Mostrando entradas con la etiqueta Granja de Torrehermosa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Granja de Torrehermosa. Mostrar todas las entradas

6 de abril de 2015

Hallan una necrópolis romana del siglo IV en Granja de Torrehermosa (Badajoz)

Se han descubierto 25 fosas, con huesos de adultos y niños, que datan del año 320 d. C. en la carretera que une Granja de Torrehermosa y Peraleda del Zaucejo.
Las fosas están cubiertas con tégulas.

La Campiña Sur no deja de aportar historia en cuanto a la época romana se refiere. La aparición de restos humanos en la carretera entre Granja de Torrehermosa y Peraleda del Zaucejo ha dejado al descubierto una necrópolis romana de la primera mitad del siglo IV, aproximadamente del año 320 D.C. 

En total se han descubierto 25 fosas, con restos óseos perfectamente conservados de personas adultas y niños.

El doctor en historia y arqueólogo Marcos Hunt, del estudio de arqueología y patrimonio Arqueo-pro que está trabajando en la zona, dice que las fosas están cubiertas con tégula y con abundantes ajuares funerarios asociados, depositados como ofrendas, «entre los que se encuentran recipientes cerámicos, aunque también han aparecido vasos de vidrio y algunos elementos metálicos: de hierro, de base cobre y algunos podrían ser de bronce, lo que se determinará tras someterlo al estudio pertinente». Se trata de un yacimiento arqueológico de cierta importancia por su extensión.

Ahora cinco arqueólogos, dos de ellos especializados en épocas romanas, y un equipo de antropólogos físicos excavan y trabajan en el área que ha quedado al descubierto tras las obras de ensanche y reforma de la carretera BA-159.

«La intervención no se va a limitar a la zona de afección de la carretera sino también a una banda de dos metros que corresponde a la zona de expropiación», informó Hunt.

UN ASENTAMIENTO MÁS AL ESTE

La necrópolis está relacionada con un asentamiento que se encontraría más al este, entre la carretera y el río Zújar, y que aún está por excavar y descubrir. Se trataría de un asentamiento romano de cierta relevancia arqueológica que solo se puede conocer de momento a través de los restos que hay en superficie.

«Son varias hectáreas que tienen una ocupación a lo largo de muchos siglos: hay cerámicas que se pueden adscribir a épocas romanas republicanas y algunos elementos incluso anteriores y la fase final se puede prolongar hasta el siglo VI o VII, lo que tiene una perduración de bastantes siglos», según el arqueólogo.

Al final de la intervención se realizará un informe técnico que se remitirá a la dirección de Patrimonio Cultural para que se establezcan las medidas oportunas de protección para este nuevo yacimiento.

La aparición de la necrópolis romana no afectará al desarrollo de las obras, «puesto que se excavan y se estudian los restos 'in situ' y luego se extraen», explicó Marcos Hunt. 

(Fuente: Hoy / José Miguel Amaya)