5 de marzo de 2013

Arqueólogos califican de "excepcionales" los restos romanos hallados en Tortosa

Los vestigios formarían parte de la estructura de un edificio público, posiblemente de un templo o un foro.
Interior del Palacio Episcopal de Tortosa.
Foto. España es Cultura
Un equipo de arqueólogos de la Universitat Rovira i Virgili (URV) ha sido el responsable del hallazgo de los restos de un edificio público romano en el casco antiguo de Tortosa (Tarragona), datado entre los siglos I y II d. C., época conocida como el Alto Imperio Romano.

Los restos, encontrados en la sede de la Hospitalidad de Lurdes, un edificio anexo al palacio episcopal, corresponderían a un muro de tres metros de alto y 80 centímetros de ancho que, por la técnica constructiva utilizada, formarían parte de la estructura de un edificio público, posiblemente un templo o los restos de un foro.

Según los técnicos que trabajan en la excavación, todavía no se ha podido determinar con exactitud de qué tipo de construcción se trata porque no se ha podido llegar a la base de la estructura, que estaría formada por una base de hormigón, piedra arenosa y sillares. Esta estructura se habría utilizado después como espacio funerario, como lo demuestra el descubrimiento de una inhumación infantil en el mismo lugar, que posiblemente dataría del siglo V d. C.

Los arqueólogos han calificado de "excepcional" este hallazgo, que demuestra "la importancia política y económica de la ciudad de Tortosa en la época del Alto Imperio Romano", ha dicho el director de la excavación, Ramón Ferré. Ferré ha asegurado que estos restos de lo que fue una ciudad romana ponen en evidencia que "Tortosa era la urbe más importante de todo el arco mediterráneo entre Tarragona y Sagunto".

"Si antes sólo teníamos textos o monedas que ratificaban este pasado tan antiguo, ahora tenemos la demostración arquitectónica", ha explicado Jordi Diloli, arqueólogo del grupo universitario responsable de estas excavaciones.

"A partir de aquí, tenemos que empezar una tarea de investigación para descubrir más restos del rico patrimonio que esconde esta ciudad", ha continuado Diloli, que también ha recalcado que en los últimos años la investigación arqueológica en la capital del Baix Ebre no ha sido fácil debido a la poca predisposición de las diferentes administraciones.

Por su parte, los responsables del obispado, como promotores de las obras, han asegurado sentirse "muy orgullosos del descubrimiento" y han mostrado su predisposición a seguir colaborando con el equipo de arqueólogos de la URV.

(Fuente: La Vanguardia / EFE).

No hay comentarios:

Publicar un comentario