Mostrando entradas con la etiqueta Elise Marliere. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Elise Marliere. Mostrar todas las entradas

7 de enero de 2016

Las obras de una carretera descubren una villa romana en Ibiza

La villa abarca los tres períodos púnico, romano y bizantino, por el hallazgo de cerámicas de las tres épocas, asociadas a las estructuras de la casa. Se trata una villa agrícola utilizada para la producción de vino o aceite,
La aparición de los restos era totalmente inesperada, y  ha sido fruto del seguimiento arqueológico al que se ven obligadas todas las obras realizadas en las áreas calificadas como zonas arqueológicas de Ibiza.
Las obras de la travesía de Jesús (Ibiza) han dejado al descubierto una villa o casa púnico-romana-bizantina que ha sido utilizada durante 800 años, entre el siglo II a.C y el VI d.C. También se han encontrado tres enterramientos o inhumaciones de época bizantina, una de ellas de un individuo infantil, cuyos restos se encontraban en el interior de un ánfora.

El director de la excavación, Josep Torres, ha explicado que se trata una villa agrícola utilizada para la producción de vino o aceite, ya que se ha encontrado una cuba hecha de hormigón antiguo que podía servir para el almacenamiento. Sin embargo, ha indicado que aún no se sabe cuál de las dos producciones se llevaban a cabo porque todavía no se ha hallado ningún elemento o utensilio que pueda definir si la producción era de vino o aceite.

Torres, que comparte la dirección de la excavación con Elise Marliere, ha detallado que el hallazgo no es importante a “nivel monumental” porque “los muros están muy arrasados”, aunque sí a nivel de información científica.

El yacimiento ha sido bautizado como el de Sa Torre Tombada, en referencia al nombre de la finca donde se ha producido el hallazgo.

PERIODOS PÚNICO, ROMANO Y BIZANTINO
Según el director de la excavación, se ha podido conocer que la villa abarca los tres períodos púnico, romano y bizantino, por el hallazgo de cerámicas de las tres épocas, asociadas a las estructuras de la casa.

Los restos arqueológicos han aparecido en la carretera de acceso a Jesús (en el margen derecho en dirección al pueblo) entre las dos casas que existen junto a la vía. Se han encontrado durante las excavaciones de apertura de zanjas para instalar la tubería que irá junto a la carretera.

El arqueólogo ha asegurado que se desconocen las dimensiones de la villa, ya que continúa del otro lado de la vía, y ha explicado que esa zona quedará sin excavar para futuras investigaciones.

En cuanto al futuro de los hallazgos, ha asegurado que si la Comisión de Patrimonio no dice lo contrario, se conservarán in situ cubiertos con una tela geotextil. En todo caso, ha destacado que el yacimiento no se va a destruir sino que quedará soterrado.

Por último, Torres ha explicado que la aparición de los restos era totalmente inesperada, y que ha sido fruto del seguimiento arqueológico al que se ven obligadas todas las obras realizadas en las áreas calificadas como zonas arqueológicas de Ibiza.

CAMBIO DEL TRAZADO DE LA OBRA
La consellera de Mobilitat, Pepa Marí, ha explicado que la aparición del yacimiento obligará a cambiar el trazado de la tubería, que se desplazará en forma de U para rodear la villa encontrada.

El retraso será de quince días, un plazo que considera importante, ya que el objetivo es tener la obra lista para antes de la temporada turística.

Aún así, ha explicado que este retraso entra dentro de “los márgenes de lo previsible” y no afecta al conjunto de la reforma de la carretera.
(Fuente: Nou Diari)

7 de abril de 2015

Investigan el hallazgo de una torre y puerta de época medieval en Ibiza

Podrían tratarse de los elementos del triple recinto musulmán que ya se catalogaran en el S. XVI para construir las nuevas murallas de la ciudad de Ibiza. Los arqueólogos también han detectado un posible foso defensivo frente a la puerta.
Los arqueólogos también han detectado un posible foso frente a la puerta, que pudo ser rellenao en época medieval.
FOTO: J.M. / L.R.


El Ayuntamiento de Vila ordenó hace tres meses parar las obras de restauración de la casa derruida de la calle Santa Faç, 3 (frente a l´Hospitalet, en Dalt Vila) después de que los arqueólogos contratados por la empresa responsable de esos trabajos consideraran que podrían haber topado con los restos de una torre y de una puerta de la época medieval, un hallazgo que, de confirmarse, podría convertirse en uno de los mayores descubrimientos patrimoniales de los últimos años. 

José Torres, codirector de la excavación junto a Elise Marliere (responsables de la empresa Antiquarium Arqueología y Patrimonio), advierte de que, de momento, solo se trata de hipótesis, pero que en esa pequeña parcela de superficie triangular podrían hallarse tanto la torre XIX como la "puerta E" del triple recinto musulmán, tal como las catalogó Gianbattista Calvi en los planos que dibujó a mediados del siglo XVI para construir las murallas nuevas y que Antoni Costa Ramon divulgó en 1961 en el libro ´La triple murada de l´Eivissa àrab´.

Torres explica que en esos planos se aprecian muy bien ambas estructuras, las dos cercanas: «Coincide con el lugar donde estamos excavando, donde faltan por determinar las ubicaciones de una torre y de una puerta». De lo aparecido hasta ahora, una estructura «podría ser la puerta», si bien Torres advierte de que aún «falta excavar y trabajar para confirmarlo». La torre, sin embargo, «es una mera hipótesis, pues hay allí un edificio que podría serlo o podría no serlo», avisa.

UN POSIBLE FOSO
También han detectado «lo que podría ser un foso delante de la posible puerta». Insiste el arqueólogo en que es solo «una hipótesis», si bien especula con la posibilidad de que hubiera sido «rellenado en la época medieval cristiana». Se trataría de «un foso defensivo, pues hay un recorte en la roca delante de la posible puerta», añade.

Los arqueólogos hallaron esos restos en diciembre, cuando apenas llevaban un mes trabajando. La edil de Cultura de Ibiza, Lina Sansano, mostró a la prensa las obras de restauración de la vivienda abandonada de la calle Santa Faç, 3 el 22 de octubre, un proyecto que preveía construir unos aseos públicos y un mirador y que tendría que haber acabado en marzo, pero que ya carece de plazo. Los arqueólogos excavaron hasta que su presupuesto (que suele ser minúsculo pese a que cualquier obra en Dalt Vila corre el riesgo de encontrarse restos de suma importancia) se consumió. Entonces el Consistorio decidió parar la obra y licitar los nuevos trabajos arqueológicos, que según Sansano salieron a concurso por 50.000 euros.

El arqueólogo José Torres se muestra extremadamente cauteloso a la hora de dar su opinión sobre los restos: «Igual haces un rebaje de medio metro más y has de cambiar todas las hipótesis preliminares», advierte al respecto. Torres recuerda que Calvi dibujó los planos hace cuatro siglos y medio «a mano alzada», de manera que «puede haber bastante diferencia entre lo que en ellos aparece y la realidad. Que en esa zona había una puerta y una torre, seguro. Que sea lo que se ha encontrado, es otra cosa».

(Fuente: Diario de Ibiza)