Mostrando entradas con la etiqueta astro-arqueólogos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta astro-arqueólogos. Mostrar todas las entradas

13 de abril de 2016

Eclipses de Sol y de Luna decoraban la cerámica de los antiguos canarios

Los antiguos canarios reflejaron en la decoración de cerámicas y pintaderas eclipses concretos de Sol y de Luna, según un estudio pionero del arqueólogo José Juan Jiménez González, que ha registrado 448 fenómenos astronómicos de este tipo visibles en Canarias en los siglos XIV y XV.
Cerámica aborígen de Aguimes que muestra un eclipse de sol. FOTO: MUSEO ARQUEOLÓGICO DE TENERIFE.
Con esta investigación la decoración de cerámicas y pintaderas "cobra otro sentido", afirma en una entrevista a José Juan Jiménez, conservador del Museo Arqueológico de Tenerife, que impartirá el miércoles 13 de abril la Conferencia Arqueología en penumbra. Eclipses en el Museo de la Naturaleza y el Hombre (MNH).

El evento supone la quinta Cita etnoastronómica abierta al público que organiza la Asociación de Amigos del MNH con el apoyo de Museos del Cabildo de Tenerife y José Juan Jiménez detallará cómo incidieron los eclipses en la arqueología canaria y su representación en objetos arqueológicos.

PREDECIR LOS ECLIPSES
También ahondará en qué supuso para los antiguos canarios que la luminosidad se difuminase en la penumbra con una periodicidad cíclica "que ellos fueron capaces de registrar -para predecir los eclipses- mediante el cómputo de lunaciones citado en las fuentes etnohistóricas, para lo cual debieron conocer el Saros o Ciclo de Saros que acontece cada 223 lunas nuevas, o sea cada 18 años y 10 u 11 días".

Todo comenzó con varias cuestiones que se planteó el especialista: "¿por qué en algunos vasos cerámicos reprodujeron escenas que alternaban y solapaban las figuras del sol y de la luna? ¿Para qué las superponían en algunas pintaderas circulares?".

Entonces decidió contrastar esas semejanzas iconográficas con imágenes de eclipses y realizó un pormenorizado registro de 448 de ellos: 87 de Sol (19%) y 361 de Luna (81%) visibles desde Canarias en los siglos XIV y XV, "una catalogación sistemática con sus coordenadas de observación, fechas y horarios de avistamiento, magnitudes, conjunciones geocéntricas, declinaciones, ortos y ocasos, entre otros indicadores".

Estos datos los trasladó a programas informáticos "para lograr su conectividad revirtiéndola luego a imágenes y gráficos".

De esta forma "se pueden recrear esos eclipses mediante secuencias concatenadas sucesivas e ilustrar aspectos sorprendentes" indica Jiménez, que también es doctor en Prehistoria por la Universidad de La Laguna.

EXPERIMENTACIÓN PRÁCTICA
El conservador del Museo Arqueológico ha desarrollado una pionera experimentación práctica que vincula eclipses concretos con la decoración de sendos objetos arqueológicos y esta aplicación científica le permite concretar y proponer cronologías astronómicas para fechar descubrimientos arqueológicos carentes hasta ahora de datación convencional.

Además brinda la posibilidad de que los resultados no dependan del estado de muestras primigenias que pudieron estar expuestas a una contaminación o inadecuada manipulación, sino de la precisión de los cálculos y registros obtenidos de esos fenómenos astronómicos y hallazgos arqueológicos, añade el experto.

José Juan Jiménez menciona como ejemplo la pieza cerámica de tendencia ovoide e hiperbólica, bien conservada, procedente de Agüimes (Gran Canaria) y depositada en el Museo Canario, pintada al almagre en la panza con una circunferencia con radios externos y reserva interior, dos círculos con líneas radiales y dos anillos circulares con reserva, que para el especialista suponen las distintas fases de un eclipse de sol.

Ahora sugiere para esta cerámica una fecha astronómica "situada en el siglo XIV, entre los años 1350 y 1387, cuando se produjeron eclipses de sol de gran magnitud claramente visibles desde aquella localidad aborigen y, más concretamente, alude al eclipse acontecido el jueves 17 de julio de 1376 por su semejanza formal con el reproducido en la vasija".

Por tanto, "resulta evidente que los motivos decorativos de algunas cerámicas y pintaderas reproducen acontecimientos celestes extraordinarios para aquella sociedad", concluye el arqueólogo.

Al respecto recuerda el investigador que las sociedades canarias nativas también contaban con el cielo para observar fenómenos astrales y organizar sus tareas, como la orientación y alineación de construcciones hacia el sol, la luna, los planetas, las estrellas y las constelaciones, que influían en sus creencias, tradiciones orales y mitos celestes.

(Fuente: El Diario / EFE - Ana Santana)

13 de enero de 2015

Confirman la existencia de altares solares en el yacimiento ibérico de Castillejo del Bonete

El Instituto Astrofísico de Canarias ha certificado que nuestros antepasados de la Edad del Bronce habrían construido en el Castillejo de Bonete de Terrinches (Ciudad Real) un sistema de túmulos orientados solarmente a un gran altar natural.
La Peña del Cambrón en la Sierra de Segura se erige desde el yacimiento como "un gran altar natural en el horizonte".
FOTO: EL DÍA DIGITAL.
Así lo determinan los estudios desarrollados por César Esteban López, profesor titular en el Departamento de Astrofísica de la Universidad de La Laguna (Canarias) en Castillejo del Bonete durante el pasado otoño, según los cuales es posible certificar la hipótesis según la cual el túmulo funerario prehistórico tenía cierta orientación astronómica.

Como explica César Esteban López, esta confirmación se ha podido verificar en el primer evento astronómico sucedido tras la revelación: el solsticio de invierno, momento en que el día es más corto en todo el año (22 de diciembre). Ese día, al amanecer, el sol nace por el punto central de la Peña del Cambrón (Sierra del Segura), notable meseta de laderas muy verticalizadas apreciable desde Castillejo del Bonete en la línea del horizonte. Este relieve es claramente visible desde el complejo tumular, ya que representa un gran altar natural ubicado en el horizonte.

CUEVA MONUMENTALIZADA
Por su parte, los arqueólogos directores del estudio del yacimiento, Luis Benítez de Lugo Enrich y Norberto Palomares Zumajo señalan que, en aquella época, “la alineación en el día más corto del año del sol, la existencia del altar natural y la cueva monumentalizada con grandes túmulos construidos sobre ella donde enterraban a sus muertos y celebraban ceremonias rituales debió suponer un gran acontecimiento reiterado a lo largo de los años”.

El alcalde de Terrinches, Nicasio Peláez, se muestra muy ilusionado con los avances en los estudios y señala que "ahora que el yacimiento es Bien de Interés Cultural nos proponemos avanzar en las dotaciones para su musealización". En su opinión, el nuevo dato arqueoastronómico viene a avalar el esfuerzo de la institución local lleva realizando desde hace una década para poner en valor el Patrimonio Histórico local. "En este propósito no decaemos", ha asegurado. "Somos conscientes del valor y posibilidades del Patrimonio Cultural como motor para el desarrollo local. En la misma línea este año queremos publicar un libro monográfico que presente los resultados de todos los estudios realizados, y continuar trabajando para que la cueva descubierta pueda en el futuro ser puesta en valor y visitada".

COFINANCIACIÓN DEL PROYECTO
El estudio se ha realizado en el marco del proyecto denominado ‘Investigación paleoclimática, hidrogeológica, geofísica y arqueoastronómica del más antiguo sistema de captación de agua subterránea de la Península Ibérica: la prehistórica 'Cultura de las Motillas de La Mancha', cuyo investigador principal es Miguel Mejías Moreno, jefe de Área de Infraestructura Hidrogeológica del Departamento de Investigación y Prospectiva Geocientífica de esta institución.

Los trabajos, por su interés, han sido cofinanciados con 15.000 euros por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en el marco de la Orden de 01/04/2014, de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes para realizar proyectos de investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico de Castilla-La Mancha. En el marco de esta misma Orden, en noviembre finalizaron las campañas de excavaciones arqueológicas desarrolladas con el motivo del estudio "La cámara paradolménica prehistórica de Castillejo del Bonete y el balneum romano de La Ontavia. Conservación, interpretación y estudio del horizonte megalítico asociado al Bronce de La Mancha y del fenómenovillae vinculado a la Vía Augusta".

PROYECTOS PARA EL PRÓXIMO SOLSTICIO
La empresa 'Sophia, Arqueología y Turismo', dedicada al Turismo Arqueológico, de hecho se propone desarrollar una actividad turística en Castillejo del Bonete durante el próximo solsticio en Terrinches.

(Fuente: El Día Digital)