Mostrando entradas con la etiqueta José Luis Serrano. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta José Luis Serrano. Mostrar todas las entradas

25 de octubre de 2019

Aparecen nuevas huellas del pasado romano y medieval de Martos

Las obras de rehabilitación de la Torre Almedina del Castillo de la Villa de la localidad jienense de Martos han sacado a la luz algunos elementos de época romana que fueron reutilizados en la Edad Media como materiales de construcción. Los trabajos de rehabilitación también han descubierto una antemuralla con foso y una puerta monumental completamente desconocidos hasta el momento.

El Ayuntamiento de Martos acomete desde hace unos meses los trabajos de rehabilitación de la Torre Almedina de la fortaleza baja de la ciudad para recuperar y consolidar parte de los lienzos de las antiguas murallas y poner en valor la Torre como elemento patrimonial y de atracción turística. Para poder ejecutar el proyecto, el consistorio tuvo que comprar para su posterior derribo una vivienda anexa a los lienzos de la muralla y a la propia Torre. Al descubrir los muros originales ocultos por la vivienda, en plena fase de demolición es donde se han producido las mayores sorpresas.

Según el arqueólogo José Luis Serrano, en un hueco abierto en la antemuralla se ha localizado el aprovechamiento medieval de algunos elementos romanos como material de construcción. Concretamente han aparecido tres elementos epigráficos muy similares a los existentes en el lapidario que se conserva en uno de los lateral del actual Ayuntamiento y que también fueron reutilizados en el siglo XVI como elementos constructivos. Según Serrano, de estas piezas se conocía la existencia y ya estaban documentados desde el siglo XVII "aunque se daban por perdidos y es que estaban ocultos por la construcción de la vivienda anexa". Afortunadamente todos ellos están en un relativo buen estado de conservación. En uno de los elementos  epigráficos insertados en la muralla se puede leer el nombre "Cornelio", que por otra parte era un nombre muy común en la antigua Augusta Gemella Tuccitana en el momento de su mayor esplendor en el siglo I d.C, época a la que se corresponden el resto de elementos encontrados entre los que también hay bases de columnas, pedestales de estatuas y otros elementos decorativos. 

Pero sin duda la mayor de las sorpresas ha sido el hallazgo de una antemuralla con foso defensivo perfectamente definido y una puerta monumental de época medieval, que según el arqueólogo José Luis Serrano, pudiera haber servido de acceso privado a la fortaleza por parte del Comendador de la Orden de Calatrava, desde el palacio anexo que sería la sede de la Encomienda. Serrano informa que en 2004 ya se realizó un estudio exhaustivo en el que quedó muy definido el trazado de las murallas de la antigua fortaleza baja de Martos "pero este elemento, que incluye la antemuralla, el foso y la puerta, eran completamente desconocidos".

El proyecto de rehabilitación de la Torre Almedina del antiguo castillo medieval de Martos pretende su puesta en valor al igual que años atrás también se recuperó la Torre del Homenaje que hoy día alberga el Centro de Interpretación Histórico de la Ciudad y que sirve de escenario a numerosos acontecimientos de índole cultural que tienen lugar en la Ciudad de la Peña. La intervención que se está realizando en la Torre Almedina se corresponde a uno de los proyectos enmarcados en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible (EDUSI) que acomete el Ayuntamiento con la financiación de fondos europeos. 

26 de febrero de 2016

La "revolución industrial" de la cerámica llegó a Jaén en el S. VII a.C.

El estudio de los materiales cerámicos descubiertos en la necrópolis calcolítica del Cerro de los Vientos, próxima a la localidad jienense de Puente del Obispo, demuestra la coexistencia de materiales cerámicos fabricados a mano con otros realizados con medios mecánicos como el torno.
Gustavo Pérez y Arturo Ruíz nos muestran diferentes tipos de cerámica encontrada en el Cerro de los Vientos.
Casi cinco años después del descubrimiento de la necrópolis del Cerro de los Vientos, en Puente del Obispo (Jaén) el equipo de técnicos del Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén ya están finalizando los estudios aplicados a las diferentes piezas cerámicas y ajuares funerarios recuperados de la pequeña necrópolis protoibérica y nos adelantan algunos de los resultados. 

Según nos cuenta Arturo Ruíz, director del Instituto Universitario, "en los enterramientos se documentaron de forma combinada fragmentos de piezas cerámicas manufacturadas con otras elaborada con medios más tecnológicos como el torno"."Éste descubrimiento, dice Arturo Ruíz, vendría a confirmar que la transición en la fabricación de elementos cerámicos, de la manufactura al torno se produjo en el S. VII a.C., al menos en ésta zona de Jaén.
Cazoleta esgrafiada fabricada con torno cerámico en el S. VII a.C.

En esta necrópolis, que debió estar asociada al poblamiento de Puente del Obispo se documentaron cuatro tumbas de lo que debió ser una estructura funeraria familiar. En ella se encontraron numerosos restos cerámicos de lo que habían sido cazoletas y urnas de incineración, cuya recuperación ya está en fase de finalización en el laboratorio del Instituto. 

Resulta asombroso, nos comenta Ruíz, que los enterramientos estuvieran intactos y fragmentos de la cerámica recuperada aún conservaran las cenizas de las ofrendas. Cenizas que por otra parte, también "se están sometiendo al análisis de nuestro laboratorio de arqueobotánica, del que esperamos obtener interesantes resultados" nos dice Ruíz. 

PIEZA ÚNICA
Entre las piezas que se han podido restaurar en el laboratorio del Instituto Universitario de Arqueología Ibérica destaca una cazoleta con decoración esgrafiada en muy buenas condiciones de conservación que los arqueólogos han datado en el S. VII a.C. En ella se aprecian esquemáticamente las figuras de un árbol y un ciervo. Según Arturo Ruíz se trata de "una pieza única ya que pertenece a una época de la que no teníamos mucho material y con la que esperamos engrosar los fondos del futuro Museo Íbero de Jaén". 

EQUIPO DE EXCAVACIÓN La necrópolis del Cerro de los Vientos se excavó en 2011 por el equipo de la Universidad de Jaén integrado por Miguel Ángel Lechuga, Marco Soto y Francisca Pérez bajo la dirección de José Luís Serrano.

En las diferentes sepulturas, con sus ajuares funerarios intactos, se documentaron además de las piezas cerámicas, diferentes cuentas de collar, anillos de plata, fragmentos de una varilla de bronce, la hoja de un cuchillo con fragmentos de hueso en su empuñadura, fíbulas, una chapa de bronce y un brazalete del mismo material con incisiones decorativas.

29 de abril de 2014

Descubren nuevos restos en la necrópolis islámica de Huelma (Jaén)

Los nuevos restos se han encontrado al iniciar un nuevo tramo de obras en la calle Carrera de la localidad gienense de Huelma. Con estos últimos cuerpos ya son cerca de 80 las exhumaciones realizadas en lo que pudo ser el cementerio islámico de Walma. Los operarios del Ayuntamiento también han sacado a la luz algunos restos de cerámica.

A mediados de enero, el Ayuntamiento de Huelma inició la obra de remodelación de la Calle Carrera para renovar el pavimento, la red de agua, la red de saneamientos y la iluminación. A finales de mes apareció un cráneo y los huesos de una persona.

Días después aparecieron nuevos huesos y restos arqueológicos por lo que el Ayuntamiento volvió aparalizar las obras, avisó a Cultura y contrató los servicios de los arqueólogos de Geparq 99, Juana Cano y José Luis Serrano, que no pudieron actuar hasta marzo debido a las continuas lluvias de febrero. 


CRÓNICA DE UN HALLAZGO
El lunes 3 de marzo, Cano explicaba que estaban realizando un control arqueológico de movimientos de tierras y que pensaban que sería cementerio cristiano por los restos de la cerámica encontrada, aunque no era determinante ya que podría ser de finales del siglo XIII o XIV. Al día siguiente, el 4 de marzo se hallaron una cantidad importante de huesos muy bien conservados en posición de enterramiento islámico, es decir de cúbito lateral derecho, lo que cambiaba por completo la hipótesis inicial y convertía el trabajo en una excavación arqueológica preventiva. 

Durante los siguientes días, los operarios del Ayuntamiento que trabajaron junto a los arqueólogos siguieron encontrando huesos en mayor o menor estado de conservación hasta alcanzar más de 60 inhumaciones, cuyo hallazgo cambia la idea que se tenía hasta el momento de donde estaba el núcleo poblacional de Walma, apuntando que cerca de este punto estaría una mezquita u oratorio y las viviendas de los habitantes de la localidad. 

El 14 de marzo, se dio un nuevo paso en la excavación arqueológica. La empresa de Jódar Toposur Proyectos y Topografías trabajó en la zona con un dron para realizar un plano aéreo de la necrópolis musulmana encontrada.

Tras la limpieza de huesos y la recogida de documentación de la Maqbara, el día 18 se inició la retirada y consolidación de los huesos.

CUERPOS ORIENTADOS AL SUR
Han quedado muchos interrogantes abiertos, cuyas respuestas son sólo hipótesis. No se conoce si habrá más restos en el tramo de calle que queda por levantar y en niveles más bajos y porqué algunos de los cuerpos están enterrados hacia el sur, y no hacia el este. Los arqueólogos creen que probablemente se sigan encontrando huesos. Sobre la segunda cuestión, barajan varias teorías, que los musulmanes enterrados provinieran de Marruecos y de ahí que sus cadáveres tengan orientación al sur, o que hubiera cerca alguna mezquita en la que se profesara a algún santón. Sea como sea, este descubrimiento cambia la idea de donde estaba el núcleo poblacional de Walma y cuál era su población, posiblemente superior a la que se pensaba.


Dentro de unos meses, con la documentación recogida, consistente en dibujos, fotografías y un plano aéreo que realizó un dron, y las conclusiones del forense, los arqueólogos presentarán su trabajo y conclusiones a los vecinos de Huelma y al Ayuntamiento, entidad que ha financiado toda la excavación arqueólogica.


(Fuente: Máginasur Información)