7 de enero de 2016

Las obras de una carretera descubren una villa romana en Ibiza

La villa abarca los tres períodos púnico, romano y bizantino, por el hallazgo de cerámicas de las tres épocas, asociadas a las estructuras de la casa. Se trata una villa agrícola utilizada para la producción de vino o aceite,
La aparición de los restos era totalmente inesperada, y  ha sido fruto del seguimiento arqueológico al que se ven obligadas todas las obras realizadas en las áreas calificadas como zonas arqueológicas de Ibiza.
Las obras de la travesía de Jesús (Ibiza) han dejado al descubierto una villa o casa púnico-romana-bizantina que ha sido utilizada durante 800 años, entre el siglo II a.C y el VI d.C. También se han encontrado tres enterramientos o inhumaciones de época bizantina, una de ellas de un individuo infantil, cuyos restos se encontraban en el interior de un ánfora.

El director de la excavación, Josep Torres, ha explicado que se trata una villa agrícola utilizada para la producción de vino o aceite, ya que se ha encontrado una cuba hecha de hormigón antiguo que podía servir para el almacenamiento. Sin embargo, ha indicado que aún no se sabe cuál de las dos producciones se llevaban a cabo porque todavía no se ha hallado ningún elemento o utensilio que pueda definir si la producción era de vino o aceite.

Torres, que comparte la dirección de la excavación con Elise Marliere, ha detallado que el hallazgo no es importante a “nivel monumental” porque “los muros están muy arrasados”, aunque sí a nivel de información científica.

El yacimiento ha sido bautizado como el de Sa Torre Tombada, en referencia al nombre de la finca donde se ha producido el hallazgo.

PERIODOS PÚNICO, ROMANO Y BIZANTINO
Según el director de la excavación, se ha podido conocer que la villa abarca los tres períodos púnico, romano y bizantino, por el hallazgo de cerámicas de las tres épocas, asociadas a las estructuras de la casa.

Los restos arqueológicos han aparecido en la carretera de acceso a Jesús (en el margen derecho en dirección al pueblo) entre las dos casas que existen junto a la vía. Se han encontrado durante las excavaciones de apertura de zanjas para instalar la tubería que irá junto a la carretera.

El arqueólogo ha asegurado que se desconocen las dimensiones de la villa, ya que continúa del otro lado de la vía, y ha explicado que esa zona quedará sin excavar para futuras investigaciones.

En cuanto al futuro de los hallazgos, ha asegurado que si la Comisión de Patrimonio no dice lo contrario, se conservarán in situ cubiertos con una tela geotextil. En todo caso, ha destacado que el yacimiento no se va a destruir sino que quedará soterrado.

Por último, Torres ha explicado que la aparición de los restos era totalmente inesperada, y que ha sido fruto del seguimiento arqueológico al que se ven obligadas todas las obras realizadas en las áreas calificadas como zonas arqueológicas de Ibiza.

CAMBIO DEL TRAZADO DE LA OBRA
La consellera de Mobilitat, Pepa Marí, ha explicado que la aparición del yacimiento obligará a cambiar el trazado de la tubería, que se desplazará en forma de U para rodear la villa encontrada.

El retraso será de quince días, un plazo que considera importante, ya que el objetivo es tener la obra lista para antes de la temporada turística.

Aún así, ha explicado que este retraso entra dentro de “los márgenes de lo previsible” y no afecta al conjunto de la reforma de la carretera.
(Fuente: Nou Diari)

No hay comentarios:

Publicar un comentario