11 de febrero de 2015

Las lluvias desentierran una necrópolis islámica en Martos (Jaén)

Los arqueólogos tienen localizadas hasta el momento doce sepulturas, cuya datación se podría establecer en época califal. Debido a las últimas lluvias también han aflorado en este paraje algunos fragmentos de cerámica de época ibérica. 
En primer plano se pueden apreciar algunos de los restos humanos que las lluvias han desenterrado en el terraplén.
Las fuertes lluvias y las obras que se vienen realizando en la calle Santa Bárbara han permitido documentar parte de la necrópolis asociada al yacimiento conocido como Cerro Gallipollo en la ciudad jienense de Martos. Así, en los últimos días han salido a la luz restos humanos procedentes de sepulturas islámicas cuyos primeros indicios apuntan a un origen islámico, que los técnicos datan entre los siglos X y XI. 
Según nos ha informado el arqueólogo Juan Nicás "hasta el momento tenemos localizadas doce sepulturas en uno de los taludes, cuyos restos humanos se encuentran depositados en posición de decúbito lateral con orientación N-S y mirando hacia La Meca, aunque no descartamos que pudieran aparecer más".

AUSENCIA DE AJUAR
Las lápidas de teja cerámica y toda ausencia de ajuar funerario indican claramente su origen islámico y sin duda -nos comenta Juan Nicás- se encuentran asociados al asentamiento íbero-islámico que se encuentra documentado pocos metros más arriba y que podría haber albergado un asentamiento ibérico. Prueba de ello son algunos fragmentos de cerámica que han aparecido junto a los restos humanos, procedentes de los estratos superiores y que han podido ser arrastrados por las lluvias. 
Fragmentos de cerámica ibérica aparecidos
en el lugar.

  • Aunque debido a la humedad resulta muy difícil datar con exactitud los restos humanos encontrados todo indica a que pudieran pertenecer al periodos califal omeya, es decir de entre los siglos X y XI.


INFORME ARQUEOLÓGICO
El pasado mes de octubre los técnicos de la Oficina Municipal de Urbanismo presentaron a la Junta de Andalucía el correspondiente informe de este sitio arqueológico y en él se establecieron los preceptivos perímetros y zonas de seguridad para proteger los restos de las obras de pavimentación que se están acometiendo en el entorno. 

Pero sin duda las fuertes lluvias de estos días atrás han jugado una mala pasada, nos comenta el arqueólogo "ya que ahora tendremos que redactar un anexo al informe en el que se incluyan los restos aparecidos y la nueva zona de afección del yacimiento que habrá que incluir en el nuevo Plan de Ordenación Urbana de Martos". 

CUBRICIÓN Y VIGILANCIA DE LOS RESTOS
Sobre el futuro de los restos humanos, Nicás nos informa que la intención del Ayuntamiento de Martos, una vez han tenido conocimiento de este hecho, es la de protegerlos "in situ", ampliando la altura de la escollera de contención de tierras del talud para nivelar el terreno y así proceder a su protección y conservación. 

Asímismo, fuentes municipales informan que el yacimiento será objeto de una especial vigilancia durante estos días para evitar el acceso de personal no autorizado en la zona que está siendo objeto de la intervención arqueológica y evitando así "algunas tropelías que ya se han producido por desaprensivos o ignorantes que no son conscientes del daño que hacen al patrimonio marteño", nos comentan dichas fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario