22 de septiembre de 2022

Aparece una nueva muralla en Cabeza Ladrero

La campaña de excavación llevada a cabo en el yacimiento de las comarca aragonesa de las Cinco Villas ha revelado una estructura que alcanza cerca de los 230 centímetros de anchura, de la que se han conservado las primeras hiladas que corresponderían a la parte de la cimentación y primeras alturas. 
Imagen de la excavación en el yacimiento cincovillés. COMARCA DE LAS CINCO VILLAS

El yacimiento cincovillés de Cabeza Ladrero sigue dando sorpresas y, recientemente, se han conseguido encontrar los restos de una muralla realizada con sillares de gran tamaño. Este elemento ha surgido en una nueva zona de excavación, ubicada al este de la necrópolis allí localizada, donde se veían unos sillares de gran tamaño que parecían formar parte de un muro, que posee un metro de anchura.

Se trata de una construcción del tipo "de relleno. Es decir, a semejanza de un sándwich, y estaría formada por dos lienzos exteriores hechos con sillares de gran tamaño, sobre todo el exterior, que serían el equivalente al pan de molde, y el espacio entre ambos se rellenaría con material de diverso tipo, que, en este caso se realiza a base de hiladas superpuestas de sillarejo de tamaño pequeño y mediano de las que hemos podido contabilizar hasta cinco”, explica Ángel Jordán, director de la excavación.

Todo el conjunto forma una estructura que alcanza cerca de los 230 centímetros de anchura, de la que se han conservado las primeras hiladas, hasta un máximo de cinco, que corresponderían a la parte de la cimentación y primeras alturas. “Además, que es lo más sorprendente, hemos podido confirmar la presencia de esta estructura durante al menos 40 metros, incluyéndose, quizás, una posible torre”, precisa el experto.

La presencia de esta construcción en Cabeza Ladrero no sólo es interesante por sí misma, sino también “porque constituye un elemento urbanístico de primer orden, ya que, hasta ahora, sólo habíamos encontrado dos pequeños tramos de calles”, dice Jordán. Este elemento muestra la potencia económica que tenía esta ciudad en el momento de su construcción que, “debió de ser grande. Todavía la estamos estudiando, por lo que aspectos como su cronología no los tenemos cerrados”, puntualiza el arqueólogo. En este sentido, se ha podido detectar que en época romana alto imperial se realizó una importante intervención de aterrazamiento de la colina en esta zona, “construyéndose al menos tres habitaciones de características desconocidas”, indica Ángel Jordán. Del mismo modo, en lo que afecta a la muralla encontrada, “es factible pensar que su cronología puede ser temprana, o bien de los primeros momentos de la presencia romana en la ciudad”, concluye el director de la excavación.

Importancia del yacimiento
El yacimiento arqueológico de Cabeza Ladrero se sitúa muy cerca de la localidad cincovillesa de Sofuentes. Durante todo el verano se ha realizado una exhaustiva campaña de excavación con dieciséis estudiantes en formación que ha permitido ir realizando múltiples trabajos en ella.

El proyecto de Cabeza Ladrero nació en 2016 y, desde entonces, ha seguido impulsándose con diferentes campañas que han permitido seguir conociendo la necrópolis existente en la zona. Conscientes del potencia histórico, artístico y turístico de este yacimiento, la Comarca de Cinco Villas rubrica para su impulso y descubrimiento un acuerdo de colaboración dotado de 16.000 euros -con cargo a los presupuestos anuales de la entidad- para que puedan seguir impulsándose fases y formando a estudiantes. Un tipo de colaboración que la comarca también rubrica con la Fundación Uncastillo, gestora del proyecto que se está desarrollando en el yacimiento de Los Bañales, otro de los enclaves romanos por excelencia de la comarca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario