12 de marzo de 2013

El yacimiento íbero del Molí del Espígol recupera la actividad arqueológica después de 12 años

Los trabajos en el yacimiento leridano cuentan con un presupuesto de un millón de euros. El alcalde de Tornabous espera que los restos íberos sean visitables dentro de un año
Los trabajos en Molí del Espigol se alargarán unos 12 meses.
El yacimiento íbero del Molí del Espígol de Tornabous en la comarca de l’Urgell ha recuperado la actividad arqueológica después de 12 años sin ningún tipo de intervención. En concreto, hace un par de semanas que han empezado los trabajos de consolidación de los restos existentes y también los de nueva búsqueda arqueológica.

Todo ello financiado a medias gracias al 1% cultural otorgado por el Gobierno y también por la aportación de la Conselleria Cultura que hace que se pueda contar con un presupuesto de poco más de un millón de euros.

Los trabajos se alargarán unos 12 meses y tal como ha explicado el alcalde de Tornabous, Amadeu Ros, confían que en un futuro cercano puedan hacer visitable el yacimiento, ya que se cree que podría ser de los más grandes de su estilo en Catalunya.


Ejemplo del urbanismo de los ilergetes

Sobre una leve elevación del llano del Urgell se construyó la ciudad ibérica de Molí d’Espígol. Este asentamiento, de finales del siglo VI o inicios del V aC, constituye uno de los ejemplos de urbanismo más desarrollado de la tribu de los ilergetes. Centro político y comercial de primer orden basaba su economía en la agricultura y la ganadería.

La disposición urbanística general se corresponde con esta intensa actividad económica: casa de gran complejidad compartimentadas con estancias dedicadas al almacenaje. Con la llegada de los romanos la ciudad entró en decadencia hasta su total abandono.

Forma parte de la Ruta de los Íberos del Museu d'Arqueologia de Catalunya.

(Fuente: La Vanguardia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario