16 de septiembre de 2011

Barcelona no conservará la villa romana de La Sagrera


El Ayuntamiento sólo recuperará un mosaico de 50 metros cuadrados.
La villa romana descubierta en las obras de los accesos a la futura estación del AVE de La Sagrera volverá al mismo lugar en el que estaba antes de tan sorprendente hallazgo. Es decir: bajo tierra. Así lo anunció ayer el teniente de alcalde de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Ciurana, quien confirmó que el consistorio barcelonés no conservará in situ los restos, un conjunto de más de mil metros cuadrados con su propio sistema termal y que podrían ser anteriores a los siglos IV o V . «Si científica y académicamente se hubiera dicho que estos restos tenían un valor patrimonial y monumental, se habrían conservado en el lugar», explicó Ciurana.
Los restos de la villa romana descubierta por las obras del AVE.
Mejor suerte correrá el mosaico de 50 metros que se encontró en el mismo lugar y que, tal y como señaló el teniente de alcalde, se exhibirá en algún equipamiento cultural del mismo barrio de la Sagrera. La Torre del Fang podría ser una opción «siempre que tuviera las condiciones necesarias», aunque desde el Ayuntamiento tampoco se descarta que el mosaico pueda acabar en la futura estación del AVE. «Si el aeropuerto de Barcelona cuenta con un mosaico de Miró, ¿por qué no la futura estación del AVE de la Sagrera podría tener un mosaico romano?», apuntó Ciurana.

Documentar el hallazgo

Por más que el yacimiento esté destinado a desaparecer bajo tierra a excepción del mosaico y de unas pinturas murales, el desmontaje de los restos localizados, afectados por las obras de construcción de los accesos a la futura estación del AVE de la Sagrera, se realizará de acuerdo con los informes emitidos por los arqueólogos municipales y de la Generalitat y siguiendo el método arqueológico, que comporta «la necesidad de documentar exhaustivamente los restos y garantizar la máxima difusión y divulgación», informa Efe.
Por esta razón, se realizará una publicación trilingüe (catalán, castellano e inglés), en 2013, con los resultados de las diferentes fases de intervención arqueológica en la villa romana. El arqueólogo Josep Pujades, del servicio de arqueología del Museo de Historia de Barcelona, apuntó que eslel valor documental del conjunto de la villa romana es importantísimo,pero consideran su preservación física no es necesaria, ya que no tiene un valor patrimonial suficiente.
(Fuente: ABC)

No hay comentarios:

Publicar un comentario