29 de abril de 2014

Descubren nuevos restos en la necrópolis islámica de Huelma (Jaén)

Los nuevos restos se han encontrado al iniciar un nuevo tramo de obras en la calle Carrera de la localidad gienense de Huelma. Con estos últimos cuerpos ya son cerca de 80 las exhumaciones realizadas en lo que pudo ser el cementerio islámico de Walma. Los operarios del Ayuntamiento también han sacado a la luz algunos restos de cerámica.

A mediados de enero, el Ayuntamiento de Huelma inició la obra de remodelación de la Calle Carrera para renovar el pavimento, la red de agua, la red de saneamientos y la iluminación. A finales de mes apareció un cráneo y los huesos de una persona.

Días después aparecieron nuevos huesos y restos arqueológicos por lo que el Ayuntamiento volvió aparalizar las obras, avisó a Cultura y contrató los servicios de los arqueólogos de Geparq 99, Juana Cano y José Luis Serrano, que no pudieron actuar hasta marzo debido a las continuas lluvias de febrero. 


CRÓNICA DE UN HALLAZGO
El lunes 3 de marzo, Cano explicaba que estaban realizando un control arqueológico de movimientos de tierras y que pensaban que sería cementerio cristiano por los restos de la cerámica encontrada, aunque no era determinante ya que podría ser de finales del siglo XIII o XIV. Al día siguiente, el 4 de marzo se hallaron una cantidad importante de huesos muy bien conservados en posición de enterramiento islámico, es decir de cúbito lateral derecho, lo que cambiaba por completo la hipótesis inicial y convertía el trabajo en una excavación arqueológica preventiva. 

Durante los siguientes días, los operarios del Ayuntamiento que trabajaron junto a los arqueólogos siguieron encontrando huesos en mayor o menor estado de conservación hasta alcanzar más de 60 inhumaciones, cuyo hallazgo cambia la idea que se tenía hasta el momento de donde estaba el núcleo poblacional de Walma, apuntando que cerca de este punto estaría una mezquita u oratorio y las viviendas de los habitantes de la localidad. 

El 14 de marzo, se dio un nuevo paso en la excavación arqueológica. La empresa de Jódar Toposur Proyectos y Topografías trabajó en la zona con un dron para realizar un plano aéreo de la necrópolis musulmana encontrada.

Tras la limpieza de huesos y la recogida de documentación de la Maqbara, el día 18 se inició la retirada y consolidación de los huesos.

CUERPOS ORIENTADOS AL SUR
Han quedado muchos interrogantes abiertos, cuyas respuestas son sólo hipótesis. No se conoce si habrá más restos en el tramo de calle que queda por levantar y en niveles más bajos y porqué algunos de los cuerpos están enterrados hacia el sur, y no hacia el este. Los arqueólogos creen que probablemente se sigan encontrando huesos. Sobre la segunda cuestión, barajan varias teorías, que los musulmanes enterrados provinieran de Marruecos y de ahí que sus cadáveres tengan orientación al sur, o que hubiera cerca alguna mezquita en la que se profesara a algún santón. Sea como sea, este descubrimiento cambia la idea de donde estaba el núcleo poblacional de Walma y cuál era su población, posiblemente superior a la que se pensaba.


Dentro de unos meses, con la documentación recogida, consistente en dibujos, fotografías y un plano aéreo que realizó un dron, y las conclusiones del forense, los arqueólogos presentarán su trabajo y conclusiones a los vecinos de Huelma y al Ayuntamiento, entidad que ha financiado toda la excavación arqueólogica.


(Fuente: Máginasur Información)

No hay comentarios:

Publicar un comentario