Mostrando entradas con la etiqueta Ildefonso Navarro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ildefonso Navarro. Mostrar todas las entradas

18 de enero de 2019

Inician las obras para recuperar el Castillo de San Luis en Estepona (Málaga)

El Ayuntamiento lo convertirá en un centro de interpretación de la historia de la ciudad.
Imagen de las excavaciones.
Los trabajos arqueológicos en el interior de los restos del Castillo de San Luis en Estepona han comenzado para su recuperación como equipamiento cultural.

Actualmente, se están están llevando a cabo una serie de excavaciones arqueológicas dirigidas por el arqueólogo municipal Ildefonso Navarro y que tendrán una duración aproximada de dos meses.

Fruto de ellas se han descubierto numerosas piezas históricas de distintos periodos como las épocas romana, andalusí, moderna y contemporánea. Todos los restos que aparezcan en las próximas semanas se exhibirán y darán a conocer en el futuro espacio cultural que se habilitará en el interior del Castillo de San Luis.

El alcalde de Estepona, José María García Urbano señaló que, una vez que finalice la excavación arqueológica en este Bien de Interés Cultural, el Consistorio presentará un proyecto a la Consejería de Cultura para convertir la fortificación en un equipamiento cultural que permitirá conocer e interpretar la evolución histórica de la ciudad.

El Castillo de San Luis se alzó a principios del siglo XVI y sus muros sirvieron de protección a los hogares de las primeras treinta familias cristianas de la villa, así como a su iglesia (actual Torre del Reloj) y a su cementerio. La fortificación evitó los constantes ataques de la piratería africana, dada a capturar esclavos en esa época, y superó el terremoto de 1755 que provocó graves daños en la ciudad. Posteriormente, en el siglo XVIII, parte del antiguo Castillo sufrió una gran transformación para adaptarse a las necesidades del momento, esta es la zona que se conserva.

(Fuente: La Opinión)

21 de septiembre de 2016

Hallan en Estepona los restos de la tenería medieval mejor conservada de la península

Los restos datan del siglo XI y XII y se componen de cinco piletas redondas y cuatro rectangulares, que eran utilizadas por los curtidores para el tratamiento de pieles y cuero. También ha aparecido un horno de cocción cerámica del siglo XIV
El yacimiento, en buen estado de conservación, se encuentra en los terrenos del futuro Hotel Maravillas.  FOTO: SUR.
El concejal adscrito al área de Patrimonio Histórico, José María Guerrero, daba ayer a conocer un importante descubrimiento arqueológico en Estepona (Málaga) al haber salido a la luz los restos de una tenería medieval, lugar dedicado a curtir y trabajar las pieles. El hallazgo se ha producido en los terrenos donde se construirá el futuro hotel Maravillas, junto a la plaza de Las Flores, en pleno centro de la ciudad.

Los restos datan del siglo XI y XII y se componen de cinco piletas redondas y cuatro rectangulares, que eran utilizadas por los curtidores para el tratamiento de pieles y cuero. El edil explicó que los restos se encuentran en un «buenísimo estado de conservación, lo que lo convierte en uno de los hallazgos, dentro de esta tipología, más importantes de la península ibérica».

Por otro lado, el arqueólogo municipal, Ildefonso Navarro, apuntó que también ha aparecido un horno de cocción cerámica del siglo XIV que, «con total seguridad pertenecía a un taller de alfarería de la época».

Los trabajos se han llevado a cabo durante ocho semanas por una empresa especializada, Arqueotectura, cuya representante, Toñi Martín, destacaba igualmente el buen estado de conservación de los restos a pesar de que el nivel freático es muy alto y las condiciones para desenterrar el yacimiento han sido complicadas por las filtraciones de agua.

SUELO DE CRISTAL
Desde el Ayuntamiento se ha anunciado que este yacimiento arqueológico «será el primero que se musealizará en la ciudad dentro del propio edificio del hotel Maravillas». En este sentido, el concejal José María Guerrero, apuntó que el arquitecto está modificando el proyecto del hotel para que los restos puedan visitarse dentro de las instalaciones. Para ello, se colocará «un suelo de cristal en la zona del restaurante donde se podrán contemplar algunas de las piletas del hallazgo».

El edil destacó que este descubrimiento «representa un hito histórico para el patrimonio y la cultura de la ciudad, reivindicando su importancia y la singularidad de nuestra historia», y anunciando que se seguirá protegiendo.

El hallazgo de esta tenería industrial se encuentra en los extramuros de lo que en su día fue la ciudad de Estebbuna y cerca del río Calancha y el mar, ya que en las ordenanzas medievales existen prescripciones sobre el emplazamiento de las tenerías, tintorerías y otras industrias, que estaban colocadas en barrios especiales y en las afueras de las ciudades, indicaron desde el Consistorio esteponero.

(Fuente: Diario Sur)

3 de diciembre de 2015

Hallan una placa cristiana de cerámica de más de 1.500 años en Estepona (Málaga)

El hallazgo consiste en una placa cerámica decorada con motivos cristianos y fechada entre los siglos V y VI d.C. Tiene forma rectangular, mide 20 centímetros de anchura, 25 de altura y 4,5 de grosor, y pesa dos kilogramos.
La pieza puede superar los 1.500 años y los símbolos esculpidos en ella la relacionan con edificios de culto cristiano.
Las obras de remodelación del casco antiguo de Estepona no dejan de ser un filón para los arqueólogos que trabajan en ellas. Gracias a estas excavaciones se ha podido nutrir de material al museo arqueológico situado en el antiguo Ayuntamiento, y en estas dependencias tendrá un lugar privilegiado el último descubrimiento hallado en el subsuelo esteponero: la primera placa de cerámica cristiana de la Costa del Sol. «Han aparecido ladrillos similares en Fuengirola o Ronda, pero con simbología geométrica. Con simbología cristiana es el primero», matizó el arqueólogo municipal, Ildefonso Navarro.

Según apuntó, la pieza puede superar los 1.500 años y los símbolos esculpidos en ella la relacionan con edificios de culto cristiano, donde se dispondrían entre las vigas del techo, con la decoración hacia abajo, o bien en frisos corridos en las paredes de estos inmuebles.

«Le falta la parte de arriba pero se ven dos columnas. Entre ellas habría un arco de medio punto. Lo que tenemos es una puerta, que en la simbología cristiana quiere hacer ver que es la entrada a otro mundo» detalló Navarro,

El arqueólogo también hizo referencia a los símbolos ubicados entre las columnas. «El crismón, formado por las letras griegas 'ji' y 'ro', que son las iniciales de Cristo y se utilizaba antes de que se popularizara el símbolo de la cruz. También aparecen las letras alfa y omega, que representan unas palabras de Cristo recogidas en el Apocalipsis. Señalan el principio y el fin. En este caso están puestas al revés y se entiende que quiere mostrar el fin de la vida terrestre y el principio de la vida del paraíso», explicó Navarro.

SIGLOS V O VI
El concejal de Patrimonio y la restauradora Carmen Pérez,
junto a la pieza y un boceto de sus símbolos.

Por su parte, el concejal de Patrimonio Histórico, José María Guerrero, relató que se trataba de una placa cerámica decorada con diversos motivos cristianos, fechada hacia el siglo V o VI, con forma rectangular, de 20 centímetros de anchura, 25 de altura y 4,5 de grosor, y 2 kilos de peso.

La pieza se conservó casi completa aunque se encuentra muy erosionada porque fue nuevamente aprovechada como material de acarreo en la construcción de un muro muy posterior.

La transcendencia de este descubrimiento no es solo provincial, sino también a nivel autonómico. Según Guerrero, la única pieza de similares características en la costa fue hallada en la vecina localidad gaditana de San Roque, en el yacimiento de Barbésula junto al río Guadiaro. El edil matizó que son muy frecuentes en la zona de Ronda, aunque están representadas por todo el interior de Andalucía y, en el norte de África, en la zona del actual Túnez.

OTROS HALLAZGOS EN LA ZONA
Las excavaciones realizadas en la calle Pozo de los Palos no solo arrojaron este descubrimiento. Entre las piezas desenterradas, según mostró la restauradora Carmen Pérez, estaban un dedal, una hebilla y una aguja de la época árabe, y una moneda y unas canicas de los siglos XVII o XVIII.

«De la época musulmana hemos encontrado un barrio alfar, ya que hemos descubierto varios hornos de cocción cerámica cercanos al antiguo pozo ubicado cerca de aquí. Poco a poco vamos rescatando parte de nuestra historia», explicó Guerrero.

Las piezas están actualmente en proceso de restauración y tras este procedimiento serán ubicadas en las vitrinas del Museo Arqueológico Municipal en el transcurso de los próximos meses.

(Fuente: Diario Sur / Leandro Pavón)