21 de junio de 2022

Hallan un conjunto funerario visigodo en las profundidades de la cueva de La Garma (Cantabria)

En las profundidades de la cavidad se han encontrado dos depósitos sepulcrales con restos humanos, espadas y otros objetos metálicos en un excelente estado de conservación.
Hallan un conjunto funerario visigodo en las profundidades de una cueva cántabra / EFE

Los arqueólogos que trabajan desde hace 25 años en la cueva cántabra de La Garma han recuperado un conjunto funerario de la época visigoda de las profundidades de la cavidad, la galería basal, formado por dos depósitos sepulcrales con restos humanos, espadas y otros objetos metálicos en un excelente estado de conservación.

Los restos fueron encontrados durante unos estudios de control ambiental por el espeleólogo Mariano Luis Serna, que descendió al río subterráneo en el nivel inferior de La Garma para tomar muestras de agua, y han sido rescatados en una compleja operación arqueológica.

Los directores de las excavaciones de esta cueva patrimonio de la humanidad, Pablo Arias y Roberto Ontañón, consideran que este es uno de los conjuntos funerarios más extraordinarios descubiertos en los últimos años en la Península Ibérica, por su estado de conservación y por el lugar atípico donde fueron sepultados los cuerpos en torno al año 700.

Los huesos y los objetos del ajuar funerario han aparecido en una zona que se inunda periódicamente, cubiertos de una pátina negra producida por la precipitación de óxido de manganeso, que es posible que haya favorecido su conservación, han explicado durante la presentación de este hallazgo.

En La Garma ya habían sido encontrados restos funerarios visigodos, en la galería inferior, menos profunda, que permanecen en el yacimiento, del que solo se extrajo el broche de un cinturón para incorporarlo a la colección del Museo de Arqueología y Prehistoria de Cantabria (Mupac).

Después de muchas dudas se decidió extraer los huesos y los objetos para que no acaben arrastrados por el agua, ya que las inundaciones son frecuentes en la galería basal.

Junto a los restos humanos, se ha encontrado una spatha, una espada larga de dos filos de 85 centímetros de longitud; dos ejemplares de scramasax, espadas cortas de doble filo parecidas a un machete; un acetre o pequeño caldero de bronce y otro objeto que aún no ha podido ser identificado.

Las espadas han conservado sus empuñaduras de madera, algo inusual y que podría deberse al óxido de manganeso que las recubre de una pátina negra.

El tipo de materiales hallados sugiere que pertenecen a la misma época que los restos visigodos de la galería inferior de la cueva, en torno al siglo VIII, y que las personas sepultadas eran individuos de alto rango.

Un ajuar como este se ha encontrado en otros yacimientos visigodos situados al norte de los Pirineos, pero en enterramientos no sepultados en los más profundo de una cueva.

Para llegar hasta los restos y poder extraerlos se organizó un amplio equipo de especialistas formado por arqueólogos, antropólogos, restauradores e ingenieros dirigido por Pablo Arias y Ricardo Ontañón.

El equipo que participó en esta operación de rescate, el pasado 9 de junio, tardó más de tres horas en llegar al conjunto funerario tras un recorrido que implicaba descender cuatro niveles desde la entrada de la cueva, situada 50 metros por encima de la galería y avanzar unos 200 metros por el cauce del río.

Los materiales recuperados están siendo sometidos ahora a un delicado proceso de estabilización en los laboratorios del Museo de Arqueología y Prehistoria de Cantabria, que dirige Ontañón.

Después se les aplicará una batería de técnicas analíticas que contribuirán a aportar información de gran valor sobre una de las etapas más oscuras de la historia de Cantabria, sobre la que todavía se sabe muy poco.

Entre otras técnicas se utilizará la datación por carbono 14, isótopos estables del carbono y del nitrógeno para reconstruir su dieta, ADN, metalografía o fluorescencia de rayos X.

El destino final de estas piezas será un espacio dedicado a la arqueología de la época visigoda, dentro de la nueva exposición permanente del Mupac, según ha avanzado el vicepresidente de Cantabria y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga.
(Fuente: Málaga Hoy)

14 de junio de 2022

El georradar arroja unos resultados «espectaculares» en la Fortaleza Alta de La Peña de Martos (Jaén)

La Universidad de Jaén (UJA) ha presentado hoy los resultados del estudio de georradar que se ha realizado dentro de los trabajos para la consolidación de la Fortaleza Alta de la Peña de Martos, unas conclusiones que el arqueólogo y catedrático de Historia Medieval de la UJA, Juan Carlos Castillo, no ha dudado en calificar de “espectaculares”
Emilio Torres Velasco, Víctor Torres Caballero, Juan Carlos Castillo y José Luis Serrano.


La Universidad de Jaén (UJA) ha presentado hoy los resultados del estudio de georradar que se ha realizado dentro de los trabajos para la consolidación de la Fortaleza Alta de la Peña de Martos, unas conclusiones que el arqueólogo y catedrático de Historia Medieval de la UJA, Juan Carlos Castillo, no ha dudado en calificar de “espectaculares” y que ahora se van a ir cotejando, entre otras cuestiones, con las fuentes escritas para ir profundizando en su “correcta interpretación”

El alcalde, Víctor Torres, ha recordado que el Ayuntamiento suscribió un contrato a principios del año pasado, tras un proceso de licitación pública, con la UJA con el fin de recabar la documentación necesaria a todos los niveles mediante programas de documentación cartográfica y fotométrica, protección, investigación, conservación y difusión para la consolidación de la Fortaleza Alta de la Peña de Martos


A partir de ahí, un equipo multidisciplinar muy amplio está desarrollando esta tarea sobre la Fortaleza Alta, atendiendo a todos los campos, desde el estudio de las fuentes documentales y bibliográficas hasta geología, biología, botánica o arquitectura medieval con estudios de campo y aplicando técnicas novedosas. En este contexto se ha presentado hoy los datos del estudio de georradar.

“Para poder conseguir financiación, para hacer actuaciones importantes y teniendo en cuenta las dificultades de acceso”, ha declarado Torres Caballero, es importante documentar bien el proyecto para conseguir esa financiación. “Tenemos que tener estudios solventes y contrastados y no dejen lugar a duda y tenemos que trasladar y, por tanto, para ello empezar a cuantificar económicamente, los recursos necesarios”, ha agregado.

En este sentido, Castillo ha informado que se han obtenido unos resultados “muy interesantes” en los que “no se puede descartar nada”. Así, ha destacado el alto valor de La peña: “La importancia del camino, de la fauna, de la flora, de la geología, de su historia… todo el paquete es muy importante”, ha precisado.

Según ha adelantado, el estudio de georradar ha detectado un volumen importante de unas estructuras, de manera que algunas pueden corresponderse con la iglesia de ‘Santa Barbula’ así como con la propia casa de la encomienda, entre otras. Ahora se va interrelacionar lo que recogen las fuentes, lo que sale en la prospección electromagnética y lo que sale de la primera aproximación excavación, entre otras cuestiones.

De este modo, se puede establecer una planificación mucho más precisa a modo de hoja de ruta de futuras y posibles actuaciones, si bien ya con el objetivo puesto que las primeras excavaciones comenzarán este mes de julio y la prospección en septiembre.

10 de junio de 2022

Descubren en Villajoyosa (Alicante) una zona industrial y un acueducto datado entre el siglo V-VI

El hallazgo se ha producido durante los trabajos de excavación arqueológica del entorno de la villa romana de Plans. Los expertos localizan también También dos conjuntos de tres y seis habitaciones de época romana
Una parte de los restos hallados en La Vila Joiosa.

Una zona industrial y un acueducto datado entre el siglo V-VI. Este es el hallazgo que se ha producido en los trabajos de excavación arqueológica del entorno de la villa romana de Plans de la Vila Joiosa que han permitido sacar a la luz estos restos que permitirán obtener datos especialmente significativos para la comprensión de esta época y lo que aconteció en torno a esta villa romana.

Los trabajos acometidos hasta el momento han permitido distinguir varios vertederos, fosas recortadas en el terreno geológico rellenas de tierras con altas concentraciones de restos arqueológicos, especialmente cerámicos, que nos sitúan en época romana muy tardía. También se han localizado, hasta el momento, dos conjuntos de tres y seis habitaciones de época romana, todavía por excavar y por precisar su fecha. Entre ellos se han localizado construcciones romanas ligadas al agua, por sus revestimientos impermeables, todavía por excavar y fechar, según explicó el Ayuntamiento.

Entre las construcciones de aguas, se conservan 25 metros de un acueducto con recorrido norte-sur, que en algunos tramos conserva una anchura interior (specus) de 29 cm, exactamente un pie romano. Hacia la mitad de su trazado se bifurca y sale un ramal hacia el este, mientras el brazo principal se dirige hacia una pequeña cisterna. Este acueducto y sus ramales debieron suministrar agua a los baños privados, el consumo doméstico y a las industrias de la villa romana de Plans, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes y de mayor duración de la Vila Joiosa, con 15 siglos de ocupación. De hecho, actualmente es el único yacimiento costero que llega a época islámica conocido en el término de la Vila Joiosa.

"Los restos arqueológicos y las muestras recuperadas permitirán obtener datos especialmente significativos para la comprensión de esta época y lo que aconteció en torno a esta villa romana de Plans, la cual no para de darnos información sobre las construcciones y forma de vida de las personas que habitaron nuestra ciudad en época romana", indicó el alcalde de la Vila Joiosa, Andreu Verdú, durante su visita a las excavaciones, acompañado del edil de Patrimonio Histórico, Xente Sebastià, el edil de Urbanismo y Ciclo Integral del Agua, Pedro Alemany, quienes han estado asistidos por el arqueólogo del Servicio Municipal de Arqueología y Patrimonio Histórico de la Vila Joiosa, Diego Ruiz y el personal encargado de la excavación durante la visita.

Una villa romana localizada en 1997

La villa romana de Plans, localizada en una pequeña elevación de terreno lindante a la carretera Nacional 332 se descubrió en el año 1997, fecha en la que se pudo excavar una porción de terreno de unos 500 m² que deparó el hallazgo de la villa romana del s. V-VI d.C., que incluía una parte residencial dotada de pinturas murales y baños privados, así como una zona industrial (quizá relacionada con industria de salazón de pescado) y almacenes. La zona estuvo habitada desde finales del s. V a. C. hasta el s. X, ya en época islámica, y sobre el yacimiento se ubicó el cementerio de la epidemia de cólera de 1854.

Como consecuencia del desarrollo de la Unidad de Ejecución 2 de suelo urbano del ARE-1/3 del Plan General de Ordenación Urbana de La Vila Joiosa el agente urbanizador Litoral Mediterráneo 2, S.A. a través de la empresa de arqueología Arquealia, está acometiendo la excavación en extensión de la zona periférica de esta gran villa residencial romana, cuyo núcleo central pasará a ser suelo Dotacional Cultural de propiedad municipal para una futura excavación sistemática.

8 de junio de 2022

Tarragona inicia las excavaciones arqueológicas del Banco de España

Los trabajos, con un presupuesto de 38.400 euros,  tendrán una duración aproximada de 15 días
Los trabajos buscan localizar o descartar la presencia de restos arqueológicos.

El Ayuntamiento de Tarragona ha iniciado este martes los trabajos de excavación arqueológica en las zonas exteriores del edificio del antiguo Banco de España. El objetivo de esta intervención es obtener información sobre el subsuelo de esta zona concreta con el fin de localizar o bien descartar la presencia de restos arqueológicos que puedan interferir en la ejecución del proyecto del Banco de la Ciencia y el Conocimiento.

Los trabajos tendrán una duración aproximada de 15 días y han sido adjudicados a la empresa Tarracorest S.L por un importe de 38.464,36 euros IVA excluido; el control arqueológico de los trabajos irá a cargo de la empresa IBERO. Arqueologia, Patrimoni i Turisme SL.

7 de junio de 2022

Descubren nuevas pinturas rupestres en el Cerro de Santa Catalina de Jaén

El concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Jaén, José Manuel Higueras, destaca que ya se han retirado las vías de escalada del paraje en el que se ha encontrado esta representación pictórica y explica que se trabaja en un plan específico para darlas a conocer a la ciudadanía. La figura podría ser de la época calcolítica, como el poblado de Marroquíes Bajos, y se trata de una expresión muy original de los conocidos como bitriangulares, puesto que presenta rasgos de una mujer embarazada y además cuenta con otras figuras en su interior.
Según las primeras observaciones, de un pintura de la era calcolítica

El concejal de Cultura, Turismo y Patrimonio Histórico, José Manuel Higueras, ha mostrado su satisfacción por el hallazgo y catalogación de una nueva pintura rupestre en el entorno del Castillo de Santa Catalina, una vestigio del rico pasado de la ciudad, que ha sido localizado por Juan María Martínez, en una de las rutas de escalada que hay en la ladera sur del cerro. 

Al respecto, el responsable municipal ha indicado que este nuevo hito arqueológico es fruto de la colaboración constante entre la Administración local y las asociaciones de escalada que acuden a este paraje, de titularidad municipal; un contacto fluido que se ha traducido, en este caso, en acciones inmediatas, como la retirada de las vías de escalada. En paralelo, desde el Ayuntamiento se trabaja, en sintonía con la Junta de Andalucía, en la elaboración un plan específico de protección de esta riqueza patrimonial que permita, a su vez, darlas a conocer a la ciudadanía. En cuanto a este testimonio del pasado local, se trata, según las primeras observaciones, de un pintura de la era calcolítica que presenta similitudes con otras creaciones de nuestros antepasados, conocidas como bitriangulares, con lo que hace pensar a los expertos el hallazgo podría datarse en una un momento coetáneo al yacimiento de Marroquíes Bajos.

La figura principal descubierta tiene tres lados y se puede apreciar que otra figura bitriangular más pequeña, lo que hace pensar en la representación de una mujer que pudiera estar embarazada. De hecho, se aprecia otro triángulo más, esta vez, invertido, que incluye una nueva figura. En Otíñar, dentro del término municipal de Jaén, y en la vecina Pegalajar hay también bitriangulares, con lo que tendría semejanzas con estos, aunque, eso sí, resulta una pintura muy original por la composición a base de bitriangulares en su interior. “Poco a poco, se descubre la extensión del anillo de cuevas y pinturas que hay en nuestro sistema montañoso”, ha destacado José Manuel Higueras.

Esta pintura, nada más descubierta, ya pasa a contar con la catalogación, y por tanto, la protección legal, como Bien de Interés Cultura (BIC), conforme a la legislación aplicable, y por lo tanto, se equipara a otros BIC existente en la ciudad, como lo de Fuente de la Peña, La Imora, La Llana, el Almodóvar, La Mella, La Peña del Gorrión y Los Cuatro Picos.

Linares pone en marcha el III Campus de Voluntarios "Cástulo Joven"

La actividad se desarrollará del 8 al 19 de agosto y en ella pueden participar jóvenes de 18 a 35 años.
Mayte López y José Luís Roldán con la arqueóloga y directora de la actividad Yolanda Jiménez.


La concejal de Juventud, Mayte López, y el concejal de Infraestructuras, José Luis Roldán, han presentado este lunes una nueva edición del Campus de Voluntarios “Cástulo Joven”. Lo han hecho acompañados por la directora y arqueóloga de esta actividad, Yolanda Jiménez.

Por tercer año consecutivo, el Ayuntamiento de la ciudad pone en marcha este campo de voluntariado en el que una veintena de jóvenes de entre 18 y 35 años podrán contribuir a descubrir todo lo que sigue oculto en el Yacimiento Arqueológico de Cástulo. Para participar es necesario enviar un correo electrónico a la dirección juventud@aytolinares.es o llamar al número de teléfono 600 517 430.

La edil del área de Juventud ha explicado que los participantes estarán divididos en “equipos de trabajo de diversos ámbitos e irán rotando con el objetivo de que conozcan todas las tareas propias de la excavación arqueológica”. En este sentido, Mayte López ha puesto en valor esta oportunidad de aprendizaje entre los jóvenes y en un enclave como Cástulo; “los voluntarios podrán excavar, hacer cribado del material recogido, documentar las piezas e incluso realizar documentación estratigráfica con la toma de datos topográficos, fotográficos y en vídeo”, ha explicado.

Una de las principales novedades de esta tercera edición es la colaboración del área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Linares. El concejal, José Luis Roldán, ha subrayado “la oportunidad de trabajar de forma conjunta en ese tesoro enterrado que es Cástulo”. En este sentido, ha explicado que el área de Infraestructuras, además de encargarse de la dotación de entoldado y material necesario para que los voluntarios realicen su trabajo, operarios del área se encargarán de excavar una primera capa de tierra del terreno, de unos 20-30 centímetros de grosor en los 50m2 del área a estudiar, de forma que se agilizará el trabajo de excavación de los voluntarios.

La directora de esta actividad, Yolanda Jiménez, ha adelantado que el campo de trabajo se centrará en la zona del aparcamiento, que sería el área de necrópolis de Cástulo, donde ya se intuyen unas construcciones que van a ser las que investiguen los voluntarios de esta actividad. Jiménez ha hecho hincapié en “el entusiasmo de los participantes de las ediciones anteriores, contribuyendo a conocer parte de la historia de Cástulo, y la labor del Ayuntamiento de Linares a la hora de poner en funcionamiento esta tercera campaña de excavaciones en el yacimiento”. La arqueóloga ha subrayado el hecho de que los visitantes de Cástulo podrán ver desde un primer momento estas nuevas excavaciones, al encontrarse a pie del Centro de Interpretación. Otra de las novedades que presenta este campo de trabajo es el hecho de que los participantes también podrán realizar labores de fotogrametría.

El III Campus de Voluntarios Cástulo Joven se desarrollará del 8 al 19 de agosto, y los participantes tendrán un servicio de desplazamiento para llegar hasta el yacimiento durante el transcurso de la actividad.

5 de junio de 2022

La Diputación de Ávila excavará el despoblado de Santo Domingo

La empresa Castellum será la encargada de llevar a cabo unos trabajos en los que se invertirán 12.000 euros y con los que se pretende datar el enclave, de 15 hectáreas de extensión y ubicado a seis kilómetros de El Barraco
La Diputación excavará el despoblado de Santo Domingo.

La Diputación de Ávila invertirá 12.000 euros en los trabajos de excavación del conocido como Despoblado de Santo Domingo o de La Torrecilla, perteneciente el término municipal de El Barraco y en el que, como apuntaba este viernes el diputado responsable del área de Cultura, Eduardo Duque, no se han llevado a cabo hasta la fecha trabajos de este tipo.

Será la empresa Castellum, a cuyo frente se sitúa el arqueólogo Blas Cabrera, la encargada de llevar a cabo los trabajos, probablemente entre los próximos meses de agosto y septiembre. Unos trabajos que, además de «proteger y poner en valor dicho enclave, contribuir a su conocimiento y actuar para que sea un elemento que contribuya al desarrollo de las potencialidades turísticas y culturales del municipio», como aseguraba Duque, pretenden poder «periodizar el enclave y ver la relación que existe entre el despoblado y los diferentes núcleos de tumbas», palabras éstas de Cabrera.

«Se trata de llevar a cabo una primera fase de intervención arqueológica», comenzaba a explicar la que será su tarea el arqueólogo, que apuntaba que si bien el despoblado de Santo Domingo lleva tiempo catalogado en el inventario de la Junta de Castilla y León «no ha sido objeto de intervenciones arqueológicas más allá de prospecciones superficiales».

Así pues, la intervención arqueológica prevista servirá para dar luz a este periodo de la historia abulense. Para ello, se realizarán sondeos arqueológicos en estructuras domésticas, en la parte del presbiterio de la posible ermita y en una amplia zona de los núcleos de necrópolis para poder caracterizarlo y periodizarlo en referencia al despoblado de Santo Domingo.

«En el pasado reciente esta tierra», reflexionaba Cabrera sobre una zona de pasto, encina y afloramientos graníticos, «fue objeto de cultivo». Un factor éste que, decía, ha hecho que algunos enterramientos hayan sido ya alterados en mayor o menor medida.

La parte más visible de este despoblado, el «testigo», proseguía hablando el arqueólogo, sería la ermita o iglesia de Santo Domingo de Guzmán. «Tiene unas dimensiones destacables, es de parte rectangular, está orientada oeste-este, por lo que creemos que se puede tratar de la desaparecida ermita de Santo Domingo», exponía Cabrera, que informaba también de que en la actualidad sus paramentos se encuentran «recrecidos» y que ha sido utilizado como encerradero de ganado.

Para Cabrera resulta muy interesante el hecho de que en la zona de la cabecera se aprecia una «zona reservada» que podría corresponder al presbiterio y en su entorno «dibujado a través de los derrumbes, lo que bien podría ser el atrio de la iglesia o ermita».

A eso se suman «numerosas estructuras domésticas, habitacionales», que ahora tienen forma de túmulos por las ruinas de los edificios. «Se observan los paramentos y dibujan estructuras rectangulares con una, dos e incluso tres subdivisiones al interior», proseguía Cabrera, que respecto a los enterramientos mencionaba que se observan hasta ocho núcleos. «Con ese tipo de tumbas que llamamos del tipo visigodo. Son tumbas de lajas de granito, de planta rectangular, con orientación cristiana, oeste en la cabecera», describía, y recalcaba, eso sí, que en la actualidad no se puede certificar que sean visigodas. «Al menos son altomedievales», se aventuraba a anunciar el arqueólogo que confía en que los descubrimientos que se lleven a cabo en el despoblado de La Torrecilla sirvan para poder trasladar en un futuro la documentación que se obtenga en el Valle del Alberche a otros lugares donde se han llevado a cabo investigaciones como en Las Henrenes, en Cillán, o se están llevando ahora, como en La Coba, en San Juan del Olmo. «Y poder avanzar en el conocimiento de la Alta Edad Media en la provincia», concluía Cabrera.

Junto a él y Duque, por cierto, también asistió a la presentación de las excavaciones el alcalde de El Barraco, José María Manso, muy «agradecido» a la Diputación por la inversión que va a realizar en su término municipal.

DOS LLAMAMIENTOS
El diputado responsable el área de Cultura de la Diputación Provincial, Eduardo Duque, aprovechaba la presentación de la excavación para hacer un doble llamamiento, si bien uno no resultaba tan positivo como el otro.

Y es que según explicó el diputado, el despoblado de Santo Domingo de Guzmán es uno de los que ha sufrido un mayor «expolio en superficie». Por ese motivo, Duque recordaba con énfasis que acudir a un yacimiento con un detector de metales y con ánimo de llevarse a casa lo encontrado está considerado delito, por lo que pedía encarecidamente a la gente no realizar ese tipo de prácticas delictivas.

El segundo llamamiento, en cambio, tenía connotaciones más positivas, afortunadamente, y tenía que ver con las jornadas de puertas abiertas que la Diputación Provincial tiene pensado poner en marcha durante las excavaciones, con el fin de que tanto los vecinos de El Barraco y pueblos cercanos, como todo aquel que lo desee, pueda acercarse a conocer el trabajo de los arqueólogos. 'Arqueología en comunidad', lleva por nombre una iniciativa que ya se ha podido desarrollar en otro tipo de yacimientos y con la que, insistía Duque, se pretende implicar a la sociedad en el conocimiento del pasado del lugar en el que vive. «Queremos que la gente sea consciente del patrimonio cultural de sus municipios», subrayaba el diputado provincial.

Las catas del castillo de Montalbán aportan materiales desde el periodo íbero a las guerras carlistas

Termina el taller de empleo que ha realizado seis sondeos en la fortaleza turolense y en la que se han desenterrado materiales de un convento y una iglesia asociados a la fortaleza.
Los directores del taller de empleo, con responsables institucionales durante la visita a la cata arqueológica de la iglesia del castillo. FOTO: RUBÉN SÁEZ

Las seis catas realizadas en el castillo de Montalbán durante el desarrollo del taller de empleo Montalbán Perspectivas, que acaba de finalizar, han revelado el potencial arqueológico de los 5.000 metros cuadrados que ocupaba la fortaleza, de la que, en la superficie, apenas quedan restos. Las prospecciones han aportado materiales que van desde el periodo ibérico, en la Antigüedad, hasta las guerras carlistas, cuando la fortificación fue escenario de combates.

El arqueólogo Javier Ibáñez y el historiador Rubén Sáez, participantes en las excavaciones, han mostrado este viernes el resultado de las catas a distintos responsables institucionales, como el alcalde, Carlos Sánchez; el vicepresidente de la DPT, Alberto Izquierdo; el delegado territorial de la DGA, Benito Ros; y el subdelegado de Defensa, José Antonio Almela. Sáez ha explicado que los sondeos querían "abrir ventanas" que permitan conocer la importancia de los materiales enterrados. El resultado ha sido "magnífico", según el investigador.

Las excavaciones han permitido descubrir restos de las estancias del convento asociado al castillo, que fue la sede de la Encomienda de la Orden de Santiago, con jurisdicción sobre Aragón, Valencia y Cataluña. Una de las catas ha exhumado vestigios de suelos y paredes "de buena calidad" del monasterio. También han aflorado vestigios de la iglesia que formaba parte del mismo complejo en la Edad Media y que fue sustituida en el siglo XVIII por una ermita en su mismo emplazamiento.

Otro sondeo en los accesos a la fortificación ha desenterrado munición del periodo carlistas y también fragmentos de un cañón de bronce que reventó en el mismo periodo. La cata realizada en el antiguo cementerio aportó un cadáver que estaba boca abajo y maniatado que puede corresponder a una víctima de las guerras carlistas.

Rubén Sáez ha explicado que una de las principales referencias documentales para investigar las estructuras del castillo y del convento asociado es el informe del visitador de la Orden de Santiago del siglo XV.

El historiador explica que esta fortaleza, que figuró entre las más importantes del sur de Aragón, es actualmente una gran desconocida y hasta ahora no se había realizado ninguna investigación arqueológica para localizar restos sobre el terreno. Es un castillo "olvidado", según Rubén Sáez, a pesar de su potencial. Sáez se fija como prioridad para continuar con la ejecución del plan director la mejora de los accesos y la excavación de la iglesia, del siglo XIII y en la que reposan, según la documentación, los restos del hijo ilegítimo de Jaime I de Aragón, Pedro Fernández de Híjar, cuya tumba no ha sido localizada.

El taller de empleo, promovido por el Ayuntamiento y financiado por el Instituto Aragonés de Empleo, ha cualificado profesionalmente a un grupo de alumnos para su inserción en el mercado laboral.