Mostrando entradas con la etiqueta Gandía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Gandía. Mostrar todas las entradas

7 de febrero de 2019

Gandia trasladará 1.900 cajas de restos arqueológicos tras décadas en un sótano

El Área de Patrimonio saca de un local con humedades las piezas milenarias y crea un centro de estudio para investigadores
Decenas de cajas con restos arqueológicos. FOTO: Ó De la Dueña
El área de Gestión Responsable del Patrimonio de Gandia (Valencia) ha dado un paso de gigante para conservar el ingente volumen arqueológico que atesora la ciudad. Lápidas romanas, restos óseos de diferentes etapas de la Prehistoria, capiteles, columnas de villas de hace dos mil años, ánforas, urnas funerarias y, por supuesto, miles y miles de piezas de cerámica procedentes de más de 70 yacimientos de la Safor y algunas poblaciones de la Vall d'Albaida, son algunos de los ejemplos de la gran colección.

Todos estos materiales se derivarán a un Centro de Estudios Arqueológico que se está ultimando en el antiguo retén de la Policía Local, en la vieja carretera de Almoines. Este espacio acogerá decenas de salas, tanto para la conservación y el tratamiento, como para el estudio de los diferentes yacimientos de los que Gandia custodia los materiales.

A este centro podrán acudir investigadores, ver y analizar todos los elementos, como indicó el edil de Patrimonio, Xavi Ròdenas. El concejal recordó que Gandia, como ciudad de referencia, es la población encargada de almacenar estas reliquias. En estos momentos hay más de 1.900 cajas con materiales.

Todo ello suma la friolera de 25.000 kilos de elementos y se guardan en un almacén que no llega a reunir las condiciones que es esperaría. Todas estas joyas de la historia de la Safor están en un local de la avenida de Alicante. Este almacén, en la planta baja, alberga centenares de cajas inventariadas, pero no catalogadas, por lo que hay mucho trabajo por delante.

Pero también hay un sótano con humedades donde hay otros centenares de cajas. Esta planta carece de luz eléctrica y cuando hay fuertes tormentas el agua anega el espacio, ya que está por debajo del nivel del alcantarillado. Todo esto ha hecho que el área de Gestión del Patrimonio haya buscado una solución durante esta legislatura. El edil Xavi Ròdenas indicó que llevan años trabajando en este tema aunque no se ha querido «contar nada».


Edificio seguro
«Optamos por el viejo retén ya que es el mejor recinto posible para estos usos». Cuenta con muros gruesos, ventanas pequeñas y seguras, así como con puertas blindadas. Las celdas que antes ocupaban los presos serán ahora salas de trabajo. Las miles de cajas se guardarán en dependencias del retén y cuando «haya que limpiarlas o estudiarlas» tendrán una de las celdas asignadas.

«Estos habitáculos cuentan con gua y un banco para el estudio, son ideales», dijo el arqueólogo Carles Juan que está dirigiendo todos estos trabajos. Por otro lado, se instalará una gran sala con mesas amplias e iluminación profesional para los expertos que acudan allí a investigar. Ròdenas comentó que toda esta colección «requiere un espacio digno», tanto para el estudio como para su conservación.

Los materiales que hay en estos momentos en el almacén de la avenida de Alicante serían suficientes para crear una exposición permanente de arte antiguo y medieval, algo que de momento no se contempla. Gandia guarda elementos de 70 yacimientos y todo ello está en 1.900 cajas de plástico, como las que se utilizan para recolectar naranjas.

Los periodos van desde la Prehistoria hasta la Edad Media y necrópolis más recientes. Todo ello pasando por el gran volumen de piezas halladas en villas romanas. Juan comentó que Gandia conserva una decena de lápidas funerarias de enterramientos romanos, elementos de villas estructuras medievales de los «polígonos de la antigüedad», como el que existió sobre la calles Baix o Pellers, donde había fábricas de cerámica o peletería.

Por poner ejemplos, Juan habló de los yacimientos de los que se conservan piezas. Hay distintos de la Vall d'Albaida, como la excavación romana de l'Ofra, en Castelló de Rugat o los elementos hallados en el castillo de Llutxent.

Pero, sin duda, los que más abundan son de la Safor, desde Rajolars, donde se halló una villa romana; arquitecturas industriales o la excavación de Pardines en Beniarjó, donde aparecieron ánfora y cerámica de terrasigilatta, un material de lujo muy empleado en la época.

Además de la necrópolis de Almoines del sigo XVI, de la cual Juan está reconstruyendo una calavera. También hay restos de incalculable valor, desde los aparecidos en las excavaciones realizadas antes de la restauración de Escoles Pies o los hallados en la parte interior de la Colegiata, donde apareció un tramo de muro de la villa de Gandia, que se sospecha que es previo al primer tramo del que se tiene constancia.

15 de mayo de 2017

Admitida a trámite la querella de una vecina de Dénia que denunció el robo de un capitel comprado por el Ayuntamiento de Oliva (Valencia)

La denunciante acusa del robo a un vecino de la capital de la Marina Alta y un juez de Gandía cita a declarar a cinco testigos. El consistorio de Oliva pagó por la escultura casi 6.000 euros

Un juez de Gandia ha admitido a trámite una querella por un presunto delito de hurto presentada por una vecina de Dénia que asegura que el capitel del siglo XVI que el Ayuntamiento de Oliva adquirió en diciembre a un anticuario de la capital comarcal era en realidad de su propiedad. Según el escrito presentado en el juzgado de instrucción de Gandia, la denunciante asegura que sufrió el robo de la pieza, un nudo octogonal de origen renacentista, antes de que el mismo hubiera sido adquirido por el citado consistorio de la Safor.

La vecina señala en la querella que encontró la escultura en una vivienda de la carretera de Pego situada en Oliva que había heredado de un familiar fallecido. Al considerar que la pieza podría tener valor patrimonial contactó con un vecino de Dénia, que es el querellado, para que pudiera valorar el capitel y su posible interés histórico. Ya en la vivienda, la denunciante y el querellado acordaron que este último se llevaría el vestigio para poderlo estudiar con detenimiento. La mujer no volvió a saber nada más de la pieza ni volvió a hablar con esa persona pese a llamarla, asegura, en numerosas ocasiones.

Según su relato, la presunta propietaria del capitel sólo se enteró del destino que había corrido el mismo cuando fue presentado ante los medios de comunicación en Oliva después de que este Ayuntamiento lo hubiera adquirido por 5.900 euros. Entonces se estableció que el nudo formaba parte de la cruz término de esta población, motivo por el que su consistorio decidió adquirirlo.

Ahora, el juzgado de Gandia ha citado a declarar como testigos a dos personas que pueden certificar que la pieza estaba en la vivienda de la dueña, una de las cuales estuvo presente cuando el querellado fue a la vivienda de la denunciante; también ha llamado al representante de la tienda de Dénia que vendió el vestigio al consistorio de Oliva; y a los directores del Museo Arqueológico de Dénia y de la Red de Museos de Oliva, que realizaron informes para la adquisición.

Por fin, el magistrado ha pedido al Ayuntamiento de Oliva la factura de la compra y del expediente administrativo.

13 de octubre de 2016

Descubren los restos calcolíticos de una joven y un bebé en Gandía (Valencia)

Los arqueólogos han descubierto en el yacimiento de Sanxo Llop dos enterramientos prehistóricos, que datan de hace 4.600 años y que se corresponden con una joven y un bebé que estaban enterrados con un ajuar formado por tres perros, dos ovicápridosy dos cráneos de bóvido
Restos óseos en las excavaciones de Sanxo Llop. FOTO: J.PASCUAL
En la parcela, de unos 7.000 metros cuadrados, se han excavado cerca de 190 cavidades, pero el hallazgo más sorprendente ha tenido lugar esta misma semana. Los trabajos, codirigidos por los arqueólogos Josep Pascual y María Barberá, han localizado restos humanos de una joven de entre 17 y 20 años, junto a un bebé de unos tres meses. Todo ello acompañado de un ajuar funerario formado por tres perros, dos ovicápridos (cabra - oveja) y dos cráneos de bóvido.

El hecho de que estos restos humanos se encuentren junto a tal concentración de animales revela la riqueza de los habitantes de la zona. Esto demuestra que estas especies fueron sacrificadas a propósito para ser enterrados junto a la joven hallada. Sorprende también, la aparición de tres perros, por el significado especial que tenían los canes para los pobladores de aquella época.

Otro de los interrogantes que queda pendiente para los posteriores estudios que van a comenzar en breve, es la aparición del recién nacido. Los investigadores se centrarán ahora en analizar si el bebé pertenece o no a la mujer localizada. Así como, investigar la posible causa de la muerte.

Una de las hipótesis que barajan, es la posibilidad de que el recién nacido muriera después de la madre, y la ausencia de ésta y de la leche materna le ocasionara el fallecimiento. Pero todo son incógnitas que quedan abiertas para el posterior análisis que los arqueólogos pretenden plasmar en un libro.

MAGNÍFICA UBICACIÓN
El emplazamiento en la zona de Sanxo Llop es uno de los yacimientos más ricos de la ciudad de Gandia. La zona ubicada cerca del río Serpis es una parcela con una concentración excepcional de restos del periodo Calcolítico. «Es una ubicación magnífica, es una zona que está encima del río, un foco de agua», señaló el arqueólogo Josep Pascual.

El codirector de la excavación, destacó también, la cantidad de piezas arqueológicas halladas en esta parcela. «En poco más de cuatro meses hemos encontrado más restos en esta parcela que en un año en el vial de Sanxo Llop», indicó. El terreno donde se iniciaron los trabajos en febrero es propiedad de una cadena de supermercados, que ha costeado los trabajos. Desde que comenzó la construcción del recinto se han seguido de cerca las obras. El lugar donde está ubicado el solar es una zona de «protección arqueológica que está enmarcada en el Plan General de Gandia», añadió.


FRAGMENTOS DE CERÁMICA IBÉRICA TARDÍA
Al margen de los restos humanos, la excavación ha sacado innumerables materiales. Destaca el hallazgo de unos 40.000 fragmentos de cerámica de época ibérica tardía y de algunas ánforas, donde se guardaban los alimentos.

Los profesionales han encontrado una destacada colección de puntas de lanza en los trabajos. Los pobladores de este recinto utilizaban estas armas para apresar animales y poder alimentarse.

Además, se encuentran estructuras con restos romanos y otras tardoromanas. Destacan cuatro disposiciones, fosas y silos, con restos humanos, al menos 7 individuos tardorromanos y abundantes materiales como vajilla fina. El yacimiento también muestra estructuras de cronología medieval andalusí.

14 de enero de 2011

Descubren en el Palacio Ducal de Gandía (Valencia) unas pinturas murales de la Edad Media

Han sido halladas durante las obras de restauración de la Galería Dorada.
La restauración de la Galería Dorada del Palacio Ducal de Gandía (Valencia) –y más concretamente la apertura de una de las escaleras que llevan a ella– ha permitido el descubrimiento de las pinturas murales más antiguas del monumento, que datan de la Edad Media.
Galería Dorada del Palacio Ducal de Gandía.
Esta información ha sido facilitada por el Ayuntamiento a través de un comunicado, en el que se detalla que las mencionadas escaleras sustituyeron en el siglo XIX a la sala de las Cintas, donde se encuentran las pinturas. Dicha estancia, “en su momento, a finales del siglo XIII”, en plena Edad Media, “fue la más importante del Palacio, según algunos autores”, ha indicado el arquitecto coordinador de la restauración de la Galería Dorada, Carlos Campos.
En ella había “un friso corrido con frases referentes a la advocación a la Virgen” que “cerraba la decoración realizada al fresco en las paredes”, ha señalado.
Las pinturas, cuya restauración se ha llevado a cabo, son fundamentalmente “decorativas”, con esvásticas entrelazadas, realizadas “a base de cal, pigmento rojo y flores azules y verdes”. La parte inferior de la sala estaba decorada “con pintura que imitaba los azulejos de la época formando un damero”, detalla el consistorio.
Para la posteridad “han quedado algunos paños” porque “no se ha podido recuperar toda la decoración pictórica” y también han quedado al descubierto “los restos de las almenas de esta sala”, añade la nota del Ayuntamiento.
“Se ha salvado suficiente superficie como para tener una idea clara de la composición”, ha explicado el concejal de Territorio en el ayuntamiento de Gandía, Fernando Mut, quien ha asegurado que “la recuperación de las pinturas de la sala de las Cintas se ha realizado en función de lo que ha pervivido a lo largo de los siglos”.
Mut ha manifestado que con esta recuperación, “el Palacio Ducal gana un espacio importante por su antigüedad”, que además “ha sido recuperado para el acceso a la Galería Dorada”.
Las obras en la sala de las Cintas se han desarrollado paralelamente a las de la restauración de la Galería Dorada, que incluye las pinturas murales de Gaspar de la Huerta encargadas para la Canonización de San Francisco de Borja y la carpintería que recorre este espacio barroco.
El comunicado explica, así mismo, que las escaleras han sido restauradas junto con “la instalación de un ascensor de cristal para el acceso de los minusválidos al complejo”, que ha sido colocado en el centro, “de forma que puede ser recorrido por los cuatro lados” y también “permite asomarse al río por una de las ventanas del Palacio”.
(Fuente: Europa Press)