Mostrando entradas con la etiqueta Pedro Rodríguez Oliva. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pedro Rodríguez Oliva. Mostrar todas las entradas

19 de diciembre de 2016

El abandono de los yacimientos romanos de Benalmádena impide su visita

Pese a que el Ayuntamiento otorgó a sus principales villas romanas la máxima protección urbanística hace más de una década, la visita a estos antiguos asentamientos es prácticamente imposible. La falta de inversión y la dejadez municipal impiden su explotación como recursos culturales y turísticos.
Latas, papeles y otros residuos se juntan con la maleza en los desatendidos yacimientos. FOTO: ALBERTO GÓMEZ
Rodeados de maleza y convertidos en improvisados vertederos de latas y otros residuos, los yacimientos arqueológicos de Benalmádena apenas pueden vislumbrarse. Pese a que el Ayuntamiento otorgó a sus principales villas romanas la máxima protección urbanística hace más de una década, la visita a estos antiguos asentamientos es prácticamente imposible. La falta de inversión y la dejadez municipal impiden la explotación de estos yacimientos como recursos culturales y turísticos. El Consistorio, que desde hace años no destina presupuesto a la protección de este patrimonio, ha incluido una partida de más de un millón de euros para la puesta en valor de estos asentamientos en la solicitud de fondos europeos recientemente presentada.

En su trabajo sobre las villas romanas de Benalmádena, el arqueólogo Gonzalo Pineda de las Infantas recuerda que, con el inicio del Imperio Romano y la implantación del sistema de villas como modelo de explotación de recursos, la costa del municipio malagueño comenzó a ser escenario de este tipo de asentamientos, de patrones muy precisos. Entre las villas romanas destacan las de Torremuelle, Benalmádena Costa (Benalroma) y Los Molinillos. cuya construcción se remonta al siglo I d. C. y que fue calificado como zona no construible pese a que el desaforado urbanismo de la Costa del Sol estuvo a punto de arrasar la antigua villa: «Junto a los numerosos hoteles y bloques de apartamentos, la costa benalmadense tendrá un rincón para la historia».

IMPORTANTE EMBARCADERO
La llegada de los romanos a Benalmádena transformó la economía y la organización territorial de la zona, que protagonizó un importante desarrollo como consecuencia de las actividades generadas por el aprovechamiento de recursos marinos y la elaboración de sus productos, como los salazones. Algunos historiadores ya hablan de la presencia, en esta época, de un importante embarcadero que tenía su origen en la ocupación musulmana y que actualmente está situado en la zona de Torremuelle. Su yacimiento es uno de los más descuidados del municipio por la falta de mantenimiento y apenas es visible debido a los matorrales y la suciedad. De la ocupación romana quedan los asentamientos de Benalroma, del que se recuperaron lucernas, vasijas y agujas. Unas excavaciones pusieron al descubierto los restos de la villa en 1980, con motivo de la plantación de unas palmeras en la avenida Erasa. Un equipo de la Universidad de Málaga dirigido por Pedro Rodríguez llevó a cabo varias campañas arqueológicas hasta 1985, trabajos que propiciaron varios hallazgos, como una conducción hidráulica hecha con sillares.

Los arqueólogos también destacan los descubrimientos realizados en 2002 en Los Molinillos durante las obras de cimentación para la construcción de un apartahotel en la calle García Lorca, trabajos que fueron paralizados por la solicitud de intervención arqueológica. Allí fueron hallados varios pavimentos y piletas y una pila de escasa profundidad que habría servido para despiece y preparado del pescado.

En el último pleno, ante una pregunta del portavoz de Vecinos por Benalmádena, Juan Antonio Lara, que recriminó la falta de inversión para la protección del patrimonio histórico-artístico, «al que en 2016 se ha dedicado cero euros», la concejala de Cultura, Elena Galán, respondió que el Ayuntamiento destinaría una partida en los presupuestos de 2017 para poner en valor los yacimientos, especialmente los de Benalroma y Los Molinillos, sin especificar cantidad ni actuaciones. La propia Galán anunció en primavera la elaboración de un informe sobre el estado de los yacimientos. Desde el Consistorio aseguran que el informe no llegó a realizarse porque, meses después, la Junta rechazó declararlos Bienes de Interés Cultural (BIC).

11 de enero de 2016

Salen a luz importantes restos constructivos andalusíes en Martiricos (Málaga)

Las obras de las VPO dejan al descubierto restos constructivos y de calzada de los siglos XIII-XIV. Algunos expertos opinan que podría tratarse del palacio de Qasr Al-Sayyid, levantado en el año 1226 por el califa Al-Mamún y cuya existencia se conoce desde el año 1995.
En el interior del palacio podrían haberse efectuado enterramientos nazaríes. FOTO: FERNANDO GONZÁLEZ
La noticia ha corrido como la pólvora entre los arqueólogos de la ciudad. La aparición de restos de la época medieval en las obras de las VPO de Martiricos ha abierto un debate entre los expertos en la materia: ¿Y si se tratara de restos del desconocido palacio de Qasr al-sayyid levantado en el año 1226 por el califa Al-Mamún y que se intenta localizar en la zona próxima al río desde hace 20 años?

Virgilio Martínez Enamorado, doctor en Historia Medieval y profesor de la Universidad de Málaga, explica que la existencia de dicho palacio se conoce desde el año 1995, y que desde entonces se trata de averiguar su ubicación exacta. Fue mandado construir por un califa almohade cuando aún era gobernador de la ciudad y en su interior podrían haberse celebrado enterramientos nazaríes. «Podría tratarse del palacio de Qasr al-sayyid, similar al que hay en Granada y del que se tiene referencias por inscripciones en las fuentes árabes y sólo se sabe que estaba junto al río».

Aunque asegura que no sería descabellado pensar en su descubrimiento, este profesional confiesa que todos son hipótesis hasta que la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas termine su trabajo de campo sobre el terreno, que comenzó el pasado mes de diciembre. «Son restos que tienen su enjundia porque deben pertenecer al cinturón de Al Munia», expone.

POSIBLES FINCAS DE RECREO
Otros, como el arqueólogo e investigador Manuel Muñoz Gambero, creen que esos restos podrían corresponder a fincas de recreo de las personas con mayor nivel adquisitivo. Recuerda que en el año 1960 se descubrió junto al centro comercial Rosaleda una villa en cuyo interior había piezas de cerámica de gran valor. «En toda la zona de La Palmilla había muchas huertas; era algo así como las casas de campo de aquella época», resume.

Apelando al nombre del barrio, dice que en la zona ya se han encontrado varias necrópolis y que incluso en las actuales torres de Martiricos se concluyó que fueron enterrados los patronos de Málaga Ciriaco y Paula. «El nombre de Martiricos viene porque es un lugar de martirio, y por eso es muy interesante investigar qué es lo que se levantó en la zona tras la época romana. Aunque conocemos mucho sobre la etapa nazarí, aún quedan detalles muy importantes por descubrir».

ARRABALES DE LA CIUDAD ÁRABE
El catedrático de Arqueología de la Universidad de Málaga, Pedro Rodríguez Oliva, también apuesta más por la posibilidad de que se trate de arrabales de la ciudad árabe. Aunque no ha podido ver los restos en persona, explica que fuera de la muralla –que llegaba hasta La Goleta– solían ubicarse casas de campo entre grandes huertas. «No parece que sea una cosa excepcional; da la sensación de que es un terreno arenoso y tendrían que ser construcciones de poca entidad».

Para las excavaciones, que se iniciaron en los últimos días de diciembre, la promotora del proyecto de Martiricos, Espacio Medina, ha contratado a la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas. Según fuentes consultadas aún no están totalmente documentados los restos, pero todo apunta a que podrían datarse en la época medieval, en los siglos XIII ó XIV. También han aparecido algunos hallazgos que podrían corresponder a la época romana, pero se encuentran muy deteriorados.