Mostrando entradas con la etiqueta yacimiento neollítico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta yacimiento neollítico. Mostrar todas las entradas

23 de septiembre de 2016

Los peritos destacan el gran valor arqueológico de la Cueva de Chaves

El empresario Víctorino Alonso trata de culpar al fallecido director del Museo de Huesca por la destrucción del yacimiento y su defensa cuantifica los daños basándose en los precios de piezas en subastas de internet. 
La desaparecida cueva de Chaves era el segundo yacimiento más importante del neolítico en la península. FOTO: RADIO HUESCA.
Dos de los peritos que intervineron en la reanudación del juicio que se sigue en Huesca contra el empresario minero Victorino Alonso por la destrucción de la Cueva de Chaves han incidido en el gran valor arqueológico que tenía el yacimiento para la interpretación de la cultura del neolítico.

Así lo han manifestado los arqueólogos del gobierno aragonés que han intervenido en la vista, para quienes el investigador que comenzó el estudio del yacimiento y denunció posteriormente su destrucción, el fallecido director del Museo de Huesca Vicente Baldellou, era uno de los máximos especialistas en el neolítico del país.

El arqueólogo José Ignacio Royo, que valoró inicialmente los daños registrados en Chaves en 14,3 millones de euros, ha señalado que cuando efectuó su valoración sólo se fijó en los vestigios que se vislumbraban y no en la importancia del yacimiento para la cultura del neolítico.

Baldellou valoró a su vez los daños en 50,9 millones de euros debido al gran valor del yacimiento, uno de los más importantes de España y del conjunto europeo.

Royo ha explicado que la pala excavadora que dañó de forma irreversible el yacimiento retiró al menos mil metros cúbicos de nivel arqueológico del suelo, y llegó a adentrarse hasta 175 metros por el interior de la cueva.

EL EMPRESARIO CULPA AL FALLECIDO BALDELLOU
Ha destacado que algunas de las principales autoridades mundiales en la cultura del neolítico visitaron la cueva, y ha rechazado de forma tajante que Vicente Baldellou hubiera provocado la situación al "sugerir" la limpieza de la zona.

Con esta afirmación, el arqueólogo ha salido al paso de la afirmación vertida ayer por Victorino Alonso al culpar a Baldellou de la destrucción de Chaves por "sugerir" al encargado del coto de caza donde se ubicaba el yacimiento la necesidad de limpiar el lugar.

A este respecto, ha incidido que Baldellou, como uno de los máximos especialistas en el neolítico, no hubiera permitido una actuación sin estar presente ni hubiera autorizado la utilización de una excavadora para retirar unas piedras situadas en la visera de la cueva que amenazaban con caer sobre la zona de las excavaciones.

Por su parte, Pilar Utrillas, que participó junto a Baldellou en las excavaciones, ha insistido en que la Cueva de Chaves era el segundo yacimiento más importante del país para la cultura del trabajo.


Para resaltar su importancia, la investigadora se ha servido de un símil y ha destacado la destrucción de Chaves era para la cultura del neolítico lo que supondría en la actualidad la destrucción de Barcelona.

Ha admitido que oyó hablar a Baldellou acerca de la necesidad de retirar algunas de las piedras situadas en la parte alta de la cueva, pero ha incidido en que él era partidario de "microvoladuras" controladas por la Guardia Civil para romperlas y proceder luego a apartarlas.

Según ha destacado, Baldellou no hubiera hecho ninguna acción que hubiera supuesto la destrucción de Chaves ya que, ha añadido, el yacimiento era "parte de su vida".

Ha recordado, además, que este investigador se mostraba "contento" respecto al futuro del yacimiento al estar ubicado en un coto de caza vallado protegido por un guarda que favorecía su protección.

CUANTIFICACIÓN DE LOS DAÑOS BASADA EN SUBASTAS DE INTERNET
Las defensas han presentado a su vez un informe pericial que cifra los daños causados en 810.000 euros y que basa su tasación en datos obtenidos en subastas por internet de productos supuestamente similares.

Esta valoración ha sido cuestionada por José Ignacio Royo, para quien las subastas en internet no son fiables ya que pueden incluir objetos falsificados u obtenidos de forma irregular.

29 de enero de 2016

Descubren un poblado neolítico en Canovelles (Barcelona)

El grupo de arqueólogos lo considera el más importante, antiguo y completo de Cataluña y destacan su “excelente” estado de conservación. El poblado cuenta con dos cabañas con chimeneas y hornos para la cocción de alimentos. También se ha encontrado una zona funeraria con dos esqueletos de personas, uno de ellos acompañado de un vaso y del esqueleto de una oveja que hace pensar en "algún tipo" de ofrenda.
Se trata del yacimiento neolítico antiguo más importante de Cataluña y se encuentra en un estado "excelente" de conservación.
Un grupo de arqueólogos ha encontrado el yacimiento neolítico más importante, antiguo y completo de Catalunya y de los más destacados de Europa, en unos terrenos de Canovelles donde se tenía que construir una escuela. Así lo ha informado el director de las excavaciones en el yacimiento Ca l'Estrada 2 de Canovelles, Jordi Roig, después de dos meses de trabajos en la zona, que ahora concluyen.

El yacimiento pertenece a la época del neolítico antiguo y se calcula que puede tener cerca de 6.000 años de antigüedad, mientras el poblado encontrado, de cerca de 3.000 metros cuadrados, se encuentra en un estado de conservación "excelente".

"Encontrar restos de este periodo bien conservados no es nada habitual, y que de golpe te encuentres un poblado tan antiguo y tan bien conservado hace pensar que el yacimiento será un referente del neolítico en el Estado, el Mediterráneo y en Europa", afirma Roig.

El poblado cuenta con dos cabañas con chimeneas y hornos para la cocción de alimentos, y también se ha encontrado una zona funeraria con dos esqueletos de personas, uno de ellos acompañado de un vaso y del esqueleto de una oveja que hace pensar en "algún tipo" de ofrenda.


"Una singularidad del yacimiento es que es muy completo por sus dos áreas bien diferenciadas y organizadas entre la zona de los vivos, con dos habitaciones, y la zona de los muertos con las tumbas, las dos bien separadas por un canal construido intencionadamente", explica Roig.

El buen estado de conservación del yacimiento se debe a que, como se encuentra en el paso de una riera, los restos han ido quedando sepultados dos metros y medio bajo tierra por los sedimentos derivados de las riadas, "como pasó en Pompeya con la lava", puntualiza Roig.

ZONA DE INTERÉS ARQUEOLÓGICO
Los restos, que significan uno de los primeros asentamientos al aire libre de agricultores en Catalunya, pertenecen a una gran área propensa al encuentro arqueológico después de que en 2005 ya se encontró un asentamiento romano durante la construcción de la ronda norte de Granollers.

Los trabajos forman parte de una intervención arqueológica preventiva debido al proyecto de construcción de la escuela Quatre Vents en los terrenos afectados, y ahora, a partir de la "singularidad" del yacimiento, se estudiará cuál será el próximo paso que seguir en la zona.

18 de enero de 2016

Destrozan el yacimiento neolítico de La Orden-Seminario de Huelva

Una de las parcelas protegidas del Plan Parcial 8-El Seminario de Huelva, donde se hallaron los restos arqueológicos que, a la espera de la correspondiente excavación podrían situar a Huelva como la ciudad más antigua de Occidente, ha sido objeto de un vaciado de terreno, tras lo que el Ayuntamiento de la capital onubense ha anunciado que abrirá "de manera inmediata" un expediente sancionador y de restitución de la legalidad urbanística a los responsables. El arqueólogo que ha denunciado los hechos considera que el daño "es irreparable".
Parcela en la que se encuentra el yacimiento y de la que se ha extraído tierra de manera ilegal. FOTO: EL MUNDO
El yacimiento arqueológico que se encontraba a la espera -desde 2006- de contar con los permisos de excavación y que estaba llamado a confirmar a Huelva comola ciudad más antigua de Occidente ha sufrido un expolio que saca los colores no sólo a los responsables del mismo, sino también a las administraciones que, de un modo u otro, lo han permitido.

Y es que nadie se explica cómo pueden unas máquinas excavadoras entrar en una parcela protegida -en concreto, en las del Plan Parcial 8 de El Seminario, en la capital onubense- para conseguir arena para la construcción de la nueva estación de Renfe. A expensas de conocer más detalles de la investigación, esto es lo que habría sucedido esta misma semana en Huelva, donde el Seprona de la Guardia Civil ha abierto diligencias y continúa con las investigaciones, y la Fiscalía ya tiene conocimiento de los hechos.

La investigación se abrió el miércoles pasado a instancias, al parecer, de un particular, y el Ayuntamiento ha anunciado la apertura "de manera inmediata" de un expediente sancionador al responsable que, según asegura el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Servicios Públicos, Manuel Gómez Márquez, "en ningún momento ha solicitado al Consistorio licencia de obras para la ejecución de estos movimientos ilegales de tierra", algo que, "no se hubiera otorgado bajo ningún aspecto sin el estudio y supervisión arqueológicas pertinentes, pues es una prioridad defender y salvaguardar el patrimonio de Huelva".

VALORACIÓN DE LOS DAÑOS
El Gobierno municipal ha señalado que ya se está realizando un informe arqueológico para valorar los daños provocados por este atentado contra el patrimonio, y que "fuera del ámbito municipal, vamos a dar traslado de todas las actuaciones y la documentación pertinente a la Fiscalía de la Audiencia Provincial por si los hechos pudieran ser constitutivos de algún tipo de delito o infracción, así como a la Delegación Territorial de Cultura, por las posibles responsabilidades administrativas que pudieran derivarse".


Sin embargo, desde la oposición no han dudado en reprochar al Ayuntamiento la ausencia de control en una zona tan sensible. El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Huelva, Ángel Sánchez, ha tachado de "incomprensible" el hecho de que "ni el Ayuntamiento ni la Junta hubieran tenido noticias del movimiento de tierras que allí se estaba llevando a cabo desde hace varias semanas". Así, "es evidente que han fallado todos los controles de Urbanismo y de la Junta como responsable del patrimonio histórico".

EL YACIMIENTO
El yacimiento Seminario-La Orden se encuentra delimitado y protegido, ocupando una finca de unos 700 metros en el eje Este-Oeste y 500 metros en el eje Norte-Sur, extendiéndose por una superficie total de más de 230.000 metros cuadrados. En la zona se encontraron en 2006 millares de estructuras arqueológicas con vestigios desde la prehistoria, así como dos conjuntos de ídolos -con 29 estatuillas en total- datados en torno al tercer milenio antes de Cristo.

3 de marzo de 2015

El juez impone una fianza de 66 millones al empresario que destruyó el yacimiento de la Cueva de Chaves (Huesca)

El empresario leonés Victorino Alonso García se sentará en el banquillo de los acusados para responder por los daños que presuntamente causó en la cueva de Chaves, un yacimiento prehistórico del municipio de Casbas (provincia de Huesca). Los daños destruyeron completamente este yacimiento neolítico con declaración B.I.C. que era uno de los más importantes de la península.
La cueva de Chaves, un yacimiento arqueologico convertido en refugio de especies cinegéticas. FOTO: D.L.
El auto del Juzgado de Instrucción número 3 de Huesca por el que se ordena la apertura de juicio oral contra el empresario minero —actualmente en libertad provisional por el caso— llama la atención por la alta fianza que le impone: 66.276.093 euros, para asegurar el pago de la responsabilidad civil en la que podría derivarse de los hechos que se juzgarán, así como por dejar la puerta abierta no sólo al delito contra el patrimonio sino, además, al atentado contra el medio ambiente, que descartó la Audiencia Provincial de Huesca al resolver los recursos de las acusaciones particulares y del letrado del empresario contra el auto que instaba a las partes personadas a formular acusaciones o solicitar el sobreseimiento de la causa.

Según fuentes del caso, la fianza podría ser resultado de sumar las indemnizaciones que solicitan las partes, así como las multas que se proponen. El plazo para abonar la fianza expira hoy para Alonso y el lunes para los responsables subsidiarios —las empresas Fimbas, Ferpi y una aseguradora—. Si no se depositara la cantidad se procederá al embargo de los bienes del empresario.

LAS ACUSACIONES
Victorino Alonso saliendo de prestar declaración en los juzgados de Huesca.


La Fiscalía solicita para el empresario 2 años y 8 meses de prisión por un delito contra el patrimonio, además de cometer a su cargo medidas para restituir el daño en la parte del yacimiento que todavía existe, así como a indemnizar al Gobierno de Aragón con 14.311.640,86 euros, además de otras penas accesorias.

Por su parte, Ecologistas en Acción solicita tres años y multa de 24 meses por un delito contra el patrimonio, además de 50.681.160 de indemnización, así como la misma pena de prisión y multa por delito contra el medio ambiente por el que deberá indemnizar a la Comunidad aragonesa según informe pericial de los servicios de Medio Ambiente.

La Asociación Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) solicita para el acusado tres años de cárcel y 24 meses de multa a razón de 400 euros por día, y la misma cuantía que en el caso anterior como responsabilidad civil.

El letrado del Gobierno de Aragón se persona como acción civil —renuncia a la acción penal como había denunciado Ecologistas en Acción y la autonomía se apresuró a negar— pide que Alonso indemnice a la Administración aragonesa con 50.981.160 euros o, subsidiariamente, y siempre que no se considere ésta adecuada o probada, en 14.336.141,36 euros.
 
OBRAS EN UN B.I.C.
Las obras en el coto de caza que dañaron el yacimiento se acometieron en octubre de 2007 sin las oportunas licencias que debía haber concedido el Gobierno de Aragón al encontrarse la cueva de Chaves en el entorno del Bien de Interés Cultural de las Cuevas de Solencio. Sin embargo, hasta junio de 2009 no se formuló denuncia de la Comunidad autónoma ante la Fiscalía.

Las obras en un coto que ya despertaba polémica por ofrecer piezas de fauna de la región del Atlas, en Marruecos, consistieron en el acondicionamiento y la construcción de pistas de ocho metros de ancho, represas y embalses en los cursos de agua que atraviesan la finca. La cueva en la que se encontraban los restos prehistóricos, de importancia nacional, se acondicionó como refugio y comedero de especies cinegéticas mediante el empleo de maquinaria pesada.

3 de febrero de 2015

Piden 2 años y 6 meses de prisión por destruir el yacimiento neolítico de la Cueva de Chaves (Huesca)

La Fiscalía solicitará al empresario leonés del carbón Victorino Alonso una condena de 2 años y 6 meses de prisión y a una indemnización de 14 millones de euros por la destrucción de la Cueva de Chaves, uno de los yacimientos neolíticos más importantes del país.
Este era el acceso a la desaparecida Cueva de Chaves, uno de los yacimiento neolíticos más importantes de España.
FOTO: JOSÉ LUIS ACÍN / Heraldo
Fuentes del caso han confirmado que la acusación pública considera a Alonso presunto responsable de los daños causados al entender que era él de hecho quien administraba la sociedad encargada de gestionar el coto de caza donde se encontraba el yacimiento, en una finca vallada ubicada en el Parque Natural de Guara.

Los daños se derivan de las obras y movimientos de tierra realizados en 2007 en el entorno de la Cueva de Chaves para la habilitación de unas instalaciones cinegéticas destinadas al cuidado de las piezas de caza que eran introducidas en el coto.

PÉRDIDA IRREMEDIABLE
Estas obras, según los informes de los peritos, provocaron la pérdida "irremediable" de los posibles niveles arqueológicos existente y la retirada de sedimentos en los que podrían hallarse piezas de interés para su estudio.

El fiscal tipifica los hechos como un presunto delito contra el patrimonio y solicita para el acusado 2 años y 6 meses de prisión, así como 14 millones de indemnización, cantidad que fija de acuerdo a un informe pericial elaborado por técnicos del propio Gobierno aragonés.

Por su parte, la acusación particular en nombre de Ecologistas en Acción imputa a Victorino Alonso el mismo delito contra el patrimonio pero le responsabiliza, asimismo, de otro contra el medio ambiente, y solicita sendas penas de 3 años de prisión.

INDEMNIZACIÓN DE 50,9 MILLONES DE EUROS
Además, los ecologistas reclaman una indemnización al Gobierno de Aragón de 50,9 millones de euros por los daños causados al yacimiento, de acuerdo con el informe pericial que elaboró tras los hechos el entonces director del Museo Arqueológico de Huesca, Vicente Baldellou, ya fallecido.


En cuanto a la indemnización a pagar por los daños al medio ambiente, delito que entienden los ecologistas que se cometió al ubicarse el yacimiento en un entorno protegido, se deja en mano de los técnicos del Gobierno aragonés su valoración durante el proceso.

Las fuentes citadas aseguraron desconocer si el instructor permitirá acusar por un delito contra el medio ambiente, ya que en su auto de conclusión de la instrucción, confirmado por la Audiencia de Huesca, no lo estimaba procedente.

Por otra parte, el Gobierno aragonés ha confirmado a Efe que ha presentado un escrito de acusación penal y de reclamación civil por los daños causados, cuyo contenido no ha dado a conocer.


Por su parte, la asociación Acción por la Defensa del Patrimonio Aragonés (Apudepa) está pendiente de presentar ante el instructor el escrito de acusación por estos hechos.

Fuentes de esta organización han explicado a que en su escrito imputarán al empresario un presunto delito contra el patrimonio y reclamarán la indemnización de 50,9 millones planteada por el fallecido director del Museo Arqueológico de Huesca.

7 de enero de 2015

Catalogan quince grandes túmulos del Neolítico y nuevos petroglifos en Orense

El Grupo de Acción Ecoloxista Outeiro ha catalogado más de quince rocas con manifestaciones de arte rupestre en el Concello de Vilamarín (Ourense). Un hallazgo extraordinario en una Galicia donde los yacimientos arqueológicos están abandonados a su suerte. 
La historiadora Chelo Montaner con Juanjo Álvarez y el arqueólogo Jorge Lamas junto al petroglifo de Vilamarín recientemente descubierto. FOTO: FARO DEVIGO.
El Grupo Ecologista Outeiro ha descubierto en el año 2014 nuevos yacimientos arqueológicos en Ourense, como grandes tumbas neolíticas en el Concello de Cea. Siendo el túmulo de Aguaceiros uno de los más grandes de la comarca de O Carballiño y o Ribeiro. Tamaño compartido con los túmulos de Coto da Mina, en el propio concello de Cea, el túmulo de Coto Frío en Piñor y el Coto da Mámoa de Moreiras en Boborás, además de nuevos petroglifos de la edad de bronce descubiertos en Vilamarín, presentados en el congreso del Centro de Estudios Chamoso Lamas, junto a las conclusiones sobre la investigación e incidencias de los incendios forestales en los yacimientos arqueológicos, 

Asimismo, destaca la colaboración con el Instituto de Estudos Miñoranos, participando en la excavación de Portomaior (Arbo), un yacimiento extraordinario por la calidad y cantidad de información de los primeros gallegos, los homínidos que habitaron estas tierras hace 500 mil años.

VIGILANCIA DE LOS YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS
Su labor se centra en la investigación y vigilancia de los yacimientos arqueológicos, actividad que le ha llevado a presentar diversas denuncias ante el Seprona de la Guardia Civil, por agresiones contra el patrimonio, entre las que destacan la destrucción del Túmulo de Ardesende (Concello de Cea), así como obras sin control arqueológico sobre la muralla del castro catalogado da Barreira (Madarnás-Carballiño), o el abandono y deterioro del monumento nacional y bien de interés cultural que es la iglesia visigótica de Santa Comba de Bande, que en los últimos días de noviembre de 2014 ha recibido la visita de los responsables del servicio de patrimonio, quienes confirmaron el deterioro de las pinturas y demás hechos denunciados.

Todo ello ha sido posible gracias a los miembros del Grupo Ecoloxista Outeiro: Paco Valeiras, Juanjo Álvarez, José Luis Diz, Adolfo Otero, J. M. Míguez, Jacobo de Nóvoa y un buen número de colaboradores repartidos por toda Galicia, que comparten con los arqueólogos del Centro de Estudios Chamoso Lamas, Jorge Lamas y Xosé Luís Sobrado el interés por la divulgación y protección del patrimonio natural e histórico siendo colaboradores en todas las acciones.

En el mes de diciembre de 2014, terminaron la catalogación y estudio de los túmulos (tumbas neolíticas) de la comarca de O Carballiño. Dicho trabajo será publicado próximamente. En estos momentos preparan los equipos de vigilancia, ponen a punto los todo terrenos y renuevan las ilusiones de "buscar, encontrar, divulgar y vigilar". 

Petroglifo descubierto y documentado en Vilamarín.
FOTO: FARO DEVIGO.

Durante el año 2013 descubrieron 5 petroglifos en Santa Uxía de Lobás (Concello de Carballiño) y Anllo (Concello de San Amaro), hallazgos inéditos, siendo B.I.C (Bienes de Interés Cultural) por ley, de los que solicitan catalogación a las autoridades de patrimonio, que a día de hoy no han dado respuesta.

Desde este mismo año, el Grupo Outeiro y Centro de Estudios Chamoso Lamas participan en la realización de rutas culturales revalorizando los yacimientos arqueológicos, en colaboración con asociaciones culturales y de vecinos con la de Madarnás, que consiguió una gran afluencia de público. En este mismo año, se realizó la revisión de estudio de impacto ambiental de la línea eléctrica Mesón-Fontefría, presentando las oportunas alegaciones.

25 YACIMIENTOS INÉDITOS
En el año 2011 procede a la revisión del catálogo del Concello de Irixo, realizando correcciones en los datos y aportando 25 yacimientos inéditos, como túmulos y petroglifos. Destaca por su importancia mediática la localización de arte rupestre y minería romana en la zona donde estaba propuesta la ubicación de la polémica incineradora. Presentaron los datos en la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta, así como en el propio concello.

Desde el año 2009, el grupo colabora con empresas dedicadas a la reforestación, realizando labores de vigilancia preventiva de los yacimientos arqueológicos, labor que se intensifica en los meses de verano, colaborando con los agentes del medio ambiente para señalizar yacimientos y evitar su destrucción por paso de maquinaria pesada.

21 de noviembre de 2013

Documentan un rito funerario inédito del neolítico en Begues (Barcelona)

Un equipo de arqueólogos han hallado en la cueva de Can Sadurní, en la localidad barcelonesa de Begues, cuatro esqueletos humanos prácticamente íntegros de hace 6.400 años, inhumados según un rito funerario hasta ahora inédito en la península Ibérica.
Los cuerpos se conservan prácticamente íntegros y en la posición que fueron inhumados. Foto. LA VANGUARDIA.
El coordinador de la excavación, Manel Edo, ha explicado en el yacimiento que "hay muy pocas cuevas con necrópolis pertenecientes al período del hallazgo, el neolítico medio inicial, y además en este caso los cuerpos se conservan prácticamente íntegros y en la posición en la que fueron inhumados".

En esta misma excavación, en una campaña anterior ya se localizaron restos de la cerveza más antigua de Europa entre el ajuar funerario de otros cuerpos inhumados, no tan bien conservados, ha recordado Edo, además de la figura humana de cerámica más antigua de la Península Ibérica.

En Can Sadurní trabajan investigadores del Colectivo para la Investigación de la Prehistoria y la Arqueología del Garraf-Ordal (CIPAG) en colaboración con el Seminario de Estudios e Investigaciones Prehistóricas (SERP) de la Universidad de Barcelona.

Los restos ahora descubiertos, ha precisado Edo, quedaron protegidos por una ligera caída de piedras desde el exterior, cuando los cuerpos de los cuatro individuos aún estaban bastante enteros o iniciaban el proceso de descomposición.

AJUAR FUNERARIO
Los arqueólogos han conseguido identificar a un subadulto de 8 a 10 años en bastante mal estado; a dos niños de 3 a 4 y 5 a 6 años; y a un macho adulto de unos 50 años y de una altura de 1,55 metros.

Esta último está acompañado de un ajuar funerario compuesto por una vasija ovoidal con dos asas, porciones de dos cabras y un hueso de ternero, así como un colgante de hueso pulido situado bajo el codo de su brazo izquierdo.

Los cuerpos, que estaban alineados y en posición fetal, reposan sobre el lado derecho, en posición replegada y con la columna vertebral doblada, de espaldas a la pared norte de la cueva.

Los miembros inferiores están muy flexionados, con las rodillas ante el tórax y las piernas dobladas contra los muslos.

RITO FUNERARIO INÉDITO EN LA PENÍNSULA

"La posición en la que han aparecido los individuos indica que los cadáveres debieron ser atados con cuerdas y envueltos con una mortaja que los constreñía", explica.

"Los cuatro cuerpos no fueron enterrados, sino simplemente depositados siguiendo el contorno de la pared norte de la cueva y dejando aproximadamente un metro de distancia entre cada uno de ellos", ha precisado Edo, quien ha asegurado que se calcula que esta práctica funeraria duró unos doscientos años.

Encima de los cuerpos inhumados se iban depositando más sedimentos y posteriormente se proseguía con el depósito de más inhumaciones sobre estos nuevos sedimentos.

Un nuevo episodio de desprendimiento de piedras, en aquella ocasión más importante, desplazó y diseminó los restos de los últimos cuerpos que se habían depositado.

Aunque estas inhumaciones eran habituales en otras cuevas, como el yacimiento de Bélesta, en el Rosellón francés, "en Can Sadurní hemos tenido la suerte de que esa caída de piedras hizo que se conservaran los cuerpos casi intactos", ha comentado el arqueólogo.

RESTOS DE FERMENTACIÓN DE CERVEZA
Entre las inhumaciones posteriores y peor conservadas, en 1999, los arqueólogos ya habían localizado en un ajuar funerario el fragmento de una jarra en la que se identificaron oxalatos y fitolitos de cebada, que los investigadores determinaron que eran los restos de fermentación de cerveza más antiguos de Europa.

En la reciente campaña también se ha hallado una estructura de combustión que, por sus características, parece que es el producto de un único episodio, probablemente de unas pocas horas, pero suficientemente potente como para crear una capa de ceniza.

Edo ha señalado que aunque parece anterior al episodio funerario estudiado, en otras campañas ya se habían identificado en el mismo lugar otras estructuras de combustión contemporáneas a las inhumaciones".

Los arqueólogos creen que "hay relación entre estas estructuras de combustión y los rituales de inhumación: se trataría de fuegos rituales que se encendían el día en el que se depositaban los cuerpos en el interior de la cueva".

Los trabajos de 2013 en Can Sadurní han sido financiados a través de una campaña de micromecenazgo impulsada por el CIPAG, así como por el patrocinio de Cervesa Artesana Homebrew, el Centre d'Estudis Beguetans y el Ayuntamiento de Begues, lo que "ha permitido paliar el hecho de no hayan llegado las subvenciones concedidas por la Generalitat para las excavaciones", han señalado los investigadores.

En las tareas de investigación han intervenido asimismo el SERP de la Universidad de Barcelona, los laboratorios de Arqueozoología, Arqueobotánica y de Antropología de la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Lleida y el CSIC.

(Fuente: EFE / La Información)

Vídeo del hallazgo editado por el diario "La Vanguardia":

29 de agosto de 2013

Restos arqueológicos andaluces se usaron para el relleno de Gibraltar

El espeleólogo Jorge Luis Romo, ex administrador de una empresa que se dedicaba a llevar piedra al Peñón, denuncia que se han expoliado yacimientos datados desde 7.000 años antes de Cristo hasta la época árabe. Entre otros ha desaparecido "La cueva de La Figura", cerca del Karst de la Utrera.

Jorge Luis Romo contempla el avance de la cantera en una imagen de 2010. Foto: LA RAZÓN
Era el encargado de llamar cada mañana a los camiones para que los conductores le transmitieran el pesaje en toneladas de la carga al salir de la cantera de áridos situada en un paraje de la localidad de Casares (Málaga), cercano a Manilva: el Karst de la Utrera. Jorge Luis Romo Villalba preparaba las facturas y todo lo relacionado con el paso de la aduana para que no hubiera retrasos.Y lo hacía como administrador de una empresa de movimientos de tierra que entre 2006 y 2008 vendió a otra en Gibraltar material procedente de ese punto geográfico. Es más, tuvo conocimiento del trasiego de vehículos pesados en ese punto incluso a las 2:00 y las 3:00 horas de la madrugada, para garantizarse que los elementos de construcción estaban en la Verja a las 7:00 horas.

La compradora era una sociedad española, Bruesa SA, que creó, según explica Romo Villalba a LA RAZÓN, una filial en el Peñón. Las facturas que éste elaboraba eran «de exportación». ¿Qué significa ese concepto? «Iban sin IVA», asevera, es decir, «estaban libres de impuestos». Aunque se declarara en la tasa de sociedades, podían finalmente deducirse. «Es un gran negocio. En los últimos meses la facturación fue impresionante», apunta.

Rellenos en la cara poniente de la Roca
Se muestra convencido de que con el material que se extrajo del Karst se realizaron rellenos en la cara poniente de la Roca, así como en el nuevo espigón que ejecuta el Gobierno de Fabian Picardo. «Sólo hay que comparar –apunta– el increíble agujero que se ha comido a la sierra de la Utrera con la montaña de rellenos en Gibraltar, sin que nadie haya hecho nada para impedirlo», lamenta.

La cantera malagueña funciona desde la década de los 60, pero la actividad de vaciado, legal, «ha sido desproporcionada», a su juicio, en los últimos años en buena medida por los pedidos gibraltareños.

Romo Villalba lo tiene claro: «Es una aberración que estemos destrozando un paraje natural tan bello como el Karst de la Utrera para que los gibraltareños nos roben espacio en nuestras aguas, rellenando el mar con restos arqueológicos andaluces. Que se hagan el inmenso agujero los llanitos en el Peñón», lanza.

Es miembro de la Asociación Andaluza de Exploraciones Subterráneas (AAES) y de la Sociedad Española de Espeleología y Ciencias del Karst (Sedeck), organizaciones que pelean desde hace años para proteger una zona que, explica, «guarda excelentes valores ambientales que se manifiestan por la presencia de hábitats exclusivos y prioritarios para la Comunidad Europea y en la que vive una fauna incluida en la Directiva de Hábitats». Cuenta, entre otras riquezas, con 52 cavidades y 14 yacimientos arqueológicos, que van desde un periodo de 7.000 años a.C. hasta la época árabe.


Yacimiento neolítico de Gran Duque
Uno de ellos, datado del Neolítico inferior, fue hallado en 1975 en la denominada cueva del Gran Duque. Hoy está «expoliado», denuncia. A ello hay que sumar el descubrimiento de 2005 de otro yacimiento con pinturas rupestres y la existencia en el Canuto de la Utrera de «una calzada romana que lo recorre de este a oste y que se va a llevar por delante la cantera».

El espeleólogo manifiesta indignado que están destruyendo «el patrimonio público de la comunidad» y se pregunta, tras recordar las cuevas que ha arrasado la maquinaria pesada: «¿Habrán rellenado Gibraltar con restos arqueológicos de los primeros pobladores de Andalucía, con pinturas rupestres, por ejemplo?».

Un camión cada dos minutos

Pese a las numerosas reclamaciones llevadas a cabo por las sociedades a las que pertenece y por distintos grupos ecologistas, el tráfico de piedras y otros elementos de esta cantera de Casares hacia Gibraltar no cesa. Siempre mecido por las mismas manos. Es más, Romo Villalba asevera que, pese al clima de tensión causado por las autoridades del Peñón tras el arrojo de bloques de hormigón al mar que ha provocado que se centre en ese punto la atención mediática, estos transportes de áridos se han realizando hasta que España ha prohibido su entrada en el Peñón. «Entraba un camión cada dos o tres minutos. En una jornada laboral normal, de ocho de la mañana a dos de la tarde, ¿cuántos pueden llegar a entrar y qué cantidad de dinero se genera?», desliza. Pide que se ponga freno a «un desastre que nunca debimos consentir».

Asimismo, el experto –en línea con la opinión de grupos ecologistas– pone el foco en el hecho de que una empresa hispano-gibraltareña fabricase los bloques de hormigón arrojados por Gibraltar al mar. A su juicio, la colaboración es clave porque en el mapa gibraltareño no existe ninguna fábrica de hormigón ni de cemento ni de material de hierro para poder construirlos.

Protestas en la red
En la plataforma de internet change.org se puede encontrar una petición dirigida a los consejeros de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente y de Cultura y Deporte del Gobierno andaluz, Luis Planas y Luciano Alonso, respectivamente, para «salvar el Karst de la Utrera».  ¿La reacción del Ejecutivo? El silencio.
Fuente. (La Razón / Noelia Acedo)