Mostrando entradas con la etiqueta Alcalá de Guadaira. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alcalá de Guadaira. Mostrar todas las entradas

2 de enero de 2015

Nuevo expolio en el yacimiento calcolítico de Gandul, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla)

Suma y sigue. El yacimiento arqueológico de Gandul, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) vuelve a mostrarse como un terreno libre para el expolio sistemático de su valioso patrimonio arqueológico. En esta ocasión le ha tocado el turno a la tumba del Pedrejón, un valioso enterramiento de época Calcolítica, que responde a la tipología de sepulcro de corredor.
Los expoliadores excavaron en la tumba a gran profundidad. FOTO: ABC
La tumba cuenta con declaración de BIC, figura en el catálogo de yacimientos de la Junta de Andalucía y su existencia es conocida de sobra desde la época de George Bonsor en 1910, que fue su descubridor y que llegó a excavarla. Se trata de un sepulcro similar en tipología y orientación al de la Cueva del Vaquero y sobre todo al de La Casilla.

AJUAR FUNERARIO DESAPARECIDO

El «trabajo» de los expoliadores ha sido profuso y debió llevarles bastante tiempo. Han abierto un hueco de importante tamaño en el lugar de la tumba que está enterrada y se aprecia direccionalidad en la excavación. En un determinado punto puede apreciarse como se busca la localización de la segunda cámara que suelen tener este tipo de enterramientos. Según explican desde la asociación ecologista Alwadi-ira, es probable que se haya empleado maquinaria de localización de restos metálicos y siguiendo sus indicaciones se haya realizado la excavación. Para esta asociación es bastante probable que se hayan llevado elementos del ajuar funerario que solía acompañar a este tipo de enterramientos.

En la excavación realizada por Bonsor se encontraron puntas de flecha, fragmentos de cerámica campaniforme, un punzón de cobre, restos óseos humanos de varios esqueletos, fragmentos de un brazalete de marfil, colmillos de jabalí y ciervo o un pectúnculo con restos de ocre y cuentas. Pero es muy probable que quedarán más restos enterrados que no fueran sacado entonces a la luz y que son los que podrían haber buscado y tal vez localizados los expoliadores.

ZONA SIN VIGILANCIA
La asociación Alwadi-ira ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil, la delegación provincial de Cultura y el Ayuntamiento de Alcalá. Según explican no es nada nuevo, porque la zona, a pesar de su riqueza cultural carece de una vigilancia efectiva que garantice la conservación de los restos. Ante esto, la actividad expoliadora en este punto es constante como se demuestra con la aparición permanente de hoyos excavados en la zona, en particular en la zona de El Toruño.

Esta entidad reclama desde hace años la declaración de la zona como Parque Cultural para asegurar su conservación. En este sentido el Pleno de Alcalá y también el de la Diputación Provincial llegaron a aprobar por unanimidad reclamar a la Junta que avanzara en esta declaración. Pero en la práctica no ha llegado a hacerse nada.

(Fuente: ABC / A. Mallado)

29 de junio de 2012

Terminan las excavaciones en la villa romana de Alcalá de Guadaira (Sevilla)

Son casi cuatro hectáreas de yacimiento.
Excavaciones en la villa romana de Alcalá de Guadaira.
Las excavaciones arqueológicas promovidas por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) en el entorno de 'Las Majadillas', que a su vez se encuadra en la zona arqueológica de Los Alcores-El Gandul, han sacado a la superficie un yacimiento que se extiende por cerca de cuatro hectáreas y que alberga los vestigios de lo que habría sido una antigua villa agrícola perteneciente a la civilización romana. Enrique Luis Domínguez, uno de los arqueólogos que ha coordinado este proyecto de investigación, ha informado a Europa Press de que las labores de campo han finalizado ya.

   Hay que remontarse al mes de marzo de 2010 para recordar el momento en el que el grupo conservacionista 'Alwadi-ira-Ecologistas en Acción' avisaba de que, a cuenta de las intensas precipitaciones caídas sobre Sevilla y su área de influencia en aquellas fechas, las escorrentías habían hecho aflorar a la superficie los vestigios de unas hipotéticas ruinas arquitectónicas en el entorno de la zona arqueológica de Gandul, en Alcalá de Guadaíra.

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
Estos vestigios han sido investigados por los arqueólogos Enrique Luis Domínguez y Ricardo Amaya, de la empresa 'ArqveoLógica', con cargo a un programa de recuperación e investigación promovido por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra con un presupuesto de 143.000 euros.

Ya finalizada la intervención, Enrique Luis Domínguez ha explicado que han sido localizados restos de época romana dispersos "en una superficie de unas cuatro hectáreas", toda vez que el yacimiento habría sido erosionado a lo largo de los años por las labores agrícolas, su situación en una pendiente bastante pronunciada y la apertura del 'Camino de Gandul' a mediados del siglo XX. Las excavaciones arqueológicas, así, han supuesto el hallazgo de dos inhumaciones que datarían del siglo III después de Cristo, siempre dentro de la cronología romana.
RESTOS DE UN ASENTAMIENTO RURAL
También han sido localizados en este yacimiento una serie de "depósitos" del tipo 'opus signinum' en bastante buen estado de conservación, de unos 20 metros cuadrados cada uno y datados entre los siglos I y III después de Cristo, además de vestigios arquitectónicos como sillares precisamente al pie del Camino de Gandul. Domínguez, merced a estos resultados, atribuye estos restos a un "conjunto de 'villae' o asentamiento rural de época romana", dado que el hallazgo dista unos dos kilómetros del yacimiento correspondiente a la antigua población romana de Gandul.

El arqueólogo, así, había relacionado ya los vestigios descubiertos con "la explotación agrícola del territorio, así como con la cercanía de cursos de agua como el arroyo Salado o el propio río Guadaíra, que favorecieron el aprovechamiento intensivo de la Campiña sevillana durante toda la época romana".
(Fuente: Europa Press)

19 de mayo de 2012

Descubren inhumaciones de época romana y una villa agrícola en el yacimiento de Gandul (Sevilla)

Las investigaciones arqueológicas promovidas en el yacimiento de Alcalá de Guadaira (Sevilla)han sacado a la superficie inhumaciones de época romana, depósitos de las primitivas industrias del momento e incluso "un basamento de sillares".
Imagen de las excavaciones en Alcalá de Guadaira.
Los vestigios arqueológicos atisbados en marzo de 2010 en el entorno de 'Las Majadillas', que a su vez se encuadra en la zona arqueológica de Los Alcores-El Gandul, en Alcalá de Guadaíra (Sevilla), corresponden finalmente a lo que siglos atrás habría sido una 'villae' romana asociada al mundo agrario de aquella época. Las investigaciones arqueológicas promovidas en este yacimiento, de hecho, han sacado a la superficie inhumaciones de época romana, depósitos de las primitivas industrias del momento e incluso "un basamento de sillares".

Hay que remontarse al mes de marzo de 2010 para recordar el momento en el que el grupo conservacionista 'Alwadi-ira-Ecologistas en Acción' avisaba de que, a cuenta de las intensas precipitaciones caídas sobre Sevilla y su área de influencia en aquellas fechas, las escorrentías habían hecho aflorar a la superficie los vestigios de unas hipotéticas ruinas arquitectónicas en el entorno de la zona arqueológica de Gandul, en Alcalá.

INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
Actualmente, estos vestigios están siendo investigados por los arqueólogos Enrique Luis Domínguez y Ricardo Amaya, de la empresa 'ArqveoLógica', con cargo a un programa de recuperación e investigación promovido por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra con un presupuesto de 143.000 euros. Pues bien, según ha informado a Europa Press el propio Enrique Luis Domínguez, los primeros trabajos acometidos en este yacimiento bautizado como 'Las Majadillas' han dado ya resultados satisfactorios.

Este arqueólogo ha explicado que habrían sido localizados restos de época romana dispersos "en una superficie de unas cuatro hectáreas", toda vez que el yacimiento habría sido "erosionado" a lo largo de los años por las labores agrícolas, su situación en una pendiente bastante pronunciada y la apertura de 'Camino de Gandul' a mediados del siglo XX. Hasta el momento, las excavaciones arqueológicas habrían confirmado la localización de "una zona de enterramientos bajo tégula", con al menos dos inhumaciones ya rescatadas, que datarían del siglo III después de Cristo, siempre dentro de la cronología romana.

RESTOS DE UN ASENTAMIENTO RURAL
También han sido localizados en este yacimiento una serie de "depósitos" del tipo 'opus signinum' en bastante buen estado de conservación y datados entre los siglos II y III después de Cristo, además de vestigios arquitectónicos como "un basamento de sillares" situado precisamente al pie del Camino de Gandul. Domínguez, merced a estos resultados, atribuye estos restos a un "conjunto de 'villae' o asentamiento rural de época romana", dado que el hallazgo dista unos dos kilómetros del yacimiento correspondiente a la antigua población romana de Gandul.

El arqueólogo, así, ha relacionado los vestigios descubiertos con "la explotación agrícola del territorio, así como con la cercanía de cursos de agua como el arroyo Salado o el propio río Guadaíra, que favorecieron el aprovechamiento intensivo de la Campiña sevillana durante toda la época romana".

(Fuente: Qué! Sevilla)