7 de septiembre de 2018

El acoso sexual en la arqueología española empieza a salir a la luz

Un informe que se presenta hoy viernes en el congreso de la Asociación Europea de Arqueólogos denuncia que la mitad de las investigadoras ha sufrido abusos en las excavaciones.
"El director de la excavación se acercó a mí por detrás cuando estaba agachada y rozó su miembro en mi espalda". "Me decía que si me dejaba hacer un masaje le diría a mis profesores que me pusieran matrículas de honor". "Un arqueólogo preguntó a un profesor de la universidad si 'estaba buena' cuando éste dijo que yo quería ir a hacer prácticas a su excavación. El profesor le contestó que yo 'era una alumna aventajada'". "Buena parte del equipo de trabajo no sólo no me ayudó, sino que me culpabilizó a mí de la situación".

La Universidad de Barcelona acoge semana el congreso anual de la European Association of Archaeologists (EAA), la Asociación Europea de Arqueólogos. Pero además de los programas sobre las ponencias o mesas redondas, los asistentes se han topado estos días con testimonios como los de más arriba, colgados en las paredes y en los paneles del recinto. Forman parte de un informe que se presenta este viernes a las 09.00 horas en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) y que denuncia situaciones de acoso sexual que sufren las arqueólogas en España.

El informe, realizado a partir de 328 testimonios voluntarios on line durante los últimos meses, está impulsado por la Sección de Arqueología del Colegio de Doctores y Licenciados en Filosofía, Letras y en Ciencias de Madrid, y ha contado con la colaboración de colectivos como Arqueólogas Feministas y Centro Revolucionario de Arqueología Social. Sus ponentes serán Amalia Perez-Juez (profesora de la Boston University y componente de la Sección de Arqueología), Alicia Torija (Tufts University y también de la Sección de Arqueología), Helena Sánchez (Sección de Arqueología), Lourdes López, Marta Cuesta, Laura Benito y María Luisa García.

IDEAS PARA COMBATIR EL ACOSO
Aparte de la presentación del informe, que ha pasado el filtro del comité científico del congreso de la EAA, por la tarde tendrá lugar en el Espai Mallorca un taller participativo de ideas y acciones para combatir el acoso sexual en arqueología. Fuera del entorno científico y con la idea de una mayor proximidad.

El informe señala que la mitad de las participantes declararon haber sufrido algún episodio de acoso durante su trabajo en una excavación. También, que tres de cada cuatro casos denunciados suceden en excavaciones organizadas por instituciones públicas, que el 70% de los acosadores estaban en una posición superior a la de la persona acosada y que en el 89% de los casos no hubo consecuencias legales.

Fuentes de la ponencia señalan que ésta constata "los comportamientos machistas que se dan en la sociedad en general" y que en el caso del entorno académico, igual que otros tantos, se da una "estructura estamental". La particularidad de los fenómenos denunciados en el informe estaría en que "las excavaciones son un espacio de convivencia" y que si bien "las relaciones en el aula son más frías", las que se establecen en los campos de trabajo "están más marcadas por el poder".

Estas mismas fuentes subrayan la importancia de este estudio pionero, ya que la prioridad es "visibilizar", a través de los testimonios literales, situaciones de acoso que, en muchos casos, "las propias víctimas no son capaces de identificar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario