Mostrando entradas con la etiqueta Orgaz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Orgaz. Mostrar todas las entradas

4 de noviembre de 2019

Sale a la luz una villa visigoda fortificada en Orgaz (Toledo)

Tras cuatro años de investigaciones sale a la luz, en una pedanía de Orgaz (Toledo), una pequeña ciudad construida a finales del siglo VI con uno de los conjuntos escultóricos más importantes de la Hispania visigoda.
La última campaña de excavaciones permitió documentar el recinto amurallado.
Una pequeña ciudad construida a finales del siglo VI, ligada a la Corte de Toledo, y uno de los conjuntos escultóricos más importantes de la Hispania visigoda han salido a la luz después de cuatro años de investigaciones en el yacimiento de Los Hitos, en Arisgotas, una pedanía del municipio toledano de Orgaz.

Las excavaciones comenzaron en el año 2016. En esa primera campaña se descubrió un pabellón aristocrático de dos alturas, con paralelos en la arquitectura oriental bizantina que sigue las tendencias asturianas de Santa María del Naranco y Santa Cristina de Lena. Hasta ese año el espacio excavado por Luis J. Balmaseda en el siglo XX había sido interpretado erróneamente como una iglesia y negaban la existencia de una arquitectura visigoda.

COMPLEJO PALATINO
En 2017 se localizó en el complejo palatino una iglesia «propia», la primera evidencia arqueológica de un espacio de este tipo citado profusamente en la literatura de la época. Cuenta con un enterramiento privilegiado en la nave, delante del coro. En generaciones posteriores se enterraron en el pórtico sur y en un panteón adosado también al sur. Ligado a este edificio está el Carmina Epigráfico que se conserva en el Museo de los Concilios, en Toledo, y se localizó un fragmento de otro. La iglesia cuenta con dos inscripciones, una en cada pórtico, «algo excepcional en la arqueología tardoantigua hispana», explica el director de las excavaciones, el arqueólogo Jorge Morín.

Estas dos campañas de excavación permitieron recuperar un centenar de piezas escultóricas, que han servido para adscribir las colecciones de Arisgotas y el Museo de Santa Cruz a cada uno de los edificios. Los Hitos cuenta con dos centenares de piezas y es uno de los conjuntos escultóricos más importantes de la Hispania visigoda.

La campaña del año 2017, la tercera, permitió localizar otro gran edificio al norte, con contrafuertes y dos pequeños pórticos, y documentar bien la reocupación andalusí en época tardía -siglos X y XI-. Destaca la transformación de la iglesia en mezquita construyendo un mihrab en el testero de la misma.

VILLA FORTIFICADA
La cuarta campaña comenzó en junio de este año y se ha podido documentar la existencia de una muralla con torres rectangulares, en la zona este, que se repite en el lado oeste, así como un espacio con estancias ortogonales que se lleva a cabo en pleno siglo VII. «La constatación de una villa fortificada es algo único hasta la fecha y liga el yacimiento con la alta aristocracia de Toledo y la propia corte en los años que van de Teudis a Recaredo», añade Morín. La excavación de estos espacios ha sido posible gracias a los trabajos con un dron de la Universidad de Córdoba y de la Escuela de Minas.

Por otro lado, continúa Jorge Morín, el conjunto cuenta con un dique para evitar las inundaciones del Arroyo de la Sierra. «Se han realizado sondeos geoarqueologicos para ver la recurrencia de estos episodios y estudiar el espacio hidrológico donde se asienta el yacimiento, un espacio privilegiado en los Montes de Toledo», dice.

También desde el Instituto Geológico y Minero de España se han estudiado más de 100 muestras de morteros, cuyos resultados se han presentado al Mortars Internacional Congress celebrado en Pamplona este año.

A pesar de que la cultura material permite fechar las fases del conjunto entre los siglos VI y VII, se han realizado series de dataciones y destacan las obtenidas por polaridad bajo la dirección de la doctora Alicia Perea, de la Facultad de Físicas de la Universidad Complutense de Madrid, que fechan los espacios en plena época visigoda. De forma paralela, cada año se trabaja con la cultura material (cerámicas, vidrios y metales) y se ha elaborado un catálogo de escultura con la colaboración de investigadores de la Universidad de Newcastle.

ESTUDIOS ANTROPOLÓGICOS
No menos importantes son los estudios antropológicos. Están analizados por completo los restos de la fauna e insectos en un proyecto más amplio sobre la alimentación en la alta Edad Media, en el que han colaborado doctores de la UCM y el CEU.
Itinerarios

Desde el año 2016 el yacimiento permanece abierto al público libremente con itinerarios desarrollados por la Escuela de Arquitectura de Toledo. Además, desde 2018 Arisgotas cuenta con un Museo Visigodo donde se pueden ver los últimos descubrimientos y piezas más significativas y una ruta por la localidad para visitar en las casas e iglesia parroquial las piezas expoliadas.

En estos cuatro años, el equipo codirigido por los doctores Isabel Sánchez Ramos, del Instituto de Arqueología de la University College of London, y Jorge Morín de Pablos, de Audema, con la dirección en campo de Miguel Ángel Díaz Moreno y el núcleo duro del yacimiento formado por Antonio Malalana, José Ramón González de la Cal, Rafael Barroso Cabrera y Jesús Carrobles Santos, han participado en todos los encuentros anuales de Europa y América, publicado artículos y desarrollado series propias.

(Fuente: ABC / Mercedes Vega)

11 de agosto de 2016

El hallazgo de 40 tumbas visigodas arroja luz sobre el yacimiento de "Los Hitos", en Arisgotas (Toledo)

En apenas un mes de excavaciones han documentado más de 40 enterramientos visigodos del siglo VII en una construcción que albergaba un panteón funerario en su primer nivel. Allí se ha podido encontrar un sarcófago que, aunque parece de mármol, está en realidad formado por un alabastro duro de la Cuenca del Tajo.
Los restos humanos serán sometidos a un estudio antropológico. 
Después de 40 años se han reanudado los trabajos en el yacimiento arqueológico de «Los Hitos», en la localidad toledana de Arisgotas. En apenas un mes de excavaciones, los avances han sido enormes, habiendo encontrado ya más de 40 enterramientos visigodos del siglo VII.

Álvaro Gutiérrez, presidente de la Diputación, ha conocido «in situ» los trabajos, y lo ha hecho acompañado de la alcaldesa de Arisgotas, Juana Martín Maestro; el alcalde de Orgaz, municipio del que es dependiente Arisgotas, Tomás Villarubia, y el arqueólogo que dirige las excavaciones,Jorge Morín. Durante la visita, Gutiérrez ha asegurado sentirse orgulloso de poder colaborar en que las excavaciones salgan adelante, gracias a la aportación económica de 20.000 euros realizada por la Diputación. También ha agradecido a ambos alcaldes y al equipo de arqueólogos su esfuerzo y dedicación para poner en marcha el proyecto del que ha dicho que cuenta con su apoyo para formar parte de Los Parques Arqueológicos de la Junta de Comunidades.

Por su parte, el arqueólogo que dirige los trabajos en el yacimiento, Jorge Morín, ha explicado sobre el terreno que ya en 1976 un arqueólogo toledano,Luis Balmaseda, comenzó tímidamente unas excavaciones pensando, equivocadamente, que los restos hallados formaban parte de un monasterio. Hace ya un años que el equipo de Morín, en colaboración con los alcaldes de Orgaz y Arisgotas, mostraron interés en reiniciar el proyecto.


RESTOS REINTERPRETADOS
La antigua creencia que se tenía en el pueblo de que los restos pertenecían a un antiguo monasterio de tiempos visigodos ha sido rechazada por la reinterpretación que ha hecho el nuevo equipo de expertos, demostrando que en realidad pertenecen a un palacio. Este tipo de edificación, aunque es de las primeras que se conoce, tendría como precedente el palacio de Santa María de Naranco, en Asturias, y es de similar construcción.


«La idea es dejar una infraestructura cultural, pero que no sea generada por nosotros desde fuera, sino que el valor resida en que se ha generado desde aquí», ha señalado Morín. En este mismo sentido, ha manifestado que les interesan tres aspectos fundamentales. En primer lugar, quieren que estos hallazgos hagan honor a los orígenes del pueblo, siendo un descubrimiento «para ellos». Pretenden además que se convierta en un espacio educativo, primero para la población oriunda, y después para todos los que vengan de fuera, siendo de esta manera «algo más que un recurso económico».

Por último, el arquitecto ha manifestado su deseo de acondicionar el lugar con los recursos que se tienen, en aras de la sostenibilidad.

EDIFICIO NOVEDOSO
A nivel de investigación, Jorge Marín ha asegurado que se trata de un edificio novedoso para la época, ya que contaba con dos plantas. Es una construcción visigoda del siglo VII que albergaba un panteón funerario en su primer nivel. Allí se ha podido encontrar un sarcófago que, aunque parece de mármol, está en realidad formado por un alabastro duro de la Cuenca del Tajo. Alrededor de este sarcófago principal se sitúan diferentes tumbas, todas excavadas en dirección este-oeste, aunque también aparecen algunas en dirección norte-sur, seguramente, ha comentado Morín, por falta de espacio. Las personas allí enterradas podrían pertenecer a la misma familia -aristocrática, según creen-, aunque podría haber también restos pertenecientes a personas de confianza de la familia.

Gracias a los estudios antropológicos que se realizarán sobre los restos hallados, podrá determinarse el sexo o la edad, pero también la dieta, el parentesco e, incluso, posibles afecciones como el cáncer.

La planta superior del palacio sería donde se alojasen los dueños, que utilizarían el edificio como emplazamiento de recreo durante cacerías y retiros. Seguramente, ha comentado Morín, eligieran ese lugar por tener unemplazamiento privilegiado entre dos arroyos, encontrarse a tan solo una jornada a caballo de Toledo, y tener amplias posibilidades de caza.

Ha añadido que se trata de un cambio de mentalidad con respecto a los romanos, dado que construyendo edificios de dos plantas se intentaba reflejar la sociedad piramidal de la época.

(Fuente: ABC / Joaquín Conde)