Mostrando entradas con la etiqueta Geparq 99. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Geparq 99. Mostrar todas las entradas

29 de abril de 2014

Descubren nuevos restos en la necrópolis islámica de Huelma (Jaén)

Los nuevos restos se han encontrado al iniciar un nuevo tramo de obras en la calle Carrera de la localidad gienense de Huelma. Con estos últimos cuerpos ya son cerca de 80 las exhumaciones realizadas en lo que pudo ser el cementerio islámico de Walma. Los operarios del Ayuntamiento también han sacado a la luz algunos restos de cerámica.

A mediados de enero, el Ayuntamiento de Huelma inició la obra de remodelación de la Calle Carrera para renovar el pavimento, la red de agua, la red de saneamientos y la iluminación. A finales de mes apareció un cráneo y los huesos de una persona.

Días después aparecieron nuevos huesos y restos arqueológicos por lo que el Ayuntamiento volvió aparalizar las obras, avisó a Cultura y contrató los servicios de los arqueólogos de Geparq 99, Juana Cano y José Luis Serrano, que no pudieron actuar hasta marzo debido a las continuas lluvias de febrero. 


CRÓNICA DE UN HALLAZGO
El lunes 3 de marzo, Cano explicaba que estaban realizando un control arqueológico de movimientos de tierras y que pensaban que sería cementerio cristiano por los restos de la cerámica encontrada, aunque no era determinante ya que podría ser de finales del siglo XIII o XIV. Al día siguiente, el 4 de marzo se hallaron una cantidad importante de huesos muy bien conservados en posición de enterramiento islámico, es decir de cúbito lateral derecho, lo que cambiaba por completo la hipótesis inicial y convertía el trabajo en una excavación arqueológica preventiva. 

Durante los siguientes días, los operarios del Ayuntamiento que trabajaron junto a los arqueólogos siguieron encontrando huesos en mayor o menor estado de conservación hasta alcanzar más de 60 inhumaciones, cuyo hallazgo cambia la idea que se tenía hasta el momento de donde estaba el núcleo poblacional de Walma, apuntando que cerca de este punto estaría una mezquita u oratorio y las viviendas de los habitantes de la localidad. 

El 14 de marzo, se dio un nuevo paso en la excavación arqueológica. La empresa de Jódar Toposur Proyectos y Topografías trabajó en la zona con un dron para realizar un plano aéreo de la necrópolis musulmana encontrada.

Tras la limpieza de huesos y la recogida de documentación de la Maqbara, el día 18 se inició la retirada y consolidación de los huesos.

CUERPOS ORIENTADOS AL SUR
Han quedado muchos interrogantes abiertos, cuyas respuestas son sólo hipótesis. No se conoce si habrá más restos en el tramo de calle que queda por levantar y en niveles más bajos y porqué algunos de los cuerpos están enterrados hacia el sur, y no hacia el este. Los arqueólogos creen que probablemente se sigan encontrando huesos. Sobre la segunda cuestión, barajan varias teorías, que los musulmanes enterrados provinieran de Marruecos y de ahí que sus cadáveres tengan orientación al sur, o que hubiera cerca alguna mezquita en la que se profesara a algún santón. Sea como sea, este descubrimiento cambia la idea de donde estaba el núcleo poblacional de Walma y cuál era su población, posiblemente superior a la que se pensaba.


Dentro de unos meses, con la documentación recogida, consistente en dibujos, fotografías y un plano aéreo que realizó un dron, y las conclusiones del forense, los arqueólogos presentarán su trabajo y conclusiones a los vecinos de Huelma y al Ayuntamiento, entidad que ha financiado toda la excavación arqueólogica.


(Fuente: Máginasur Información)

5 de marzo de 2014

Sale a la luz una necrópolis islámica en Huelma (Jaén)

La actual Calle Carrera de Jesús de Huelma (Jaén) pudo albergar el cementerio islámico de Walma de finales de la época nazarí, lo que se confirma tras el hallazgo esta semana de una cantidad importante de huesos muy bien conservados en posición de enterramiento islámico, es decir decúbito lateral derecho mirando hacia el Este. Hay cuerpos de bebés, niños y adultos enterrados en grupos desde los siglos XIII-XIV.
Los arqueólogos José Luis Serrano y Juana Cano posan en el lugar donde ha aparecido la necrópolis islámica.
Foto: Mágina Sur.
En un principio se pensó que sería un cementerio cristiano por los restos de la cerámica encontrada, pero ésta no es determinante ya que podría ser de finales del siglo XIII o XIV. Los restos óseos, entre los que hay cuerpos de bebés, niños y adultos, están enterrados en grupos con una separación entre unos y otros, según explica la arqueóloga Juana Cano, serían grupos familiares o clanes. La conservación de los huesos, que podrían tener más de 600 años, es muy buena al estar enterrados en la tierra.

NÚCLEO POBLACIONAL DE WALMA
La arqueóloga, que se encargó también de la restauración del Castillo de los Duques de Alburquerque, asegura que este descubrimiento cambia la idea de donde estaba el núcleo poblacional de Walma, apuntando que cerca de este punto estaría una mezquita u oratorio y las viviendas de los habitantes de la localidad. Algo que, señala, tiene su lógica ya que es una zona llana cercana al Castillo.

Lo que en principio era un control arqueológico de movimientos de tierras, contratado por el Consistorio tras el descubrimiento de los huesos de varias personas, se ha convertido en una excavación arqueológica preventiva tras el nuevo hallazgo. 

A pesar del cambio de nomenclatura, el proceso administrativo y el proceso a seguir será el mismo: limpieza de restos humanos, su delimitación, su documentación con dibujos y fotografías y una vez que se documente se levantarán los restos humanos y se llevarán al museo que es donde se depositan junto a la cerámica y todo lo encontrado en una excavación

La duración de su investigación será de entorno a dos semanas y los resultados aportarán una nueva información sobre el municipio, de ahí su valor histórico.

Cano apunta que el Ayuntamiento hizo muy bien en paralizar las obras y avisar a Cultura cuando se descubrieron huesos de varias personas, ya que aunque suponga una esfuerzo adicional, porque se retrasan las obras y por el esfuerzo económico que supone, la investigación redundará en el conocimiento de la historia de la localidad.


ANTECEDENTES
El Ayuntamiento de Huelma inició a mediados de enero la obra de remodelación de la Calle Carrera para renovar el pavimento, la red de agua, la red de saneamientos y la iluminación. A finales de mes apareció un cráneo y los huesos de una persona, el consistorio avisó al juzgado de paz y éste a su vez a la Guardia Civil que hizo un atestado y lo envió al juzgado de guardia.

La policía científica enviada por el juzgado inspeccionó la zona realizando un reportaje fotográfico y constatando que no había restos arqueológicos y que los huesos tenían alrededor de 80 años (si hubieran tenido menos de 20 años se habría abierto una investigación para averiguar la causa de la muerte, ya que en el caso de haber constituido un delito, éste no habría prescrito). En base a esta información, el juez de guardia decretó que los agruparan en un osario y los llevaran al cementerio para su enterramiento en la fosa común. Asimismo se dio permiso para continuar las obras. 

Días después aparecieron nuevos huesos y restos arqueológicos por lo que el Ayuntamiento volvió a paralizar las obras, avisó a Cultura y contrató los servicios de los arqueólogos de Geparq 99, Juana Cano y José Luis Serrano. Desde el pasado jueves se encontraron varios restos humanos, que hacían pensar que se trataba de un cementerio cristiano, pero el hallazgo de muchos huesos esta mañana ha cambiado por completo la hipótesis inicial.
(Fuente: Mágina Sur)