Mostrando entradas con la etiqueta muralla medieval. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta muralla medieval. Mostrar todas las entradas

26 de mayo de 2017

Comienzan los trabajos para recuperar la muralla medieval de Sabiote (Jaén)

Arqueólogos de la Universidad de Jaén han iniciado los trabajos de recuperación y puesta en valor de la muralla Oeste de Sabiote (Jaén), que incluyen una actuación de urgencia por derrumbe.
Cara exterior de la muralla de Sabiote en la zona donde se produjo el derrumbe. 
El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Diputación Provincial y el Ayuntamiento, contempla la realización de  sondeos arqueológicos en los lienzos de la muralla, que hasta ahora permanecía totalmente enmascarada por viviendas adosadas. Con objeto de facilitar su recuperación, el Ayuntamiento de Sabiote adquirió con anterioridad la propiedad de algunas de estas viviendas.

Los trabajos arqueológicos para la recuperación de la muralla de Sabiote comenzaron el pasado 8 de mayo por el equipo dela Área de Historia Medieval de la Universidad de Jaén, que dirige el profesor Juan Castillo Armenteros y que coordina en Sabiote la arqueóloga Victoria Gutiérrez Calderón, siguiendo las directrices arquitectónicas de Apolinar Marín y Manuel Campos.


Victoria Gutiérrez informó  que al proyecto inicial de recuperación de 63,6 metros lineales de la muralla de los siglos XIII-XIV se ha tenido que añadir una actuación de urgencia debido al derrumbe del lienzo en la zona denominada como “Arco Nuevo” y que afecta a 11,5 metros de la muralla situados bajo el arco del siglo XVIII que daba acceso a la ciudad medieval. Esta actuación de urgencia ha requerido de un nuevo proyecto de ejecución redactado por el arquitecto Juan Bautista Villar.

DERRUMBE 
Según Gutiérrez, el derrumbe se ha debido a que la muralla “estaba totalmente descarnada y eliminada casi por completo por la vivienda anexa, cuyos propietarios vaciaron completamente el interior de la misma para introducir el hueco de una escalera”. 

La actuación de urgencia consiste fundamentalmente “en eliminar esos elementos modernos y rehacer completamente el lienzo de manera que se diferencie de la obra original”. Para ello, el equipo de trabajo busca la cimentación de la muralla, de los que en algunos tramos sólo queda la base geológica “ya que se han eliminado todas las piedras”, dice Gutiérrez.  Sin embargo, en otros tramos si ha sido posible recuperar la cimentación bajo el pavimento de las viviendas “en las que además ha aparecido una atarjea sobre la que se apoya, y que aunque es de un momento posterior, creemos que discurre paralela a la muralla”. 

9 de diciembre de 2016

Ávila recupera parte de su muralla del S. XI

Los restos encontrado son un muro con una profundidad de tres metros y un foso, además de materiales mudéjares, morteros, los cubos, los lienzos y una contracerca.
Los restos han sido encontrados junto al arco del Alcázar..
La excavación arqueológica en la muralla de Ávila han dejado al aire vestigios del monumento correspondientes al siglo XI que ayudan a datar mejor el emblema del patrimonio de la capital abulense.

Según el alcalde, José Luis Rivas, los hallazgos suponen "la verdadera muralla de la repoblación", y han sido encontrados junto al arco del Alcázar, en el centro de la ciudad.
La arqueóloga del Consistorio, Rosa Ruiz, ha dicho que "cambiar del siglo XI al XII" como origen de la muralla supone "un importante cambio" en la datación del monumento.
Asimismo, ha explicado que se pueden conocer más detalles de la muralla gracias a las "cercas, contracercas y muchos sistemas defensivos asociados", con lo que se puede afirmar que en el siglo XI "se rehace la muralla", dado los hallazgos anteriores.

Los restos encontrados pertenecen a la época de la reconquista de Toledo, cuando Alfonso da la orden de repoblar Ávila y Salamanca. Los hallazgos realizados son un muro con una profundidad de tres metros y un foso, además de materiales mudéjares, morteros, los cubos y los lienzos, además de una contracerca.

La excavación se lleva a cabo dentro de las obras de restauración y consolidación en la muralla por importe de un millón de euros que se llevan a cabo con cargo al 1,5 por ciento cultural, en el tramo comprendido entre los lienzos 84-85 (el arco del Mercado Grande) al 87-1 (ábside de la Catedral), incluidos los cubos 85, 86 y 87.

(Fuente: La Vanguardia / Europa Press)

20 de febrero de 2014

El temporal deja al descubierto una muralla medieval, restos de cerámica y huesos en San Sadurniño (Pontevedra)

Los temporales de las últimas semanas han dejado al descubierto en el islote de San Sadurniño (Arousa) una muralla de la época en la que la zona estuvo habitada, a finales de la Edad Media. En esa misma zona, un vecino de San Tomé ha recuperado restos de cerámica, conchas e incluso huesos de origen animal. El vecino se dirigió al Concello de Cambados para informar sobre el hallazgo, aunque los materiales recuperados están en poder de un profesor de Historia que tiene previsto estudiarlos.
El temporal ha dejado al descubierto restos arqueológicos en el entorno de San Sadurniño. Foto: Martina Miser. 
Según indicó el Concello, y a falta de que se haga un estudio más detallado, los restos podrían proceder de los asentamientos de finales de la Edad Media que había en la zona. Los restos de cerámica se componen de una pieza grande color marrón que podría ser el cuello y la parte central de una vasija del siglo XV o XVI que seguramente utilizaban los moradores como recipiente para líquidos. En cuanto a las conchas, serían restos de moluscos, ya que los habitantes de la zona también se alimentaban de marisco.

A falta de un estudio más concienzudo, todo parece indicar que los huesos encontrados son de cabra, oveja o cerdo; en cualquier caso, de un animal doméstico y no de personas. Todos ellos serían, por lo tanto, vestigios caseros de los antiguos pobladores del islote de San Tomé, que estuvo habitado a finales de la Edad Media.

Estas son las conclusiones provisionales que sacó el arquitecto municipal, Ángel Acuña, que ayer visitó la zona en la que fueron hallados los restos. Las definitivas están a la espera de un estudio más pormenorizado, pero ahora mismo el hallazgo no está en poder del Concello, ya que el vecino los dejó en manos de un historiador local, tal y como indicaron ayer desde la Administración local.

CONSERVACIÓN
En todo caso, el Concello de Cambados mantiene su idea original de llevar a cabo en la zona una actuación blanda que permita al menos conservar lo que el temporal dejó a la luz y evitar así su deterioro.

Ahora mismo, la administración local carece de fondos para una actuación más compleja y no tiene pensado sacar a la luz el muro habitacional de cuya existencia ya se sabía y que quedó al descubierto ahora con los temporales. Y en todo caso, llevar a cabo una actuación sin una planificación oportuna y sin los medios adecuados podría poner en peligro su conservación.

(Fuente: La Voz de Galicia / S. Luaña)

19 de febrero de 2014

Sale a la luz parte de la muralla medieval de Miranda de Ebro (Burgos)

La anchura del muro, que además presenta un tramo en esquinaalcanza los 1,88 metros, lo que a los expertos da pistas para tratar de certificar que se trata de una zona que pudiera corresponderse con la llamada Puerta del Valle.
Vista general de los restos identificados como muralla medieval en su lienzo interno. Se pueden apreciar las afecciones recientes, y el paso de la nueva tubería. Foto: Ondare Babesa S.L.
Las obras ejecutadas recientemente en el Casco Histórico para la semipeatonaliziación de calles como Independencia o La Fuente han permitido dar unos destacados pasos en el conocimiento del pasado mirandés, ya que los trabajos arqueológicos realizados con motivo de las obras extraen unas conclusiones de gran interés y hasta ahora escasamente difundidos. Por un lado han permitido ubicar y destapar lo que los expertos sitúan como parte de la muralla medieval que tuvo la ciudad. Un tramo pequeño, correspondiente a la base de la muralla, pero que sin embargo es una de las pocas zonas de la cerca que se han podido catalogar de forma conveniente y que, al menos como consecuencia de estos últimos trabajo, no se ha destruido.

Este punto se ha hallado en la calle Independencia, en el tramo existente entre Tenerías y Travesía de La Fuente (junto a La Higuera). Allí, el equipo arqueológico de la empresa Ondare Babesa ha atestiguado la aparición de unos restos aún conservados a pesar de las numerosas alteraciones que el subsuelo ha tenido a lo largo de los siglos en ese punto, tanto como consecuencia de pavimentaciones y canalizaciones, como por el propio efecto del río Ebro y las diferentes crecidas que ha sufrido.

En cualquier caso, tal y como se refleja en el informe arqueológico, se ha podido documentar la localización de un gran muro que además presenta un tramo en esquina. Se trata, según se explica en la documentación, de un muro que tiene dos trazados, uno que iría en paralelo al río Ebro siguiendo lo que es hoy la calle Independencia hasta el puente de Carlos III; y otro trazado que iría hacia la calle Tenerías.

La documentación escrita y gráfica publicada recoge que la anchura del muro en una de las partes que se han podio estudiar alcanza los 1,88 metros, lo que a los expertos da pistas para tratar de certificar que se trata de una zona que pudiera corresponderse con la llamada Puerta del Valle, hecho que significaría un mayor espesor en ese punto, como ocurre, para soportar mayores cargas. Tampoco se descarta una anchura mayor de la habitual en este tipo de construcciones motivada por la cercanía al río. Por el tipo de mampostería, se entiende que se trata de una zona de cimentación de la muralla.


FECHA DUDOSA
Los expertos que han trabajado en este estudio arqueológico reconocen en su informe que «es complejo discernir la antigüedad de la muralla puesto que no hemos podido documentar más que parte de su trazado interior y unos pocos metros del exterior». No obstante, y en base a documentación existente en publicaciones de F. Cantera Burgos, J. L. Montes Lozano, J. Andrío, C. Díez y A. Julián, y gracias a la documentación consultada en el Archivo Municipal, se explica que la muralla es posterior al Fuero de Miranda (1099), que era una realidad en el siglo XIII, que la Puerta del Valle existió en 1375 y que pudo ser en parte destruida por la riada de 1775 y su desmantelamiento probable ocurrió a finales del siglo XIX.

CUBIERTA CON GEOTEXTIL
Los restos, que además de catalogados fueron fotografiados, no se han destruido como consecuencia de la obras. Además de tratarse de un elemento protegido como Bien de Interés Cultural, la empresa encargada de los trabajos siguió las recomendaciones del equipo de arqueólogos para proceder a la mejor conservación posible, de tal forma que se colocó una malla geotextil para cubrir los restos, lo que reduce el deterioro. Igualmente, a propuesta del equipo arqueológico que intervino, se ha colocado una baldosa metálica en el suelo que, aunque pasa algo desapercibida, al menos refleja el lugar exacto por el que pasa la muralla medieval de la villa y así puede ser esto conocido por los mirandeses.

Este hallazgo no es el único que ha permitido el conjunto de obras de pavimentación del Casco Histórico, si bien la difusión municipal o de los responsables de Patrimonio ha sido nula, y solo la publicación de algunos documentos en un blog especializado da cumplida difusión de lo encontrado. Es, además, uno de los pocos trabajos que han logrado dar testimonio de la existencia de la antigua muralla de Miranda.

(Fuente: Diario de Burgos)

21 de marzo de 2012

El "Guerrero" del mercado de Almería

Aparece una interesante pieza entre los restos arqueológicos aparecidos en las obras de la Plaza del Mercado de Abastos de Almería.
El "Guerrero del Mercado" aparecido en las catas de Almería.
Foto: ARQ 13.
Lo han bautizado como el Guerrero del Mercado, un ataifor sin vidriar de la época medieval encontrado en la intervención arqueológica que se está llevando a cabo en pleno centro de la capital con motivo de las obras de rehabilitación de la Plaza. Esta interesante pieza tiene dibujado en su interior la imagen de un hombre que parece portar una armadura en verde y manganeso. Estaba enterrada en la circunvalación del Mercado y está siendo estudiada por los expertos. de la empresa especializada en arqueología ARQ13 para su documentación.

El fragmento del recipiente fue encontrado en la calle Juan Antonio Martínez de Castro, afectada por las catas arqueológicas que por encargo del Ayuntamiento de Almería comenzaron abordar los arqueólogos en marzo del pasado año. El subsuelo de esta vía ha deparado sorpresas al equipo. En ella ha aparecido la muralla de época taifa de Almería, la parte del Cerro de San Cristóbal, que daba cobijo al arrabal de la Musalla. Aunque muy afectada por las infraestructuras modernas de redes básicas, les ha permitido a los arqueólogos admirar su envergadura y potencia defensiva.

La intervención ha posibilitado "documentar restos arqueológicos importantes de época medieval, como un entramado de construcciones de la época taifa y la muralla.  El trabajo, aún no ha concluido y los informes están pendientes de finalización y entrega a las administraciones públicas.

El fragmento permanece guardado, pero en Internet puede contemplarse este fragmento de cerámica, así como los restos de viviendas de la época islámico-medieval hallados en las excavaciones arqueológicas desarrolladas en la zona sur de la circunvalación del Mercado de Abastos. "Los hallazgos -explican en la web- son realmente sorprendentes. Acabamos de documentar una vivienda con estancias ricamente decoradas en sus paredes y suelos, y con materiales que fecharían las estructuras en época Taifa".

Uno de esos descubrimientos es el lienzo de la muralla del siglo XI encontrado a la altura del bar Cielo que, según informó el concejal de Fomento y Servicios Urbanos, Manolo Guzmán, será objeto de restauración, así como uno de los torreones de la estructura defensiva, que obligó a la empresa adjudicataria de las obras a modificar el sistema constructivo y a pedir una prórroga para su conclusión.

(Fuente: El Almería / Mª Victoria Revilla)