Mostrando entradas con la etiqueta El Rebellao. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El Rebellao. Mostrar todas las entradas

28 de mayo de 2015

Salen a la luz nuevos elementos romanos y medievales en Badajoz

En la finca pacense de "El Rebellao" se han documentado lanzas, vasijas, muros y piedras de moler de época romana, además de sepulturas, cerámica y utensilios de los siglos XI y XII junto a la iglesia de la finca. Durante los ultimos trabajos también se ha documentado un dólmen de hace 6.000 años que se suma a los dos existentes.
Algunos de los restos encontrados durante los trabajos arqueológicos. FOTO: FUNDACIÓN DOLORES BAS DE ARÚS.
El proyecto arqueológico que la Fundación Dolores Bas de Arús desarrolla en la finca El Rebellao (Badajoz) ha permitido desenterrar nuevos restos romanos, e incluso anteriores, y del siglo XI y XII en el entorno de la Iglesia de San Ildefonso.

"Los resultados han sido magníficos", ha comentado el presidente de la Fundación Dolores Bas de Arús, Pedro Arias, pues entre otras se han descubierto tumbas funerarias, cerámica y utensilios del siglo XI y XII junto a la Iglesia.

Los restos de la Iglesia se encuentran en la ubicación donde estaba durante ese periodo Valverde de Leganés, como ha dicho Arias, a la que se unen otras 26 hectáreas con restos romanos y de época anterior.
 

VILLA ROMANA
En la zona romana se han encontrado lanzas, vasijas, muros y piedras de moler, en lo que supone el "inicio" de lo que se espera hallar en esta zona del término municipal de Badajoz, aunque junto a la carretera que une Valverde de Leganés con Almendral.

Las próximas actuaciones permitirán conocer más sobre esta villa romana, supuestamente destinada al cultivo de tierras, y si puede arrojar nuevas sorpresas.


Los informes en relación a las tumbas encontradas en la Iglesia de San Ildefonso serán presentados en la Dirección General de Patrimonio, debido al "valor" que tienen, ha indicado Pedro Arias.

Los dólmenes son uno de los principales atractivos arqueológicos de la finca.

En su opinión, estos trabajos son "pioneros" y sirven para demostrar el "potencial" arqueológico de esta finca de más de 500 hectáreas, donde también se han encontrado otros hallazgos "muy importantes". 

NUEVO DÓLMEN
No en vano, los últimos trabajos han permitido incorporar un tercer dolmen a los hallados anteriormente, todos con más de 6.000 años de antigüedad y en muy buen estado gracias a la protección histórica ejercida por un regato cercano.

"Se trata de unos hallazgos muy importantes que permiten hablar de una finca fundamental para entender distintas etapas históricas de la zona y de la comunidad autónoma extremeña", ha subrayado.

(Fuente: El Periódico de Extremadura)

24 de abril de 2013

Extremadura se interesa por los dólmenes de El Rebellao (Badajoz)

La Fundación Dolores Bas de Arús pide ayuda para adecentar, conservar y promocionar el recinto
El Rebellao I es el dólmen en mejor estado, conservado así
por su difícil acceso. Foto: Fundación Dolores Bas.
La respuesta no se ha hecho esperar. Un arqueólogo de la Consejería de Cultura del Gobierno de Extremadura ha visitado esta semana la finca El Rebellao, propiedad de la Fundación Dolores Bas de Arús, para conocer de primera mano los dólmenes cuya existencia esta entidad venía proclamando con el objetivo de encontrar ayuda en las instituciones que permita adecentar, conservar y promocionar estos monumentos megalíticos. 

En principio, en la citada finca existen dos dólmenes, uno en casi perfecto estado (El Rebellao I), cuyo perfil la fundación usa como logotipo, y otro que presenta más destrozos (El Rebellao II). Pero es posible que exista un tercero, según comprobó el arqueólogo de la Junta, aunque aún debe ser confirmado.

Esta finca se ubica en la carretera que une Valverde de Leganés con Almendral en el kilómetro 121, en el término municipal de Badajoz (a menos de 30 kilómetros del casco urbano) y desde la fundación se apunta que los dólmenes son "inéditos" y tal vez los únicos que se conservan en este entorno. El Rebellao I está en un terreno de 23 hectáreas que existe al final de la finca, aislado por un regato que ha impedido que la maquinaria haya llegado nunca, de ahí el "perfecto estado" en que se encuentra, según explica el presidente de la fundación, Pedro Arias. Se calcula que tiene 6.000 años de antigüedad.

El técnico de Patrimonio señaló en su visita que como se construyen en montículos, habrá que excavarlo todo para sacar al descubierto el pasillo. Sobre la posibilidad de que existiese un ajuar funerario, la fundación tiene información de que lo hubo y se encuentra en el Museo Arqueológico, que no ha confirmado haberlo localizado. Arias señala que se ha documentado muy poco, precisamente por la dificultad de acceder a él.

El Rebellao II se encuentra en la misma finca, a más de un kilómetro del anterior, pero está modificado porque a lo largo de los años se han vertido en su interior las piedras que sobraban en las tierras labradas. Se presume que la piedra superior se encuentra en el interior. Y, "casualmente", en la visita del arqueólogo, se encontró a 60 metros del segundo dolmen una piedra de gran tamaño en un arroyo rodeada de maleza, y que "presumiblemente" pudiera proceder de un tercer dolmen, aún sin confirmar.

Desde la fundación entienden que no sería complicado hacer accesibles al público estos restos. Además, cerca de dos últimos dólmenes, lindando con la carretera, existe un portal almohade en aparente perfecto estado de conservación, que podría formar parte del conjunto visitable.