14 de enero de 2011

Una moneda de Sancho VI El Sabio de Navarra (1150-1194) clave para datar el castillo de Atxorrotz (Guipúzcoa)

Han realizado otro sondeo en la peña donde han aparecido puntas de ballesta huesos y trozos de cerámica de la edad media y han realizado una cata en la zona inferior en la que han comprobado que existió un parapeto en la guerra civil.


Los resultado obtenidos en las intervenciones arqueológicas del pasado año son muy positivos debido a las excavaciones realizadas en determinados puntos del castillo de Atxorrotz: el aljibe, la parte inferior, y la peña de enfrente. Asimismo se han encontrado elementos como monedas, hogar, cierre del aljibe, puntas de ballesta, huesos, etc. Se corrobora de esta forma la secuencia estratigráfica, lo que les permite tanto avanzar en el estudio sobre la forma de vida en el castillo como estimar el número de personas que se encontraba o conocer la forma en que trabajaban la roca.
La moneda de Sancho VI: clave para datar el aljibe. 
En la exposición que hoy cierra sus puertas, se pueden ver piezas de metal restauradas, trozos de cerámica, huesos pintados, otros huesos o piedras de afilar . Todo ello acompañado por paneles explicativos.
Interesantes hallazgos
La arqueóloga Nahia Senper y el historiador Iñaki Sagredo, de la empresa Arkeolan, encargada de la realización de estos trabajos de excavación del castillo de Atxorrotz destacan que «lo más reseñable de 2010 se centra en el aljibe. Un gran depósito labrado en la roca y que se sitúa preferentemente junto al torreón principal el cual debió estar bajo la ermita. Sus medidas. longitud: 4 metros; anchura: 3.30 metros y altura: 1.50 metros. Por lo que a su capacidad se refiere, ronda los 20.000 litros» y añaden que «sus posibilidades de abastecimiento dejan clara su importancia. No hay otro igual dentro de la tipología de roquero en toda Gipuzkoa, Araba, Nafarroa y Bizkaia y por lo tanto, deja claro que su capacidad debía ser para el suministro de agua de 20-30 hombres. Su fecha de abandono debió producirse entre 1460, año donde aparece la última documentación de la reparación u ocupación del castillo por los soldados castellanos de Enrique IV y 1550 o la fecha de la construcción de la ermita».
Exposición con los restos hallados en Atxorroz.
La aparición de una moneda del rey de Navarra Sancho 'El Sabio' -año 1150-1194- en la argamasa que cubría el fondo del aljibe para evitar filtración de agua puede servir de datación de su construcción o de una reparación. Asimismo en la campaña del año pasado han ampliado el sondeo arqueológico realizado en 2009, lo que les ha permitido constatar la secuencia estratigráfica.
Han realizado otro sondeo en la peña donde han aparecido puntas de ballesta huesos y trozos de cerámica de la edad media y han realizado una cata en la zona inferior en la que han comprobado que existió un parapeto en la guerra civil.
La intervención arqueológica del pasado año y sus resultados son muy positivos, teniendo en cuenta que se trata de un importante avance del conocimiento sobre el castillo de Atxorrotz y del desarrollo histórico de Eskoriatza.
Por todo ello confirman que el entorno de Atxorrotz tiene un gran potencial arqueológico que irá surgiendo en próximas excavaciones.
(Fuente: Diario Vasco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario