Mostrando entradas con la etiqueta José Antonio Santamaría. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta José Antonio Santamaría. Mostrar todas las entradas

23 de mayo de 2019

Descubren los restos de otro núcleo nazarí del siglo XIII en Alhaurín de la Torre (Málaga)

La Concejalía de Patrimonio Histórico-Artístico ha impulsado la intervención en el yacimiento del Cortijo del Almendral, que ha sacado a la luz una gigantesca estructura con varias habitaciones que podría tratarse de una antigua rábita de naturaleza defensiva
Fragmento de cerámica encontrado en la zona de excavación.
Una nueva excavación arqueológica impulsada por el Ayuntamiento ha sacado a la luz los restos de un antiguo poblamiento de época nazarí (finales del siglo XIII-principios del siglo XIV) en el término municipal de Alhaurín de la Torre, concretamente en la zona conocida como Cortijo del Almendral. Los trabajos han consistido en una intervención preventiva y un sondeo que ha revelado una gran estructura de hasta 50 metros de largo y entre 18 y 20 metros de ancho, que se especula que podría ser un edificio de naturaleza defensiva destinada a la guerra santa.

La Concejalía de Patrimonio Histórico-Artístico ha encargado esta actuación, la cual se ha desarrollado a lo largo de unos dos meses y ha servido para recuperar además numerosos restos de cerámica e, incluso, puntas de flecha de hierro. José Antonio Santamaría, arqueólogo que se ha ocupado de la excavación, define el complejo como “gigantesco” en cuanto a sus dimensiones, y explica que se ha encontrado en su superficie una capa de ceniza que hacen pensar que pudo sufrir un incendio resultado de algún tipo de contienda o conflicto.

Ello reforzaría la hipótesis de que se trataba de una rábita o ribat, que cumplía las funciones de fortaleza, puesto de vigilancia y monasterio donde se practicaba la guerra santa, en una época en la que las luchas eran habituales; de ahí su ubicación estratégica, desde donde se puede divisar buena parte de la Bahía de Málaga y del Valle del Guadalhorce. Otras posibilidades que comenta Santamaría son que se tratara de un núcleo minero, por la cercanía de minas de hierro, o una alquería de uso agropecuario.

El edificio encontrado, de tipo rectangular, se articula en torno a un pasillo a lo largo del cual se han descubierto por el momento hasta cinco habitaciones en forma de celdas, de 4 x 2 metros cada una, con un acceso externo donde puede observarse los restos de una escalera. Además, se puede apreciar una zona destinada a cocina con su correspondiente lugar para el fogón. El arqueólogo asegura que se trata de un yacimiento con un “gran potencial”, ya que incluso en la parte superior se hallan los vestigios de una antigua torre que reforzaría el control visual de todo el territorio.

El Cortijo del Almendral es una zona que ya aparecía en publicaciones arqueológicas desde que en el siglo XIX se encontraran dos inscripciones romanas, lo que podría indicar que fue habitada tiempo atrás. Santamaría apunta que se ha especulado con que en este lugar pudo existir un taller de cantería en el siglo II A. C. Tras la excavación, tal y como marca la normativa autonómica, el yacimiento se protegerá ahora con una capa de grava y geotextil, una vez que se han recuperado y catalogado interesantes restos que se presentarán próximamente.

21 de septiembre de 2017

Hallan los restos de un antiguo templo en Alhaurín de la Torre (Málaga)

Se corresponderían a la capilla de Santa Ana, que aparece en mapas del siglo XIX y que presenta indicios de construcción sobre una mezquita anterior
Los trabajos han permitido el hallazgo de restos de diferentes épocas. FOTO: M.H.
Una nueva excavación encargada por la Concejalía de Patrimonio Histórico-Artístico de Alhaurín de la Torre ha reforzado el valor arqueológico del yacimiento de Cortijo de Mollina de Torrealquería, donde hace años se descubrieron importantes restos de lo que fue una necrópolis nazarí.

En esta ocasión, los trabajos han permitido hallar restos de diferentes épocas, incluyendo lo que se sospechaba que era la antigua Capilla de Santa Ana de la zona, tal y como aparecía en antiguos mapas del siglo XIX, concretamente en el fragmento de un plano extractado que data de 1879. Estos descubrimientos refuerzan la importancia histórica de este entorno, próximo a la emblemática torre almenara de Torrealquería declarada Bien de Interés Cultural (BIC).

La edil responsable del área, Marina Bravo, resaltó durante una visita a la zona la relevancia de esta intervención, dirigida por el arqueólogo José Antonio Santamaría, dentro del plan de su Concejalía para difundir y poner en valor el patrimonio de Alhaurín de la Torre. El origen de los restos donde se ha centrado la nueva excavación había ocasionado alguna controversia, ya que había quien pensaba que podría ser una antigua alberca. Después de meses de trabajo durante el verano, se ha confirmado la hipótesis de que se trataba de la Capilla de Santa Ana.

DESENTERRADA LA PLANTA
Al respecto, detallaron que esta excavación estaba prevista desde que se descubrió la necrópolis, cuya localización indicaba la alta probabilidad de que estos restos también tuvieran una gran importancia histórica. El objetivo inicial era determinar la procedencia de un muro y un escalón, y si pertenecían o no a lo que fue la citada capilla. Durante las tareas prácticamente la planta en su totalidad ha sido desenterrada. La base encuentra en buen estado, con una estructura sólida, aunque ligeramente dañada. La investigación ha permitido no solo confirmar que se trataba del templo dedicado a Santa Ana, sino que se ha descubierto más sobre su historia, así como hallazgos arqueológicos anteriores.


UN HALLAZGO DE VARIAS ÉPOCAS Y CULTURAS DIFERENTES
En la estructura se pueden apreciar indicios de una construcción musulmana, lo que parece indicar que la ermita cristiana fue construida encima de lo que fue una mezquita. Además, se han encontrado restos de cerámica nazarí y de otras épocas, e, incluso, restos óseos. De entre estos vestigios, destaca lo que fue un caliz confesional de cristal muy bien conservado. Bravo ha incidido en que esta actuación aumenta "todavía más" el interés histórico y arqueológico del entorno.
(Fuente: Málaga Hoy)

16 de septiembre de 2015

Una intervención de urgencia saca a la luz la necrópolis nazarí de Alhaurín de la Torre (Málaga)

Las primeras tareas han puesto al descubierto los restos de dos individuos claramente visibles, y parte de un tercero que podrían corresponderse con los de un niño. Los cuerpos han aparecido enterrados en posición lateral y mirando hacia La Meca, lo que viene a reforzar la hipótesis de que se trata del antiguo cementerio nazarí.
La concejala de Patrimonio anuncia la creación de un espacio museístico donde poder exhibir todos los hallazgos.
El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, a través de la Concejalía de Patrimonio Histórico-Artístico, ha iniciado los trabajos de la intervención arqueológica de urgencia autorizada hace unos días por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en los terrenos de Torrealquería donde se estima que existió una gran necrópolis de época nazarí.

CORRIMIENTO DE TIERRAS
Así consta en el proyecto presentado por el Consistorio en la Delegación de Cultura, que dio su visto bueno a la actuación como administración competente, de acuerdo con la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía. Las lluvias que han tenido lugar este 2015 ocasionaron un corrimiento de tierras en un camino cercano, erosionando un terraplén y dejando al descubierto los restos de lo que parecían ser tumbas de la antigua alquería de la zona, ubicada en el entorno del yacimiento de Cortijo de Mollina, próximo al BIC (Bien de Interés Cultural) de la antigua torre almenara de Torrealquería

Más allá de la excavación realizada hasta ahora, anteriormente se habían observado elementos de otras inhumaciones o sepulturas. Los trabajos que ahora se han autorizado servirán para estudiar a fondo la zona y comprobar esta hipótesis, ya que se estima que podrían existir restos de al menos un millar de individuos. 
Estiman que la zona podría contener restos de más de un millar de individuos.

EVITAR LA EROSIÓN Y EL EXPOLIO
La concejala de Patrimonio Histórico-Artístico, Marina Bravo, ha insistido en que se trata de una intervención “urgente y necesaria”, para que estos restos no se vean afectados por la erosión o por el expolio, por lo que se ejecutan sondeos en la parcela para documentar científicamente esta parte del yacimiento de Cortijo Mollina.

La edil señala que la intención es poner en valor todo este sector, creando incluso en el futuro un espacio museístico donde poder exhibir todos los hallazgos en un entorno de gran interés histórico y arqueológico, conocido sobre todo por ser el lugar en cuyas ruinas fue apresado el general liberal Torrijos en 1831, aunque se sabe de otras referencias de ocupación por parte de civilizaciones anteriores, desde romanos a musulmanes. También se sabe de la existencia de una capilla o ermita destinada a Santa Ana que aparece en el fragmento de un plano extractado de 1879.

Este paraje ya era citado en los repartimientos realizados tras la conquista de la zona por los Reyes Católicos en 1487, existiendo multitud de referencias de años posteriores sobre la alquería nazarí. 

CONSERVACIÓN DE LAS ESTRUCTURAS
La intervención que lleva a cabo el arqueólogo José Antonio Santamaría es de carácter preventivo y nace de la necesidad planteada de salvaguardar esta serie de restos óseos que la lluvia y la erosión pusieron al descubierto. Una vez excavadas las inhumaciones, fotografiadas y dibujadas, se procederá a extraer los restos para estudiarlos y catalogarlos, y se pretende someterlos a la prueba del carbono 14 para datarlos con exactitud. Además, se tomarán todas las medidas cautelares necesarias para conservar las estructuras que aparezcan.

El material arqueológico que se descubra será inventariado y cada pieza de especial revelancia que pudiera quedar al descubierto será consignada por separado.
(Fuente: Diario La Torre)