Mostrando entradas con la etiqueta Contrebia Leucade. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Contrebia Leucade. Mostrar todas las entradas

4 de noviembre de 2014

Salen a la luz dos enterramientos infantiles visigodos en Contrebia Leucade (La Rioja)

Dos enterramientos infantiles visigodos han aparecido en la última campaña arqueológica realizada en el yacimiento de Contrebia Leucade, en Aguilar del Río Alhama, junto a una parte del trazado urbano de esta ciudad, ocupada desde la Edad de Bronce hasta los siglos IX o X.
Equipo que ha participado en la campaña de excavaciones del pasado verano en Contrebia Leucade.
El director general de Cultura, José Luis Pérez Pastor, y el alcalde de Aguilar, Ramón Martínez, presentaron ayer el resultado de la campaña arqueológica desarrollada el pasado verano en este yacimiento, recogido por la agencia Efe.

Pérez Pastor, para quien Contrebia Leucade es «una segunda Pompeya», ha indicado que, aunque esta campaña arqueológica ha sido corta en el tiempo, ha sido «muy fructífera» y se ha centrado en una ladera que discurre de forma paralela a la muralla intramuros, en dos viviendas de carácter rupestre.

Los enterramientos encontrados están prácticamente completados y, de acuerdo con la dentadura y huesos encontrados, pueden corresponder a dos niños de entre 5 y 7 años. A ese hallazgo se ha unido una parte importante del trazado urbano de Contrebia Leucade, al excavar en la calle que discurre frente a las dos viviendas y descubrir huellas de carros.

«Se han descubierto bastantes restos de huesos de animales, en concreto de conejo, lo que nos aporta importante información sobre la alimentación de sus habitantes», ha indicado Pastor. También se han encontrado restos de cerámica similares a los hallados en los hornos de Tricio, fragmentos de olla del siglo VIII y una hebilla de cinturón de «cierto interés» realizada en bronce.

Cada excavación permite conocer mejor cómo se construía y cómo se vivía en Contrebia Leucade, yacimiento de que se han editado un millar de folletos divulgativos para acercar a los ciudadanos algunas de sus características más destacadas.

En esa información figuran datos sobre el contexto histórico en el que se desarrolló este asentamiento celtíbero, su función defensiva, la adaptación del urbanismo a la irregularidad del terreno y los sistemas de abastecimiento y canalización del agua que utilizaban sus habitantes a lo largo de los siglos.


PRESENCIA HUMANA EN CONTREBIA LEUCADE
Las muestras más antiguas de la presencia humana en Contebria Leucade datan del final de la Edad de Bronce y se encuentran en la 'Cueva de los Lagos', que fue utilizado como lugar de enterramiento por un pequeño grupo humano.

El primer asentamiento se produjo en la primera Edad de Hierro, cuando se construyó un poblado sobre la cumbre del monte más occidental, aprovechando las posibilidades defensivas de la zona.

Sobre esta base, surgió durante la segunda Edad de Hierro la ciudad celtibérica, hoy conocida como Contrebia Leucade, periodo en el que el asentamiento alcanzó su extensión definitiva de 12 hectáreas de superficie amurallada, se construyó su sistema defensivo y se organizó su trazado urbano.

En la época imperial romana, la ciudad registró un periodo de renovada actividad, se construyó la muralla que cierra el lado norte; en el siglo VII acogió un importante volumen de población, que perduró, tras a conquista islámica, hasta finales del siglo IX o inicios del X.

(Fuente: La Rioja / EFE)

4 de noviembre de 2012

Nuevos hallazgos en el yacimiento celtíbero de Contrebia Leucade

La campaña de excavaciones de este año ha descubierto un horno de cerámica del siglo V y una nueva vivienda.
Vivienda celtíbera con dos habitaciones unidas excavadas en la roca.
Foto: J.A. Lalinde
La campaña en el yacimiento de Cruña, en Aguilar del Río Alhama (La Rioja) se ha desarrollado entre el 25 de julio y el 25 de octubre y se ha centrado este año en la parte posterior de la muralla romana del siglo I y ha continuado en la zona donde se intervino el año pasado. En esta, como se recordará, se produjo el descubrimiento de un lagar, en una de las casas celtibéricas, que llamó la atención por su estado de conservación.

En esta ocasión se ha descubierto un horno de cerámica del siglo V, de terra sigilata hispánica tardía. El hallazgo se ha producido en una de las viviendas, cuya excavación quedó inconclusa en la campaña anterior. Se ha podido observar la forma del horno y la cámara de combustión, aunque la parrilla de cocción no se ha encontrado. En la misma zona han aparecido un fragmento de molde y alguna cerámica de la época romana tardo imperial (Bajo Imperio).

También se ha continuado la excavación en el punto dejado el año pasado y se ha descubierto una nueva vivienda con dos habitaciones unidas. Se trata de una residencia excavada en la roca en época celtibérica, pero que fue reutilizada y reconstruida en época tardía y en las que se puede diferenciar claramente las partes de cada una de las épocas de ocupación.

Los trabajos realizados en esta fachada interior de la muralla romana se han realizado atendiendo a la restauración que se va a desarrollar en fechas próximas en este tramo de muralla. Para ello ya está trabajando un equipo de arquitectos en la redacción del proyecto.

Por otra parte, se ha seguido trabajando en la fachada interna de la muralla romana del siglo I. Se trata de una zona de ocupación continuada desde el siglo VII hasta el siglo IX donde se observan varias reedificaciones con cambio de ubicación de los hogares de las viviendas.

La visita de José Luis Pérez Pastor, director general de Cultura del gobierno de La Rioja ha servido para conocer el centro de interpretación así como las obras que se están realizando para la próxima ampliación que se va a realizar. El director general ha se ha mostrado optimista sobre la evolución del expediente de declaración de Contrebia como Bien de Interés Cultural, algo que podrá estar concluido en el plazo de un año.

/Fuente: La Rioja / J.A. Lalinde)

17 de julio de 2012

Hallan cerca del Moncayo un bronce con una inscripción única en su género

Es el primer texto encontrado en el mundo en lengua céltica y alfabeto romano. Se creará una comisión para estudiarlo.
El Museo de Zaragoza ha recibido una pieza única e intrigante, que puede aportar importante información sobre uno de los arcanos de la Antigüedad: la lengua celta. En las últimas horas había circulado insistentemente entre los arqueólogos el rumor de que había salido a la luz un hallazgo excepcional, lo que fue confirmado ayer tarde  por José antonio Hernández Vera. "Sí, es cierto, hay un bronce con inscripción que se ha depositado en el Museo de Zaragoza -aseguraba-. Pero no lo he descubierto yo. La persona que lo tenía se lo entregó a un arqueólogo y llamamos a la DGA para que se hiciera cargo del bronce".

La pieza entregada al museo, fechada en el siglo I antes de Cristo, tiene unas dimensiones de unos 22 por 15 centímetros y, lamentablemente, contiene tan solo una parte de la inscripción. Fue cortada en la Antigüedad para reaprovechar el bronce en otros usos. Pero la inscripción contiene numerosas palabras, entre ellas varios nombres propios y menciona varias localidades, como una "Contrebia", que seguramente será Contrebia Leucade (Aguilar del Río Alhama, La Rioja). Y, lo más importante, está escrita en lengua celtibérica pero en alfabeto latino, ,salvo en alguna palabra muy concreta, en la que el "escribano" empleó el vocabulario latino, seguramente por no disponer de un vocablo de idéntico significado en celtibérico. El texto se lee bien, está escrito en letra capital de época republicana y las palabras están separadas por puntos.

¿El 'bronce de Novallas'?
A la inscripción se la conoce ya como el 'Bronce de Novallas", pero el arqueólogo José Antonio Hernández Vera mantenía ayer cierta cautela sobre su procedencia. "Desconocemos el lugar exacto en el que apareció -aseguraba-. Parece que es Novallas, pero no está claro. También se ha dicho que es 'de la zona del Moncayo'. E incluso es posible que, en origen, ni siquiera proceda del lugar en que fue encontrada. en cualquier caso, ya hemos solicitado permiso a la DGA para realizar una prospección en la zona donde parece que fue encontrada".

Más cauteloso todavía se mostraba ayer el arqueólogo sobre el contenido de la inscripción. "Es algo que tendrán que decidir los especialistas -subrayaba-. Es cierto que se trata de una pieza única en el mundo, que hasta ahora no se había encontrado un texto celtibérico en grafía latina. Pero también lo es que del texto original no se ha conservado ni una sola línea completa, así que habrá que estudiar con detalle cada una de las palabras para intentar sacar el máximo de información posible. En principio, lo lógico es pensar que se trata de un documento de carácter jurídico. La DGA va a crear un equipo de especialistas para estudiar la pieza. En él habrá arqueólogos y expertos en epigrafía y cultura celtibérica".