Mostrando entradas con la etiqueta Juan Nicás. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Juan Nicás. Mostrar todas las entradas

9 de agosto de 2018

Catalogan huesos de aceitunas de más de 2000 años en Villanueva de la Reina (Jaén)

El hallazgo, en la zona arqueológica de Santa Potenciana, demuestra que los romanos ya comercializaban con el producto estrella de la zona, el aceite de oliva, seleccionando incluso según calidades, la variedad de aceituna
Se han catalogado hasta cinco variedades de aceitunas en el yacimiento.
El grupo de arqueólogos que trabaja en el Yacimiento Arqueológico de Santa Potenciana, en Villanueva de la Reina, ha conseguido desenterrar cientos de huesos de aceitunas de más de 2000 años, catalogando hasta cinco variedades distintas, sobre las que investigaran para conocer, si a día de hoy, se siguen cultivando en Andalucía.

El hallazgo en esta terraza del Guadalquivir, donde se ubicaba una “mansio” romana, lo que hoy entenderíamos como una casa de postas, para descanso y compraventa, demuestra que ya en la época, no solo se alimentaban de este fruto, si no que también comercializaban con el, atendiendo a las diferentes cualidades de sabor y calidad, de las diferentes variedades.

Laura López, experta en arqueobotánica, llegada desde Argentina será la encargada de descubrir qué nos cuentan todos estos huesos de aceituna. “Sabremos si eran utilizadas para obtener el aceite o bien como alimento de mesa, además gracias al análisis de las características de cada variedad, llegaremos a conocer las condiciones climáticas de la época.

Tal y como ha declarado Juán Nicás, director de la excavación del yacimiento de Santa Potenciana, estos estudios servirán para apoyar la candidatura que Jaén quiere llevar a la UNESCO para que su olivar sea declarado Patrimonio Mundial como Paisaje Cultural.

(Fuente: Vivir Villanueva de la Reina)

1 de septiembre de 2016

Hallan nuevos materiales y esctructuras en la excavación Ermita Santa Potenciana, en Villanueva de la Reina (Jaén)

La sexta campaña concluye con el hallazgo de elementos singulares como un horno romano, la canalización altoimperial que suministraba el agua a la población, así como instrumentos de cuidado personal como horquillas para el pelo. El yacimiento confirma el cruce de culturas en esta zona.
Antonia González con el equipo de excavación de la campaña 2015.
Las excavaciones del Yacimiento Arqueológico Ermita Santa Potenciana de Villanueva de la Reina (Jaén), en las que han participado 30 alumnos con motivo de la VI campaña, han finalizado con el hallazgo de nuevos materiales y estructuras que confirman esta zona como un histórico cruce de culturas entre grandes ciudades.

Los trabajos, que están dirigidos por los arqueólogos Antonia González y Juan Nicás, comenzaron el 11 de julio y se han desarrollado hasta el pasado 14 de agosto, según ha explicado este miércoles la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte, Pilar Salazar.

"Se trata de un yacimiento arqueológico que ha permitido, en cinco años, lograr grandes resultados y llevar al municipio de Villanueva de la Reina a foros especializados y de prestigio como el Congreso Internacional de París" ha señalado en una nota.

En este sentido, ha destacado que este año se han establecido conexiones entre los diferentes estudios específicos que desarrollan los técnicos como la fauna, la botánica o el análisis de cerámicas y morteros. Además, junto a los avances científicos, los trabajos han permitido la consolidación del talud sobre el que está el yacimiento y, por tanto, se ha frenado la erosión del terreno y se han mejorado las condiciones con las que se desarrolla el trabajo de campo.

Es un yacimiento arqueológico situado en una terraza del Guadalquivir, en una zona de cultivo de olivar que presenta abundante material de construcción romano. "Estos materiales cerámicos son analizados por expertos en arqueología de la Universidad Complutense de Madrid que, junto con profesores de las Universidades de Jaén y de La Plata de Argentina, conforman el equipo técnico que trabaja en las excavaciones de la Ermita Santa Potenciana", ha afirmado Salazar.

Por ahora las excavaciones que se han desarrollado en los últimos años han permitido el descubrimiento de elementos singulares como un horno romano, la canalización altoimperial que suministraba el agua a la población, así como la aparición de instrumentos de cuidado personal como horquillas para el pelo.

"Se trata de avances que justifican el esfuerzo que realiza el Ayuntamiento de este municipio para promover una actividad científica para la que se ha dotado de una nueva instalación en la que se realizan labores de análisis, investigación y catalogación de las herramientas y materiales hallados", ha indicado.

Por otro lado, ha apuntado que la sexta edición de la campaña de excavaciones ha permitido el análisis de la fauna que existía en esta zona con observaciones dirigidas a lo que comían los habitantes y los procesos que estos llevaban a cabo con huesos de animales para la elaboración de utensilios y herramientas.

APRENDIZAJE
"Gracias a las distintas acciones que se desarrollan en esta iniciativa, tanto los estudiantes como los profesionales, encuentran en los trabajos de campo y de laboratorio una oportunidad única de aprender y de profundizar sus conocimientos", ha remarcado.

Por su parte, el alcalde de Villanueva de la Reina, Blas Alves, ha recordado que, además de la campaña de excavación, el Ayuntamiento villanovero consiguió el pasado año la titularidad de los terrenos en los que se encuentra el yacimiento arqueológico tras firmar un acuerdo con la empresa propietaria de los mismos.

"Hablamos de un gran esfuerzo para un municipio tan pequeño como el nuestro que se va a traducir en un retorno turístico y cultural con el que queremos dinamizar la economía de nuestra zona", ha asegurado Alves.

7 de agosto de 2015

Sale a la luz un horno romano del S. I d.C. en Villanueva de la Reina (Jaén)

El horno tendría una parrilla de aproximadamente dos metros de diámetro, tiene su cúpula colapsada y ha aparecido por debajo de los niveles constructivos descubiertos en campañas anteriores. El equipo también ha descubierto restos del revocado original de los muros con enlucido blanco de cal y pigmento rojo. 
Toñi González con el equipo de excavación en la V campaña en el yacimiento de Ermita de Santa Potenciana, en Villanueva de la Reina (Jaén).
Los arqueólogos y estudiantes que participan en la V Campaña de Excavaciones en el yacimiento Ermita de Santa Potenciana, en la localidad gienense de Villanueva de la Reina, han sacado a la luz un horno que con toda probabilidad estaría datado en el S. I d.C. Se trata de un horno de grandes dimensiones, con una parrilla de aproximadamente dos metros de diámetro que ha aparecido en los niveles inferiores excavados hasta el momento, en una de las catas realizadas a poco más de cincuenta centímetros de profundidad.

En opinión de Antonio Crespo Kayser, uno de los técnicos responsables de la excavación, resulta providencial que la estructura del horno haya llegado casi intacta hasta nuestros días, ya que estos terrenos hasta hace poco tiempo estaban plantados de olivos y los arados no han respetado muchas de las estructuras del yacimiento, nos comenta Crespo. Sin embargo la cúpula del horno no ha resistido el paso del tiempo y aparece colapsada, aunque muy compactada.
Derrumbe de la cúpula del horno.

FUNCIONALIDAD NO DEFINIDA
La funcionalidad del horno todavía no está clara, -y tal vez sea pronto para aventurarla- como nos informa el arqueólogo Antonio Crespo, ya que si por una parte se han encontrado algunos pozos ciegos con múltiples restos de cerámica (terra sigilata en su mayoría) que apuntarían a su empleo como horno cerámico, también se han encontrado cantidad de granos de trigo y avena fundamentalmente que nos hablarían de una funcionalidad del mismo para la cocción de alimentos. 

En cualquier caso estamos trabajando en ello, y precisamente en esta campaña contamos con el apoyo de una especialista en Arqueobotánica de la Universidad de La Plata en Argentina que ya ha tomado muestras de los restos vegetales para su estudio, nos comenta Crespo.
Antonio Crespo junto a uno de los muros "decorados" del yacimiento.

RESTOS DE LA DECORACIÓN DE LOS MUROS
Así mismo, en las estructuras constructivas descubiertas en niveles superiores, los arqueólogos han empezado a encontrar restos del revocado de algunos muros. Estos muros construidos en piedra muy irregular estarían revocados con argamasa y un mortero de cal alisado que después de enlucir en blanco se habria pintado con algún tipo de pigmento de color rojo.  Como nos cuenta Antonio Crespo, "ya hemos descubierto algunas grandes placas de estuco que estarían decoradas con fileteados en color rojo".

En la V Campaña de Excavación en el yacimiento de la Ermita de Santa Potenciana participan 42 alumnos de Arqueología de diferentes universidades españolas bajo la dirección de Antonia González y Juan NIcás. 



Las excavaciones en el yacimiento de Santa Potenciana están financiadas por el Ayuntamiento de Villanueva de la Reina, que contribuye a los gastos de manutención de los alumnos y se extienden sobre una parcela de algo más de dos hectáreas, en unos terrenos que desde el año pasado ya son de titularidad pública.

11 de febrero de 2015

Las lluvias desentierran una necrópolis islámica en Martos (Jaén)

Los arqueólogos tienen localizadas hasta el momento doce sepulturas, cuya datación se podría establecer en época califal. Debido a las últimas lluvias también han aflorado en este paraje algunos fragmentos de cerámica de época ibérica. 
En primer plano se pueden apreciar algunos de los restos humanos que las lluvias han desenterrado en el terraplén.
Las fuertes lluvias y las obras que se vienen realizando en la calle Santa Bárbara han permitido documentar parte de la necrópolis asociada al yacimiento conocido como Cerro Gallipollo en la ciudad jienense de Martos. Así, en los últimos días han salido a la luz restos humanos procedentes de sepulturas islámicas cuyos primeros indicios apuntan a un origen islámico, que los técnicos datan entre los siglos X y XI. 
Según nos ha informado el arqueólogo Juan Nicás "hasta el momento tenemos localizadas doce sepulturas en uno de los taludes, cuyos restos humanos se encuentran depositados en posición de decúbito lateral con orientación N-S y mirando hacia La Meca, aunque no descartamos que pudieran aparecer más".

AUSENCIA DE AJUAR
Las lápidas de teja cerámica y toda ausencia de ajuar funerario indican claramente su origen islámico y sin duda -nos comenta Juan Nicás- se encuentran asociados al asentamiento íbero-islámico que se encuentra documentado pocos metros más arriba y que podría haber albergado un asentamiento ibérico. Prueba de ello son algunos fragmentos de cerámica que han aparecido junto a los restos humanos, procedentes de los estratos superiores y que han podido ser arrastrados por las lluvias. 
Fragmentos de cerámica ibérica aparecidos
en el lugar.

  • Aunque debido a la humedad resulta muy difícil datar con exactitud los restos humanos encontrados todo indica a que pudieran pertenecer al periodos califal omeya, es decir de entre los siglos X y XI.


INFORME ARQUEOLÓGICO
El pasado mes de octubre los técnicos de la Oficina Municipal de Urbanismo presentaron a la Junta de Andalucía el correspondiente informe de este sitio arqueológico y en él se establecieron los preceptivos perímetros y zonas de seguridad para proteger los restos de las obras de pavimentación que se están acometiendo en el entorno. 

Pero sin duda las fuertes lluvias de estos días atrás han jugado una mala pasada, nos comenta el arqueólogo "ya que ahora tendremos que redactar un anexo al informe en el que se incluyan los restos aparecidos y la nueva zona de afección del yacimiento que habrá que incluir en el nuevo Plan de Ordenación Urbana de Martos". 

CUBRICIÓN Y VIGILANCIA DE LOS RESTOS
Sobre el futuro de los restos humanos, Nicás nos informa que la intención del Ayuntamiento de Martos, una vez han tenido conocimiento de este hecho, es la de protegerlos "in situ", ampliando la altura de la escollera de contención de tierras del talud para nivelar el terreno y así proceder a su protección y conservación. 

Asímismo, fuentes municipales informan que el yacimiento será objeto de una especial vigilancia durante estos días para evitar el acceso de personal no autorizado en la zona que está siendo objeto de la intervención arqueológica y evitando así "algunas tropelías que ya se han producido por desaprensivos o ignorantes que no son conscientes del daño que hacen al patrimonio marteño", nos comentan dichas fuentes.

25 de julio de 2014

Confirman la existencia de una gran posada romana en Villanueva de la Reina (Jaén)

El hallazgo de diferentes materiales  además de un muro de gran potencia confirman a los arqueólogos que en el yacimiento de Santa Potenciana, en la localidad gienense de Villanueva de la Reina debía localizarse una gran posada (mansio) romana entre los siglos I y II d.C. Entre otros elementos se han encontrado monedas, numerosos fragmentos de cerámica fina y de cocina de origen romanos, restos de doliapunteros de marfildos dados de mármol y teselas de mosaicos.
Antonia González (a la derecha) posa con los alumnos participantes en el IV Curso de Excavación Arqueológica en el yacimiento de Santa Potenciana.
Los nuevos hallazgos los han realizado los alumnos de la IV Campaña de Excavación que promueve el Ayuntamiento de Villanueva de la Reina bajo la dirección de la arqueóloga Antonia González Herrera, y en la que, junto a otros profesionales, participan estudiantes de Arqueología de diferentes universidades españolas.

UN GRAN EDIFICIO
La nueva campaña de excavaciones, que comenzó el pasado día 14 de julio ya ha comenzado a dar sus primeros frutos para los investigadores. Entre ellos destaca un muro más de 75 centímetros de anchura que se ha descubierto en una de las catas del yacimiento. "No tenemos duda de que se trata de un muro de construcción romano que separa dos áreas pavimentadas de la trama urbana junto a una zona de derrumbe coronado con numerosos restos de tégulas, lo que nos da una idea de la gran edificación a la que debía pertenecer, aunque hasta que no ampliemos la zona de excavación no podremos conocer realmente sus dimensiones", nos apunta el arqueólogo Juan Nicás. 
El muro descubierto tiene una anchura máxima descubierta de 78 cm.
HALLAZGOS MATERIALES
"Sin embargo -nos dice Nicás- ha sido el hallazgo de numerosos fragmentos de cerámica fina y de cocina, restos de dolia y los más recientes de un par de dados de mármol, dos punteros de marfil, fragmentos de ungüentarios en pasta de vidrio y teselas de cerámica recortada en cuadros, rombos y triángulos los que realmente nos han apuntado el hecho de que ésta edificación debiera albergar una gran mansio en la época de Adriano, como lo atestigua una moneda también encontrada esta misma semana y datada en el 133 d.C." 

"Estos descubrimientos, sumados a la estratégica localización del yacimiento nos confirman que aquí tuvo que existir una gran mansio que diera descanso a los viajeros y comerciantes a su paso por la Vía Augusta que pasa a escasos metros del yacimiento", nos apunta NIcás..

OCUPACIÓN CONTINUADA DEL S. I a.C HASTA EL XVIII d.C. 
Concretamente en esta cata, donde ha aparecido el muro ya se encontró en la primera campaña un capitel de columna de origen visigodo -nos amplía la información Antonio Crespo, arqueólogo que participa junto a Nicás en la organización del Curso-. "Este hallazgo nos dió una idea del tipo de edificio ante el que nos encontramos y que muy bien pudiera haber sido reutilizado o reconvertido en épocas posteriores  ya que el yacimiento de Santa Potenciana ha tenido una ocupación continuada desde el S. I a. C. hasta el S. XVIII d.C como lo demuestran los diferentes vestigios encontrados hasta el momento".
Fragmento de cerámica romana, con el sello de un auriga encontrado
durante nuestra visita al yacimiento de Santa Potenciana.

"Es muy posible que desde el S. IV d.C. este edificio se hubiera reutilizado formando parte de otro conjunto que incluyera otro edificio anexo con planta basilical, del que desgraciadamente sólo conservamos la base del ábside", nos dice Crespo. 

Y es que, como hemos podido observar en nuestra visita, el yacimiento se encuentra en una terraza sobre el río Guadalquivir, cuyas crecidas con el paso de los siglos han hecho desaparecer por derrumbe una buena parte de las estructuras más próximas al río, aunque todavía se conserva y queda por descubrir una buena parte de la trama urbana del complejo. 

ZONA DE GRAN COMERCIO
"También es fácil imaginar -nos comenta Crespo- que por la ubicación del yacimiento tan próximo al Guadalquivir la población dispusiera de su propio embarcadero, para el intercambio de mercancias y viajeros con Cástulo, con Iliturgi o con las propias minas de plomo de la zona." "Aunque esto por el momento no dejan de ser hipótesis", concluye el arqueólogo.

Las excavaciones en el yacimiento de Santa Potenciana están financiadas por el Ayuntamiento de Villanueva de la Reina y se extienden sobre una parcela de algo más de dos hectáreas en unos terrenos cedidos por la empresa Holcim España, en un lugar conocido como Rincón de San Ildefonso.

10 de julio de 2014

Recuperan una fuente del S. XVI en Martos (Jaén)

Unas obras de acondicionamiento del Ayuntamiento de Martos (Jaén) han sacado a la luz la Fuente de la Villa, datada en el S. XVI y que fue enterrada a finales de los años 60 del S. XX para dar una nueva estructura urbanística a la zona. El Ayuntamiento pretende recuperar "in situ" este elemento patrimonial que fue erigido para conmemorar la visita a Martos del Emperador y Rey Carlos I de España y V de Alemania.
Las obras ya han destapado cuatro de los ocho caños con las ue originalmente contaría la Fuente de la Villa.
Según hemos podido saber, el alcalde de Martos Francisco Delgado, ya anunció el pasado día 30 de junio, con motivo de la clausura del XVII Curso de Patrimonio Histórico de Martos "la intención del Ayuntamiento de aprovechar las obras de arreglo integral de la zona para recuperar esta joya patrimonial, integrando la Fuente de la Villa -si se conservara- en su entorno original".
Una de las cazoletas de la fuente.

Las obras, que comenzaron el pasado martes, ya han destapado cuatro de los ocho caños originales con que contaba la fuente, erigida en 1526 con motivo de la visita a Martos del Emperador Carlos I. 

VEINTE METROS DE LONGITUD
Según nos ha informado Juan Nicás, el arqueólogo que está al frente de esta intervención de urgencia, es posible que la longitud de la fuente alcance los 20 metros, ya que la distancia entre los caños descubiertos es de aproximadamente dos metros. Aunque desconocemos -nos apunta Juan Nicás- si en un pasado más reciente se le añadieron algunos caños, por lo que su longitud podría ser mayor.

Sobre el estado de conservación de la Fuente, Nicás nos comenta que es relativamente bueno, ya que fue tapado a finales de los años 60 del S. XX con baldosas del propio pavimento de la calle, lo que ha permitido su preservación de las inclemencias físicas y meteorológicas.

También han salido a la luz -nos informa Nicás- las cazoletas de piedra, dispuestas bajo cada caño para que los vecinos pudieran colocar las tinajas para llenarlas de agua, las canalizaciones y algunos de los abrevaderos dispuestos para los animales y las escaleras de acceso a la fuente con su empedrado original, que todavía se van a seguir excavando para aproximarnos a la cota de profundidad que debiera tener la fuente originalmente.
Aspecto de la Fuente de la Villa de Martos a principios del S. XX.
Foto: MARTOS EN EL RECUERDO 

Para conocer los años que se emplearon para la construcción y embellecimiento de esta Fuente de la Villa tenemos que recurrir al trabajo del padre franciscano Alejandro Recio Veganzones, gran investigador de la Historia de Martos ya fallecido, que en uno de sus innumerables artículos sobre la arqueología marteña nos recuerda, que el historiador de Martos, don Manuel López Molina refiriéndose a esta Fuente de la Villa, nos dice que "el pilar de esta Fuente de la Villa, fue comenzado a finales de la década de 1520 y terminado en el año 1535" (*1).


DEDICATORIA AL REY EMPERADOR DON CARLOS
El mismo padre Recio nos recuerda en sus escritos al también franciscano Fray Alonso Antonio Castillejo, epigrafista del S. XVIII, que en su obra transcribió el texto de la dedicación de la Fuente de la Villa y la descripción de la misma tal y como se hallaba en sus días y que dice así:
REINANDO· EN· ESTOS· REINOS· EL EMPERADOR Y REY· DON· CARLOS· NUESTRO· SEÑOR· SIENDO· GOBERNADOR· DESTA· PROVINCIA· EL MAGNÍFICO· CAVALLERO FREY HERNÁN· CHACÓN· COMENDADOR· DE· MONTANCHELOS MANDO FACER· ESTA FVENTE· AÑO MDXXXVI AÑOS
Según nos ha informado el historiador marteño Francisco Teba Rodríguez, con quien hemos coincidido en la excavación, este texto de dedicación, fue escrito sobre una pieza de mármol blanco que muy posiblemente fuera reutilizada de una construcción visigoda anterior, ya que en su reverso se pueden apreciar algunos adornos con filigranas identificables en ese periodo.
Pieza de mármol procedente de la Fuente de la Villa
con la dedicatoria a Carlos I.

Esta pieza, que también hemos tenido oportunidad de conocer y traigo a este blog -junto a estas líneas-, se ha conservado hasta nuestros días en el recibidor de la actual Casa de Cultura del municipio marteño.

LA FUENTE EN EL S. XVIII
Para conocer el aspecto que debiera tener la Fuente de la Villa más de dos siglos después de su erección también debemos recurrir al trabajo de investigación del padre Alejandro Recio, quien nos remite a los manuscritos fechados aproximadamente en 1796 del padre Castillejo y en los que ya se lamentaba del "innoble estado de conservación de su frontispicio" en el que se hallaba la lápida conmemorativa antes citada y nos cuenta que
"Todo su adorno y magnificencia se reduce hoy a un pedazo de pared de 26 varas de ancho y, como unas tres de alto, de piedra sin pulimento alguno, menos en las esquinas, y hundida toda por lo alto, donde no tiene ni aun vestigios de cerramiento, o de otro primor que la adornase, para defenderse de los temporales"... En el frente del pilar habría cuatro piedras sobre los que estarían grabados algunos escudos y blasones (que a finales del S. XVIII ya no se distinguían) ... y otras dos..., en las que estarían las Águilas "en cuyos pechos estarían las Armas del Emperador Rey Carlos V de Alemania y I de España" (*1).

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE MARTOS

Los orígenes de Martos son muy antiguos, sobre el siglo VI a C. ya era una ciudad conocida, nombrada como Tucci, un importante oppidum ibérico emplazado en la parte alta de la Peña, citada en las obras de Ptolomeo, Estrabón, Mela y Plinio. En el año 14-15 a de C., el emperador Augusto fundó en ella la Colonia Gemella Tucci, con contingentes veteranos de las legiones III Macedonia y X Gémina que habían luchado en las guerras cántabras. De gran valor es la descripción que en el siglo XVI realizó el erudito Diego de Villalta de lo que debió ser el centro monumental de la ciudad romana: localizado en la plaza del Ayuntamiento, anota que es un gran espacio losado de piedras negras escuadradas de labor excelente y apunta que cavando en esta plaza vio hermosas columnas de jaspe basto, así como capiteles y pedestales correspondientes a las mismas. 


En época visigoda era sede episcopal, sus representantes aparecen entre los suscriptores del concilio de Ilíberis del año 306 y posteriormente en algunos de Toledo. De esta época es la pieza arqueológica más importante aparecida en la localidad, el sarcófago paleocristiano que se conserva en el Museo Provincial de Jaén

En el siglo X al-Muqaddasi, al referirse a esta población emplea por primera vez el término de Martus, la cita entre los 13 distritos administrativos que rodeaban Córdoba y de la que según él dependía, en lo que se equivoca, ya que estaba incluida en la cora de Yayyan (Jaén). La considera una de las principales productoras de vid, olivo e higos, del valle del Guadalquivir.

En el siglo XI, cuando Al-Andalus queda dividida en más de 30 reinos, Martos formaría parte del de Granada, gobernado por los Ziríes, pero hacia 1078 ó 1079 el emir Abd Allah se vio obligado a cederla a Sevilla. Durante este periodo Martos tuvo una gran importancia estratégica y estuvo dotada de dos dispositivos defensivos: un castillo urbano y una importante fortaleza en altura, la denominada Peña de Martos; a los que hay que añadir el recinto amurallado de la propia ciudad. 

Martos fue una de las primeras poblaciones que el emir de Baeza, al-Bayyasi entregó a Fernando III en 1225, como parte del pacto firmado entre ambos. Tres años más tarde el rey la entregó a la Orden de Calatrava. Desde aquel momento hasta unos tres siglos y medio más tarde Martos fue un importante bastión defensivo de la Orden Calatrava frente al reino nazarí. Por ello uno de los principales cambios acaecidos en la ciudad fue la reestructuración de la fortaleza musulmana. La orden montó un triple recinto: exterior, alcazarejo y torre del homenaje, que a la vez articulaba otras líneas defensivas.

(*1) Padre Alejandro Recio Veganzones. Revista "Aldaba" nº8 de agosto de 2000. Pags 25 a 38. Editado por el Exmo. Ayuntamiento de Martos