Mostrando entradas con la etiqueta Piedra del Letrero. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Piedra del Letrero. Mostrar todas las entradas

19 de marzo de 2015

Los arqueólogos retoman la búsqueda de la piedra templaria de Montizón (Jaén)

En 2012 los arqueólogos descubrieron en un cortijo de este municipio gienense un bloque pétreo plano de 10 por 12 metros, con surcos de 12 centímetros de profundidad e indicios de grabaciones. Ahora comienza de nuevo la búsqueda de esta enigmática estructura con simbología templaria conocida como la "Piedra del Letrero", uno de los elementos novelísticos de Juan Eslava Galán propios del mejor guión cinematográfico.
Desde Asodeco han hecho un llamamiento en busca de voluntarios para excavar, igual que hiceron en 2012.
El pasado lunes comenzó en el paraje Cortijo Canuto de Venta de los Santos, término municipal de Montizón, la excavación arqueológica para buscar la 'Piedra del Letrero', enigmática estructura con simbología templaria que algunos historiadores sitúan bajo las ruinas del viejo cortijo en el que en verano de 2012 fue detectado un bloque pétreo plano de 10 por 12 metros, surcos de 12 centímetros de profundidad e indicios de grabaciones en la piedra. 

Aquel hallazgo motivó al Ayuntamiento de Montizón a redactar un proyecto de excavación para el que solicitó una subvención a la Asociación para el Desarrollo Rural del Condado, (Asodeco), que fue aprobada el 14 de junio de 2013 con una asignación de 7.335 euros, el 100 % de la inversión. Posteriormente el Ayuntamiento contrató a la empresa de arqueología 'Arq13' para la redacción de la propuesta de intervención arqueológica, que, una vez aprobado por la Secretaría General de Cultura, a través del departamento de Autorizaciones de Actividades Arqueológicas de la Junta de Andalucía, va a posibilitar los trabajos que se van a desarrollar.



LIMPIEZA DE LA ZONA Y SONDEOS
Con Alberto Fernández Ordóñez como arqueólogo director, la intervención consta de una primera fase de trabajo de campo de limpieza de la zona y la realización de varios sondeos secuenciales en áreas aledañas con el objetivo de secuenciar todas las fases históricas del enclave, documentando, catalogando e informatizando los restos y registros arqueológicos que aparezcan.

El tiempo estimado de esta fase es de un mes aunque dependerá de factores como la entidad de los restos arqueológicos que se registren, la potencia arqueológica existente en los sondeos y el número de operarios y voluntarios que se sumen al proyecto.

SEGUNDA FASE

La siguiente fase será la realización de la memoria que incluirá el trabajo de laboratorio, análisis de muestras, semillas, polen y aplicación del carbono 14. Finalmente se intentará que el espacio pueda ser visitado con elementos explicativos sobre sus valores literarios e históricos.

Desde Asodeco se realiza estos días una llamada en la comarca para que surjan nuevos voluntarios que se sumen a la iniciativa, tal como aconteció en el verano de 2012. En aquella ocasión, al coincidir con la época estival y el período vacacional de estudiantes de Historia y Arqueología, fue muy nutrido el grupo de voluntarios que secundaron la iniciativa.

(Fuente: Arqueología Medieval)