Mostrando entradas con la etiqueta Vinaróz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Vinaróz. Mostrar todas las entradas

30 de julio de 2019

Hallan restos de cráneos de bebés en excavaciones del Puig de Vinaròs (Castellón)

Los investigadores apuntan a posibles rituales. La campaña también ha permitido sacar a la luz dos collares de bronce prácticamente íntegros que ahora están en tratamiento para que no se deshagan, broches, restos de cerámica y de animales, entre otros objetos. 
En la campaña se ha trabajado en una estancia del S. VII a.C.
La última campaña de excavaciones realizada durante este julio en el yacimiento del Puig de la Misericordia, situado en el cerro de la ermita de los patronos de Vinaròs (Castellón), ha dado como resultado valiosos hallazgos como restos de cráneos de bebés, supuestamente sacrificados formando parte de un ritual. Se trata de fragmentos de cráneos de niños de muy corta edad --recién nacidos o de tan solo varios meses de vida-- procedentes de los recién descubiertos tres enterramientos rituales, según ha apuntado este lunes el arqueólogo director de los trabajos, Arturo Oliver, jefe del servicio provincial de Arqueología de la Diputación de Castellón.

 La campaña también ha permitido sacar a la luz dos collares de bronce prácticamente íntegros que ahora están en tratamiento para que no se deshagan, broches, restos de cerámica y de animales, entre otros objetos. Destaca también el hallazgo de conchas utilizadas en la arquitectura: "La concha es un símbolo de la fecundidad por su parecido con los genitales femeninos, ya hallamos pechinas en los muros del II a.C. y ahora, bajo un agujero donde se ponía la columna para sustentar los techos, hemos encontrado una pechina situada allí como un ritual". 

En la campaña 2019 se ha trabajado en los restos del VI a.C. y también una pequeña estancia en los niveles del VII a.C. "No podíamos continuar bajando por un problema de estabilidad de los muros, pero esto nos ha permitido centrarnos más en la superficie y poner al descubierto más ámbitos del edificio y observar perfectamente su distribución y su funcionamiento", ha subrayado Oliver. Además, se ha localizado la puerta de acceso "lo que permite saber mejor la manera en que se circulaba por el interior del poblado y las dependencias del VI". 

 EVITAR DESMORONAMIENTOS
 Tanto el arqueólogo como la concejala de Cultura, Anna Fibla, han destacado que resulta prioritario trazar un plan de conservación y consolidación de los muros, algunos de hasta tres metros de altura, además de continuar con las excavaciones hasta acabar todo lo datado en el VI a.C. Es necesario tomar medidas para sustentar los muros y evitar desmoronamientos, como los del pasado otoño a causa de las fuertes lluvias, han dicho. 

 Los trabajos de excavación de esta campaña, finalizada el pasado 20 de julio, también han ido a cargo de la Diputación de Castellón con la colaboración del Ayuntamiento de Vinaròs, como en los anteriores veranos, bajo la dirección de Arturo Oliver y con la ayuda de estudiantes universitarios. 

Pueden ser necesarias cuatro campañas más anuales para dejar el poblado totalmente excavado, ante lo que el arqueólogo ha apostado por que se fomente su aprovechamiento social, turístico y didáctico ante lo fácil de su acceso, "por lo que es una lástima que no se aproveche más". Este poblado es singular porque se remonta al VII a.C y fue ampliado en el V a.C. por tratarse de un conjunto residencial donde vivía la élite social de aquella época. Al sufrir en el VII a.C. un incendio que lo destruyó por completo, sus pobladores lo abandonaron todo allí, lo que ha permitido numerosos hallazgos. "Encontramos cerámica, materiales de bronce, restos animales y vegetales, que permite estudiar también la arquitectura y el entorno y la ecología del momento, qué tipo de agricultura tenían y la economía que tenían". 

 Este poblado es uno de los importantes de toda la cultura ibérica con más de 2.700 años de antigüedad, no solamente por su singularidad, sino también porque abarca todas las fases ibéricas. Los restos hallados este verano han sido depositados en el Museo de Bellas Artes de Castellón, donde también permanecen los anteriores hallazgos. Las primeras excavaciones en El Puig de Vinaròs comenzaron en el año 1980 pero después estuvieron paradas hasta 2013, cuando se reiniciaron, y desde entonces se hacen campañas cada verano.
(Fuente: Heraldo)

20 de julio de 2016

Los íberos ya construían viviendas de dos alturas

Las excavaciones realizadas por la Diputación de Castellón en el yacimiento del Puig, en Vinaróz, revelan nuevos datos acerca de la arquitectura del siglo VI a.C.
Tras dos campañas el yacimiento ya tiene una fisonomía visible. FOTO: JAVIER FLORES
Las excavaciones realizadas por la Diputación de Castellón en el poblado ibero del Puig, situado en Vinaròs, han sacado a la luz restos que por primera vez pertenecen al poblado original, que data del siglo VI a.C. Entre otros avances, se ha descubierto que en esa época los pobladores ya construían edificios con dos alturas.

Así lo explicó el arqueólogo que coordina los trabajos, Ferran Falomir, para quien los hallazgos “están siendo muy positivos”, porque los restos constructivos y toda la trama urbana que ven les da mucha información “del sistema de construcción y de la arquitectura de la época”. De esta forma, la hipótesis con la que trabajan los investigadores es que las construcciones originales sean más robustas que las posteriores, descubiertas en la anterior campaña, porque la actividad bélica era mayor en los orígenes del enclave. En cambio, en el siglo II a.C., las guerras habrían pasado y los edificios estarían pensados para la explotación agraria del entorno.

Esta nueva campaña de excavación se inició el pasado 4 de julio con el objetivo de poner en valor el poblado del Puig, y concluirá el próximo sábado 23. Gracias a este proyecto se han alcanzado por primera vez los niveles del siglo VI a.C., cuando el poblado fue construido. Además, Falomir destacó que los últimos datos indican que este yacimiento “es mucho más extenso de lo que se pensaba inicialmente”, por lo que se trata de un trabajo de largo plazo y recorrido en el que los expertos esperan obtener todavía mucha más información.

CERÁMICA

Según el arqueólogo de la Diputación, las tareas de estos días también han permitido sacar a la luz “mucho material metálico y cerámico de la época, que aportan mucha información del momento cronológico” que están excavando, “que es el siglo VI a.C.”, concreta.

Los estudiantes que realizan las excavaciones proceden de la Universitat de València, de Murcia, de la UNED, entre otros centros universitarios.

Estos no son los primeros trabajos que se realizan en el Puig este año, puesto que en febrero se limpiaron las arenas y gravas del poblado para dejarlo listo para el verano.

El verano pasado el hallazgo más importante fue el de un bastión, el de mayor tamaño encontrado hasta ahora en el yacimiento, y el 2014 se descubrió un campo frisio en su perímetro, un sistema defensivo avanzado para la época.

(Fuente: Mediterráneo / Javier Flores)

2 de marzo de 2016

Las tareas de limpieza sacan cerámica del siglo II a.C. en el yacimiento ibérico de Vinaróz (Castellón)

La limpieza del interior del yacimiento ibérico del Puig de Vinaróz, de la que dábamos cuenta la semana pasada, ha deparado el hallazgo de nuevos restos de cerámica del siglo II a.C. lo que ha supuesto la agilización de los trabajos de los arqueólogos de cara a la próxima campaña de excavaciones que se realizará en verano.
Los trabajos han confirmado que este yacimiento es mayor de lo que se esperaba. FOTO: LEVANTE
El personal contratado dentro del plan de empleo conjunto de las administraciones públicas, que trabaja en la adecuación del entorno natural del ermitorio, ha sido el encargado de retirar la tierra y grava acumulada en la parte alta del poblado, con la supervisión del departamento de Arqueología de la Diputación de Castelló.

Unos trabajos que finalizaron el viernes pasado y han servido para confirmar que este yacimiento es mayor de lo que se esperaba. El arqueólogo de la Diputación Gustavo Aguilella explicó que este asentamiento «era mucho más extenso de lo que en un principio se pensaba, porque han aparecido estructuras en la parte oeste y sur del poblado que indican que el área de hábitat era más grande, aunque al seguir con las intervenciones, evaluaremos los restos y estructuras y será cuando podremos precisar de qué época son».

Además, según señaló el experto, en las próximas excavaciones se podría llegar hasta los niveles del siglo VI a.c. Asimismo, cabe recordar que en los presentes trabajos de limpieza, que no de excavación, se ha encontrado cerámica del siglo II a.c..

Los trabajos se han prolongado durante una semana y la brigada contratada dentro del plan de empleo conjunto ha retirado tierra y grava que en su día se depositó en la parte alta del montículo donde se encuentra el yacimiento, con el fin de instalar la gran cruz del calvario. Una cruz que en septiembre de 2014 se retiró e instaló una nueva de similares características junto la era de la ermita, con el fin de dejar libre la zona y poder excavarla.

TRABAJOS REALIZADOS
Durante la última campaña de excavaciones de la Diputación de Castelló en la localidad del Baix Maestrat, realizada este pasado verano, se descubrió un campo frisio, además de observar que los muros exteriores se prolongaban fuera de la actual zona de excavaciones, tal como dijo en su día el jefe del Departamento de Arqueología de la Diputación Arturo Oliver.

También se constató en ésta última excavación que se trataba de la residencia de un aristócrata que controlaba la zona y que se levantó sobre anteriores construcciones existente en el mismo punto. Serán pues, futuras excavaciones y trabajos de limpieza los que permitan datar la antigüedad del yacimiento vinarocense.

(Fuente: Levante / Juan José Benito)

25 de febrero de 2016

Inician trabajos de limpieza previos a la excavación del poblado ibérico de Vinaróz (Castellón)

En campañas anteriores se ha excavado el sistema defensivo exterior de la fortificación y ahora falta el interior, donde los pobladores residían, lo que permitirá conocer la forma de vida de las personas que habitaban el poblado en el S. VI a.C..
Trabajos en el poblado del Puig de Vinzroz durante la campaña de 2014. FOTO: CASTELLÓN CONFIDENCIAL.
Vinaróz sigue con paso firme para poner en valor su poblado ibérico. Los operarios del taller de la ermita, enmarcado en el plan de empleo conjunto de las administraciones públicas, iniciaron ayer los trabajos de limpieza de la parte alta de este yacimiento del Puig, bajo la supervisión del departamento de Arqueología de la Diputación de Castellón.

El fin de estas labores es dejar la zona preparada para la próxima campaña de excavación, prevista para el verano. El concejal de Medio Ambiente, Jordi Moliner, explicó que las actuaciones ahora en marcha consisten en quitar la tierra de la parte alta, donde antes estaba ubicada la cruz y señaló que ésta será aprovechada para adecentar el camino que envuelve el conjunto de los restos.

“El objetivo es que cuando en estío se inicie la nueva campaña de recuperación del emplazamiento, las actuaciones previas ya esté finalizadas y que los participantes realicen durante sus jornadas en la localidad la labor de arqueología pura y dura”, la que es más agradecida, señaló.

El poblado ibérico del Puig de la Misericordia se corresponde con el siglo VI a.C. Se trata de una estructura que, según los arqueólogos, tan solo podía haber sido realizada por la aristocracia de ese momento, que se basaba principalmente en cuestiones militares y guerreras, como demuestran los hallazgos encontrados hasta la fecha.

POR DESCUBRIR
De momento, se ha excavado el sistema defensivo exterior de la fortificación y ahora falta el interior, donde los pobladores residían. Se trata quizá de la parte más interesante porque permitirá conocer la forma de vida de las personas que habitaban el poblado. De esta ardua labor se encargarán jóvenes arqueólogos en los próximos meses.

(Fuente: El Periódico Mediterráneo / Javier Flores)

15 de junio de 2012

Salen a la luz restos de una muralla del siglo XV en Vinaróz (Castellón)

Sospechan que podría tratarse de la puerta de la antigua trama defensiva.
Parte de la muralla de Vinaroz .
Foto: amicsdevinaros.com 
Los sondeos arqueológicos que se están realizando en la plaza Parroquial, con motivo de la instalación del gas, han dado sorpresas interesantes para conocer mejor la historia de Vinaròs. Las catas han sacado a la luz, a muy pocos centímetros de la superficie, parte de una muralla que, en principio, podría datar del siglo XV.

La piedra está tan bien trabajada y pulida que la Associació Cultural Amics de Vinaròs considera que se trata de un hallazgo muy importante, quizá de la puerta de entrada de este histórico muro.

Ayer se realizaron nuevas prospecciones con georradar. La entidad cultural vigila las operaciones, junto con el arqueólogo de la empresa que realiza las obras, y ha remitido un escrito al consistorio solicitando que asuma la función de promotor y solicite a los servicios de arqueología de la Diputación la elaboración de un proyecto y dirección de obra para establecer unas excavaciones que tengan como fin llegar a conocer la estructura de la fortificación.

OTROS TESOROS
Hace unos días, salió a la superficie parte de una muralla renacentista frente a la puerta del consistorio y de otra mucho más antigua --siglos XIII o XIV-- que formaría parte de la trama defensiva medieval.

El portavoz del equipo de gobierno, Lluís Gandia, avanzó que estos restos van a quedar por ahora cubiertos para no entorpecer la circulación peatonal durante las fiestas y el verano. Aunque el consistorio está estudiando, junto con la Diputación y la Generalitat, la posibilidad de poner en valor estos hallazgos y no solo documentarlos. Una de las opciones es dejarlos al descubierto y para ello se instalaría algún tipo de protección transparente.