20 de marzo de 2013

El yacimiento de la Carisa no encuentra financiación para nuevas excavaciones

La Consejería de Cultura del Principado descarta retomar este verano las investigaciones arqueológicas en el enclave romano del Picu Llagüezos
Las arqueólogas Elena Quintanal y Esperanza Martín buscan restos
en un yacimiento de la Carisa.
La Consejería de Educación, Cultura y Deporte no tiene previsto financiar ningún nuevo proyecto de excavación en la Carisa. Tampoco encabezará ningún plan para seguir adelante con la investigación, aunque matiza que tampoco tiene en sus manos propuesta alguna de arqueólogos interesados. Estas afirmaciones ponen más difícil todavía la continuación de la investigación en el Picu Llagüezos, el lugar donde una excavación preliminar sacó a la luz una antigua fortificación y restos de «inequívoco» origen romano.

Fortificación romana
Los alcaldes de Aller, Lena y Villamanín, los tres municipios en los que converge la Carisa, encabezaron la última excavación en el enclave. Juntos abonaron 6.000 euros para que un equipo de arqueólogos, encabezado por Esperanza Martín y coordinado por Jorge Camino, iniciara la investigación en el Picu L.lagüezos. Los trabajos comenzaron en verano de 2011 y, una semana después de iniciar la teledetección de metales, la tierra habló. Los expertos encontraron material bélico de origen romano y una moneda -un denario de plata- emitido entre los años 80 y 90 antes de Cristo. Es la moneda más antigua que se ha encontrado hasta el momento en Asturias y, por lo tanto, sitúa a la Carisa como el primer enclave romano en el territorio que actualmente ocupa la región. Los arqueólogos consideran que el Picu Llagüezos alberga una antigua fortificación romana denominada «agger fossaque» pero tendrán que trabajar más en la zona para confirmar esta teoría.

Investigaciones inconclusas
El presupuesto de los ayuntamientos se agotó y los regidores de Aller y Lena, David Moreno y Ramón Argüelles, anunciaron que acudirían al Gobierno regional para buscar apoyo. Hasta ahora, la Consejería de Cultura no ha participado en ningún trabajo relacionado con el enclave. Hubo dos campañas, que finalizaron hace más de un lustro, en las que los arqueólogos descubrieron el campamento romano de Curriellos y el poblado astur-visigodo de Homón de Faro.

Los expertos consideran que la investigación en la Carisa «está inconclusa» y que hace falta un nuevo esfuerzo para conocer el Picu L.lagüezos y su relación con el resto de fortificaciones en el enclave. Los primeros indicios apuntan a que los romanos entraron por el territorio que ocupa actualmente Villamanín y se asentaron por primera vez en el Picu L.lagüezos. El enclave de Curriel.los podría ser posterior, y un asentamiento más firme dentro del avance hacia el territorio asturiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario