Mostrando las entradas para la consulta Baraka ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta Baraka ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

1 de diciembre de 2016

Una aplicación reconocerá la cerámica en yacimientos mediante fotos

Permitirá a cualquier arqueólogo obtener la identificación de la pieza y su datación en el mismo momento de ser encontrada, con tan sólo hacer una foto de la misma.
La aplicación se desarrollará hasta junio de 2019. 
Un consorcio formado por universidades y empresas está desarrollado una aplicación móvil (APP) que será capaz de reconocer piezas cerámicas de yacimientos arqueológicos mediante el análisis digital de imágenes tomadas directamente con el teléfono móvil.

La futura aplicación móvil, cuya creación cuenta con una destacada participación española, será diseñada para tablets y teléfonos inteligentes, han informado fuentes de este consorcio.

PROYECTO DE INVESTIGACIÓN
Esta herramienta, que está siendo desarrollada dentro del proyecto de investigación ArchAIDE (Archaeological Automatic Interpretation and Documentation of cEramics), permitirá a cualquier arqueólogo obtener la identificación de la pieza y su datación en el mismo momento de ser encontrada, con tan sólo hacer una foto de la misma.

De esta forma, la aplicación proporcionará automáticamente toda la información de interés arqueológico, como el periodo al que pertenece, el estilo o el material.

Estas mismas fuentes han señalado que, desde el Neolítico, la cerámica ha acompañado a todas las civilizaciones y se han adaptado a los gustos, costumbres y tecnología de cada época, lo que la convierte en un artefacto esencial para datar un yacimiento o conocer en profundidad la cultura a la que pertenece.

En este proyecto, liderado por la Universidad italiana de Pisa, participan la Universidad de Barcelona y las empresas de arqueología españolas Baraka Arqueólogos S.L. y Elements Centre de Gestió i Difusió del Patrimoni Cultural, además de las universidades de York, Colonia y Tel Aviv, el Consiglio Nazionale della Ricerca (CNR, Italia) y la empresa tecnológica INERA SLR (Italia).

El proyecto cuenta con el apoyo y la financiación de la Unión Europea dentro del Programa Marco para la Investigación y la Innovación Horizonte 2020.

Su objetivo principal es desarrollar una herramienta digital que ayude a los arqueólogos a identificar la adscripción cultural y la cronología de piezas o fragmentos cerámicos recuperados en excavación arqueológica.

Los trabajos comenzaron en junio, y se prolongarán durante los tres próximos años, hasta junio de 2019.

Aunque el proyecto se encuentra aún en una fase muy inicial, ya se han producido diversas reuniones de trabajo en Italia y España, y se ha avanzado tanto en la definición de los criterios de funcionamiento de la futura herramienta como en la selección de los casos de estudio.

BASE DE DATOS
Por el momento, se emplearán como tales las ánforas y la terra sigillata de época romana, así como las lozas de reflejo metálico de época moderna en el arco mediterráneo, si bien el objetivo a medio y largo plazo es ir incorporando al sistema tantas clases de cerámica como sea posible, de cualquier adscripción cultural o cronológica y para cualquier área geográfica.

La Universidad de Barcelona, en colaboración con el Museu d'Història de Barcelona, proporcionará el material gráfico necesario para confeccionar las bases de datos iniciales de la aplicación que se denominará 'ArchAIDE'.

Por su parte, la empresa de arqueología Baraka Arqueólogos, S.L., domiciliada en Ciudad Real y que desarrolla trabajos de arqueología profesional en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid, Extremadura y Andalucía principalmente, se encargará de someter a examen la aplicación en escenarios de trabajo real, con fragmentos de cerámica extraídos de excavaciones arqueológicas en curso.

En esta labor participará también la empresa Elements, radicada en Baleares.

Mañana viernes será presentada en Roma la web oficial del Proyecto de Investigación europeo que también será conocido por su acrónimo ArchAIDE.

(Fuente: CLM 24 / EFE)

1 de julio de 2012

Importantes hallazgos de época almohade en Aracena (Huelva)

También se ha podido documentar cerámica del tipo "verde manganeso" que podría precisar la fecha del asentamiento durante la etapa del Califato de Córdoba (s.X). Otros elementos que han visto la luz es la decoración epigráfica mediante estampilla en la cerámica, característica durante la etapa andalusí. Los textos que aparecen con mayor frecuencia son al-yumn (la fortuna, la felicidad), baraka (bendición), o al-mulk (el poder). También se documentan otros motivos decorativos: geométricos, vegetales, arquitectónicos o la "Mano de Fátima".
Imagen del recinto fortificado donde han
aparecido las monedas almohades.
El delegado de Cultura en Huelva, Ángel Romero, ha presentado junto al alcalde de Aracena, Manuel Guerra (PSOE), los hallazgos producidos en el contexto de la intervención arqueológica que se está llevando a cabo en el recinto fortificado de Aracena, entre los que se encuentran varias monedas de oro de época almohade.

Según ha informado la Junta en una nota, en la rueda de prensa, también han estado presentes los arqueólogos encargados de la intervención, Timoteo Rivera, y Eduardo Romero.

El delegado de Cultura ha destacado que "es una satisfacción" colaborar con el Ayuntamiento de Aracena dentro del Plan Director de la puesta en valor del recinto fortificado de Aracena, y ha señalado que el hallazgo "más que el valor material, es el valor científico, que nos permite reescribir la historia de la ciudad de Aracena, la sierra de Huelva y el conjunto de la provincia".

Por su parte, el alcalde de Aracena ha señalado que "estamos de enhorabuena por poder visualizar un proyecto que empieza a caminar, estamos avanzando abordando un proyecto muy ambicioso".

Las acciones de investigación arqueológica, integradas en el Plan Director del recinto fortificado de Aracena están promovidas por la Consejería de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, y se centran en la zona del alcázar y se encuadran dentro del conjunto de actividades que se han planificado para este conjunto histórico, de forma que permitan su puesta en valor.

Las excavaciones arqueológicas que se vienen desarrollando en el alcázar del castillo de Aracena han documentado un importante poblamiento islámico, principalmente de época almohade, previo a la edificación de la fortaleza. En concreto, se ha constatado una cultura material entre los siglos X al XIII y la presencia de viviendas islámicas de los siglos XII y XIII que formarían parte de la población conquistada por Portugal, a través de la Orden del Hospital, a mediados del s. XIII.

Las estructuras se encuentran en buen estado de conservación lo que permite el estudio de los elementos que se han documentado, así como la importancia de los materiales va a contribuir al conocimiento de esta época. Dado el valor científico en cuanto a la documentación de poblamiento islámico en el solar donde se erige el castillo bajomedieval y el estado de conservación de los restos, se va a integrar en el proyecto de restauración y puesta en valor del Alcázar del castillo de Aracena. La actuación arqueológica realizada en el castillo de Aracena tiene el objetivo de investigar este inmueble como paso previo para su conservación y puesta en valor.

La intervención también está permitiendo sacar a la luz una importante cultura material, cuyo máximo exponente es un tesorillo de 7 dinares acuñados en la Taifa de Sevilla, bajo el reinado de Al-Mutadid, en los años 441-450 de la Hégira (1049-1058 de la Era cristiana). Este conjunto monetal tiene un gran valor histórico porque permite, junto a otros elementos establecer la cronología del poblamiento islámico, así como precisar sus características.

También se ha podido documentar cerámica del tipo "verde manganeso" que podría precisar la fecha del asentamiento durante la etapa del Califato de Córdoba (s.X). Otros elementos que han visto la luz es la decoración epigráfica mediante estampilla en la cerámica, característica durante la etapa andalusí. Los textos que aparecen con mayor frecuencia son al-yumn (la fortuna, la felicidad), baraka (bendición), o al-mulk (el poder). También se documentan otros motivos decorativos: geométricos, vegetales, arquitectónicos o la "Mano de Fátima".

Las estructuras documentadas en los trabajos arqueológicos responden a los cánones de las viviendas islámicas. Este modelo de casas, datadas en los siglos XII y XIII, cuentan con patio central y una distribución periférica de las habitaciones. Desde la entrada se accedía al atrio o zaguán (satwuan) y desde este, al patio que contaba con jardines o estanques.

El patio de la casa islámica (wast al-dar) era el eje de la vida familiar, servía para comunicar, iluminar y ventilar todas las habitaciones de la vivienda. Ocupaba la parte central de la parcela y era un lugar de estancia, donde se realizaban muchas de las tareas diarias y se accedía a las otras dependencias: cocina, letrina y salones.

Los trabajos arqueológicos dirigidos por Eduardo Romero Bomba, Timoteo Rivera Jiménez y Omar Romero de la Osa, ha sido promovidos y financiados por el Ayuntamiento de Aracena, contando con el apoyo de la Delegación en Huelva de la Consejería de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía.

A través de la arqueología se ha constatado que en la cumbre del cerro no sólo se asentó el castillo y la población bajomedieval de Aracena, sino que, cuenta con una importante secuencia de poblamiento que hay que retrotraer hasta la Prehistoria, teniendo uno de sus máximos exponentes la etapa andalusí.

El castillo de Aracena es una de las fortificaciones medievales que se integran en la Banda Gallega, como se denomina al conjunto de castillos que se localizan en las estribaciones occidentales de Sierra Morena y que han sido objeto de revalorización patrimonial en los últimos años gracias a los trabajos del Plan de Arquitectura Defensiva de Andalucía promovido por la Consejería de Cultura. El recinto fortificado de Aracena se componía de un primer anillo amurallado o cerca urbana que circundaba todo el cerro para ofrecer protección a los pobladores medievales. Entre esta muralla y el castillo se localizaban las viviendas y la iglesia Prioral.

El castillo se dividía, a su vez, en dos zonas: patio de armas y alcázar, separadas por una muralla diafragma en cuyo centro destacaba la Torre Mayor, siendo ésta, el último de los reductos defensivos del castillo.

El conjunto fortificado se construye a mediados del siglo XIII, siendo en el s.XV cuando la población comienza a expandirse extramuros, por la ladera noreste. La zona de actuación arqueológica se ha ubicado en el extremo oeste del cerro que domina a la localidad serrana, donde se erige la zona del alcázar.

(Fuente: Europa Press)

21 de septiembre de 2022

inicio de la tercera fase de las excavaciones arqueológicas en El Rubicón (Lanzarote)

Los trabajos, que han comenzado este martes, se llevan a cabo en las zonas fabril y habitacional
Tercera fase de las excavaciones arqueológicas en Rubicón. 

Un equipo de veinte personas comenzó este martes la tercera fase de la investigación arqueológica en el Yacimiento de San Marcial de Rubicón (Yaiza), junto a las playas de Papagayo, con el objetivo de dar continuidad a los trabajos de excavación de la campaña pasada, que no solo descubrió estructuras soterradas de trabajo, hábitat y defensivas de este enclave de alto nivel científico y patrimonial que muestra los primeros contactos entre la cultura europea y nativa canaria en el siglo XV, sino que halló materiales de origen aborigen y también europeo como cerámica y las monedas más antiguas dentro de un contexto arqueológico en Lanzarote.

El alcalde de Yaiza, Óscar Noda, que visitó la zona objeto de investigación junto a la concejala de Patrimonio de Yaiza, Silvia Santana, y ediles del gobierno municipal, destaca “este nuevo y trascendental paso que nos llevará a descubrir nuevos hallazgos para alcanzar el gran objetivo de promover el conocimiento y sobre todo la conservación y protección del yacimiento. Agradezco el trabajo e ilusión de todas las personas comprometidas en esta misión, incluidos los operarios municipales que están a pie de obra”.

Óscar Noda asimismo agradece, por supuesto, “la disposición de Nona Perera, directora de Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, que como técnica y como responsable política ha materializado su interés para ayudar a llevar a buen puerto este proyecto, fruto del convenio suscrito por el Gobierno, el Ayuntamiento y las dos universidades públicas canarias”.

Responsables técnicos del proyecto guiaron a la expedición municipal por las primeras zonas de trabajo de esta nueva fase: la denominada zona fabril, en el flanco oriental del barranco de los pozos , y la zona habitacional, en el flanco occidental, ambas zonas que ya fueron objeto de excavaciones el año pasado con resultados altamente productivos.

La excavación arqueológica que se lleva a cabo actualmente está dirigida por María del Cristo González y Esther Chávez, arqueólogas de las universidades de Las Palmas de Gran Canaria y de La Laguna, respectivamente, y el arqueólogo de la empresa Baraka Arqueólogos, Miguel Ángel Hervás, equipo del que también forman parte técnicos de Baraka, estudiantes y graduados de las dos universidades canarias, trabajadores de la empresa Lumar y personal municipal que desde el inicio del proyecto colabora con los trabajos de campo de la investigación.

(Fuente: La Provincia)

17 de septiembre de 2014

Descubren ocho nuevas dependencias de época almohade en Calatrava la Vieja (Ciudad Real)

Junto a las ocho dependencias de la época almohade, también se ha descubierto una amplia zona de patios y corrales situados al noreste del yacimiento. Los restos demuestran una ocupación continuada más allá de los límites del alcázar al menos hasta el siglo XV
Las excavaciones han contado con la colaboración de un grupo de alumnos de Humanidades de la UCLM.
Foto: EL DIGITAL CASTILLA LA MANCHA
Los trabajos arqueológicos realizados durante la última campaña de excavaciones en el yacimiento Arqueológico de Calatrava la Vieja, en Carrión de Calatrava (Ciudad Real), han permitido descubrir ocho nuevas dependencias de la época almohade. La alcaldesa de Carrión, Ana María López, ha dado a conocer este hallazgo durante la clausura del curso de especialización en arqueología.

Junto a las ocho dependencias de la época almohade, también se ha descubierto una amplia zona de patios y corrales situados al noreste del yacimiento.

Las excavaciones han estado dirigidas por los arqueólogos Manuel Retuerce y Miguel Ángel Hervás, que han contado con la colaboración de estudiantes de Humanidades de la Universidad de Castilla-La Mancha.

OCUPACIÓN CONTINUADA
Los restos exhumados permiten ofrecer una imagen de los modos de vida de los habitantes de este sector del yacimiento entre finales del siglo XII y principios del XIII y demuestra una ocupación continuada más allá de los límites del alcázar al menos hasta el siglo XV.

En la campaña de este año también se han realizado los calcos de la pared oriental del aljibe y de una parte de la pared septentrional, por lo que el proceso de documentación empezará antes de fin de año para completar los trabajos bajo el conjunto de ´graffiti´ del interior del antiguo aljibe islámico del alcázar.

La campaña ha estado financiada por el Programa de Subvenciones para la realización de Proyectos del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico y se ha desarrollado mediante un curso de especialización en arqueología para quince universitarios gestionado por Baraka Arqueólogos.

(Fuente: El Digital Castilla La Mancha)

28 de agosto de 2012

Descubren la antigua ciudad árabe de Capilla (Badajoz)

Se trata de la ciudad islámica de Kabbal, abandonada desde que fue asediada por Fernando III en 1226. Su hallazgo supone una magnífica oportunidad para conocer el poblamiento extremeño de principios del siglo XIII, gracias a las estructuras y a los restos cerámicos y utensilios domésticos encontrados.
De momento ya son visibles una calle y restos de al menos dos
viviendas, una de ellas con escalera.
Un curso de arqueología para estudiantes universitarios de toda España, que se ha celebrado en la localidad pacense de Capilla, ha permitido sacar a la luz la antigua Kabbal (ciudad) islámica de este municipio, en la ladera oeste del cerro del castillo.

Una nota de prensa remitida por la Mancomunidad de la Serena informo de que de momento "una calle y restos de al menos dos viviendas (una de ellas con escalera) con sendos hogares donde cocinar y calentarse pueden ya verse".

"Y es que posiblemente, desde el asedio de Fernando III, que duró 14 semanas en 1226, nadie ha habitado esta ciudad, por lo que su hallazgo supone una magnífica oportunidad para conocer el poblamiento extremeño de principios del siglo XIII, gracias a las estructuras y a los restos cerámicos y utensilios domésticos encontrados", indica la nota.

También la excavación en el interior del castillo han dando sus resultados, ya que "suelos bajomedievales y un sótano son las primeras estructuras aparecidas que deben estudiarse".


CURSO DE ARQUEOLOGÍA
La compañía Baraka Arqueólogos, con profesionales y docentes especializados en el mundo medieval, ha estructurado el curso de seis semanas de duración, en dos partes de tres semanas, con 12 estudiantes en cada una de las partes.

Los estudiantes que han participado cursan los estudios de Historia y Arqueología y proceden de la Universidad de Extremadura, de la Universidad Complutense de Madrid, de la Universidad de Castilla-La Mancha y de Universidad de Santiago de Compostela.

Además de los trabajos de excavación arqueológica, los alumnos han recibido formación adicional en topografía; en arqueología de la arquitectura; en dibujo arqueológico de campo; o en trabajo con los materiales hallados.

Las tres semanas de trabajos se han completado con diferentes ponencias impartidas por especialistas en el campo de la arqueología y la investigación como son Manuel Retuerce Velasco, profesor de la Complutense de Madrid y miembro fundador de la Asociación Española de Arqueología Medieval; Eduardo Lillo, técnico de Patrimonio de la Junta de Castilla-La Mancha, y Juan Zozaya Stabel-Hassen, presidente de la Asociación Española de Arqueología Medieval.
(Fuente: Europa Press)