Mostrando entradas con la etiqueta Cieza. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Cieza. Mostrar todas las entradas

19 de mayo de 2017

Afloran nuevas pinturas rupestres en el Cañón de Almadenes (Murcia)

Entre los vestigios del Paleolítico Medio y Superior hay pinturas rupestres y otros materiales, como piezas talladas en sílex del hombre de Neandertal y Cromañón, así como un hogar completo de la fase gravetiense, lo que da constancia de que Almadenes estuvo habitado desde hace más de 30.000 años.
Los nuevos hallazgos se localizan en seis cuevas exploradas hace más de 25 años. FOTO: JAVIER MORCILLO.
Un grupo de arqueólogos y espeleólogos, capitaneados por el director del Servicio de Museos y Patrimonio Arqueológico del Ayuntamiento de Cieza, Joaquín Salmerón Juan, ha descubierto nuevos vestigios rupestres procedentes del Paleolítico medio y superior en el cañón de Almadenes en forma de pinturas rupestres y otros materiales, como piezas talladas en sílex del hombre de Neandertal y Cromañón, así como un hogar completo de la fase gravetiense, lo que da constancia de que Almadenes estuvo habitado desde hace más de 30.000 años.

Los nuevos hallazgos se localizan en seis cuevas que, aunque fueron exploradas hace más de 25 años, por la falta de financiación no se pudo realizar un estudio completo como el que ahora ha emprendido Salmerón junto a los paleontólogos y profesores universitarios Ignacio Martín Lerma y Joaquín Lomba Maurandi, ayudados por el espeleólogo Salvador Inglés y los miembros del grupo GECA de la OJE de Cieza Luis Marín, Pedro Ríos y Javier Morcillo.


Las investigaciones comenzaron tras el incendio que en el verano de 2015 asoló todo el entorno del Cañón de Almadenes. Fue entonces cuando Salmerón solicitó a la Comunidad Autónoma ayudas para poder evaluar los posibles daños que el fuego habría causado en la cueva de la Serreta y otras cavidades próximas. A partir de ese momento se fueron desencadenando los acontecimientos que, sin duda, van a situar a Almadenes en uno de los lugares a nivel mundial con vestigios del paleolítico.

Así lo entiende Salmerón, que explica que, por ahora, las investigaciones se van a centrar en las cuevas 'Arco I' y Arco 2', donde se han localizado piezas de gran valor arqueológico. Hay además otra serie de simas, denominadas 'Las enredaderas', en las que también se han encontrado restos. Sin embargo, considera que proseguir con su estudio depende de la aportación que las administraciones realicen en los próximos meses. En este sentido, confía en que el Ayuntamiento de Cieza contemple una partida en sus próximos presupuestos, aunque entiende que dada la envergadura del proyecto, la Comunidad también debe implicarse.

DESDE 1993
Todo comenzó en 1993 con una investigación realizada por el Grupo de Espeleología de Almadenes bajo la supervisión de Joaquín Salmerón Juan. Pero la investigación ha permanecido dormida hasta ahora. Las excavaciones más importantes se centran ahora en la zona denominada 'Arco', donde se localiza un conjunto con una cueva principal y otra secundaria con datos del Paleolítico superior.

2 de septiembre de 2014

Los arqueólogos recuperarán el acceso original a la ciudad árabe de Medina-Siyasa, en Cieza (Murcia)

La nueva campaña arqueológica que comienza mañana permitirá mejorar el acceso al yacimiento de Medina Siyâsa ya que una vez excavada la calle 9 se podrán utilizar las mismas calles que los andalusíes para acceder a la madîna. Así mismo, los trabajos sobre el torreón defensivo y el paño de muralla aledaño nos darán una idea de la magnitud de la ciudad que llegó a ocupar unas 10 hectáreas y que aún oculta bajo su suelo más de 700 casas.
Trabajos en Medina Siyasa durante campañas anteriores. 
Mañana miércoles  comienza una nueva campaña arqueológica en la ciudad islámica de Siyâsa. El Ayuntamiento de Cieza ha promovido, con la colaboración de la asociación cultural Voluntarios de Siyâsa, el III Curso de Arqueología Andalusí y Excavación Hisn Siyâsa en la que participarán 36 voluntarios dirigidos por los arqueólogos Joaquín Salmerón, Francisco Escobar y María José Morcillo.

TORREÓN DEFENSIVO
Por primera vez, la campaña arqueológica abordará la excavación de un torreón defensivo de la madîna, el más cercano al actual acceso para visitantes, además de retirar la vegetación del entorno de la muralla. Igualmente, los voluntarios que participen en el curso excavarán la calle 9 de la madîna -de la que se han estudiado ya los restos de 19 casas-, sumando así una nueva calle a las cuatro hasta ahora documentadas.

Estos trabajos sobre el terreno se complementarán con sesiones teóricas sobre métodos y técnicas arqueológicas, la cerámica islámica, los tipos de asentamientos y tipos de defensa o la conservación y restauración de piezas, entre otras materias.


PUESTA EN VALOR DEL YACIMIENTO
La intervención en el yacimiento pretende, además de aportar nuevos datos científicos, contribuir a la puesta en valor del yacimiento islámico, cuya importancia radica en que permite conocer con detalle el desarrollo urbanístico, la estructura doméstica y los elementos muebles de las ciudades andalusíes entre los siglos XI y XIII, dado que su situación geográfica y su despoblamiento aparentemente repentino han permitido que se conserve en excelentes condiciones.

Además, la nueva campaña arqueológica permitirá mejorar el acceso al yacimiento de Siyâsa para futuras visitas que, una vez excavada la calle 9, podrán utilizar las mismas calles que los andalusíes para acceder a la madîna. Igualmente, los trabajos sobre el torreón defensivo y el paño de muralla aledaño posibilitará al visitante hacerse una idea de la magnitud del yacimiento -la ciudad ocupó unas 10 hectáreas-, que aún oculta bajo su suelo más de 700 casas.

26 de febrero de 2014

Un proyecto pionero para musealizar el yacimiento árabe de Medina Siyâsa, en Cieza (Murcia)

Una estructura cubrirá las diecisiete viviendas excavadas hasta el momento en la ciudad musulmana de Siyâsa, lo que permitirá la reconstrucción de una de las casas originales, así como la preservación del resto y la musealización del conjunto.
Participantes en la última campaña de excavaciones en Medina Siyâsa. Foto: Juan Leal / LA VERDAD
Los trabajos que se realizan en el yacimiento islámico consisten en una concepción de cada vivienda como una unidad arquitectónica, no únicamente como restos abiertos. Se trata por tanto de una técnica pionera que "evita que se deteriore el yacimiento y, por su carácter visual, tendrá una función expositiva que hará que el visitante pueda conocer cómo era la casa original", especificó el consejero de Cultura del Gobierno de Murcia, Alberto Cruz. 

Tras diferentes estudios se ha optado esta técnica experimental que ha comenzado en la casa número seis y que será extrapolable al conjunto de las 17 casas que se han excavado hasta ahora, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado. 

Esta técnica consiste en levantar una estructura que supone la reconstrucción de la casa original. Los trabajos se llevan a cabo con materiales reversibles y no agresivos ya que la .estructura metálica no descansa sobre los restos arqueológicos. El titular de Cultura y Turismo señaló que estos trabajos, que se realizan de una "manera encomiable", servirán para que el yacimiento de Siyâsa "se sitúe como referencia no solo patrimonial sino también en recuperación y preservación". 
Estructura que se está levantando en las viviendas
excavadas en las últimas campañas.
Foto: Gobierno Región de Murcia.

EL YACIMIENTO DE MEDINA SIYÂSA 
El despoblado de Siyâsa, situado en el Cerro del Castillo de Cieza, es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Península Ibérica y fuente imprescindible de investigación y conocimiento del mundo islámico occidental durante los siglos XI, XII y XIII. 

Se trata de un modelo habitual de asentamiento rural andalusí en altura, protegido por un sistema defensivo que comprende lienzos de murallas y dos recintos fortificados situados en la zona más elevada del altozano. La zona destinada a viviendas y vida diaria se extiende por las laderas norte, sur y este del Cerro del Castillo, mientras que en la cumbre del promontorio se sitúa la fortaleza, a aproximadamente 400 metros de altura, que domina la vega del río Segura. 

Está compuesta por un primer recinto amurallado, amplio, que acogería a la totalidad de la población en caso de peligro y un reducto fortificado, más pequeño y elevado, que serviría como último bastión defensivo. Desde aquí partiría la línea de murallas que englobaba al poblado estable.

8 de noviembre de 2013

Murcia destinará 217.000 euros para la puesta en valor y recuperación de Medina Siyâsa, en Cieza

El asentamiento andalusí encabeza el catálogo de vestigios musulmanes de su época dentro de la Península Ibérica. Sin embargo, los trabajos que la Comunidad Autónoma murciana ha realizado en más de 20 años se limitan a pequeños parcheos realizados, en su mayoría, por estudiantes subvencionados por la Unión Europea.
En su época de máximo esplendor, en los siglos XII y XIII Medina Siyasa llegó a contar con 4.000 habitantes.
La inversión de 217.000 euros se recoge en el proyecto presupuestario que la Consejería de Cultura ha presentado ante la Comisión de Economía, Hacienda y Presupuestos de la Asamblea Regional de Murcia.

Uno de los principales objetivos de Cultura para 2014 será la “apuesta por las políticas estratégicas para impulsar el sector turístico y consolidar los indicadores positivos de esta área clave en la Región”. Así, ha resaltado el consejero de Cultura, Pedro Antonio Cruz, que “se reforzará la innovación tecnológica para la formación ‘on line’ y la apertura de la promoción turística a nuevos mercados”.

Para observar el franco deterioro por el que atraviesan estas ruinas, basta con ascender hasta la ladera del cerro del castillo de La Atalaya de Cieza para hacerse eco de un aparente estado de abandono en su conservación. Derrumbes y matorrales crecidos ofrecen una imagen deplorable, que debiera ser subsanada con inmediatez por respeto a la joya del vasto legado histórico ciezano. 
Fotografía de 2010, con uno de los últimos equipos de trabajo
integrado por estudiantes de diferentes países. Foto: SIYASA EMAIL

IMPRESCINDIBLE PARA LA INVESTIGACIÓN DEL MUNDO ISLÁMICO
El despoblado de Siyâsa, situado en el Monte del Castillo de Cieza, es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Península Ibérica, así como fuente imprescindible de investigación y conocimiento del mundo islámico occidental durante los siglos XI, XII y XIII.

El asentamiento está defendido por una muralla que lo rodea y una alcazaba que domina estratégicamente la zona, controlando las alquerías diseminadas en torno a los regadíos del río Segura.

En su época de máximo esplendor, a mediados del siglo XII y principios del XIII, el poblado llegó a tener cerca de 787 viviendas de diversa superficie y más de 4.000 habitantes. En el interior de los hogares se realizaron obras de verdadera belleza en la decoración de los arcos de puertas, ventanas, miradores y celosías.

La alcazaba disponía de dos recintos amurallados, uno inferior llamado Albacar destinado a refugiar a la población en caso de ataque enemigo, y otro superior denominado Celoquía, que ocupaba la zona más escarpada del cerro, constituyendo un ámbito inexpugnable que actuaba como último bastión defensivo.

El asentamiento se completaba con un cementerio intramuros en el que las fosas siguen la tradición musulmana de situarse orientadas hacia La Meca

OTRAS INVERSIONES
Asímismo los centros museísticos dependientes de la Red Regional potenciarán sus actividades y para el próximo ejercicio contarán con un aumento del 5,11 por ciento respecto año anterior. Asimismo, se destinarán ayudas para el sostenimiento del Museo de la Catedral, el Museo Salzillo, el Museo del Teatro Romano de Cartagena y el Museo de Artes y Costumbres Populares de Barranda con una inversión de 100.000 euros para cada uno.

5 de junio de 2011

La ciudad árabe de Medina Siyäsa: olvido y abandono en Murcia

Los restos de la esplendorosa ciudad medieval de Medina Siyâsa, en Cieza (Murcia) que según los expertos es el despoblado islámico más importante de Europa occidental, pasan por su peor momento desde que fueran descubiertos accidentalmente en 1982 en el transcurso de unas excavaciones que una empresa realizó en la zona en busca de petróleo.  
Aspecto actual de las ruinas de Medina Siyäsa.

Merecidamente, el asentamiento andalusí encabeza el catálogo de vestigios musulmanes de su época dentro de la Península Ibérica. Sin embargo, los trabajos que la Comunidad Autónoma murciana ha realizado en más de 20 años se limitan a pequeños parcheos realizados, en su mayoría, por estudiantes subvencionados por la Unión Europea. 

Para observar el franco deterioro por el que atraviesan estas ruinas, basta con ascender hasta la ladera del cerro del castillo de La Atalaya de Cieza para hacerse eco de un aparente estado de abandono en su conservación. Derrumbes y matorrales crecidos ofrecen una imagen deplorable, que debiera ser subsanada con inmediatez por respeto a la joya del vasto legado histórico ciezano y cuyo pecado capital radica, al parecer, en que no se sitúe en otras latitudes regionales mejor miradas por la Administración.  
  • Medina Siyäsa llegó a tener casi 800 viviendas y 4.000 habitantes
Desde hace varios años, debido al lamentable estado de conservación de Siyâsa, las visitas se circunscriben sólo al tránsito por las calles e interior de la casa número 6 de las excavadas, y que es la mejor consolidada. Las visitas sólo se pueden realizar previa solicitud en la Oficina de Turismo o en el Museo de Siyâsa (del 1 de octubre al 30 de junio). Las solicitudes se hacen por grupos. Las personas individuales deben apuntarse en una lista en la Oficina de Turismo y cuando la misma forma un grupo de número suficiente se les avisa para realizar la visita, generalmente en sábado por la mañana.

La lluvia y el viento, implacables
El yacimiento sólo se ha excavado, en los últimos siete años, en espacios de calle cuyo suelo es de tierra y las paredes son de mampostería y no están finamente enlucidas. De esta manera se evita el deterioro de la exposición a los agentes meteorológicos de pavimentos o paredes de viviendas.

Las viviendas, excavadas entre 1982 y 1988, bajo la dirección de Julio Navarro, sufren continuos deterioros por las lluvias y el viento, así como puntualmente por las personas que se internan en la zona excavada del yacimiento a través de una valla deteriorada que permite el acceso fácil de visitas incontroladas. 

El pisoteado de los muros (muchos de ellos de tierra) hace gran daño al yacimiento. Afortunadamente, la labor de concienciación ciudadana realizada durante las visitas guiadas ha puesto fin a los ataques vandálicos que no se han repetido en el yacimiento y que tumbó muros y registró grafitis en las paredes de las ruinas.

Se tiene previsto, en el proyecto presentado por el arquitecto Francisco Javier López al Consorcio de los Almadenes, cubrir dos de las viviendas para evitar el avance de su deterioro pero no tenemos noticias de cuándo darán comienzo las obras ni si se consolidará el resto de espacio.