Mostrando entradas con la etiqueta Ategua. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ategua. Mostrar todas las entradas

8 de octubre de 2018

Sale a la luz un carro ibérico en Montemayor (Córdoba)

El equipo de arqueólogos que sigue los pasos de Julio César en la provincia de Córdoba descubre un enorme dispositivo militar cuyo origen aún es un misterio
Además del carro, también se ha encontrado munición (glandes de plomo) y restos de lo que pudo ser un campamento romano. 
Cuando los arqueólogos detectaron que había algo muy grande en el subsuelo del Cerro de la Horca de Montemayor jamás pensaron lo que podían encontrar bajo tierra. Poco a poco, con paciencia infinita, se fue desenterrando uno de esos hallazgos impresionantes que arroja la provincia de Córdoba muy de vez en cuando, pero que deja con la boca abierta a los arqueólogos.

Montemayor acoge desde hace un par de semanas a un equipo multidisciplinar, comandado por Javier Moralejo, de la Universidad Autónoma de Madrid, y coordinado por el director del Departamento de Prehistoria y Arqueología, Fernando Quesada. Financiada por el Ayuntamiento, la campaña de prospección tiene hasta un nombre literario: Buscando a Julio César. Y lo que se han encontrado, desde luego, es algo más que al general romano que anduvo por la zona hace un par de milenios haciéndole la guerra civil (y ganándosela) a los hijos de Pompeyo.

Los profesionales -además de múltiple munición y restos de lo que parece a buen seguro fue uno de los campamentos militares que tuvo Julio César en la provincia mientras preparaba el asalto a Ategua o a Corduba- han descubierto una pieza única: un carro íbero, cuyo origen y antigüedad aún no están claros pero que podría llegar a tener 2.500 años de historia.

El hallazgo, conocido entre bromas por algunos arqueólogos como el Land Rover de Julio César, ya está documentado. La Guardia Civil y la Policía Autonómica, y los propios descubridores, custodian noche y día el lugar en el que ha aparecido mientras siguen los trabajos de extracción, para evitar la llegada de posibles expoliadores. Y ahora será sometido a todas las pruebas pertinentes para asegurar bien su antigüedad y su origen.

CARBONO 14

El equipo de arqueólogos quiere hacerle la prueba del Carbono 14 a los restos orgánicos hallados en la zona para resolver una duda: ¿Es un carro de guerra de las tropas auxiliares de origen íbero usadas por Julio César como apoyo a sus legiones o se trata por el contrario de un carro aún más antiguo, usado por los pobladores previos a la llegada a la Península de los romanos? La prueba del Carbono 14 determinará su antigüedad exacta.

Mientras, aunque este hallazgo ha concentrado todos los esfuerzos, el equipo multidisciplinar trabaja en la zona y está recuperando y documentando muchísimas piezas. Así, se han hallado restos de proyectiles, de hondas, tachuelas de sandalias romanas, monedas… Restos de lo que parece que fue un campamento militar o un lugar en el que se produjo una batalla. Ahora, está por ver si más abajo aún de este cerro aparecen cadáveres. Y de quiénes son: si de legionarios romanos o de soldados íberos.

Todavía, la excavación en Montemayor, una de las más interesantes por las preguntas que despierta en la provincia, aportará más sorpresas. El subsuelo cordobés sigue escondiendo una multitud de secretos.

(Fuente: Cordópolis)

28 de febrero de 2017

Un curso de la UNED profundizará en la Córdoba prerromana

El Centro Asociado a la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Córdoba ofrecerá el próximo marzo, con el patrocinio de la Diputación cordobesa, CajaSur y de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, un curso sobre la Córdoba prerromana, de la mano de especialistas y con visitas a yacimientos, como el de Ategua.
Según la información facilitada por la organización de este curso de extensión universitaria, titulado 'El Patrimonio Arqueológico de la Provincia de Córdoba (III Edición)', analizará la "importancia y trascendencia de los poblamientos prerromanos en la provincia de Córdoba".

La intención de la organización es que este curso, que se desarrollará entre el 9 y el 11 de marzo, sea "continuación de un amplio proyecto a través del cual acercar a los alumnos a las distintas zonas de la provincia de Córdoba donde se hizo más viva la presencia de los pueblos prerromanos".

Se pretende con esta actividad alcanzar dos objetivos, por un lado, analizar el poblamiento prerromano en distintos enclaves de la Península Ibérica y, junto a esto, ofrecer los resultados de los trabajos de investigación arqueológica que se están desarrollando en la provincia de Córdoba, "como documentos vivos en nuestras tierras", culminando con la visita al yacimiento de Ategua.

SESIONES PRESENCIALES
Desde el punto de vista metodológico, se han programado dos sesiones presenciales, de cuatro horas de duración cada una, en la sede de la UNED en Córdoba, y como colofón a las mismas la citada visita al yacimiento arqueológico de Ategua, objeto de análisis en este curso. Este planteamiento de la actividad supondrá un total de 20 horas lectivas.

De acuerdo con ello, el curso contará con dos créditos de libre configuración y un crédito ECTS, "para los alumnos inscritos y que realicen la actividad con aprovechamiento", y aunque la actividad está dirigida a alumnos del Centro Asociado de la UNED en Córdoba y otros alumnos universitarios, también está abierta al público en general interesado en la temática, pues no se requiere ninguna titulación para inscribirse.

ESPECIALISTAS
Como ponentes se cuenta con profesores de la UNED y especialistas de destacado reconocimiento en la materia y encargados de yacimientos de la provincia. En concreto, las arqueólogas y profesoras de la UNED, Carmen Guiral y Mar Zarzalejos; el arqueólogo de Arqueobética, S.L., Antonio Moreno; el arqueólogo de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) del Ayuntamiento de Córdoba, Juan Francisco Murillo, y la coordinadora de Enclaves RECA de Córdoba, María del Camino Fuertes.

(Fuente: Europa Press)

21 de junio de 2016

Convenio sin plazos ni dinero para rescatar Ategua (Córdoba)

El convenio no tiene dotación presupuestaria alguna, sino que funcionará mediante «convenios específicos» en los que estarán presentes todas las instituciones.
Vista aérea del yacimiento de Ategua, a 30 kilómetros de Córdoba. FOTO: DIARIO CÓRDOBA.
La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, la Diputación, el Ayuntamiento, la Universidad de Córdoba y la Asociación Cultural de Amigos de Ategua firmaron ayer un protocolo general de colaboración para el impulso de la investigación y puesta en valor de Ategua y el apoyo e impulso de actividades de investigación y puesta en valor del patrimonio histórico en el enclave arqueológico. Tras la firma, la consejera de Cultura, Rosa Aguilar aseguró que este protocolo "abre una etapa nueva para Ategua, un nuevo tiempo lleno de seguridad y certeza", ya que supone la puesta en marcha de una serie de iniciativas que, según la consejera, "vamos a desarrollar con convenios específicos y que culminarán cuando la ciudadanía pueda visitar y disfrutar de Ategua".

A pesar de que este protocolo no especifica acciones concretas y carece de un presupuesto determinado, la Junta indicó que "establece el inicio de una línea de colaboración, intercambio de información y experiencias, impulso de actividades, investigaciones de interés mutuo, jornadas, proyectos y publicaciones encaminadas a la realización de proyectos o actuaciones de cooperación que favorezcan acciones de desarrollo basadas en la conservación, investigación, difusión y puesta en valor del patrimonio histórico en el enclave arqueológico de Ategua". Así, las actuaciones derivadas del desarrollo de estos objetivos y su financiación "serán definidas en futuros convenios específicos".

Aguilar mostró su agradecimiento expreso a la Asociación Cultural de Amigos de Ategua "por su trabajo y compromiso a lo largo de los años, que ha hecho posible que Ategua se mantenga viva y activa", así como a los vecinos del barrio de Santa Cruz.

17 de agosto de 2015

Tres personas imputadas por la destrucción del yacimiento romano de Ategua (Córdoba)

Los agricultores han sido imputados por un delito contra el Patrimonio Histórico porque no solicitaron la autorización preceptiva para realizar movimientos en el terreno. Tras el arado del yacimiento con un tractor se han localizado sillares, columnas, restos de un muro y cerámicas afectadas. La policía de la Junta ya ha remitido las actuaciones al Juzgado.
Una de las pieza que quedaron destrozadas tras los trabajos agrícolas. Foto: RAFEL ALCAIDE / EFE
Los agricultores que araron en parcelas del entorno declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en el yacimiento de Ategua, en Córdoba, han sido imputados por un delito contra el Patrimonio Histórico porque no solicitaron la autorización preceptiva para realizar movimientos en el terreno.

El Gobierno andaluz ha informado en un comunicado de que la unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha imputado a tres personas un delito contra el Patrimonio Histórico acusadas de realizar labores de arado en una finca aledaña al yacimiento arqueológico de Ategua en la provincia de Córdoba.

NUMEROSOS RESTOS EN SUPERFICIE
Agentes del área de Protección Medioambiental de la jefatura provincial de Córdoba, en colaboración con el arqueólogo de la delegación territorial de la Consejería de Cultura, han comprobado que, como consecuencia de las labores de labranza, habían aflorado a la superficie numerosos restos arquitectónicos de la época romana, datados al menos del siglo III d. C.

Durante la inspección ocular en la finca afectada, se localizaron sillares de gran volumen, fragmentos de columnas, de cerámica, opus signinum, restos de un muro y tegulas y, además, se pudo comprobar que la gran mayoría de objetos presentaban daños producidos por la maquinaria agrícola o habían quedado prácticamente destruidos.


Los agentes de la Policía han remitido todas las actuaciones al juzgado de instrucción de guardia, así como a la sección especial de Medioambiente, Patrimonio Histórico y Urbanismo de la Fiscalía provincial de Córdoba y a la delegación de Cultura de la Junta de Andalucía.

MONUMENTO HISTÓRICO ARTÍSTICO Y BIC
El yacimiento Ategua fue declarado Monumento Histórico-Artístico en1982 y tiene la consideración de BIC en virtud de la Ley del Patrimonio Histórico Español.

La finca en cuestión es de propiedad privada, se encuentra en la zona de afección del citado yacimiento arqueológico de Ategua y ello conlleva una serie de requisitos administrativos para poder efectuar, entre otras actividades, movimientos del terreno. Para este fin es necesaria la preceptiva autorización de la consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, de la que en este caso carecía.

Todos estos extremos fueron recogidos en el Informe Técnico elaborado por la delegación territorial de la consejería de Cultura en Córdoba y que sirvió de base para el inicio de la investigación iniciada gracias a la advertencia de unos vecinos de Santa Cruz, localidad donde se ubica el yacimiento, que alertaron a la Asociación Cultural Amigos de Ategua de lo sucedido y esta alertó a las autoridades.

(Fuente: ABC)

12 de agosto de 2015

Un agricultor destroza con su tractor el yacimiento de Ategua (Córdoba)

La Policía llama a declarar al dueño de una finca,en la que se habría arado causando los destrozos. Un informe técnico reconoce que "se han dejado a la luz numerosos elementos arquitectónicos". La Asociación de Amigos de Ategua ya denunció el destrozo hace una semana.
Agentes de la Policia sobre los terrenos arados recientemente.
En un surco de entre 70 y 80 centímetros de profundidad, aparecen pequeños trozos de cerámica árabe junto a piedras de lo que parece ser que fue, y probablemente nunca se sabrá si lo fue o no, una necrópolis y una villa romana. Un agricultor ha arado y nivelado una superficie de tierra de cultivo bajo la que había un importante material arqueológico aún por determinar. La Policía Autonómica ya ha levantado acta del estropicio, está buscando al autor y está barajando la posibilidad de poner el caso en manos de los tribunales.

DENUNCIA DE LOS HECHOS
A principios de mes, la asociación de amigos de Ategua, en el término municipal de Córdoba, denunció los hechos, calificados por fuentes de la Consejería de Cultura de la Junta como "muy graves". Ategua es uno de los yacimientos más desconocidos (y desprotegidos) de la provincia de Córdoba. De origen prehistórico, se trata de un asentamiento que fue abandonado en la Edad Media pero que tuvo una importancia vital durante la Guerra Civil de Roma, entre Pompeyo y Julio César.


De hecho, las legiones de César estuvieron meses atascadas en el barro de la Campiña de Córdoba hasta que pudieron conquistar Ategua y sus inmensas reservas de grano. Esta victoria, de la que se han cumplido este año 2.050 años, desequilibró la Guerra Civil en favor de César, que días después tomó y arrasó Córdoba, en manos de los hijos de Pompeyo.

YACIMIENTO MUY CASTIGADO
Desde la Edad Media, Ategua está abandonada. Desde principios de siglo, este yacimiento, a unos 20 kilómetros de Córdoba pero junto a la población de Santa Cruz (que pertenece a la capital) está prácticamente abandonado. 


La Asociación de Amigos de Ategua ha denunciado constantemente los expolios que ha sufrido. Los famosos 'piteros' han acudido en numerosas ocasiones a excavar de manera clandestina a un lugar en el que han aparecido hasta los restos de un elefante.

Esta sería, según denuncian, la última de las grandes agresiones al yacimiento arqueológico. El perímetro de Ategua sí que está vallado, pero los arqueólogos siempre han sostenido que actualmente lo protegido apenas supone un porcentaje muy escaso del yacimiento real.

De hecho, junto a Ategua existen diversas extensiones de tierra de labor y cultivo como la que ha sido arada recientemente. No obstante, las fuentes consultadas insisten en que nunca se aró a tanta profundidady por supuesto nunca se llevaron a cabo trabajos de nivelación del terreno como los que se han desarrollado.


ARADO MUY PROFUNDO
Agentes de la Policía Autonómica están tratando de dar con el responsable de la agresión arqueológica, pero el trabajo es complejo. Las fuentes insisten en que no está claro en el Catastro y el Registro de la Propiedad a quién pertenecen las tierras cultivas y, sobre todo, quién ha podido ordenar el arado a tanta profundidad de la zona.

Mientras tanto, Ategua sigue durmiendo el sueño de los justos. 2.050 años después en el lugar ni siquiera se recuerda que fue allí, precisamente, donde Julio César fue investido 'imperator'. Fue en la mañana del 19 de febrero del año 45 antes de Cristo, cuando el general romano cruzó el arroyo Montalba. Ategua se había rendido en la que suponía la penúltima batalla de la Guerra Civil entre César y Pompeyo que cambió el mundo: entre el imperio, que nacía con César, y la república, que moría con Pompeyo. Y fue en Ategua, hace ahora 2.050 años. Y casi nadie se acuerda.

(Fuente: El Mundo / Alfonso Alba)

27 de noviembre de 2014

La Junta de Andalucía inicia las obras de conservación del enclave arqueológico de Ategua (Córdoba)

Invertirá mas de 64.000 euros en la consolidación arquitectónica del yacimiento con restos de ocupación ibéricos, romanos y medievales.
Vista aérea de la ciudad romana de Ategua con edificaciones de época ibérica, romana y medieval. FOTO: EFE
La Junta de Andalucía va a invertir un total de 64.300 euros en las obras de consolidación arquitectónica en Ategua, que comenzarán esta semana, y que tienen como objetivo afianzar la seguridad del yacimiento, mejorar su accesibilidad, evitar el desplome de algunas de las estructuras y asegurar la integridad física de otras, señala una nota de prensa.

Estas obras de conservación tienen cinco líneas generales de actuación: mejorar el firme del camino de acceso, en la actualidad muy deteriorado por las escorrentías de agua derivada de las lluvias de los años precedentes; refuerzo de la base del vallado con el fin de impedir la entrada de personas no autorizadas al yacimiento y reparación de la misma en las zonas que sea necesario; obras de emergencia sobre los cortes abiertos en los años 80; actuación en la zona sur del área conocida como “domus” y consolidación de los morteros piretales de la sala situada al sur frigidariun del conjunto termal.

El yacimiento conserva estructuras de las diversas épocas por las que ha atravesado, tales como la muralla ibero-romana, casas, cisternas y templo romanos, fortaleza y zoco islámico, en un claro ejemplo de superposición de ciudades históricas.


OCUPADA DESDE EL CALCOLÍTICO HASTA LA EDAD MEDIA
Ategua posee restos constructivos que constatan la ocupación del lugar desde el Calcolítico hasta la Edad Media, lo que lo convierte en un lugar privilegiado para la investigación arqueológica e histórica. La ciudad adquirió fama en la Antigüedad por su papel en la guerra civil entre Julio César y los hijos de Pompeyo, Cneo y Sexto, según relata el «Bellum Hispaniense», y fue conquistada por los cesarianos en el año 45 a. C.

Los restos constructivos más antiguos de Ategua pertenecen a la fortificación ibero romana, que defiende la totalidad de la cima de la loma y parte de las laderas. Por el lado suroeste, la muralla, edificada sobre un reborde granítico, se ve complementada por otra línea de fortificación situada un centenar de metros más abajo; esta última, que permanece enterrada y fue localizada por A. Blanco, es de más consistencia, 1.70 metros de espesor y es, como la primera de mampostería.

(Fuente: Cordópolis / Wikipedia)

17 de junio de 2013

Los yacimientos cordobeses de Torreparedones y Fuente Álamo esquivan la crisis con cinco millones de inversión

Baena ("Torreparedones") y Puente Genil ("Fuente Álamo") potencian y mejoran sus yacimientos con los más de cinco millones de euros recibidos desde 2008 mientras que los de Ategua, Medina Azahara y Cercadilla, entre otros, padecen los efectos de los recortes.
Foro romano de Torreparedones, en Baena.
En los restos del pasado están los cimientos para la cultura y la economía del futuro. La frase podría ser arqueológica por dos motivos. Primero, por referirse efectivamente a la arqueología y después, por un análisis demasiado superficial que llevara a situarla en los años de la bonanza económica en que se consignaban para el estudio de los restos sustanciosos bocados presupuestarios.

Rentabilidad social y económica
Sin embargo, al día de hoy, en plena crisis económica, la frase se la aplican dos ayuntamientos cordobeses, Baena y Puente Genil, que buscan y consiguen el dinero para invertir en dos grandes yacimientos arqueológicos: Torreparedones y Fuente Álamo. Lejos de disminuir en estos tiempos, la cantidad sigue creciendo y sus regidores no tienen la más mínima duda de la rentabilidad social y económica, justo en los años en que Ategua sigue olvidada y Medina Azahara y Cercadilla padecen los efectos de los recortes.

La alcaldesa de Baena, María Jesús Serrano (PSOE), explicó ayer a ABC que en los últimos cinco años, desde el año 2008, en el yacimiento de Torreparedones e insistió en que obedece a una apuesta para investigar este conjunto y ponerlo «al servicio de la industria turística y cultural».

Fondos FEDER para Torreparedones
La alcaldesa confesó que en estos años es muy complicado encontrar financiación, pero el Ayuntamiento de Baena se sirvió de los fondos Feder, procedentes de la Unión Europea, para la excavación y catalogación de un conjunto de importancia excepcional, donde hay restos desde la época ibérica hasta la Edad Media. La lista de hallazgos es interminable: los enterramientos, santuarios ibéricos y una cabeza del emperador Augusto son algunos de los más excepcionales, aunque también el foro y el castillo.

3,5 millones de euros desde 2008 en Torreparedones

«La arqueología es un recurso de rendimiento económico, y, además, endógeno, porque no se puede deslocalizar. En este tiempo en que muchos se han cansado del turismo de playa, el cultural es una gran opción», cuenta la alcaldesa, que insiste en valorar su repercusión económica. «A largo plazo es relativo, pero también cumple una función social. Mediante el Plan de Empleo Local se hacen contratos de 20 días de duración como peones de Arqueología, bajo la dirección de los investigadores», según la regidora. Aunque hacía décadas que se conocía la importancia del enclave, el Ayuntamiento de Baena compró Torreparedones en 2005 y comenzó en 2008 las inversiones, que desde entonces suman 3,5 millones. En este año serán de 600.000 euros para proyectos que parecen no tener fin.

Tras los últimos y trascendentales hallazgos, que han hecho del yacimiento uno de los más importantes de Andalucía, los proyectos no cesan: una visita a la caída de la tarde para este verano, la construcción de un centro de visitantes, consolidar todo lo que se ha encontrado y darlo a conocer entre los interesados, en un momento en que el número de visitantes ya es muy elevado. Un plan de intervención global en el castillo será otra de las próximas actuaciones en un lugar que no deja de deparar sorpresas. Las últimas investigaciones, difundidas hace pocos días, confirman que ya había presencia humana en el paraje 3.400 años antes de Cristo.



Tampoco el Ayuntamiento de Puente Genil le ha dado la espalda a la Villa Romana de Fuente Álamo. Hace años contó con ayuda estatal, como el uno por ciento cultural, por el que se destinó medio millón de euros, así como uno de los planes anticrisis.

5,6 millones de euros en trece años para Fuente Álamo

En el yacimiento romano de Fuente Álamo se han invertido en los últimos trece años 5,6 millones de euros. Los tres gobiernos de IU y ahora el PSOE han creído en el potencial turísticos patrimonial y de desarrollo económico de la Villa, y en la última década lo que era una promesa se está convirtiendo en un reclamo turístico y en uno de los doce conjuntos más importantes en nuestro país, así recogido en la Red de Yacimientos Romanos de España.

Un paso adelante
Entre los años 2000 y 2008 se invirtieron en el yacimiento un total de 1,1 millones de euros con inversiones del Ayuntamiento, en su mayor parte, pero también de la Junta de Andalucía. En el bienio 2009-11, ya en plena crisis económica, no se dio un paso atrás, sino que se creció. Se dio un salto muy cuantitativo en el yacimiento, con la inversión de 2,7 millones de euros, de los cuales una cuarta parte abonó el Ayuntamiento. El resto estaban a cargo del Gobierno central, Junta de Andalucía, la Diputación y la Ruta Bética Romana.

Gracias a este trabajo se pudo construir el Centro de Visitantes, la restauración general del conjunto, la puesta en valor del yacimiento y el acondicionamiento. La Villa Romana fue una residencia rural a pocos kilómetros de los núcleos urbanos, seguramente de un militar retirado. Entre sus restos sobresale por importancia el mitreo, la zona de culto al dios Mitra, y también los mosaicos. En los últimos tiempos también han aparecido restos de una arquería de época árabe.

1,6 millones en los últimos dos años
En los últimos dos años, en Fuente Álamo se ha vuelto a invertir una importante cuantía que asciende a 1,6 millones de euros, aportados entre el ayuntamiento la Ruta Bética Romana y la Junta de Andalucía, con los que se está actuando en la instalación del alumbrado y cercado del terreno. Al mismo tiempo, se sigue con las excavaciones, equipando el Centro de Visitantes.

Para el alcalde, Esteban Morales, con estos nuevos avances «se generan expectativas de lo que puede significar Fuente Álamo para Puente Genil» y «se puede seguir creciendo mejorando la calidad de esta Villa y las posibilidades de intervenir para la promoción turística».