Mostrando entradas con la etiqueta Junta de Castilla y León. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Junta de Castilla y León. Mostrar todas las entradas

14 de septiembre de 2018

Unas obras destapan una necrópolis medieval en Benavente (Zamora)

Los restos de una necrópolis medieval salían a la luz esta semana a los pies de la iglesia de Santa María.
Varias sepulturas quedaban al descubierto tras la retirada del antiguo adoquinado.
Son el centro de atención durante esta mañana y el motivo de miles de fotos los restos que han aparecido a los pies de la Iglesia de Santa María debido a las obras de saneamiento y rehabilitación que se han proyectado esta zona. Varias sepulturas quedaban al descubierto durante la retirada del antiguo adoquinado.

Al parecer estas losas contienen grabados y símbolos en muy buen estado de conservación que están siendo estudiados por el Servicio de Arqueología de la Junta de Castilla y León. Al respecto, la concejala de urbanismo, Sandra Veleda ha indicado  que los restos aparecidos corresponden a lápidas y tapas de sarcófago que están siendo analizadas para poder concretar la época de origen, previsiblemente de la Edad Media.


Los trabajos arqueológicos continúan para poder determinar el futuro de estos restos en los que se establecen varias vías, o la extracción y conservación de las lápidas o la reseña histórica en el nuevo pavimento.
(Fuente: Interbenavente)

9 de marzo de 2015

Crece el mapa de los tesoros de León

La Carta Arqueológica de la provincia de León ha pasado en seis años de 3.000 a 3.722 enclaves arqueológicos inventariados desde el Paleolítico a la Edad Media y de tener 12 yacimientos BIC a 38.
La carta arqueológica de León, una especie de mapa de los tesoros, se ha llenado de marcas en los últimos seis años. Señalan los lugares en los que se han detectado restos de antiguos asentamientos, desde el Paleolítico a la Edad Media. 
De 3.000 enclaves arqueológicos registrados en 2009 se ha pasado a los 3.722 actuales. De ellos, 38 tienen la condición de Bien de Interés Cultural (BIC), y 487 están incluidos en el Inventario de Bienes del Patrimonio Cultural de Castilla y León. Según la Junta, el listado de yacimientos arqueológicos «es un documento vivo, cuyos datos están en constante actualización».

En el subsuelo está escrita la ‘biografía’ de los pobladores que habitaron esta provincia desde la Prehistoria. Auténticos cofres del tiempo que han preservado restos que van desde la Edad del Hierro a la época moderna, esenciales para saber cómo eran y cómo vivían nuestros antepasados.


UN INVENTARIO CAMBIANTE
La Junta elabora desde hace décadas un inventario con todos los lugares arqueológicos de interés, donde incluye datos como su ubicación, cronología, tipología, estado de conservación, descripción general, materiales arqueológicos, tipos de actuaciones y planos. Es un mapa cambiante, en el que figuran los yacimientos arqueológicos conocidos, descubiertos gracias a prospecciones, hallazgos casuales y nuevas técnicas que han convertido la arqueología en una ciencia que se puede practicar desde casa.

Los georradares, que desvelan lo que esconde el subsuelo sin usar el pico y la pala; la detección por satélite, cuyo precedente son los vuelos arqueológicos y las fotografías aéreas; y el PNOA (Plan Nacional de Orografía Aérea), que escaneó hace años toda la Península, con lo que los expertos sólo tienen que consultar las imágenes, explican la proliferación de nuevos yacimientos en el mapa arqueológico de León.

Sin embargo, el trabajo de campo sigue siendo imprescindible para localizar, por ejemplo, las decenas de petroglifos que el aficionado astorgano Juan Carlos Campos ha localizado en los últimos años desperdigados por Maragatería, algunos de ellos únicos en el mundo.


SÓLO UN MÍNIMO PORCENTAJE HA SIDO EXCAVADO
Sólo un mínimo porcentaje de los 3.722 yacimientos catalogados por la Junta han sido excavados. La falta de subvenciones ha reducido en los últimos años los proyectos de investigación y, consecuentemente, las excavaciones, que prácticamente sólo se llevan a cabo cuando es imprescindible. Los yacimientos arqueológicos en ningún caso son excavados al completo. La legislación establece la necesidad de acotar zonas de reserva arqueológica, de modo que su preservación para el futuro quede garantizada. Por ello, es fácil adivinar que quedan aún muchos ‘tesoros’ por descubrir.

Probablemente sólo un golpe de suerte, como ocurrió con los petroglifos o los dos esqueletos hallados en una cueva de Arintero —cuyo ADN es el más antiguo que se ha logrado secuenciar—, puede sacar a la luz el ingente patrimonio que yace bajo la ‘piel’ de esta provincia. Resulta paradójico que el título de BIC, que sólo ampara a 38 zonas arqueológicas, fortificaciones y yacimientos de arte rupestre, no ha impedido que algunos hayan sufrido todo de infortunios, incluido el expolio de Librán o Lancia; o el caso de la villa romana de Los Villares, donde la concentración parcelaria resultó letal para los restos.

28 de noviembre de 2011

El plan arqueológico para Deóbriga llega después de un año

Sólo recoge una inversión de 96.000 euros para el yacimiento burgalés
El proyecto arqueológico que durante más de un año ha dejado sin puerta principal de acceso al polígono industrial de Ircio, la 'joya de la corona' de la Junta de Castilla y León en Miranda, está ya en el Ayuntamiento. El informe que pretende salvaguardar los yacimientos de Deóbriga, el mismo que bloqueaba una solución que ha vuelto a poner en entredicho la agilidad de las administraciones a la hora de resolver contratiempos, contempla una inversión de apenas 96.000 euros. Es lo que costará la limpieza y adecuación de los restos. La cuantía final está muy lejos de ese millón planteado en un primer momento para esta fase de la actuación.
Restos de Deóbriga en Miranda del Ebro
«El miércoles entró por fin la segunda parte del proyecto para el acceso; lo que van a hacer con las piedras que han salido», desveló ayer Fernando Campo en Valladolid. Echando mano de la ironía, el responsable municipal explicó que «está firmado por dos arquitectos, varios aparejadores... Y la verdad es que me ha sorprendido bastante el presupuesto. Miré y lo único que hacen es limpiar las piedras. Y para eso hemos estado esperando más de un año. Y encima -añadió- ahora me piden celeridad».
No requiere licencia
El 'Proyecto para la consolidación de estructuras arqueológicas del Yacimiento Arce Mirapérez', como se denomina este informe, ha sido presentado por ADE Parques Tecnológico y Empresariales, mes y medio después del primero; el puramente urbanístico.
No requiere, como aquel, licencia municipal de obras, lo que implica que el Ayuntamiento emitirá, únicamente, un documento técnico de recomendaciones, similar al presentado para la adecuación de la estructura viaria de conexión con la carretera de Logroño. «Vamos a trasladar mañana o el lunes, exclusivamente nuestra opinión y, desde luego, será una opinión ponderada porque lo que quiero es que se haga ya la obra». Campo, sorprendido por lo 'ajustado' de este proyecto -más aún teniendo en cuenta la larga espera y los daños colaterales causados a la hora de captar nuevas inversiones-, admitió que «no me cuadra en lo que se refiere a la cantidad; hablaban de un millón de euros. Pero es que ya hay pocas cosas que me cuadran en este tema. Tampoco me cuadra que todavía no se haya contratado la parte fundamental de esta obra», valorada en alrededor de 2 millones de euros.
El nuevo vial costará dos millones de euros.
El PP, sin poner en tela de juicio el proceso que se ha seguido con este proyecto, se limitó a criticar las recientes manifestaciones del alcalde -«del proyecto del vial de Ircio nunca más se supo», aseguró hace un par de semanas- y, a través de una nota de prensa le recordaron, «con el fin de evitar en los próximos días nuevas manifestaciones inoportunas e impresentables» que la entrada por registro del documento se produjo a las 14:34 horas del martes (un día antes).
En la misma comunicación piden celeridad «conocido el especial celo y detalle con el que, al parecer, algunos de los técnicos municipales informan los proyectos presentados por la Administración regional en nuestra ciudad». Y añaden con aún más sorna: «La experiencia reciente nos dice que serán muchos los reparos y objeciones que, suponemos, en defensa de la legalidad y del interés general, se aleguen al respecto».
La solución arqueológica se suma a la que se dio a conocer el 10 de octubre: el diseño de los 260 metros lineales para comunicar la carretera de Logroño y el propio polígono de Bayas con Ircio Actividades. Implica la construcción de una calzada de 13 metros, con cuatro carriles de 3,25 de anchura, un carril bici de 2,50 y dos aceras de similares dimensiones en el tramo más próximo al área industrial. Los últimos 134 metros, los de enganche con la glorieta -donde se hallan los restos- tendrán mayor elevación y se estrecharán ligeramente. Desde este punto podrían observarse la parte afectada del yacimiento.
(Fuente: El Correo / S. Arroyo)