Mostrando entradas con la etiqueta terracota. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta terracota. Mostrar todas las entradas

1 de julio de 2018

‘Reaparece’ en Jaén el busto de la Minerva de Encina Hermosa

Después de más de treinta años “deslocalizada”, la pieza ha sido encontrada en el interior de una caja de los almacenes del Museo Provincial de Jaén, junto a otras piezas descubiertas en el yacimiento durante la excavación de urgencia realizada en 1986.
La terracota ha pasado más de treinta años en una caja junto a otros objetos procedentes de la excavación.
El alcalde de la localidad jienense de Castillo de Locubín, Cristóbal Rodríguez, informóde la reciente “reaparición” del busto de Minerva, encontrado en 1986 durante las primeras excavaciones realizadas en el yacimiento arqueológico de la Cabeza Baja de Encina Hermosa (Castillo de Locubín) y que ha permanecido deslocalizada durante más de treinta años en los almacenes del Museo de Jaén.

Poco después de su descubrimiento durante una excavación de urgencia en 1986, se organizó una exposición temporal en el Museo Provincial de Jaén con los diferentes elementos hallados en el yacimiento de Cabeza Baja de Encina Hermosa. Con el desmontaje de la exposición temporal ya nunca más se volvió a saber del paradero del busto, ni de las otras piezas, contenidas en 37 bolsas que no pudieron ser catalogadas en los propios inventarios museísticos. Según informó Rodríguez, la imagen de Minerva ha reaparecido junto a los otros objetos de aquella exposición de 1986 en el interior de una caja desclasificada en los almacenes del propio Museo Provincial.

En las excavaciones de urgencia realizadas en 1986 aparecieron diversas terracotas de época romana, entre ellas el busto de la diosa Minerva junto a otra que representa el Rapto de Europa, ambas representaciones figurativas de la religiosidad romana durante el Alto Imperio y que formaron parte de la exposición cuyas piezas fueron “deslocalizadas”. La pieza está datada en el siglo II y mide 20,4 cm de alto y 15 cm de ancho.

16 de julio de 2014

Localizan tres sepulturas de la cultura argárica en Callosa de Segura (Alicante)

Las sepulturas halladas en el interior de una vivienda, son de un menor de dos años -enterrado dentro de un vaso de cerámica-, de un hombre adulto y de un niño de unos 6 o 7 años de edad, junto al que han aparecido dos botones de marfil. Entre los hallazgos materiales más sorprendentes se encuentran dos figuritas de terracota con forma de toro, piezas excepcionales de las que apenas existen paralelos en otros poblados argáricos de la península.
Los enterramientos en el interior de las viviendas eran una práctica habitual. Foto: MARQ
Tres sepulturas de la época argárica, cultura que pobló el sur de la provincia alicantina hace más de 4.000 años, han sido localizadas en la última campaña de excavaciones del Museo Arqueológico de Alicante (Marq) realizada en el yacimiento de la Ladera del Castillo en Callosa del Segura.

Esas sepulturas, halladas en el interior de una vivienda, son de un menor de dos años -enterrado dentro de un vaso de cerámica-, de un hombre adulto y de un niño de unos 6 o 7 años de edad, junto al que han aparecido dos botones de marfil, según han informado hoy fuentes de la Diputación Provincial.

Los descubrimientos se produjeron el pasado junio durante los trabajos de la tercera campaña de excavaciones que impulsa la Diputación de Alicante, a través del Marq, en el yacimiento de las Laderas del Castillo, en el municipio de Callosa del Segura.

UNA PRÁCTICA HABITUAL
Los enterramientos dentro de las viviendas era una práctica habitual de la antigua cultura argárica, han señalado las mismas fuentes.

La denominada cultura del Algar corresponde a la Edad del Bronce y ocupó el área sudoriental de la península ibérica. 

Participantes de la campaña de excavación de 2013
en el yacimiento de la Ladera del Castillo.
Foto: LA VERDAD / Alberto Aragón.

El yacimiento de Las Laderas del Castillo fue explorado por primera vez a principios del siglo XX por el jesuita Julio Furgús y, más tarde, por el arqueólogo catalán Josep Colominas. Sin embargo, años después, el yacimiento quedaría abandonado.

Tras comprobar el proceso de deterioro de los restos, la Diputación de Alicante decidió impulsar un proyecto de documentación y excavaciones que se vienen desarrollando desde 2012.

Los diversos trabajos de recuperación, promovidos a través del Marq, han puesto de manifiesto que la aldea era uno de los principales centros poblacionales de la fachada mediterránea, ya que acogía a un millar de habitantes en una extensión superior a las dos hectáreas.

OTROS HALLAZGOS MATERIALES
Entre los hallazgos materiales más sorprendentes se encuentran dos figuritas de terracota con forma de toro, piezas excepcionales de las que apenas existen paralelos en otros poblados argáricos de la península.


En las tres campañas de excavación desarrolladas en el citado yacimiento alicantino ha participado, hasta el momento, personal de la Diputación de Alicante, del Ayuntamiento de Callosa del Segura y licenciados y estudiantes de las universidades de Alicante, Murcia, Valencia y Autónoma de Madrid.

La continuidad de las excavaciones permitirá seguir profundizando en el conocimiento de las sociedades arcaicas de la provincia de Alicante y el origen y costumbres de sus primeros habitantes.

(Fuente: La Vanguardia / EFE)