incluso decisivo para la comprensión del final de la presencia cartaginesa y del comienzo de la presencia romana en la península ibérica y en particular en la Bética", según el arqueólogo Fernando Quesada.

Así lo ponía de manifiesto el doctor en Prehistoria y Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid, uno de los más prestigiosos especialistas en cultura ibérica, en el transcurso de su visita el pasado mes de abril a dicho lugar.

El yacimiento como explicaba Quesada, es uno de los pocos restos que quedan de este tipo y se encuentra enclavado en una zona fronteriza entre la Bastetania ibérica de la Andalucía Oriental y la Turdetania de la Andalucía Occidental, con influencias fenicias y cartaginesas.

La actuación pretende recuperar y poner en valor un emplazamiento fortificado con varios anillos de murallas de construcción ciclópea en muy buen estado, poseyendo en su cima un torreón de 13 por 19 metros cuadrados de diámetro y de unos 2 metros de altura, con vestigios de fortificaciones y asentamientos íberos y asentamientos de época romana.

Los terrenos en el que se encuentra y cuya superficie alcanza 18.018´91 metros cuadrados, de los que 2.591 metros ocupa el cultivo de olivar y el resto monte, fue adquirido por el Ayuntamiento de Cabra en agosto del año 2006 por unos 42.000 euros.

(Fuente: Cabra Información / José Moreno)

28 de enero de 2012

Preparados los trabajos para proteger Medina Siyâsa (Murcia)

«Siyâsa es, tras Murcia y Lorca, la tercera ciudad islámica medieval en importancia de las que ocuparon en el territorio que hoy es la Región», lo afirma Joaquín Salmerón, codirector de la excavación de Medina Siyâsa y director del museo, que lleva ligado a este pedazo de historia desde las primeras excavaciones científicas a cargo de Julio Navarro, a mediados de la década de los ochenta. Doce hectáreas y media de terreno cargadas de información y sobre las que se extendían las estrechas calles y adarves que conformaban el complejo y planificado entramado de esta ciudad levantada sobre la ladera del cerro del Castillo, entre la antigua fortaleza y el barranco con caída libre a la vega del Segura.
Yacimiento de Medina Siyasa. Foto Guillermo Carrión
Casi todo por hacer
Dos barrios de una ciudad fortificada, que exigió una planificación urbanística que permitiera ir salvando el desnivel del terreno, aterrazándolo, para que la ciudad fuera creciendo; que estuvo dotada de canalizaciones para evacuar las aguas residuales y de pozos negros para almacenar las aguas fecales. Apenas se conoce un 2,42%, 19 casas de las 780 viviendas, además de zocos, cementerios, murallas y mezquitas que los especialistas calculan que hay en el poblado. En definitiva, casi todo está por hacer y durante dos décadas casi no se ha avanzado en su estudio ni se ha trabajado en su conservación y restauración, salvo en intervenciones de urgencia o en los campos de trabajo de verano, que en 2010 llegaron a su fin.
Tanto es así que, pese a que en diciembre de 2008, la Consejería de Cultura concedió una subvención de 1,7 millones de euros al Consorcio Turístico Desfiladero de Almadenes para la Restauración Integral del Yacimiento de Siyâsa -1,2 lo aportaba Cultura y 500.000 el Ayuntamiento-, todo permanecía parado pese a estar redactado el proyecto.
Hace ya un año que Juan Soria asumió la gerencia de la parte correspondiente a Siyâsa en el Consorcio y trató de revitalizar la recuperación, que ya contaba con el proyecto de Francisco Javier López. «A finales de 2010, nos reunimos con los técnicos responsables de la Consejería de Cultura en el yacimiento para definir cómo se llevaría a cabo la cubrición y se iniciaron los trámites necesarios», cuenta Soria que, como el director general de Turismo, Enrique Ujaldón, alega reparos técnicos y cuestiones arqueológicas para justificar la demora de cuatro años en iniciar unos trabajos que hubieran evitado parte del deterioro que los agentes atmosféricos han causado en este BIC.
Los muros de las casas milenarias de Siyâsa salieron de la tierra con unos imponentes alzados de hasta 3 metros -ahora muchos no alcanza el metro y medio- y la tierra también dejó al descubierto cientos de arcos y yeserías de la arquitectura doméstica. Esas paredes, enlucidas y relucientes cuando se excavaron en los años 80, hoy se desmoronan sobre sí mismas, han perdido el recubrimiento y las plantas echan raíces a sus anchas. La manzana de Siyâsa descubierta está en peligro ‘de muerte’, como afirmaban hace un año para ‘La Verdad’ expertos internacionales en arqueología andalusí.
Pero la solución empieza a vislumbrarse. La Dirección General de Bienes Culturales ha dado por fin el visto bueno al proyecto, subsanados todos los reparos, según confirman desde la Consejería, y en unas semanas saldrán a licitación las obras para cubrir la casa 6, una de las reproducidas en el Museo Siyâsa.
«Ahora estamos preparando el pliego para sacar a concurso estas obras y los arquitectos están redactando el proyecto para instalar un sistema de vigilancia por cámaras en el yacimiento, el recercado de la zona excavada de Siyâsa y cubrir el resto del yacimiento con geotextil para frenar el deterioro», comenta Soria, que confía que en el plazo de dos meses hayan comenzado, al fin, las obras y que «poco a poco se pueda musealizar y continuar excavando», confía Juan Soria. «La idea es que los dos proyectos se solapen», añade. ¿Y cuando se extinga el Consorcio (la fecha marcada es el 31 de marzo)? «El Ayuntamiento se hará cargo de los trabajos merced a un convenio plurianual firmado con Cultura, en el que las aportaciones se prolongan hasta 2015», informan desde la Consejería.
Según el concejal de Turismo, Matías Ríos, área para la que Siyâsa y su museo son estratégicos, «estas primeras obras son un proyecto piloto para extenderlo al resto del yacimiento». El coste de la primera intervención es de 170.000 euros y el importe total de las cuatro intervenciones que el Consorcio ya ha iniciado será de 362.000 euros.