Mostrando entradas con la etiqueta Tragsa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Tragsa. Mostrar todas las entradas

2 de agosto de 2017

Sale a la luz un poblado calcolítico en el castillo de Villardompardo (Jaén)

También se han documentado un paño de muralla íbera y dos cisternas de agua de época romana.
El poblado tendría 4.500 años de antigüedad y sus casas cuevas son muy parecidas a las de Marroquíes Bajos de Jaén..
La Historia comienza con la invención de la escritura, pero antes que los garabatos, signos, letras y tratados de ortografía, todo el pasado desde la noche de los tiempos, está escrito en la tierra. Y para muestra un botón. Las últimas excavaciones arqueológicas realizadas en el castillo de Villardompardo, dentro del proceso de restauración de esta fortaleza medieval, han desvelado algo que ni propios ni extraños sospechaban: un pasado prehistórico soprendente. Los trabajos realizados por el Grupo Tragsa, en colaboración con la Universidad de Jaén, han puesto al descubierto un poblado calcolítico, es decir, de la Edad del Cobre, de 4.500 años de antigüedad.

CASAS CUEVA
“Han aparecido unas casas-cueva que, según los expertos son muy similares a las excavadas en Marroquíes Bajos de Jaén”, comenta el alcalde de Villardompardo, Francisco López Gay. Pero aun hay más. También se ha encontrado un paño de muralla ibera y dos cisternas de agua de época romana.

Esto, tratándose de la provincia de Jaén, no debería de llamar la atención, pero tratándose de Villardompardo sí. “Se sabe que el castillo fue construido en el siglo XIII y creemos que por los castellanos en 1245. también que nuestro pueblo es de época medieval, pero esta excavación demuestra que es mucho más antiguo. El castillo fue adquirido por el Ayuntamiento hace una docena de años y ya se ha excavado todo el interior. Se han hecho unas catas fuera y se van a hacer más, para saber si hay algo que valga la pena conocer”, precisa el alcalde. Añade que esta intervención, llevada a cabo por Tragsa con el apoyo de la Universidad de Jaén, forma parte del proceso de restauración del castillo, con cargo al 1,5% cultural del Ministerio de Fomento. “El Estado aporta el 70 por ciento de la restauración, la Diputación un 12,5%, la Junta de Andalucía otro 12,5% y el Ayuntamiento de Villardompardo el 5% restante”, aclara Francisco López Gay. “Nuestra intención es resturarlo, ponerlo en valor, abrirlo a vecinos y visitantes e incluirlo en la Ruta de los Castillos y las Batallas, a la que aún no pertenecemos por no ser un monumento histórico visitable”, asegura.

EN EL PATIO DEL CASTILLO
El castillo-palacio del siglo XIII situado en la zona más oriental de Villardompardo fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Presenta preocupantes deterioros en sus restos, por lo que desde hace un año el Grupo Tragsa trabaja en su rehabilitación. Esta empresa de arqueología explica que durante esta intervención mientras se excavaba en la zona donde se encontraban el antiguo palacio renacentista y las caballerizas, se descubrieron unos hallazgos acordes con la época del castillo. Al excavar en la zona del patio se halló, con la consiguiente sorpresa para el equipo de arqueólogos, un poblado del Calcolítico de 4.500 años de antigüedad, murallas íberas y cisternas romanas, “que rompen con la creencia de que el primer asentamiento fue cristiano”. Tragsa añade que la primera fase de estas excavaciones comenzó en octubre de 2016 y tuvo una duración de dos meses. En marzo de este año se inició una segunda fase que finalizó en junio, dando así por concluidos los trabajos de excavación.

RESTAURACIÓN DE LA TORRE DEL HOMENAJE
Junto con los trabajos de excavación se rehabilitó la torre del homenaje, se restauró la muralla perimetral y se construyó un edificio nuevo. El Castillo de Villardompardo fue comprado en 2006 por el ayuntamiento de este municipio, pasando así a ser de titularidad pública. La primera mención expresa de Villardompardo se remonta a 1245 y alude a su conquista y repoblación por parte de Fernando III El Santo. El rey donó lo que entonces era una pequeña alquería a uno de los nobles que lo acompañaban: Pedro Aznar Pardo, de quien recibió su nombre El Villar de Don Pardo.

El hallazgo de elementos arqueológicos anteriores a la Edad Media como hachas neolíticas, pilas romanas o pavimentos de ladrillo, indica una ocupación más antigua. También se han encontrado vestigios de poblamiento en los alrededores de este municipio jiennense.

15 de febrero de 2016

La muralla de León estrenará en verano un nuevo tramo transitable y accesible

En total, la inversión asciende a 872.707 euros de los que el Ministerio de Fomento aporta 797.707 euros para la ejecución de las obras a través de Tragsa, y el Ayuntamiento ha aportado 75.000 euros para la elaboración del proyecto y dirección de obras.
La superficie aproximada del adarve que será visitable es de 750 metros cuadrados y su longitud de 88 metros.
FOTO: EUROPA PRESS
La ciudad de León inaugurará un nuevo tramo transitable de la muralla romana en verano. Se trata del tramo comprendido entre la Casona de Puerta Castillo y las Clarisas y, también, entre la Casona y la avenida de Los Cubos.

En total, la inversión asciende a 872.707 euros de los que el Ministerio de Fomento aporta 797.707 euros para la ejecución de las obras a través de Tragsa, y el Ayuntamiento ha aportado 75.000 euros para la elaboración del proyecto y dirección de obras. Los trabajos que se han iniciado tienen como principal objetivo restaurar y poner en valor así como facilitar la accesibilidad universal de la muralla, el monumento de mayores dimensiones de la ciudad.

Se actúa, por el momento, en dos tramos del monumento. Por un lado, se restaura el lienzo interior de la muralla y su adarve entre la Casona de Puerta Castillo y el inicio de las Clarisas, un total de 88 metros. 


Por otro lado, se restaura el lienzo exterior de la muralla en la avenida Los Cubos, a la altura del número 9. En la zona situada entre la Casona y el inicio de las Clarisas, se rehabilitará la estructura para hacerla accesible a las personas con movilidad reducida.

La superficie aproximada del adarve que será visitable es de 750 metros cuadrados y su longitud de 88 metros. Por otro lado, se realizarán obras de restauración y consolidación del lienzo interior de la muralla. La superficie total es de 900 metros cuadrados, 750 metros cuadrados de lienzo y 150 metros cuadrados de pretiles y remates de coronación.

Las personas podrán acceder a la muralla desde el ascensor de la Casona y podrán admirar los restos del yacimiento arqueológico de Santa Marina donde se sitúa la muralla de la Legio VI.

ZONA DE LOS CUBOS
En lo que se refiere a la zona de Los Cubos, se intervendrá en la parte exterior y superior de la muralla comprendida entre los cubos E10 y E11, actualmente oculto por una edificación. Este tramo a restaurar se sitúa en el número 9 de la vía e incluye los dos cubos y el remate superior. 


Se actuará en el lienzo exterior de la calle, colindante con el Hospital de Regla y el Colegio de las Carmelitas. La superficie total es de 314 metros cuadrados, 258 metros cuadrados de lienzos y cubos, y 56 metros cuadrados de pretiles y remates de coronación. 

Previamente al inicio de las obras, se han realizado trabajos técnicos y de arqueología con la ejecución de dos catas arqueológicas en el adarve de la muralla, así como los análisis necesarios de petrología y biología.
(Fuente: 20 Minutos / Europa Press)

5 de junio de 2014

Los arqueólogos hallan una necrópolis tardorromana en Santo Tomé (Jaén)

Se trata de cuatro enterramientos con forma oval, que no presentan un buen estado de conservación. Se estima que los restos puedan tener 1.700 años aunque  todavía no se han encontrado otros elementos que permitan contextualizar con mayor rigor los hallazgos. El descubrimiento se ha producido en el Cerro de los Turruñuelos, donde los investigadores sitúan la antigua ciudad fortificada de Baécula.
La arqueóloga Estela Pérez analiza una de las catas abiertas en el terreno. Foto: DIARIO JAÉN
Unos trabajos de modernización de regadíos han dejado al descubierto vestigios de una necrópolis, al parecer, con unos 1.700 años de antigüedad. El equipo de arqueólogos ha hallado, en apenas una semana de excavación, cuatro tumbas en un paraje ubicado en las cercanías del Cerro de los Turruñuelos, lo que fue la antigua ciudad fortificada de Baécula, en el término municipal de Santo Tomé. Los expertos estiman que puede haber muchos más enterramientos, ya que, hasta ahora, solo se ha intervenido en 30 de los 150 metros previstos.

La Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía tenía catalogados numerosos registros en una zona que destaca por la gran densidad de sitios arqueológicos.Uno de ellos era esta necrópolis, de la que ya se tenía constancia por sendos informes realizados en 1982 y 1992, respectivamente. Por eso, la Junta pidió la realización de catas para autorizar el proyecto de modernización de regadíos en las Vegas. Desde hace una semana, los arqueólogos de la empresa Tragsa realizan estas prospecciones iniciales, que ya han dado los primeros resultados.

Se trata de cuatro enterramientos con forma oval, que no presentan un buen estado de conservación, tal y como reconoce la arqueóloga Estela Pérez Ruiz, quien todavía no se atreve a dar una datación exacta para esta necrópolis: “Es muy pronto para aventurarlo. Uno de los cuerpos está en posición de decúbito lateral, lo que hace suponer que pueda ser de época tardorromana”, explica. 


Sin embargo, aparte de los restos óseos, todavía no se han encontrado otros elementos que permitan contextualizar con mayor rigor los hallazgos, como lápidas, monedas o hebillas. “Todavía queda mucho por excavar y por hacer”, sostiene.

Uno de los rasgos más llamativos de esta necrópolis es la cercanía a los cerros de los Turruñuelos y de las Albahacas, donde, según los historiadores, se sitúa la batalla de Baécula, entre los cartagineses liderados por Asdrúbal Barca, y las tropas romanas, comandadas por Escipión el Africano.

(Fuente: DIario Jaén / Rafael Abolafia)