Mostrando entradas con la etiqueta megalítico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta megalítico. Mostrar todas las entradas

10 de febrero de 2015

Descubren nuevos enterramientos de la Edad del Cobre en Valencina de la Concepción (Sevilla)

El hallazgo se encuadra en el sector del Aljarafe que guarda los dólmenes calcolíticos de La Pastora, Matarrubilla, Ontiveros y de Montelirio. El hallazgo comprende una serie de "estructuras de piedra y rellenos de materiales" previsiblemente de la Edad del Cobre.

Los trabajos de instalación de la vía ciclista destinada a unir Valencina de la Concepción con Castilleja de Guzmán, en el sector norte del Aljarafe, han propiciado el descubrimiento de un yacimiento en el que descansan"estructuras de piedra" que los arqueólogos identifican inicialmente con nuevos vestigios de las culturas que durante la Edad del Cobre poblaron este área de la cornisa Aljarafeña.

ZONA MEGALÍTICA
Las obras, no obstante, han deparado una sorpresa que no lo es tanto dado el papel de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán en el megalitismo andaluz. Y es que 779,16 hectáreas de los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán están declaradas como Zona Arqueológica porque este perímetro descansan los famosos dólmenes de La Pastora, Matarrubilla, Ontiveros y de Montelirio, legados de las antiguas culturas calcolíticas que poblaron la zona.

De cualquier manera, y según han informado fuentes del proyecto, el protocolo preventivo que media en actuaciones de esta naturaleza en espacios de potencial arqueológico como este en cuestión ha supuesto el descubrimiento de una serie de "estructuras de piedra y rellenos de materiales", en el tramo del trazado del carril bici más cercano a Valencina, donde actualmente se acomete una intervención arqueóloga dirigida por dos arqueólogos, un director de excavación y un antropólogo, y en la que trabajan entre cinco y siete operarios.

ATENCIÓN A LAS ACTUACIONES
Aunque la excavación arqueológica está en curso, todo apunta, "casi con toda seguridad" a que se trata de nuevos vestigios de la Edad del Cobre. La asociación cultural Los Dólmenes, creada en Valencina de la Concepción en defensa del legado patrimonial del municipio, ha celebrado el hallazgo y se muestra atenta y vigilante "al progreso de las actuaciones, para corroborar que la velocidad de las obras no hacen mella en la adecuada prospección del yacimiento arqueológico y en la atención que merecen las estructuras emergentes que se atisban actualmente junto a la carretera".

(Fuente: 20 Minutos / Europa Press)

24 de abril de 2013

Extremadura se interesa por los dólmenes de El Rebellao (Badajoz)

La Fundación Dolores Bas de Arús pide ayuda para adecentar, conservar y promocionar el recinto
El Rebellao I es el dólmen en mejor estado, conservado así
por su difícil acceso. Foto: Fundación Dolores Bas.
La respuesta no se ha hecho esperar. Un arqueólogo de la Consejería de Cultura del Gobierno de Extremadura ha visitado esta semana la finca El Rebellao, propiedad de la Fundación Dolores Bas de Arús, para conocer de primera mano los dólmenes cuya existencia esta entidad venía proclamando con el objetivo de encontrar ayuda en las instituciones que permita adecentar, conservar y promocionar estos monumentos megalíticos. 

En principio, en la citada finca existen dos dólmenes, uno en casi perfecto estado (El Rebellao I), cuyo perfil la fundación usa como logotipo, y otro que presenta más destrozos (El Rebellao II). Pero es posible que exista un tercero, según comprobó el arqueólogo de la Junta, aunque aún debe ser confirmado.

Esta finca se ubica en la carretera que une Valverde de Leganés con Almendral en el kilómetro 121, en el término municipal de Badajoz (a menos de 30 kilómetros del casco urbano) y desde la fundación se apunta que los dólmenes son "inéditos" y tal vez los únicos que se conservan en este entorno. El Rebellao I está en un terreno de 23 hectáreas que existe al final de la finca, aislado por un regato que ha impedido que la maquinaria haya llegado nunca, de ahí el "perfecto estado" en que se encuentra, según explica el presidente de la fundación, Pedro Arias. Se calcula que tiene 6.000 años de antigüedad.

El técnico de Patrimonio señaló en su visita que como se construyen en montículos, habrá que excavarlo todo para sacar al descubierto el pasillo. Sobre la posibilidad de que existiese un ajuar funerario, la fundación tiene información de que lo hubo y se encuentra en el Museo Arqueológico, que no ha confirmado haberlo localizado. Arias señala que se ha documentado muy poco, precisamente por la dificultad de acceder a él.

El Rebellao II se encuentra en la misma finca, a más de un kilómetro del anterior, pero está modificado porque a lo largo de los años se han vertido en su interior las piedras que sobraban en las tierras labradas. Se presume que la piedra superior se encuentra en el interior. Y, "casualmente", en la visita del arqueólogo, se encontró a 60 metros del segundo dolmen una piedra de gran tamaño en un arroyo rodeada de maleza, y que "presumiblemente" pudiera proceder de un tercer dolmen, aún sin confirmar.

Desde la fundación entienden que no sería complicado hacer accesibles al público estos restos. Además, cerca de dos últimos dólmenes, lindando con la carretera, existe un portal almohade en aparente perfecto estado de conservación, que podría formar parte del conjunto visitable.

21 de octubre de 2010

Arqueología: Los hallazgos en el Túmulo de la Mina (Soria) evidencian un gran monumento funerario del Megalítico

La tercera campaña de excavaciones en el Túmulo de la Mina del Valle de Ambrona en Alcubilla de las Peñas (Soria) que ha dirigido el profesor titular de la Universidad de Valladolid Manuel Rojo ha confirmado la aparición de un monumento megalítico funerario posterior a una tumba neolítica en el que se han encontrado hasta el momento 17 cráneos, aunque las grandes dimensiones de la cámara, con un diámetro de 60 metros, permiten hacer prever al profesor Rojo la existencia de al menos un centenar de cadáveres.

“Por el momento no se han encontrado los esqueletos correspondientes a los 17 cráneos, lo que nos lleva a pensar en que o se habían trasladado, o están en una capa más profunda”, añadió Rojo.

Y es que este verano los investigadores del equipo de Manuel Rojo, formado por 20 personas, pertenecientes a diversas nacionalidades (Inglaterra, Brasil, Italia, Alemania), han documentado que la fosa funeraria que se localizó en las excavaciones del año pasado era la cámara de un sepulcro de corredor previo que fue desmantelado.

  •  Se han encontrado en esta campaña diversos elementos de ajuar, algunos característicos del mundo megalítico, como los microlitos geométricos o las láminas de sílex, y punzones y espátulas votivas de hueso
Arrancaron uno a uno los ortostatos o grandes piedras de la cámara y el corredor, muchas de cuyas zanjas de cimentación han podido ser descubiertos y luego reutilizaron las piedras para el monumento funerario”, explicó el profesor Rojo.

Porque a partir de las investigaciones se deduce que los bloques con los que se realizó el corredor de este gran monumento posterior fueran los pertenecientes a ese sepulcro inicial, y que el gran menhir decorado descubierto en la primera campaña de excavaciones en el Túmulo de la Mina y que ahora se encuentra en restauración en el Museo Numantino, coronara la construcción de este segundo túmulo.

Complejos rituales

“Podría ser un espectacular ritual de clausura de un sepulcro megalítico de corredor anterior, testimonio de la complejidad de las ceremonias y el culto a los antepasados que desarrollaron las poblaciones que erigieron hace unos 6.000 años estos grandes monumentos”.
  • Entre otros objetos se ha encontrado un pectoral de pizarra pulida de color verde nada habitual en los monumentos funerarios de la península
También se han encontrado en esta campaña diversos elementos de ajuar, algunos característicos del mundo megalítico, como los microlitos geométricos o las láminas de sílex, y punzones y espátulas votivas de hueso, otros menos frecuentes como colgantes de pizarra, así como un disco pectoral de pizarra pulida de color verde y de 15 centímetros que está siendo restaurado en el Museo Numantino, “nada habitual en los monumentos funerarios de la península”.