Mostrando entradas con la etiqueta destrozos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta destrozos. Mostrar todas las entradas

13 de junio de 2017

Causan daños irreparables en las pinturas rupestres de la Cueva de la Victoria mientras hacían botellón

Los autores de los destrozos han realizado graffitis y rayado con objetos punzantes la pared en la que se localizan los dibujos, que datan del Paleolítico y del Neolítico
Además de los graffitis, los indeseables han rayado las paredes con objetos punzantes. FOTO: SUR
El Ayuntamiento malagueño de Rincón de la Victoria ha denunciado los destrozos producidos en el interior de la Cueva de la Victoria. Se trata de una gruta no visitable y por tanto cerrada al público debido a sus difícil acceso, pero que los historiadores consideran como una de las diez más importantes del mundo debido a la riqueza de las pinturas rupestres que existen en su interior. 

De hecho, está declarada Bien de Interés Cultural (BIC), lo que ocasiona que tenga la máxima protección de la Ley de Patrimonio de Andalucía. Así lo ha asegurado Pedro Cantalejo, autor de unos de los estudios más reciente realizado en el conjunto, para quién la Cueva de la Victoria es una de las pocas a nivel mundial en la coexisten pinturas del Paleolítico y del Neolítico, con una diferencia de más de 25.000 años entre las más antiguas y las más modernas o recientes. La cueva además fue utilizada como un gran panteón funerario durante el Neolítico.

Según el alcalde, Francisco Salado, la cueva forma parte del parque arqueológico, aunque la misma ha carecido de vigilancia y mantenimiento desde la llegada del anterior gobierno, lo que ha favorecido que la gruta haya sido utilizada para hacer el botellón por un grupo de desconocidos. Así, el regidor ha criticado "la dejadez" respecto al valioso enclave ya que, según ha denunciado, estas circunstancias han venido repitiéndose durante estos dos últimos años, sin preocuparse por garantizar la seguridad y vigilancia de la zona de Parque Arqueológico que presenta actualmente "un lamentable estado de conservación". 

"Tenemos conocimiento de que el pasado 30 de mayo se le informó al anterior gobierno que la entrada a dicho recinto carecía de candado de seguridad, sin hacer nada al respecto, quedando el acceso libre a toda persona hasta el pasado miércoles 7 de junio, una vez procedimos a la colocación de un nuevo candado". Además, según el relato del alcalde, al parecer no es la primera vez que los Servicios Operativos del Ayuntamiento retiran mobiliario del interior de la cueva en los últimos dos años.

ENTRARON REPTANDO
Salado ha explicado que los mayores destrozos se localizan en una sala a la que para acceder hay incluso que reptar. “Han realizado graffitis, pero lo peor es que han rayado la pared en la que está las pinturas con algún objeto punzantes para escribir sus nombres y fechas”, ha lamentado el regidor. “Es muy difícil que se puedan recuperar las pinturas porque lo que han hecho es rayarla”, ha insistido Salado, que ha destacado el enorme interés científico que tiene la gruta.

4 de mayo de 2017

Sobreseimiento provisional del caso por la destrucción del yacimiento de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)

El juzgado aclara que "no se ha cerrado el caso", y que se reabrirá "automáticamente" cuando hayan indicios de la autoría del destrozo que afectó al yacimiento de la ciudad ibero romana de Iliturgi.
La instalación de un sistema de riego destrozó el 32.000m2 de la superficie del yacimiento.
El juzgado instructor ha decretado el sobreseimiento provisional de las diligencias abiertas por los daños en el yacimiento arqueológico de Cerro Maquiz, en término de Mengíbar (Jaén), donde se investiga si las obras para meter riego en un olivar destrozaron parte de los restos de la antigua ciudad romana de Iliturgi. No es que se haya cerrado el caso, indican fuentes judiciales.

PLAZO LEGAL
La Guardia Civil, a través del Servicio de Protección a la Naturaleza, Seprona, está elaborando atestados e informes. Sólo que el juez prefiere que no le corran los seis meses de plazo que le concede la ley para instruir el caso, y hasta que la Benemérita no le presente a un posible sospechoso de los destrozos lo deja en situación de 'stand by'. Cuando haya indicios de autor conocido se reabrirá inmediatamente y continuarán con las diligencias.

A finales de marzo se descubrió que catorce kilómetros de zanjas para instalar un riego en un olivar habían arrasado los restos de la antigua ciudad romana de Iliturgi, en Cerro Maquiz. Fue en su tiempo una de las más importantes de la Alta Andalucía. Un yacimiento conocido desde hace más de un siglo, y en el que se han hecho varias excavaciones. La denuncia la interpuso ante la Justicia la Universidad de Jaén, ya que sus arqueólogos iban a excavar en la zona.

(Fuente: Ideal / Juan Esteban Poveda)

27 de marzo de 2017

Destruyen los restos de la ciudad romana de Iliturgi, en Mengíbar (Jaén)

El Seprona investiga la denuncia de la UJA en Cerro Maquiz en lo que puede ser uno de los mayores atentados contra el Patrimonio jienense
Mapa que acompaña a la denuncia con la situación
de las zanjas en el recinto amurallado.
Catorce kilómetros de zanjas para instalar un riego en un olivar han arrasado los restos arqueológicos de la antigua ciudad romana de Iliturgi, en Cerro Maquiz (Mengíbar). Fue en su tiempo una de las más importantes de la Alta Andalucía. Un yacimiento conocido desde hace más de un siglo, y en el que se han hecho varias excavaciones. Según la denuncia que ha puesto ante la Justicia la Universidad de Jaén, UJA, y que ya investiga el Seprona de la Guardia Civil, podría haber sufrido una de las mayores agresiones al Patrimonio Histórico de Jaén, si se confirma la magnitud de los daños.

LAS CIFRAS
  • 15% de la superficie total del yacimiento, de la vieja ciudad romana, ha quedado afectada.
  • 32.000 metros cuadrados de terreno ocupan las zanjas excavadas recientemente.

«La estimación de la superficie afectada se ha realizado con un Sistema de Información Geográfica, el cual muestra 14 kilómetros lineales de tubería. Considerando una mínima afección de más de 32.000 metros cuadrados, es decir, que la obra ejecutada sin ningún tipo de control o vigilancia arqueológica y destruyendo el interior de una ciudad romana supera el 15% del total de su superficie fortificada. Valorar los daños causados al conocimiento y al patrimonio es incalculable. Valorar el coste de una intervención que documente lo afectado y restituya y consolide los restos es la mínima responsabilidad exigible», asegura el arqueólogo de la UJA Juan Pedro Bellón, que iba a iniciar una excavación con todos los permisos en Cerro Maquiz cuando se descubrieron los destrozos.

El Cerro Maquiz y su yacimiento arqueológico están inscritos en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, por lo que goza de «de una singular protección y tutela».

PÉRDIDAS MONUMENTALES

  • El único templo romano que se había excavado en la provincia se ha visto afectado
  • El tamaño de los sillares levantados al remover la tierra da idea de los edificios enterrados
PROPIETARIOS
La ley andaluza establece que «las personas propietarias, titulares de derechos o simples poseedoras de bienes integrantes del Patrimonio Histórico Andaluz, se hallen o no catalogados, tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores. A estos efectos, la Consejería competente en materia de patrimonio histórico podrá asesorar sobre aquellas obras y actuaciones precisas para el cumplimiento del deber de conservación».

«Nos sorprende que la propiedad del terreno, conocedora del potencial arqueológico del sitio, haya afectado y destruido de esta manera uno de los sitios arqueológicos más emblemáticos de la Alta Andalucía, conocido desde finales del siglo XIX y cuyos materiales se exponen en la Real Academia de la Historia o el propio Museo Arqueológico Nacional de Madrid», añade el científico.

En un primer examen tras comprobar que se habían hecho obras para instalar un sistema de regadío, los científicos de la UJA estiman que se han abierto zanjas sin autorización alguna en más de 20 hectáreas, «destrozando a lo largo de su trazado numerosos sillares, materiales cerámicos y evidentemente estratigrafía arqueológica de la ciudad romana. En determinados puntos los sillares extraídos del subsuelo son de tal envergadura que no han podido ser cubiertos quedando en la superficie actual de la parcela».

Bellón considera «especialmente hiriente la afección de estas zanjas en el entorno de las grandes termas romanas, cuyos restos aún emergen en la zona central de Cerro Maquiz, en la que se ha destrozado parte de su estructura, arrancando grandes sillares de piedra arenisca que formaban parte de esta estructura monumental. Del mismo modo, el trazado de estas zanjas ha afectado a los restos de un templo romano y una plaza pública o foro, excavados por el Instituto Arqueológico Alemán a finales de los años 80 del siglo XX. En esta zona, la destrucción de la estratigrafía arqueológica de época romana ha favorecido la aparición de expoliadores con detector de metales que han sustraído los materiales metálicos procedentes de los depósitos arqueológicos destruidos».

El arqueológico reclama «una actividad de urgencia que valore los daños causados al único ejemplar de templo (sacellum) romano visible en nuestra provincia».

El informe preeliminar sobre los daños que obra en poder de la Justicia estima que «en la zona de la puerta norte de la ciudad, cerca de la ermita actual, se constatan remociones de tierra, sillares desplazados, y con seguridad pueden haber alterado la fortificación de la misma. En la zona de la puerta norte de la ciudad, o puerta de Aurgi, sobre la ladera de Cerro Maquiz que da a la vega del río Guadalbullón, se observa la destrucción de parte de la estructura de la posible puerta de la ciudad. En la zona oeste de la fortificación, en su entorno central y próximo a la propia fortificación, aparecen desplazados sillares de enorme tamaño (de 1.20 metros de lado), así como losas de dimensiones considerables, las cuales podrían constituir la cubierta de alguna cisterna o conducción hidráulica monumental. Por toda la finca han quedado esparcidos restos de estructuras monumentales, los cuales pertenecen a edificios de notable envergadura, posiblemente edificios públicos tales como templos, termas, estructuras de hábitat etc».

INVESTIGACIÓN
Los científicos consideran que «la acción ha sido ejecutada en pocos días, de forma apresurada, que las zanjas más amplias y los pozos o arquetas han sido removidos y tapados sistemáticamente pero manifestando superficialmente la evidencia del daño patrimonial».

Juan Pedro Bellón explica que el proyecto de investigación que el equipo del que forma parte iba a emprender «se ve afectado también por esta destrucción sin precedentes, obligándonos a replantear nuestros objetivos».

«Manifestamos la necesidad de garantizar la protección patrimonial del sitio a través de su declaración como Bien de Interés Cultural para evitar, en lo posible, afecciones como la aquí presentada y nos ponemos a disposición de las autoridades competentes», asegura Bellón.

7 de marzo de 2017

Denuncian destrozos con maquinaria pesada sobre un yacimiento en San Pedro de Alcántara (Málaga)

Las actuaciones para construir un merendero sobre terrenos protegidos de la antigua ciudad de Cilniana han sacado a la superficie restos de tegulas, cerámicas, clavos y huesos
Sobre el yacimiento actuaron  varias excavadoras para efectuar tareas de desbroce.
El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investiga posibles destrozos provocados en el entorno de la basílica paleocristiana de Vega del Mar. Los agentes se presentaron ayer en el bosque de eucaliptos que rodea a la basílica tras recibir el llamado de dos vecinos que el pasado fin de semana tomaron conocimiento de los daños.

El yacimiento, situado junto a la basílica, presentaba ayer la huella del surco dejado por una excavadora que estuvo realizando tareas de desbroce en el emplazamiento, donde la Tenencia de Alcaldía de San Pedro tiene la intención de construir un merendero. Pese a que sólo la basílica esta considerada Bien de Interés Cultural (BIC), todo su entorno cuenta con protección arqueológica y se encuentra vallado.

Según el testimonio de los denunciantes, la excavadora estuvo trabajando en el lugar durante la semana pasada y quedó atascada en el barro, por lo que fue necesario enviar otra maquinaria para sacarla. Eso provocó que se removiera la tierra y salieran a la superficie restos de posible valor arqueológico, entre los que destacan dos clavos de gran tamaño, posiblemente de origen romano, que el Ayuntamiento va a enviar hoy al Museo de Málaga.


El episodio tuvo lugar el pasado viernes, y tomó estado público ayer después de que las fotografías con los objetos que salieron a la superficie se viralizaran en las redes.

ESCRITO A LA JUNTA
La asociación Cilniana, de defensa del patrimonio histórico, remitió ayer un escrito a la Delegación de Culura de la Junta de Andalucía en la que da cuenta de que se ha podido comprobar la actuación de la máquina excavadora. «Se ha podido constatar que dicho movimiento de tierras se ha realizado sin la presencia de un arqueólogo, tal y como establece la Ley de Patrimonio Andaluz. Y además, se ha comprobado la existencia de materiales en superficie: restos de un crismón que podría datarse en fechas aproximadas a la construcción de la basílica, así como huesos, clavos y tégulas», sostiene el escrito, en el que se solicita la inmediata actuación de los técnicos de la Junta a fin de que se anule el permiso de obras, si ha sido concedido, y en cualquier caso la paralización de todas las actuaciones previstas.

La responsable municipal de Cultura, Gema Midón, reconoció ayer que efectivamente la maquinaria fue enviada por el Ayuntamiento para realizar tareas de desbroce y aseguró que no se han apreciado daños importantes en el yacimiento y que los objetos que han salido a la superficie por el arrastre de la máquina carecen de valor. «No se ha producido ninguna pérdida irreparable», aseguró Midón, que no obstante adelantó que aunque las máquinas siempre han entrado en la zona, a partir de ahora todos los trabajos que se ejecuten en el lugar se realizarán a mano.